martes, 23 de junio de 2015

Ourense Termal Athletics Meeting & Campeonato de España de acuatlón

Fin de semana completo. El sábado mi club de atletismo organizaba la tercera edición del encuentro de pista que se celebra por las fiestas de Ourense, ahora rebautizado como Ourense Termal. Poquito a poco va creciendo y se va haciendo un hueco en el calendario. Este año tuvimos que soportar un calor tremendo, ya la ciudad es una sartén y estas pistas sin sombra más, pero a cambio pudimos ver muy buenas actuaciones y unas marcas de mucho nivel en pruebas de velocidad.
Estuvimos currando en la pista desde antes de las 9 de la mañana, haciendo todo el montaje, aunque ya se había trabajado también los días previos. A las 11 dio comienzo la jornada de mañana con pruebas para menores fundamentalmente. Había también un 3000 absoluto al que me había apuntado por si no entraba en el 800 pero que al final desistí de correr. Quizás hubiera sido mejor porque era a primera hora, hubiera quedado libre y la serie no era mala, pero tenía miedo de que correr el 3 con clavos me cargara demasiado para el día siguiente, más a la vista del tiempo que llevo sin tocar la pista.
La mañana transcurrió sin contratiempos salvo que acabamos un poco tarde. Cuando llegamos a comer, pasadas las 3 no había mesa y tuvimos que comer en la barra. Eso sí, la comida muy buena. Yo ahora soy más de platos vegetarianos pero hay que reconocer que estaba muy rica. El local se llama Cocote y está en Dr. Temes. Si algún día tenéis que comer por la zona lo recomiendo, relación calidad/precio de lo mejor que he visto. El pero es que yo tenía que correr a la tarde y los dos platos eran de los que no digiero demasiado bien, la lechuga de la ensalada siempre me repite y la pasta de ordinario no la tolero tampoco demasiado bien.
La jornada de tarde comenzó con un calor insoportable. Tanto que cuando llegamos a la pista había unos críos bañándose en la ría de los obstáculos :-D 
La primera prueba eran los 400 vallas, primero de chicos con una buena marca de Carlos Moro y mi colega Cabado haciendo creo récord gallego de su categoría, y luego de chicas donde Claudia Rojo se quedó a un nada de la mínima que buscaba. Muy buena esta chica, no sólo es un portento a nivel físico sino que se la ve muy centrada, muy equilibrada y eso que es muy joven. Y esto lo digo porque sufrió como el resto de chicas de la serie los problemas de una pistola que no funcionaba y varios intentos de salida sin éxito. Creo que sin duda le afectó a la carrera pero no le oí una mala palabra ni un mal gesto, Si tiene algo de suerte y le respetan las lesiones llegará lejos. 
La siguiente prueba eran las series de 100 m y nos dejaron nada menos que un récord gallego, Nunca antes un gallego había corrido tan rápido, 10,54", registro de Denis Galán. Muy emocionante.
Entre tanto ya había llegado la hora de cambiar de rol y disfrazarme de atleta. En media hora corría mi 800, a ver si me contagiaba de las buenas vibraciones de la pista. 
El sol pegaba muy fuerte y el calor era insoportable, pese a los intentos de regar la pista. El interior es de césped artificial y quemaba. Daba hasta pereza trotar para calentar y apetecía más la sombra que otra cosa. Por suerte un 800 no es un 10.000 así que el calor tampoco afecta demasiado a la hora de correr, quizás hasta ayude. Pero el caso es que no hacía más que beber, el agua ya estaba caliente aún a la sombra y seguía teniendo la boca seca.
Paso por cámara de llamadas y me confirman la serie, la 3ª que es la de los lentos. La primera se ganó con 1'55".
Dado que no he parado en todo el día dudo que me salga un gran registro pero aún así quiero formar parte de este meeting. Serie con 8 participantes, se cae Ángel del Burgas que se lesiona en el calentamiento.
Suena el disparo. A la llegada a la calle libre soy el último pero supero a Alejandro y me sitúo prácticamente a la par de Julián. Por delante tira Enrique que está en otro nivel, marcas por debajo de 2'10" son inalcanzables para mí de momento
Primera vuelta. Suena la campana cuando llevamos 1'05"-1'06", demasiado rápido. La referencia era Domingo pero nos saca unos cuantos metros. Intento seguir a Julián.


Los últimos 200 metros de un 800 son la muerte. La lechuga quiere salir del estómago, las piernas no responden. El gesto se descompone, Parezco Paula Radcliffe. La recta creo que hasta la corro con los ojos cerrados.




No di más de mí, 2'20.44", 7º de la serie. Las circunstancias no eran las mejores, quizás no esté tan mal. En el 8 me cuesta mucho mejorar, hace 2 años que hice mi marca de 2'18", el año pasado casi la igualo, unas centésimas más, estando muy bien de forma. Creo que puedo bajar hasta 2'15" o así pero veo muy lejos correr por debajo de 2'10". Es demasiado corta para mí que no soy muy explosivo pero seguiré intentándolo.

Clasificaciones (completas aquí)
Final C 800 m
1º Enrique Pulido  Ourense Atl. 2:08.19
2º Jose Benito Salgado C.A. Santiago 2:09:11
3º Jose Manuel Fernández Verxel  2:09:35
Tras la carrera (que corres poco más de 2' pero te pasas 10 o 15' recuperando el aliento y 30' tosiendo) volví a cambiar de rol y seguí con mis labores de voluntario, quitar vallas, trasladar los tacos de salida, mover los obstáculos y demás.

Sosteniendo la publi

Mientras tanto seguían sucediéndose las pruebas, espectaculares los 1500 y los siempre vistosos obstáculos. Cada vez que veo esa prueba me parece durísma. Triple salto, altura, pértiga, peso...actuaciones fantásticas. Lo malo para el espectador es que resultaba insoportable el sol que pegaba. A partir de las 8 se empezaba a estar bien y la gente que estaba refugiada a la sombra bajó a la grada.
Una vez acabada la jornada aún tocaba recoger. Cómo tenía que madrugar al día siguente me acabé yendo a las 23:45 pero mis compañeros aún quedaban. Palizón de día.
Llegué a casa pasadas las 12 de la noche, cené a las 12 y media, preparé la mochila para el día siguiente y acabé acostándome casi a las 2 de la mañana con las piernas en alto porque ni las sentía.
Ente eso y el calor que hacía dormí mal. A las 7:30 sonó el despertador . Tocaba poner rumbo a Pontevedra.
Llegué allí con tiempo para aparcar con calma y hasta ver parte de la prueba junior de chicas. Sobre las 10 me encontré a MAE a la que le había pedido que me recogiera el dorsal ya que sólo los daban viernes y sábado.
Estuve con MAE y con Chema hasta la hora de la salida, dejamos las zapatillas en boxes y las mochilas en el guardarropa. Nuestro grupo de edad salía a las 11:18 (mayores de 35), 3' antes lo hacían los grupos de edad hasta 35 años y 3' después de nosotros las chicas, pero a las 11 había que pasar por cámara de llamadas.


