viernes, 31 de marzo de 2017

Campeonato gallego y provincial de 10.000 m

El pasado sábado se disputaron en las pistas del campus universitario de Ourense los campeonatos gallego y provincial de 10.000 m, el campeonato gallego de milla en pista y el trofeo Aurum para categorías de menores. 


Hacía ya mucho tiempo que no tocaba la pista, no por falta de ganas sino más bien de competiciones. Esta era una buena oportunidad para regresar al tartán y, organizándolo mi club, prácticamente cita obligada.
Los 10.000 m son una prueba complicada, 25 vueltas a la pista. Normalmente se me daba bien, en relación a las pruebas de ruta, claro. Es muy mental, muy de saber regular el ritmo, leer la carrera, eso  que a mí se me daba bien. Luego no me acompañaban las piernas ni el motor, pero eso es otra historia. De todas formas el año pasado esta misma competición me salió bastante mal, a pesar de una situación de carrera en principio no muy desfavorable.
Este año la cosa estaba más complicada. Yo corría la serie B, como siempre, pero en la lista de salida casi todos partía con marca de inscripción de 35-36'. Creo que tenía la penúltima o antepenúltima marca (37'47") y nadie cercano de 38-39.
Y eso que al final metieron a las chicas con nosotros. Una pena, pero sólo hubo 3 inscritas en el campeonato gallego y juntaron su serie con la nuestra. Hay cosas que me resultan difíciles de comprender, sobre todo ahora que cada vez corren más chicas y hay un nivel medio cada vez más alto. Correr en la pista es toda una experiencia y muy recomendable para cualquier atleta, pero bueno. Al menos darle un aplauso a las 3 jabatas que corrieron, grandes ellas, se ganaron la medalla sin duda.

 

Nuestra carrera abría la competición a las 16:30. No me suelen ir bien las carreras de tarde y menos a esa hora, mi cuerpo me pide más siesta que actividad. Pero es lo que toca. Estar en la línea de salida con 25 vueltas por delante. Que Dios nos pille confesados.



Y al final la prueba tuvo un guión esperado. 19 participantes contando las chicas. Los rápidos salieron lentos y los "lentos" rápido. Grupo compacto desde el inicio a un ritmo demasiado acelerado para mí. Resultado: a los 100 metros ya voy corriendo solo. Desde ahí al final de la carrera, así las 25 vueltas.


Antes de la carrera ya tenía el rimo por vuelta calculado. A 1'32" el 400 sale un tiempo de 38'30", que tras el resultado de Porriño parecería un objetivo realista. Luego todo lo que se pudiera bajar de ahí bienvenido sea.



No tenía mucha fe en poder bajar de 38', quizás fuera lo que falló, quizás si hubiera creído me hubiera pegado a Chepi y podría haber hecho una carrera mejor. O quizás no, y me hubiera desfondado, o incluso ni hubiera acabado.


El caso es que decidí ir a ritmo desde el inicio, primera vuelta en 1'32", 2ª vuelta en 1'32". El grupo pasó la primera vuelta en 1'27". Ariana, la vencedora en categoría femenina, que más o menos anda por mis tiempos, hizo una carrera opuesta a la mía, saliendo con el grupo y al final acabó unos segundos por detrás. Germán Quiroga del Ourense también pagó el esfuerzo al final. Es complicado, si te quedas malo, si aguantas también.



Correr solo las 25 vueltas la verdad es que es un asco. Sobre todo cuando ves que poquito a poco se te empiezan a ir los tiempos.



Nunca tuve buenas sensaciones. Parecía que había transcurrido una eternidad y al pasar por meta aún te decían los jueces, 11 vueltas... que mazazo.  Albino creo que ya me había doblado, otros más también.



Se me hizo duro. Más o menos me intenté mantener en lo planificado pero del 1'32" inicial ya empecé a hacer las vueltas en 1'33" y 1'34". En la parte final de la carrera me iría hasta el 1'35", salvo las 2 últimas vueltas que espabilé un poco.



No tuvo más historia la carrera. Al final puesto 13º de esta serie B con un decepcionante tiempo de 39'11". Lejos incluso del 38'40" de Porriño. Supongo que era complicado en esas condiciones. Sólo me cabe pensar que todo suma y al final estamos ahí, acabando la carrera un año más, sin dejar que las ganas de abandonar triunfaran. Lástima que faltara la participación de alguien más del club para optar al podio del provincial.
Luego ya en la carrera de los buenos, pudimos presenciar un bonito mano a mano entre Diz y el "huracán bueno" Hurtado, gran final y un buen registro que le dio categoría al campeonato. La milla también estuvo chula de ver, creo que también debería haber más participación, hay buenos y buenas especialistas en Galicia. Luego oyes que la gente se queja de que no hay pruebas de pista y que las populares se lo llevan todo. Algo falla, y no creo que haya sólo un responsable. Sandra Mosquera ganó sin oposición, algo más de competencia tuvo Ivo Maseda pero se echaron de menos algunos nombres. Quizás en unos años este campeonato esté más consolidado, esperemos que sí.

Clasificaciones (completas aquí)
10.000 m campeonato
1º Manuel Hurtado Gimnástica Pontevedra 30:54
2º Rubén Diz  Gimnástica Pontevedra 31:02
3º Jorge Crespo SAR 31:10

serie B
Masculino
1º Albino Fernández C.A. Arenteiro 35:05
2º Julio Nóvoa C.A. Arenteiro 35:53
3º Breogán Gigirey C.D. San Paio 35:56

Femenino
1ª Ariana González S.A. do Tegra  39:12
2ª Blanca Labandeira Athletics  42:04
3ª Eva Teijeiro C.A. Narón 50:47

No hay comentarios: