martes, 21 de octubre de 2014

XIX Medio Maratón de Pontevedra

Otra prueba que va ganando popularidad con los años hasta convertirse ya en una de las grandes. La verdad es que da gusto correr en Pontevedra, sin duda la ciudad con más cultura deportiva de Galicia. Se celebran todos los años multitud de eventos, cortan las calles, nos meten por el casco histórico y demás y la gente siempre responde. Voluntarios y público de 10.


Las cosas han cambiado bastante desde la primera vez que corrí esta prueba, de aquella se iba hasta Marín con tráfico abierto y bastantes menos participantes (y muchos menos espectadores). Hoy sería impensable claro. La que se liaría.
Ahora el mundo de las carreras ha evolucionado hasta practicamente convertirse en objetos de consumo, la gente paga una inscripción y a cambio se le ofrece (y se exige) unos determinados servicios. No entro a juzgar si esta tendencia está bien o no, probablemente la comercialización tenga sus aspectos positivos y sus aspectos negativos. Respecto al boom de correr prefiero ver a la gente (cuanta más mejor) empleando su ocio en practicar deporte  que en hacer el cafre por ahí, eso está claro. Lo que me cuesta más asimilar es la aparición de tanto corredor "pro-pular". Entiendo que en el mundo en que vivimos la sociedad nos restringe mucho la capacidad de expresarnos y el deporte es una válvula de escape para mucha gente, pero creo que no se debería perder el norte en cuanto a que esto no es más que un juego. Cada uno puede tomárselo con la seriedad que desee pero ante todo debería ser una forma de disfrutar y no una vía para crear frustraciones y malos rollos. Ahí lo dejo, es solo una reflexión.
Bueno, el caso es que yo sabía lo que había, el tipo de carrera que era, al margen de la federación y con un recorrido que no estaba homologado, y decidí pagar la inscripción porque es una prueba bien organizada, me gusta Pontevedra, el ambiente, y a estas alturas del año me viene bien este tipo de distancias para ir construyendo base.
Por tanto, la idea era ir ahí a construir, no a quemar cartuchos, y porque yo correr 21 km solo a lo mejor lo hago, pero por mucho que disfrute de mis entrenamientos en solitario al final me aburro, así que prefiero aprovechar para rodar con compañía. Competitivamente el reto no me llama, ya la distancia no me atrae demasiado, y así una prueba multitudinaria aún menos. Filosofía participar y disfrutar de la fiesta si, como el que va a un concierto, nada más.
En la salida le decía a Pesca y a Pirri, voy rodar y hacer sobre 1h30', y sobre todo quitarme la sensación del año pasado que lo pasara fatal.
Este año el recorrido había cambiado, se darían 2 vueltas en vez de las 3 de ediciones anteriores, y se cambiaría el trazado pasando antes por el casco histórico. El perfil no variaría demasiado, ya era llano y ahora lo seguiría siendo. Sobre si es más rápido o no cuestión de gustos. De que es un trazado muy rápido no me cabe duda, de si tendría la distancia real ya tengo alguna más. De todas formas a mi no me importa.


La salida fue relativamente fluida, aunque tampoco estaba mal situado, pero vamos para la cantidad de gente que había pude empezar a correr bastante normal desde el principio. Ayudó que mucha gente saliera muy rápido.
La organización había dispuesto varias liebres con globos a diferentes ritmos. Habrá a quien le ayude pero a mi personalmente no me gustan nada ¿Razones? pues, entre otras cosas, porque alrededor de la liebre se suele formar un tapón de gente que quiere ir con él, riesgo de tropezones, el globo que molesta... A mí por lo menos me resulta muy incómodo pero ya digo que es una opinión muy personal.


Bueno pues el caso es que llevaba a la vista el globo de 1h30' como a 50 metros y ya me parecía que llevaba un ritmo bastante por debajo del indicado. Esto en parte me benefició porque pude correr a mi ritmo previsto sin tener que estar metido en el grupo y por otra parte, a esa distancia, la referencia me valía para situarme en carrera. De todas formas en esta primera vuelta y prácticamente en toda la carrera vas rodeado siempre de gente. Parte buena que quieras o no siempre tiran de ti, parte mala que hay que ir muy atento al riesgo de tropezar.
Como iba a rodar se me hizo todo muy ameno, disfrutando del ambiente y las calles con mucho público. Ritmo muy cómodo y muy buena mentalidad, toda la carrera muy centrado y sin un solo pensamiento negativo, ni cuanto queda ni voy mal ni voy bien.