Aunque había alguna cara conocida como Carlos Prieto, el entrenador de Javi, Luis Vila, Agustín Rios o el superveterano Manuel Cruces, la mayoría de la gente era de fuera. A mí es también un poco lo que me mola de un campeonato de España en grupos de edad, no tanto que sea un campeonato sino el ambiente que se crea y que haya gente de todas partes. Es lo que mereció la pena del acuatlón, son esos momentos los que dan por bien empleados los 20 eurazos de la inscripción.
Me gustó mucho este formato de nadar-correr. Antes la verdad es que el acuatlón no resultaba para nada de mi interés, había participado en un campeonato gallego porque fuera con los chavales de la escuela y no me gustara demasiado, la transición entre un 2500 corriendo a tope y ponerse a nadar me parece horrible, pero esto está bien. A ver si se organizan más así.
Antes de la salida pudimos probar un ratillo el agua, había zonas más frescas que otras pero la temperatura estaba bastante bien, 20,1º para los élite neopreno prohibido. En nuestro caso se permitía y ya que todo el mundo lo llevaba no iba ser menos. Además soy friolero.  
Salida desde el agua. La marea está bajando y la corriente viene en contra. Es mejor ir pegado a la orilla pero el grueso de la gente se sitúa allí así que me voy un poco más hacia el interior. No me apetece llevar golpes.
Y mis deseos se hicieron realidad pero no me imaginaba que de forma tan inmediata. suena la bocina y a los 50 metros me quedo sólo y descolgado. Madre mía como nada la gente. Ni en el campeonato de Europa me pasara algo así, aunque de aquella yo nadaba mejor, al menos hubo un par de portugueses que se quedaron también atrás.
Oye pues son 1000 metros, no es para tomárselo con calma pero tampoco hay por qué apurarse tanto.
Antes de salir me encontraba cansado pero en el agua no lo noté. Me puse mi ritmo y como no había muchas dificultades en cuanto a orientación me dije que ya llegaría y que disfrutara del momento. Por lo menos fue una natación limpísima.
A mi me parecía que no estaba nadando tan mal pero al único que veía al lado era al sr. Cruces en un momento que se puso a mirar para atrás. El resto estaban a tomar por...
Antes de llegar a la primera boya ya me dieron alcance las primeras chicas. Teniendo en cuenta que estaba Esther Valiño podría decirse que me lo esperaba.
La vuelta fue más cómoda y con la corriente a favor se me hizo rápida. Me pasaron unas cuantas chicas pero tampoco vi que nadaran muchísimo más rápido que yo. Vamos que prácticamente les mantenía la distancia.
Salgo del agua en 19'51", puesto 15º de mi grupo de edad, penúltimo. No es un gran tiempo pero antes de empezar confiaba al menos en bajar de 20' y eso si he conseguido. Detrás mía salieron sólo 5 chicos pero para nadar un día a la semana no me quejo, no creo que muchos de los participantes naden menos que yo. 
Tocaba afrontar una larguísima transición. No tuve problemas para encontrar mi cesta porque mis zapatillas eran de las pocas que  quedaban.
Como en Porriño me hicieron tanto daño las Asics viejas que llevaba me traje las Brooks con unas gomas. Casi me hubiera merecido la pena pararme a atarlas, no me daban entrado.
En fin.. que desastre. Casi 2' y medio transicionando. Al final salgo a correr. 5 km por delante y 2 vueltas. Un circuito bastante llano y de lo más animado.
Correr me cuesta algo más de lo esperado. Sensaciones más de triatlón que de carrera. Igual es el cansancio de ayer. Lo intento y voy adelantando gente pero todo son chicas, chicos no alcanzo a ninguno. Alguno si me dobla a mí al final de esta primera vuelta.
En la segunda vuelta si remonto un par de puestos pero no eran de mi grupo. Me acerco mucho a un chico  con el mono del triatlón Europa y pienso que será el próximo al que adelante pero en el desvío ya para meta me da el bajón y lo dejo. Luego descubriría que era de mi grupo y era el penúltimo. si lo hubiera sabido creo que habría echado los higadillos para evitar esa última plaza y quizás esos 4" los hubiera recuperado pero no lo sabía y no tenía ganas de sufrir demasiado.
Bueno, al final 42'55", 16º y último de mi grupo de edad de 35 a 39. Jo, llevo 2 campeonatos de España en Pontevedra haciendo de farolilo rojo de mi grupo de edad, el de duatlón y este. De todas formas contento y satisfecho. cierto es que la carrera a pie no fue muy allá, 20'41" es un mal tiempo para mí pero bueno, no eran las circunstancias idóneas. 13º parcial.
Ya digo, no quedé descontento. El ambiente, la experiencia y poder ver a amigos que no ves todos los días merece la pena. Además la gente de Pontevedra nunca defrauda.

Clasificaciones (completas aquí)
M35-39
1º Agustín Rios  C.T. Morrazo 33:21
2º Miguel Daporta Olímpico Vedra  33:58
3º Jose Miguel Herrero IMD Segovia 34:21

martes, 16 de junio de 2015

IX Subida a Rocas - Eirado. Cto. Gallego y de España de montaña

Llegó el 14 de junio y era un día que tenía marcado en el calendario de competiciones, si bien por otros motivos diferentes a los que acabaron siendo. En octubre pasado había planificado la temporada invernal con el cross más el gallego de veteranos de pista cubierta. y la de primavera con el gallego de veteranos al aire libre más el Aviaman, como competiciones estrella. La primera parte la cumplí, aunque con no demasiado éxito. La segunda parte... en Marzo me di cuenta de que no me sentía con ánimos ni fuerzas para entrenar triatlón y lo dejé (de aquella manera como pudisteis ver) así que el Aviaman (enhorabuena por cierto a todos los que participásteis) quedó descartado. Ir sin entrenar sería una temeridad y sólo serviría para estropear un buen recuerdo. Además el mismo día se celebraba la subida a Rocas - O Eirado en Esgos, carrera que me gusta mucho y a la que ya había acudido en otras ocasiones, con el aliciente este año de ser campeonato de España por la RFEA.
El gallego de veteranos seguía marcado como objetivo hasta que movieron la fecha y lo hicieron coincidir con Esgos. A pesar de que la pista me gusta también y que, de haber ido al campeonato de veteranos, tendría posibilidades de hacer podio (en mi categoría en 10000 m participaron sólo 3 por ejemplo, los tiempos de medalla en 1500 y 5000 también estaban a mi alcance) preferí ir al de montaña. Que mejor medalla que el ambiente y las vistas desde la cima.


Tenía además el aliciente de intentar mejorar mi marca de 2010, 1h15', que no iba ser fácil y que suponía un buen reto. Aquel año corriera unos cuantos trails, entrenaba algo la bici que me daba bastante fuerza e hiciera bastantes sesiones de subidas por el monte. 
Cómo fue un objetivo improvisado a mediados de temporada, casi justo después de acabar el BTTrail de O Grove, adapté sobre la marcha una planificación de competiciones para intentar llegar de forma aceptable a la cita. Así hice el minitrail de Pozo do Demo, el de Peroxa y la carrera de Sandiás, que aunque era de asfalto tenía una buena subida.
Total que me presenté en la línea de salida de Esgos motivado y con ganas de darlo todo.
En los días previos hubo bastante polémica por el recorte del kilometraje de la carrera femenina que de los 13 Km pasó a 8. No voy ahondar en el tema, mi opinión ya la expuse aquí. Lo que si es que me hubiera gustado compartir salida y carrera con las chicas de los campeonatos, y también me parece una pena que las chicas que vinieron de fuera se perdieran el tramo más bonito de la prueba. Pero bueno, ojalá si un año repite Esgos como campeonato de España, por aquel entonces hombres y mujeres ya corran las mismas distancias.

El tiempo e presentó algo inestable en la mañana del domingo. Algo de lluvia a ratos y predicciones que apuntaban a la posibilidad de tormentas. Cómo la prueba sube hasta más de 1100 m de altitud surgía la duda sobre que ropa llevar. Un año nos pilló arriba una granizada y casi nos deja tiesos, pero si vas demasiado abrigado te puedes ahogar por el camino. Además había mucha humedad. Los manguitos eran una buena solución, los llevé recogidos a la espera de lo que encontraríamos en cotas más altas.
Al final no quedó mala mañana y las condiciones arriba fueron bastante benignas. Salvo algunos tramos del inicio donde la roca estaba mojada y las zapatillas patinaban bastante, el resto estaba excelente.
A las 11 se dio la salida, 13 km por delante y más de 700 metros de ascensión.


No es una prueba nada técnica ni tiene apenas descensos, pero lo poco que tiene es al inicio y como la gente va muy junta es un poco complicado porque te tienes que fijar por donde pisas. Antes del primer kilómetro ya vi algún retirado por torcedura del tobillo. Mejor tomárselo con calma. Además con la piedra húmeda era fácil resbalar.
De todas formas esta parte es muy bonita. Un camino de los de antes entre carballos que nos conduciría hasta el monasterio de San Pedro de Rocas, primera meta volante de la carrera.
Me estrategia fue bastante conservadora de inicio, quería llegar con fuerzas a la parte final.
Por la meta volante  (Km 3,35) pasé en 18'30". Mirando las clasificaciones, nadie que pasara después que yo por aquí llegó antes a meta, así que podría decirse que fue una carrera de menos a más, ganando siempre posiciones a medida que transcurrían los kilómetros. Prácticamente hice la misma carrera que Nikanor del Maceda, 2" nos separaron en Rocas, 2" nos separaron en meta.
Esta parte del recorrido siempre me gustó y se deja correr bastante bien, no son subidas extremas, el entorno es muy bonito y la verdad es que lo disfruté bastante.
En el km 5 llegamos a Arcos desde donde tomaron la salida las chicas de los campeonatos. Otras decidieron correr la prueba entera como populares. Pasé por ahí con casi 32' desde que sonara el pistoletazo de salida, quedaban sobre 7,5 Km y a mí no me salían las cuentas. Aproveché el terreno de dar zapatilla antes de enlazar de nuevo con la subida.
Del 6 al 9 el perfil es bastante liviano y, quitando ciertos tramos puntuales, se hace bastante rápido, con algún tramo de pista de tierra para volar, parciales por debajo de los 5'/Km así lo indican.
Antes de llegar a la ermita de la Virxe do Monte (Km 9,3 según la web de la prueba pero sobre el terreno me pareció más adelante) había que superar una última cuesta que si que resultaba bastante dura. No recuerdo si me puse a caminar en algún punto, pero si no fue así poco le faltó. Así como en las cuestas de desnivel moderado me sentía bastante bien, con estas de más pendiente si me notaba falto de fuerza.
La segunda meta volante la crucé en 53'19". La meta ya no estaba lejos pero restaba la parte más dura.
Tenía 21' para acabar la prueba si quería bajar de 1h15' y mucho me temía que iba resultar insuficiente. 



Aproveché el terreno del 10 al 11 para apretar, 5'30" ese kilómetro, pero resultó demasiado esfuerzo para tan poca recompensa. Me acabé vaciando y en el siguiente kilómetro las piernas ya no me iban pero tiraba de voluntad y cabezonería. Los últimos cortafuegos me resultaron durísimos, y eso que el terreno estaba bastante bien. En 2010 los subí corriendo, esta vez andando con las manos en las rodillas.





Entré en el último kilómetro cuando el reloj se aproximaba a la hora y 10 minutos. Ya era imposible bajar el tiempo, este kilómetro me iba llevar seguro más de 5'. Ahora ya sólo se trataba de llegar.





Los últimos metros siempre se me hacen larguísimos, y eso que ya veía algunos corredores que descendían de la meta y otra gente que estaba animando. Pero parecía que no acababa nunca.