Pasé el Km 5 en 21' pelados. El globo de la liebre iba bastante distanciado pero en realidad el ritmo era ese. Poquito a poco, manteniendo mi velocidad fui alcanzando la grupeta del globo. Antes de llegar a Monteporreiro, en torno al km 8 ya los había alcanzado.
No me quedaba otra que ir con ellos, primero porque era el tiempo que había previsto, segundo porque resultaba complicado adelantar al grupo y tercero porque tampoco me apetecía ir unos metros por delante y entrar en la dinámica de si te pillan, te sueltan o subes el ritmo para que no te alcancen.
Pasamos el Km 10 en 41'36" y empezamos la segunda vuelta.


El ritmo del grupo decreció y partir de ese momento comenzó una discusión a voz en grito entre algunos de los corredores que iban en el grupito y la liebre. La verdad es que no sé que es lo que pedían, si era porque había pasado más rápido de lo anunciado o si era porque ahora íbamos más lentos que el teórico 4'15" previsto. Supongo que tendrían razón, no seré yo quien se la quite pero a mí todos estos rollos me dan vergüenza. Como había venido a disfrutar y no a escuchar discutir pedí que me dejaran pasar, aceleré unos metros y me fui ya en solitario. No sabía si luego me iba volver a alcanzar el grupo o si pagaría el cambio de ritmo pero por lo menos por un rato iría más a gusto.



De fuerzas me seguía encontrando bastante bien. Podría tener la duda de si me llegaría el bajón a partir del km 14 o 15, al fin y al cabo apenas hice entrenamientos largos a pie desde mayo-junio. Hace 2 semanas hice un rodaje de 16 y el fin de semana pasado los 21 km de Riós, no sé si me daría tiempo suficiente a asimilarlo, esperaba que si.
Km 15 en 1h03', no había trazas de cansancio y mentalmente seguía con muy buena cabeza, centrado en el momento y disfrutando.



6 Km para acabar y poco que contar. Estuve tentado a apretar y sufrir un poco al final pero pensándolo en frío preferí ceñirme al plan previsto, hay que guardarse los cartuchos para cuando realmente importa.



Km 20 en torno a 1h24', apenas quedaba un tramito por los exteriores del centro de tecnificación y la vuelta interior al estadio. Me encanta esta línea de meta, que buenos recuerdos me trae, el europeo de triatlón, el mundial de du... Había bastante gente en la grada.





Al final 1h28'24", puesto 248º. 10" menos que la marca que tengo en medio maratón de la Vig-Bay 2007 (nunca corrí una media en serio salvo las primeras quizás) y todo ello sin despeinarme. De las carreras que más cómodas me han resultado. No me siento especialmente satisfecho porque no fue algo que buscara, no hubo un esfuerzo por mi parte. Me siento animado porque fue un entrenamiento que salió bien, que me hace pensar que esta temporada puedo subir un escalón más. Estoy en la categoría de veteranos pero me sigo viendo como un principiante porque veo que en muchas áreas tengo mucho margen de mejora (y ahora voy sabiendo como trabajarlo)
Nunca es tarde.


Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Robertas Geralavicius 1h07'25"
2º Manuel Hurtado 1h07'28"
3º Pablo Miguel García  1h08'22"

Femenina
1ª Leticia Fernández 1h20'17"
2ª Sara Pérez 1h24'20"
3ª Mela Penas 1h26'07"

Handbike
1º Kelo Do Breogán 54:30
2º Milagros López 54:37
3º Moncho Lorenzo 1h28'37"

martes, 14 de octubre de 2014

5º Medio Maratón de montaña de Riós

A estas alturas del año ya  hay que empezar a sumar kilómetros de cara a construir la base de la próxima temporada. El cross se aproxima y para irse preparando nada mejor que unos buenos pateos por el monte. 
Este fin de semana volví a Riós, a una carrera muy familiar y sencilla pero que está muy bien. 21 Km de pistas y trail poco técnico, Físicamente tiene su punto de exigencia porque como los desniveles no son muy elevados y no es técnica se puede hacer entera corriendo y a buen ritmo. Ya se sabe el dicho que lo que mata no es la bala sino la velocidad que lleva, aquí parecido.


Mi idea era la de hacer un entrenamiento disfrutando de los parajes de parte oriental de la provincia de Ourense. Tierra de buenas castañas y setas. Tenía muy claro que me lo iba tomar con calma desde el principio así que tocaba regular bien. Además llevaba unos días bastante cansado, no sé si no estaría incubando algo, o simplemente la llegada del otoño.

En familia. El perro también corrió.

Había estado lloviendo toda la noche y la predicción era que también lo haría a lo largo de la mañana, pero a la hora de la salida dejó de hacerlo y tenía pinta de aguantar. La temperatura no era mala, algo fresca, en torno a 12 o 13º, pero con aire frío en capas altas de la atmósfera podía cambiar en cualquier momento, así que decidí salir un poco abrigado, que en este tipo de carreras no es como si estuvieras en una pista que puedes abandonar y meterte en el vestuario cuando desees.
Me esperaba una baja participación porque el día anterior se celebrara una maratón de montaña cerca y la zona pilla a desmano a mucha gente, pero al final creo que hasta hubo más participantes que la pasada edición. A destacar que un par de ellos, Pablo y Castor corrieron el maratón (42 Km) el día anterior, menudo vicio.


Salida neutralizada hasta la línea de salida real y allí comienza la fiesta. Saturnino como siempre en cabeza y el resto detrás.


Por mi parte malas sensaciones de inicio, me encontraba como adormecido. Cierto es que la noche anterior había estado siguiendo el streaming del Ironman de Hawaii y no había dormido mucho, pero las sensaciones eran malas.
Esperaba que con el paso de los kilómetros me fuera encontrando mejor. Tampoco tenía que cundir el pánico. De peores hemos salido.
Los primeros kilómetros fui detrás de Javier que luego haría una gran remontada, luego encontré la compañía de Pepón y ya más adelante me quedé solo.


En general no me gustan las carreras multitudinarias pero en las de monte el petit comité lo encuentro una necesidad. Para disfrutar plenamente del recorrido, el paisaje y el terreno (y también escucharme a mi mismo, por qué no) necesito el silencio.
Creo que como animales que somos tenemos una necesidad, a veces de forma inconsciente, de contacto con la naturaleza.  Supongo que por eso lo de correr por el monte es tan adictivo, acaba conectando con unos instintos muy primitivos, muy básicos.

Preguntadle a él si no es así. Se hizo los 21 Km. a su ritmo y a su aire.

Aquí el paisaje está bastante transformado, la propia carrera tiene unos cuantos tramos que discurren sobre asfalto, pero aún así conserva cierta armonía y está todo lo suficientemente tranquilo como para evadirte.
Tras unos 40' de carrera me empecé a sentir algo más cómodo, al menos creo que logré interiorizar el ritmo. Me seguía sintiendo cansado y hasta me dolía un poco la cabeza pero el piloto automático estaba puesto y disfrutaba del recorrido. No sé por qué mecanismos neuronales me vino a la cabeza el tema 'Come as you are' de Nirvana. Creo que no lo he escuchado recientemente, donde va ya que murió Kurt, el tema debe ser de principios de los 90 pero por alguna razón me acordé y durante mi carrera en solitario lo iba tarareando así en bucle. No sé si os pasa a vosotros que la tomáis con alguna canción y luego estáis un buen rato con ella en la cabeza.


Come as you are, as you were, As I want you to be. As a friend, as a friend, as an old enemy. Take your time, hurry up... Supongo que acabé corriendo en la zona porque se me pasó todo enseguida y no recuerdo nada especial que destacar. Durante un rato coincidí con Iván pero luego tuve que parar dos veces a atarme las zapatillas en la bajada y en llano así que al final lo perdí de vista. Por cierto las zapatillas firmaron su última actuación, rajada de la tela en su unión son la suela sin posibilidad de coserla. Lástima porque de suela estaban bastante buenas pero el tejido no resultó muy resistente, adios Saucony peregrine.Ya tengo substitutas.