Por fin alcanzo la meta. 1h17'29", vacío vacío. 111º de la general. 37º del campeonato gallego. No conseguí lo que buscaba pero satisfecho por darlo todo. El tiempo de la última vez que corrí aquí, en 2013, sí lo he rebajado en algo más de medio minuto.
Bajo al avituallamiento de la cima y luego me meto pronto en el bus para bajar a Esgos. El conductor debía haber estado en el rallie del día anterior porque fue toda una experiencia. Casi era más seguro bajar a pie.
Una vez en Esgos como siempre pinchos y buen ambiente entre amigos. Cerveza, música (aunque cada vez que escucho a Magan o similares creo que se me muere alguna neurona, que me perdonen sus fans pero no sé como puede triunfar eso) entrega de premios... Grandes Elpidio, Saturnino, Sonia... pero la mayor ovación se la llevó el sr. Ledo, todo un campeón de España a sus 80 años que acabó la prueba con una sonrisa  ¡Ahí es nada!

Clasificaciones 
Subida a Eirado 13 Km (completas aquí)
Masculina
1º  Enrique Meneses New Balance 54:37 Campeón de España
2º  Daniel Sanz Aranda-Condado Haza 55:51
3º  Manuel Hurtado New Balance 56:25 Campeón gallego

Femenina
1ª Beatriz Rodríguez  1:19:05
2ª Kelsey Kreft 1:21:09
3ª María Ferreiro Ourenrunning 1:21:18

Femenina cto de España (8 Km) (completas aquí)
1ª Raquel Gómez Pamplona Atlético 37:12 Campeona de España
2ª Gema Martín C.D. Seoane-Pampín 37:40
3ª Sonia Plaza C.D. Seoane-Pampín 37:52
5ª Yolanda Gutiérrez  39:37 Campeona gallega

miércoles, 10 de junio de 2015

III Triatlón Concello de Porriño

Que sí, que lo había dejado. Pero debe ser que, como dice el Sr. Conejo el universo debe conspirar o algo así porque heme aquí de nuevo en un triatlón. 
En realidad este fin de semana estaba programado el campeonato gallego de veteranos de atletismo e iba acudir, pero hace un par de semanas a la FGA se les ocurrió mover la fecha así que ya me quedé sin plan. Y como estaba este triatlón que ya había participado en sus dos ediciones anteriores, en la 1ª me gustara mucho y acabara encantado, en la 2ª lo pasé muy mal en el agua y fuera un poco accidentado, decidí apuntarme. Tanto por recorrido ciclista como ambiente es de las pruebas que merecen la pena. Por lo menos no es de esos de dar vueltas como un burro de feria.


Como el tri de Baiona en distancia olímpica me saliera relativamente bien, me vine arriba y me dije que si di aguantado los 40 Km en un día de lo más ventoso, malo sería que no hiciera lo propio con la mitad.
Pero llegó el día y al final tampoco resultó tan fácil. Nada más aparcar el coche en Porriño ya recibí una bocanada de aire caliente. El sol pegaba con fuerza, 34º según el termómetro del coche. Iba ser un día más duro de lo esperado. claro que mejor así que las tormentas que nos estuvieron azotando estos últimos días.
Porriño no tiene sitio para nadar así que la natación se hace a unos 13-14 km por el camino más corto, en Tui. Luego se viene por otra carretera para completar los 20 de bici, y los 5 km de carrera se hacen a 2 vueltas por el centro urbano.
Después de recoger el dorsal y dejar las zapatillas en la T2 para ir a la salida hay básicamente dos opciones, ir en bici, o que te lleven en el bus de la organización (una tercera opción es que tengas un acompañante y te lleve hasta allí en coche) El problema del bus es el transporte de la bici, el primer año fueron bastante mal, el segundo fueron bien ya que en el bus fuimos muy pocos y este año pues regular. Yo metí el primero la bici quitando la rueda delantera y bien, otros tuvieron que llevarla con ellos. Bueno, el caso es que con el día que hacía y lo poco que toco últimamente la bici (nada desde Baiona, tuve que quitarle las pegatinas y el acople esa misma mañana) lo de ir hasta allá pedaleando no me lo planteé.
El viaje hasta allí fue corto y agradable, al menos el bus contaba con aire acondicionado. De charleta con Amelia enseguida llegamos. 
Luego tocó hacer un poco de cola para meter la bici en boxes y ya sin mucho más tiempo enfundarse el neopreno. El suelo quemaba mucho así que donde mejor se estaba era en el agua. Tª agradable, 19º casi 20. Me metí en el río a falta de 15' para la salida y ya no salí.
Como el año pasado lo pasara tan mal este año decidí situarme lo más a la izquierda posible, donde había mucho menos gente y así evitar los golpes del mogollón que nada más cerca de la orilla. 





La jugada no salió mal y hasta la primera boya mi natación fue muy limpia. Esa boya me tocó rodearla por el interior pero, pese a mis temores tampoco me llevé demasiados golpes. El camino hacia la segunda boya fue algo más complicado, justo delante mía aparecieron 2 triatletas que iban prácticamente parados, nadando fatal, uno de ellos a braza y otro en un extraño estilo mixto. Me preguntó como habrán llegado hasta allí, si sería cosa de que se cansaron o se agobiaron, pero es que iban parados. Como por la derecha era complicado adelantarles porque había mucha gente tuve que hacerlo por la izquierda trazando una especie de arco para pasar luego la segunda boya por el lado correcto.
El trayecto hasta la tercera boya se me hizo largo a pesar de que la veía cerca pero me pareció que tardaba mucho más en alcanzarla que a la ida. Por último, en el tramo final, encontré mucho tráfico, casi hubo que hacer cola para salir del agua.
Al final natación bastante cómoda, mal tiempo, 15'28", y parcial 192º. De todas formas aquí siempre nado mal y fue mejor de lo que hice en 2013 y 2014.
Como no llevaba crono ni nada, tampoco lo sabía. Ahora tocaba transicionar y una vez más se cumplió lo de que cuanto más corta es la prueba peor son mis transiciones. Ya no sólo fueron mis problemas habituales con el neopreno sino que no daba abrochado el casco y luego aún encima me cayeron las gafas. Total que mi compañera Patricia que había salido 3' después (las chicas salían 3' tras los chicos) y que había nadado 1' mejor que yo, me acabó alcanzando cuando montaba en la bici.
La zona de montaje tenía su complicación ya que era en cuesta. El primer año monté en la cuesta. El año pasado quise montar pero me vi encerrado por gente que empujaba la bici así que tuve que desistir. Este año ya coincidí con tanta gente que ni lo intenté, subí la cuesta andando con las calas y monté arriba.

Ciclismo (20 Km)
El inicio del ciclismo me trajo una imagen curiosa, un grupo de monjas viendo la carrera ¿Conocerán a Sister Madonna Buder, the Iron Nun? 
Los primeros kilómetros son de callejeo, muy divertidos, aunque hay que tener un poco de cuidado. Este año nada pero el año pasado había alguno con un peligro...
Luego ya se pasa a una carretera, ancha y con buen asfalto. El recorrido en línea me gusta mucho. Pasas por pueblecitos y te animan. Es muy variado, terreno de repechos, llaneo, descensos. De los sprint es de las bicis que más me gustan.
Al principio voy solo, adelantando gente. Luego me alcanza Nacho Pérez del triatlón Ourense y consigo pegarme a su rueda. Así fui estupendamente hasta que en el primer repecho serio me dejó. Lógicamente sin tocar la bici poco puedo hacer.
Pronto se formó otra grupeta con la gente que íbamos alcanzando y otra que venía desde atrás, y más o menos tuvimos una bici entretenida.
No quise olvidarme tampoco de ir bebiendo, aunque el agua del bidón ya estaba tan caliente que daba asco. De todas formas, había que intentar hidratarse como se pudiera.
A falta de 4 o 5 Km me alcanza Jose Omil y acabamos formando otro grupo con 4 o 5 corredores que llegaríamos juntos hasta la transición.
Parcial oficial de bici 42'36" (138º) Es peor que los años anteriores pero tampoco está tan mal, teniendo en cuenta que la 1ª transición fue horrible. Dadas las circunstancias tampoco estoy perdiendo tanto y las sensaciones fueron bastante buenas. Va ser que entrenar está sobrevalorado :-))
Desmonto y rápida transición para correr a pie

Carrera (5Km)
En los últimos kilómetros de la bici ya traía la boca seca. Presumía que la carrera iba ser muy dura porque el calor era extremo y el sol pegaba con fuerza. Por suerte al poco de comenzar nos refrescaban con una manguera y luego estaba ya el avituallamiento.
Empecé suave porque me daba que se iba hacer largo. Aproveché toda la botella para beber y refrescarme. Poquito  a poco fui cogiendo ritmo.
Correr resultaba bastante incómodo pero de peores cosas hemos salido. A la sombra al menos se aguantaba. A la gente se le veía bastante rota e iba recuperando posiciones.
No veía ya la hora de que acabase para sentarme a la sombra, pero mientras tocaba sufrir. La segunda vuelta además con rozaduras en los pies. Si lo sé me pongo calcetines.
La distancia no llega a los 5 km y eso me consolaba. El año pasado hiciera aquí 18'45". Este año imposible, 20'17" y da gracias, parcial 55º.
Total 1h18'20", puesto 118º de 254 que tomaron la salida en categoría masculina y 238 que acabaron. Creo que lo firmaría antes de empezar. Es un buen resultado, ya no entreno triatlón y no tengo ganas de volverlo hacer pero me he divertido mucho estas dos últimas pruebas. Quizás sea eso de ir sin presión, ni crono ni espectativas, disfrutando del juego y del "porque sí" como un niño pequeño. Acabé contento de la carrera, del rendimiento, del ambiente, de los amigos y de la organización. Poco más puedo pedir.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º  Martín Carrera Natación Riveira 1:00:37
2º  Francisco Cendáns Talleres David  1:01:45
3º  Raúl García Arcade Inforhouse 1:02:03

Femenina
1ª Camila Alonso  Triatlón Ferrol  1:11:18
2ª Rebeca Carnota A.D. Fogar 1:13:41
3ª Iria Rodríguez Atl. Porriño 1:14:06

miércoles, 3 de junio de 2015

VI Carreira popular Torre do Castro - Sandiás

Buena semana de entrenamientos y completo fin de semana de atletismo, el sábado "maratón de juez", doble jornada mañana y tarde en el campeonato provincial escolar, noche en la nocturna del Couto, el domingo ya como corredor en la popular de Sandiás. 
Tenía pensado correr en pista en Vigo pero visto el plan del sábado, y ya pensando en que iba acabar cansado, al día siguiente no iba rendir demasiado, así que al final me decidí por esta carrera popular. Es un poco diferente al resto pues su recorrido lo marca una subida de algo más de 2 km con rampas bastantes pronunciadas. Es como subir un puertecillo de montaña. Luego hay que bajarlo claro.
Ya había corrido aquí en 2012 así que no me cogía por sorpresa.


El pero, que corrí con una contractura en un isquio. Creo que fue por la sesión de gimnasio del viernes. El sábado me dolía al tacto y al caminar pero no me parecía rotura. No me gusta competir con molestias y corrí con algo de miedo. No quería forzar y romperme ahora.
La mañana estaba muy bien para correr, cielo cubierto y buena temperatura. El día anterior hizo mucho calor. Algo menos  de 150 inscritos y muchos de ellos doblando competición el fin de semana.
El primer kilómetro era favorable y rápido aunque sabiendo lo que quedaba era mejor tomárselo con relativa calma, Tuve la referencia de Juan Carlos Ferro en su vuelta a la competición y fui en un segundo pelotón con la cabeza de la prueba a la vista.


En el km 2 se sube a la Torre do Castro, que le da nombre a la carrera, Es una subida corta. apenas para calentar las piernas, pero que ya evidenció mis carencias. En la posterior bajada y llaneo de casi dos kilómetros recuperé un poco pero guardando algo de fuerzas para el final.


Sobre el km 4, o un poco antes, se inicia la subida a San Bieito da Uceira. El inicio es ya duro y  en 2 km hay que salvar más de 120 m de desnivel. Hay una leyenda relacionada con la ermita que hay en la cima que cuenta que la tuvieron que hacer allí porque el santo de noche se escapaba al monte. Era de los nuestros :-)

Inicio de la subida

Como antes, no me sentí con muchas fuerzas subiendo y además tenía las dudas sobre si aguantaría de piernas. Al final creo que no hice una ascensión muy rápida pero sí muy constante, a ritmo desde el inicio.
El gran Pesca me alcanzó en la parte final y nos dio tiempo a conversar y hacer un poco el payaso.