Conocer el recorrido me daba la ventaja a la hora de regular puesto que ya sabía lo que me quedaba. Había calculado hacer en torno a 2 horitas o un poquito más, visto el resultado de los últimos años.
Al final me vi en el camino paralelo a la autovía con un buen tiempo así que en el último kilómetro apreté un poco para bajar de las 2 horitas. Sorprendentemente al aumentar el ritmo me encontré mucho mejor de sensaciones y acabé con bastante energía. 
Llegué a meta con 1h58'11" (19º creo) que para ser 21 Km por pistas y en el plan que iba, no está nada mal. Más de 8' mejor que el año pasado, aunque el año pasado tuvo más mérito acabar con las rozaduras que me hiciera en un pie durante los primeros kilómetros. aún recuerdo el calvario.
Este próximo fin de semana tengo otra media, esta de asfalto. sin grandes pretensiones, tan solo seguir sumando.

Clasificaciones 
Masculina
1º Saturnino González  1:37:10
2º Damián Vega
3º Adolfo Garrido

Femenina
1ª  Cristina Rodríguez 2:00:11

Fotos: Erik, Pablo

miércoles, 8 de octubre de 2014

Carreira Urbana Festas do Cristo y Triatlón de Pontenafonso

Las cosas buenas muchas veces vienen a pares. Este fin de semana dos buenas competiciones, el viernes por la tarde la (casi) milla de Porriño. Recorrido por el centro del casco urbano con mucho ambiente, como casi todo lo que organizan en Porriño.
El año pasado corrimos bajo un diluvio pero este año tocó un buen día. Había pruebas para todas las categorías, yo corrí la (casi)milla popular y luego se disputaría la élite.
En la milla popular éramos bastantes participantes y la salida se quedaba algo pequeña. El recorrido además era ida y vuelta (2 vueltas) con lo cual tenía su peligro, especialmente en los giros. Era importante situarse bien ya desde la salida.


Sobra decir como son estas carreras, a tope desde la salida y más teniendo un punto de giro a pocos cientos de metros. Puro rock&roll. 


Algún empujón inevitable al inicio pero sin consecuencias. Más o menos conseguí hacerme un hueco hasta llegar al giro. 
Luego latigazo y recta a tope ¡Como corre la gente!



La historia se repite. Nuevo punto de giro y latigazo camino de completar la primera vuelta. Muy rápido todo. A partir de ese momento tocaría sufrir.



En la segunda vuelta el camino estaría más despejado y correría más cómodo aunque las piernas ya empezaran a quejarse. Creo que al final, en esta segunda vuelta, gané más puestos de los que perdí aunque  de nuevo me faltó el sprint en el final. Con algo más de entrenamiento hubiera bajado un par de segundos.



Cruzo la línea de meta con tiempo irreal, sobre 5'04". Aunque tuviera menos giros imposible bajar 18" de una semana para otra. Al recorrido le faltaban metros.
De todas formas puesto 24º creo, no está nada mal. Buenas sensaciones de cara a la nueva temporada. Me gusta esta distancia.

Fotos: Safarstudio

Ya el sábado tocó volver al triatlón. Este año no me prodigué demasiado y este, que cerraba el año en cuanto a tris, era únicamente el 4º que disputaba. He perdido bastante el interés por múltiples causas pero ¿sabéis que? el sábado volví disfrutar del triatlón como hace ya bastante tiempo que no hacía. Genial Pontenafonso.
Ya lo había corrido el año pasado así que conocía el recorrido. También lo bien que trataba la organización a todos los participantes. Este año se han vuelto superar, pese a que por desencuentros con la fegatri al final la prueba no fue federada, fue de las mejores que he corrido, por ambiente, por público, por participación y por todos los detalles.
Y eso que con el día que estaba no me apetecía demasiado ir. Cuando llegué a la altura de Santiago arrollaba ¡Vaya tarde nos esperaba!