A la bajada si le tenía miedo, aunque el trabajo principal lo hacen los cuádriceps y no los isquios. 





Básicamente me dejé ir y perdí bastantes puestos, sobre 10 o así, en estos 2 últimos kilómetros pero no me importó. Estando al 100% creo que era una carrera en la que podía estar adelante y me iba bien a mis características, pero esta vez sólo quería acabar bien y entero. 


Al final 30ª posición y 34'41" Un tiempo mejor que la última vez. No está mal.
El isquio todavía me molesta a día de hoy pero va mejor, si es contractura en unos días debería estar perfecto. Aún queda lo mejor de la temporada.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Luis Iglesias Atl. Arenteiro 29:01
2º Julio Nóvoa  30:24
3º Adrián Limia 30:35

Femenina
1ª Beatriz Babarro  39:21
2ª Elena Pérez  39:38
3ª Lorena Calvo 41:13


lunes, 25 de mayo de 2015

I Carreira popular de montaña "Un Moio" A Peroxa

Vuelta al trail con una carrera de "sólo" 12 Km pero que me parecieron 24, se me hizo muy dura. La idea era participar para preparar un poco Esgos que este año es además de campeonato gallego, campeonato de España de montaña por la RFEA (aunque yo no tengo licencia nacional así que para mí será sólo cto gallego) pero como la FGA tuvo la feliz idea de cambiar la fecha del gallego de veteranos en pista que también estaba preparando y hacerla coincidir con este campeonato, ya no sé lo que haré al final.
En todo caso como estaba apuntado hasta allí me fui a pesar de que no me gusta demasiado competir de tarde.


Pensaba que el trazado iba ser más pistero, al final no resultó así. La primera parte aún era de correr bastante pero luego tenía unas cuantas cuestas de las de arrastrarse con las manos en las rodillas. Entre eso, el calor y la hora me mataron.
Ya durante el calentamiento no tuve buenas sensaciones pero me lo esperaba ya que el día anterior fui a las termas (premio de la carrera de Ribadavia) y el circuito de spá te deja muy relajado y sin tono muscular. Ya lo sabía y no me importaba porque tampoco era un objetivo sino un simple entrenamiento.
Seríamos en torno a 150 participantes que tampoco está mal, muchos más no admite puesto que ya desde el inicio el trazado no es muy ancho. Ya así es algo peligroso.


Los primeros 5 Km son en descenso, al principio por terreno fácil salvo por la gente y por los canales de drenaje que surcan de vez en cuando el camino. Yendo solo no tienen complicación pero en grupo se corre el riesgo de no verlos, meter ahí el pie y desgraciarse para todo el año. Lo mismo pasa con las escaleras metálicas.





A mi como  bajar no me gusta demasiado y además no tengo ganas de echar a perder una temporada por una carrera sin más trascendencia que la de pasar el tiempo, me tomé esta primera parte con calma.
Más adelante el descenso se complicaría un poco con alguna parte más técnica y de más pendiente. Supongo que haría las delicias de los bajadores pero en mi caso despacito y riesgo mínimo, que las dentaduras no las paga la Seguridad Social.
La última parte de la bajada es ya entre viñedos, muy bonita y supongo que de ahí le viene el nombre a la carrera, un 'moio de viño' es una medida tradicional que se emplea por aquí, por lo menos en mi zona y creo que en Portugal también. Ahora si me preguntáis cuanto es en Litros no tengo ni idea, además creo que varía según el lugar.
Siguiendo la carrera donde lo había dejado, en los socalcos de la Ribeira Sacra, alcanzamos el punto más bajo de la carrera. 248 m. En 5,5 Km descendimos 341 m lo que nos da una pendiente media de algo más del 6%. Por supuesto en algún punto el desnivel era considerablemente mayor, pero sirve para hacerse una idea. De ahí a meta tocaría ascender sin demasiado descanso. Esta es quizás la trampa de esta carrera, el descenso te deja muy tocado muscularmente y las piernas luego se niegan a trabajar.
Por mi parte además sensaciones muy malas, me estaba repitiendo la comida del mediodía y amenazaba con salir por donde entró, el  calor me resultaba incómodo y el descenso se me hizo muy largo, aunque en este último tramo ya había empezado a recuperar algunas posiciones después de dejar pasar a mucha gente en los tramos más chungos.
En ese momento llegaba junto a Sonia Teijeiro, la excampeona gallega de maratón, justo al empezar la subida. Decía que si lo supiera no venía. Y es que vaya subida, escaleras y pendiente de las de subir casi a gatas. Y para redondearlo le pongo la mano encima a un tojo o algo que pinchaba. Menos mal que en la subida me dio tiempo y tiempo a desclavarme las espinas.
Un breve respiro para correr de nuevo y otra pared aún más dura que la anterior. Km 7 de carrera, poco más de la mitad y ya estaba muy tocado. Algo más de 37' desde la salida y lo que quedaba...
Acabado este ascenso el recorrido nos dio un respiro de alrededor de 1 km donde se podía correr aunque las fuerzas ya estaban bastante mermadas. Al menos había que poner buena cara para la foto.




No dura mucho, nuevo ascenso y vuelta a caminar. Las piernas no respondían. Me adelanta Luciano y me dice que luego ya lo pasaré yo en el llano pero entonces lo dudaba. Que flojera. Al final la pendiente suaviza e intento correr un poco pero no tenía fuerza en las piernas. 
Llego al último avituallamiento y alcanzo a Águeda que iba liderando la prueba femenina. La cuesta en condiciones normales es corrible pero ya no soy capaz de hacerlo y continúo caminando hasta que acaba el ascenso. Km 10 aproximadamente.
Por fin un respiro y terreno para correr. Al principio me cuesta mucho pero luego las piernas parece que se acostumbran. Terreno pistero y en ligero descenso, el que me va a mi. Recupero posiciones y confirmo la predicción de Luciano. 
El último kilómetro es el camino inverso de primero, por tanto ahora tocaba ascender. La pendiente no es muy elevada pero resulta duro, intento no dejar de correr y evitar caminar. Se me hace larguísimo.
Por fin meta. Deshecho y sólo eran 12 Km. 1h10'24", puesto 41º.
Por las caras de la gente que iba llegando parece que no fui el único al que la carrera se le atragantó.
Victoria impecable de Elpidio, con más de 1' de ventaja a un corredor como Hassan.

Buen avituallamiento tras la carrera, recupero con una ceveza y me tomo 3 huesitos seguidos, mi cuerpo me pedía hidratos :-D En ese sentido estupenda organización. El pero los que me seguís en facebook ya lo sabréis, no me parece de recibo dejar a las chicas sin el premio económico anunciado en el reglamento. Creo que no se hizo de mala fe, sino por ignorancia o falta de cálculo pero no puede ser. Estas cosas no pueden repetirse, o para todos o para nadie,
Y nada más. El trail no es ahora mismo mi especialidad pero hay que hacer de todo, una buena sesión de fuerza-resistencia. Suma y sigue.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Elpidio Gómez  51:46
2º Hassan Lekhili  52:38
3º Saturnino González 53:39

Femenina
1ª Águeda Blanco 1:11:15
2ª Sonia Teijeiro 1:15:29
3ª Flor Lamas 1:18:14

Fotos: Erik 1, 2,

martes, 19 de mayo de 2015

I Triatlón Atlántico de Baiona - Cto Gallego distancia corta sin drafting

Y rompo las promesas que me hice a mí
prometo pensar en ti
Ahora prometo sólo pensar en ti 



Regreso momentáneo al tri este fin de semana. Recordando viejos y buenos tiempos. Un triatlón muy bonito este de Baiona, a pesar de ir sin entrenar me lo pasé muy bien. 
No sé cómo comenzar esta crónica, antes de echarme al agua tenía sentimientos contradictorios, por un lado me apetecía, por otro no. Dudaba hasta de mis posibilidades. Sé que del agua más tarde o más temprano salgo, sigo nadando un día a la semana así que, salvo que me ataque un kraken o un tiburón. 1500 metros no suponen gran esfuerzo. Además con el paso de los años, cada vez me siento más cómodo (aunque no más rápido) en el agua. La bici si me preocupaba más, sin salir en carretera desde enero, algún paseo esporádico en btt sin pasar de las 2 horas y poco más. El día anterior metiéndole presión a las ruedas vi que estaban sobre 2 bar, Ya lo dice todo. El perfil era fácil pero ¿y el viento? 40 km no son muchos o quizás si. Los 10 Km de carrera en teoría no me deberían costar pero ¿en qué condiciones me bajaría de la bici? ¿podría correr o habría una rebelión general de unos músculos poco habituados ya a pedalear?
Por otro lado  hay que reconocer que el triatlón no deja de ser divertido, el entorno en este caso es espléndido y además nos tocó un día precioso.


Cerca de 400 inscritos de los que 30 eran chicas. Espero que con el paso de las ediciones no se les ocurra ampliar la participación porque es un tri con mucho potencial pero si le metes más gente este circuito se convierte en un circo. Ya para el agua me pareció que había demasiada gente pese a que las chicas salieron aparte.
Buena participación del Beariz pese a las ansias que mostrábamos antes de empezar.


Natación 1500 m
Salida desde la playa de Barbeira, situada dentro del Parador. Es una pequeña calita de aguas muy tranquilas. En el verano, tras la carrera que hacen aquí en agosto, suelo pegarme un baño aquí.
El circuito era a una vuelta, se sale de Barbeira y la llegada es en la otra playa, la de Ribeira, situada justo afuera de la fortaleza. En gran parte el circuito es muy protegido y normalmente sería como nadar en una gran piscina, pero tocó un día de fuerte viento del Norte-Noroeste  y fuera de lo que es el espigón la mar estaba muy agitada. Rock & roll.


Antes de venir me imaginaba que el agua estaría muy fría pero en realidad estaba a muy buena temperatura, 18º  C, que para aquí no está nada mal. Con neopreno perfecta.


El inicio se hacía bastante estrecho para tanta gente. Lo que menos ganas tenía era de llevar golpes así que me lo tomé con calma. Hasta la primera boya hubo bastante atasco. Hubo un momento que hasta nos tuvimos que parar. Ya me temía lo peor peor, que en estas situaciones siempre aparece algún tonto que se pone a dar patadas o manotazos a lo loco, pero tengo que decir que por esta vez el comportamiento de los que iban a mi alrededor fue exquisito, Se vio que nadie quería dar ni recibir y al final se resolvió todo de la mejor manera. 



Ya al girar la primera boya la cosa cambió radicalmente y nos metimos en aguas más movidas. La gente se separó así que por una parte mejor. Yo además me lo pasé bien con el bamboleo. Antes no me gustaba nada cuando me tocaba nadar con estas condiciones pero en esta ocasión me pareció divertido.




Segunda boya sin problemas. Giro y rumbo a tierra. Aquí si que la gente se dispersó muchísimo. el oleaje era en parte favorable pero tendía a llevarte hacia fuera. La tercera boya la pasamos bastante separados pero la 4ª... ¿donde estaba la 4º?
Creo que nadie la vio. En teoría estaba en la punta de uno de los pantalanes pero creo que al final todos nos perdimos en este punto.
El caso es que, no sé como, al final aparecí enfilando la playa de Ribeira que era lo que importaba. En las travesías sé que me he perdido durante el recorrido cuando en la parte final adelanto gente. Pues aquí sucedió esto, el tramo final adelantando gente.
Pie a tierra, me echo a correr mientras me quito el neopreno y me saluda la chica que tengo al lado. ¡Anda si es Sara! Creo que va ser la única vez que coincida con Sara en una llegada de una natación. Ellas salieron 5' después.
Claro que si nadie lo sabe siempre puedo presumir de foto :-D


Además esta chica va llegar lejos en el tri. Ya veréis.
Al final fueron 33 minutazos con 51 segundos el tiempo transcurrido hasta pisar la alfombra, que estaba un poquito más arriba de la playa. No es bueno pero podía ser peor. Parcial 245º y camino de la primera transición.

Transición 1.
A ver si me acuerdo que ya hace tiempo que no practico. 1º encontrar la bici ¡bien! 2º quitar el gorro, gafas y neopreno y dejarlo en el cesto ¡bien! esta vez no me lío demasiado quitando el traje. 3º ponerse y abrocharse casco y dorsal. 4º las zapatillas ¿me pongo calcetines ahora o luego? Pues ya que no he perdido mucho quitando el neopreno los pongo ahora. 5º Agarrar la bici y salir de allí.