Una vez allí, ya sin lluvia, recogí el dorsal, metí la bici en boxes, me enfundé el neopreno y a probar el agua...
Bueno, metí el pie en la zona de la rampa y estaba helada, y ya no me metí más. Para enfriarme ya tendría tiempo.
Mientras esperábamos a la salida comenzó a llover de nuevo. Que mal pintaba todo. Seguro que salgo del agua helado y luego coger la bici bajo la lluvia...- me decía.
La salida se dio desde el pantalán, con todos en el agua. Me daba pereza meterme y luego aún nos tuvieron un tiempo parados. Se congelaba uno. No sé como aguantaban los que iban sin neopreno, que eran pocos, pero alguno había, la segunda chica por ejemplo, una valeinte.
Por fin se da la salida. La primera "boya"-banderola (estas si que se veían bien) justo enfrente, a unos 100 m o así. Pensaba que iba haber muchos golpes así que me abrí bastante y pude nadar de forma muy limpia. 


El circuito de natación era en la desembocadura del río Tambre, fácil orientación, sin olas, pero con fuertes corrientes.


Enfilo el camino a la segunda boya intentando pegarme a la orilla pero estaba demasiado turbia el agua y me fui más hacia dentro. De todas formas era increíble lo turbia que estaba, no veía ni mi mano al introducirla en el agua. Eso sí, aquí de temperatura estaba mucho mejor.
Doblo a siguiente boya que era una barca y al hacerlo la barca se mueve por la corriente y nos cierra el paso. Casi nos quedamos en un punto que no avanzábamos.
Hasta entonces creo que estaba nadando bastante bien. Por lo menos antes de meterme al agua intenté visualizar la técnica, que creo que es el problema que estoy teniendo este año nadando en aguas abiertas. Se me mete en la cabeza que voy nadar mal y al final ya se sabe que acabas siendo lo que piensas que eres.


Así que hasta entonces la idea que tenía era que estaba nadando bastante bien para mi nivel. Luego ya en la última parte perdí algo la concentración. Entre la corriente y que me iban tocando los pies me agobié un poco.


Por fin nos ponemos de pie y vamos hacia la rampa para coger las bicis.




La alfombrilla del chip estaba después de la transición así que el tiempo exacto de la natación no lo sé. Con la transición fueron 17'57" pero la transición fue muy mala porque todos los que salieron conmigo del agua se fueron antes que yo.
Parcial 70º tras la transición.
Tocaba la bici. Al menos no llovía aunque estaba la carretera mojada. El circuito no es demasiado peligroso salvo la pequeña bajada que enlaza con el puente de la carretera.
El recorrido es a 4 vueltas pero la verdad es que me gusta, al ser vueltas circulares y no el típico circuito ida-vuelta entre 2 rotondas se hace mucho más ameno. 


Al principio se empieza subiendo pero luego el recorrido es muy favorable. Se hace todo en plato.
No me funciona el cuentakilómetros así que toda la bici la hice por sensaciones, además mayoritariamente en solitario. Tenía alguna referencia a la que más o menos le iba manteniendo la distancia pero los ratos de ir en grupo fueron escasos.


Como no la estoy entrenando no esperaba hacer gran cosa pero al final no fue del todo mal. El año pasado se me saliera la cadena y me hiciera perder mucho tiempo al tener que sacar la rueda trasera. Este año estando peor en bici me salió un tiempo bastante mejor, 39'35". Parcial 67º a  30,33 Km/h
Pues no está nada mal, y lo mejor es que la he disfrutado. Con mucha más confianza que hace un par de semanas en Porriño.
Tras este segundo sector marchaba 71º, en términos globales había perdido un puesto en la bici pero ahora llegaba la carrera a pie que se supone que es lo mío.



4 vueltas de alrededor de 1300 metros con mucha gente animando, entre ellos 2 cracks del atletismo como son Pedro Nimo y Lolo Penas.


De primeras me noté un tanto cansado, no tenía buenas piernas pero pude ponerme un ritmo crucero y cubrir la distancia sin sufrir demasiado. La verdad es que había venido a disfrutar y eso era lo que pretendía. Un buen entrenamiento sin importarme demasiado si hacía mejor o peor tiempo.


No sé si fui de menos a más pero al menos creo que el ritmo lo pude mantener a lo largo de las vueltas.


22'37", parcial 39º. Muy fácil
Cruzo la línea de meta en 1h20'08", puesto 60º. Peor tiempo que el año pasado pero en esta edición la natación fue más complicada, el año pasado había salido del agua en 13'.
Independientemente de todo esto disfruté mucho de la carrera. Muy buen rollo entre todo el mundo y genial la gente animando desde el primero al último en cruzar la línea de meta.
Tras la carrera pues mejor aún, pinchos, empanadas para todos y aún encima en la entrega de premios a mí me tocó un regalito de Trinity por llegar 60º.
Solamente me resta dar las gracias a toda la organización por mantener viva esta prueba, dedicada además a la memoria de Michel, el chico que introdujo el deporte en la zona  y el primer organizador de este triatlón. Se nota cuando las cosas se hacen por amor al deporte, no hay color. Siempre que pueda volveré a Pontenafonso.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Sergio García Arcade Inforhouse 1:02:27
2º Alexandre Rodríguez Triatlón Morrazo 1:04:05
3º Miki Acosta Fluvial Lugo 1:04:19

Femenina
1ª Marta Barbeito A.D. Fogar 1:17:14
2ª Sabela Pensado  1:17:31
3ª Sonia Roca Nosportlimit  1:24:16

Equipos relevos masc
1º Los ángeles de Michel 1:01:12
2º Vai parda racing team 1:02:13
3º Natación Ribeira 1:02:59

Equipos relevos mixtos
1º Ponte trail  1:09:10
2º Poio Miixto 1:13:25
3º Os Xoaniñas 1:16:50

Fotos: Rubén Hermida

martes, 30 de septiembre de 2014

Campeonato gallego de milla en ruta y Carreira do Campus (CxO)

Este fin de semana volví a tener una doble cita. El sábado se disputaba en Marín el campeonato gallego de milla en ruta, el último campeonato gallego para mí de la temporada atlética 2003/2014 (según calendario, porque en realidad ya podría decirse que estoy en la temporada 2014/2015) 
Llegaba pues no muy rodado, con poco kilometraje encima tras el parón de julio y los problemas del piramidal, pero en las últimas competiciones no me había encontrado nada mal y la distancia la verdad es que me gusta.
A la vista de la inscripción poco tenía que hacer en la categoría M35, así que posibilidades de chapa poquitas pero tendría que hacer honor a mi actual bronce en 1500 m de pista cubierta :-) Nada, ¡que había que darlo todo!
Marín estaba en fiestas así que moverse con el coche fue un poco complicado, aparqué por donde pude. Mucho ambiente por las calles y mucho público en la milla. El circuito constaba de una recta de unos 200 metros con un par de giros un tanto incómodos a cada lado. En total había que dar 4 vueltas de 400 metros así que 8 giros. Eso sí, completamente llano y muy vistoso para el público.
Estuve calentando con mi buen amigo y recién llegado a la categoría Alberto.
Durante toda la tarde se disputaron carreras de diversas categorías, la nuestra agrupaba a los veteranos masculinos de las categorías M35. M40 y M45. No había nada que los diferenciara en el dorsal así que los que buscaban medallas tenían que calcular a ojo. Yo los que conocía ya sabía que andaban más que yo, por lo menos tres M35. Luego también estaba un ilustre, Daniel de la Torre, M45, que llegó en su día a ser atleta internacional.


Tras la presentación, suena el disparo de salida y es Alberto el que pasa a marcar el ritmo. Mi idea es aguantar arriba lo más que pueda. nunca se sabe lo que puede pasar, se puede retirar alguien, puede haber una caída o lo que sea. En estas distancias tampoco puedes especular.
Primera vuelta  y voy bien situado en el grupo. me tengo que comer los giros por el interior y se me hacen muy incómodos pero de momento aguanto. Como me gustan estas distancias. Con el corazón a 100 desde el principio. Puro rock&roll :-D


Comienza la segunda vuelta y me veo corriendo al lado de Daniel de la Torre, que honor.
2º paso por meta y sigo con los de cabeza. Alberto sigue marcando el ritmo. Ritmo suicida para mí pero cuanto más lejos llegue mejor.
Quedan 600 metros. en el latigazo que sigue al giro me quedo ya definitivamente del grupo. Hasta aquí he llegado, ahora toca ya sufrir.
Toque de campana, me adelanta Cabado. La última vuelta ya me sobra. En la contrarecta pierdo más plazas y una última ya muy cerca de meta. Estaba fundido.
Entro de 12º de la clasificación conjunta (18 corredores) y 7º M35, 5'22". Al menos mejoro en 7" mi marca personal en una milla homologada, lo cual es para estar satisfecho.

Clasificaciones (completas aquí)
Milla categorías M35-M40-M45
1º Diego González  Pinarium  5:01
2º Abel Barros  Moraña 5:02
3º Alberto Asensio  ADAS Barco 5:03

Despues de nuestra carrera a soltar un poco las piernas y a ver el espectáculo de las 2 millas élite. Muy buenas carreras y victorias para 2 grandes atletas, Solange Pereira en chicas y Víctor Riobó en chicos.

Al día siguiente tocaba otra carrera del circuito correndo por Ourense. Esta además era la que organizaba mi club de atletismo así que tocó ir antes a echar una mano aunque poco trabajo hubo que hacer, algún dorsal que repartir y poco más.
Aunque ya dije que no tenía pensado completar el circuito si iba correr esta carrera. Muchas ganas no es que tuviera, me encontraba realmente cansado, supongo que debido a la milla del día anterior. Parece mentira que una distancia tan corta me hubiera dejado así pero puede suceder cuando lo das todo. Psicológicamente después de estar centrado al 100% en la milla, tampoco me encontraba con ganas de exprimirme en una prueba donde no me jugaba nada.
Bueno, eso de no tener ganas, estar cansado y demás, es ya tema habitual de conversación durante los calentamientos. Luego suena el disparo y salimos como fuegos jeje



Y esta vez el disparo creo que nos pilló a casi todos por sorpresa. Fue un poco así, sin avisar.
A mi me cogió delante y estuve durante toda la vuelta a la pista de atletismo dejándome caer para encontrar mi sitio.
Cuando salimos por fin a la calle ya me encontré con las referencias habituales; Rubén, Javier, Pablo, Domingo...



La pulsera no hace al corredor :-)

No me sentía muy cómodo pero esperaba que fuese pasajero. A veces al cuerpo le cuesta empezar y luego va cogiendo ritmo.



Claro que había olvidado lo traicionera que es esta carrera. La cuesta del final de la primera vuelta ya me puso en su sitio. No había fuerzas ni ganas de sufrir.


Se encendió la lucecita roja. En la segunda vuelta perdí bastante puestos y la verdad es que me apetecía que acabara de una vez. Falta de concentración, de motivación. Sin duda el ritmo de la primera vuelta fue un error.



Cuando se mira para el suelo malo...


Cuando se mira para atrás peor.


La última cuesta es matadora.
Entrada al estadio de atletismo y recta final. Se acabó, trámite cumplido.
Pese a las sensaciones y al hundimento de la segunda vuelta el tiempo está en la línea del año pasado, un poquito mejor, 25'21" y 40º. Esto me lleva al top-10 de los veteranos A del circuito y al puesto 24º de la general pero ya dije que a la próxima carrera no tengo pensado acudir y como ya falté a otra me quedaré sin puntuar.
Lo mejor de la prueba fue poder soltar luego por el campo de rugby sin las zapatillas. No es tan placentero como el césped natural pero bueno, trotar descalzo sobre césped es una de las sensaciones que más me gustan.



Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Javier Paredes Gimnástica Pontevedra  20:54
2º Jorge Silva Ourense Atl. 21:06
3º Luis Iglesias Atl. Arenteiro  21:24

Femenina
1ª Ana Ocampo  Ourenrunning  27:14
2ª María Ferreiro  27:29
3ª Lucía Piñeiro  28:33

Fotos: Óscar, Erik 1, 2, Pablo