Ciclismo 40 Km
Primera pedaladas y el viento entra lateral, incómodo pero deja pedalear. El perfil es sencillo y voy cogiendo ritmo. No sé si voy bien o mal porque el año pasado se me estropeó el cuenta y ni me molesté en cambiarlo, así que voy hacer toda esta parte por sensaciones.
Me gustan las bicis sin drafting, La verdad es que le tenía miedo a esta parte y al final la disfruté. De vez en cuando miraba el paisaje, la orilla del mar, cómo las olas batían con fuerza contra las rocas, bonito y relajante, me daba fuerzas. 




El circuito no me iba mucho porque era más bien para rodadores y con el viento que hacía más. Siempre odié el viento en la bici pero en la ida de cada vuelta había un buen tramo que entraba a favor. Como decía la gran Natascha Badmann, lo importante no es tanto el viento sino saber desplegar las alas. Que más da que no haya entrenado, meto todo el desarrollo que tengo y pedaleo lo más deprisa que puedo. Y aún así se me queda corto. 



Aprovecho el terreno favorable para comer un poco, un trocito de barrita. en la siguiente vuelta me tomaría un par de dátiles y pasado el 35 un gel, no me hace falta nada más para un olímpico. Por supuesto no tiro nada al suelo, llevo bolsa en el cuadro y el gel va disuelto en una botellita. No hay excusas y me pone de mala leche ver envoltorios en la carretera. A ver quien va limpiar esto. Sois unos guarros.
Toca hacer el giro de vuelta a Baiona y me tropiezo de frente con la cruda realidad. Parecía que ya no hacía viento ¡error! Un vendaval en contra que te dejaba clavado. Que suerte que tengo el cuenta estropeado ¿a qué velocidad iría? ¿20 Km/h? y da gracias.
Pero de nuevo keep calm & remember Natascha. Desplegar las alas. Poquito a poco, a ritmo y guardando fuerzas para la siguiente vuelta que falta iba hacer.
Otra vez en Baiona, ¡que animada está la rotonda! Espectacular.


Sabiendo ya cómo es el retorno, ahora en la ida levanto un poco el pie. En las bajadas con viento a favor apenas pedaleo, como y bebo. En general, y en contra de lo que me temía por el perfil, donde yo iba no observé mucho drafting. En esta segunda vuelta me crucé con un grupo de unos 10 o así que iban bastante juntos aunque alguno parecía intentar evitar la rueda. Luego otro chico que iba delante mía recibió la visita de la moto de los jueces y creo que con razón lo mandaron al penalty box. Lástima que no observaran al que me adelantó por la derecha mientras yo estaba completando un adelantamiento. 
De nuevo retorno y a encarar los últimos 10 Km con viento en contra. Ya iba mentalizado.
A falta de 5 o 6 Km para acabar alcanzo al gran Joseky. Nos da tiempo a intercambiar un par de palabras. Lo mejor del triatlón han sido los amigos que he hecho por el camino.
Cerquita ya de la transición. Ni idea de el tiempo que llevo en carrera porque no llevo crono pero veo delante justo a María Martínez así que muy mal no debo ir, aunque ella saliera 5' más tarde que yo.


La señorita Martínez desmontando con estilo. Yo al fondo.

El menda desmontando sin ningún estilo.

Sobreviví a la bici. Ya sólo queda la carrera. A ver como responden las piernas.
1h24'13", parcial 246º. Pues mira al final quedé contento, sin entrenar, con una bici de lo más normalita en una prueba en la que había unas cuantas cabras, más no puedo pedir. Mejor que el parcial del tri Rías Baixas del año pasado por ejemplo, que no es que fuera muy entrenado, pero alguna salida en bici si llevaba en las piernas.

Transición 2
Sin problemas, sólo tenía que ponerme las zapatillas pero no me explico como María que prácticamente entró conmigo a boxes me sacara luego 20 metros al salir.

Carrera 10 Km
Empiezo con ganas pero la primera cuesta del paseo del parador ya me dice calma, que queda mucha carrera. Debían ser en torno a las 6 de la tarde y la temperatura rondar los 26º. No era una cosa exagerada pero si se notaba el calor.
Decían que el recorrido era rápido pero a mí no me lo pareció y los tiempos que se vieron en general fueron bastante discretos. 3 vueltas con bastante repecho, en especial el del casco histórico que a mi se me hizo muy duro.


Ya en la segunda vuelta comencé a sentir las piernas acalambradas. Quizás la falta de entrenamiento en bici me pasara factura ahora. No me sentía corriendo tan bien como otras veces pero bueno, lo que veía a mi alrededor era en general peor, gente muy muy tocada. Al menos yo podía ir fácil y relajado aunque no fuera muy rápido.
De nuevo me iba cruzando con muchos amigos, y entre eso y los ánimos del público, se me hizo bastante llevadero.


44'55" no es un gran tiempo pero sirvió para remontar unos cuantos puestos y sobre todo para acabar con buen sabor de boca. Parcial 103º. 
En el cómputo global 207º, 2h42'58".
Parece difícil de creer pero es el mismo tiempo clavado, horas, minutos y segundos que el del triatlón Rías Baixas del año pasado en Sanxenxo (la misma organización que el de hoy) ¿Un déjà vu? Pues no tanto, de aquel guardo un buen recuerdo pero competitivamente me dejara peor sabor de boca. El tiempo es discreto igual y los circuitos no son comparables pero para las circunstancias este me deja mucho más satisfecho, quizás por las expectativas previas.
Es una prueba para repetir, ojalá pueda estar en la siguiente edición. 
Y con eso no estoy diciendo que vaya volver al tri. Dije en aquella entrada que el ciclo se cerró, ahora mismo no tengo cabeza ni ganas para entrenar un deporte con tres disciplinas, y hay muchas, muchísimas cosas, del tri actual que me desagradan, desde las modas, alguna federación, los flipados o  la burbuja de las inscripciones, pero nada me impide pasar un buen rato o hacer un entrenamiento diferente y divertido de vez en cuando. Esta es una prueba demasiado bonita, tanto que hasta me da miedo que muera de éxito. 
Por lo menos el recuerdo de esta primera edición ya no me lo saca nadie.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Uxío Abuín Triatlón Arteixo 1:55:42
2º César Ramiro Saracho Triatlón Arteixo 2:04:40
3º José Ricardo vega Triatlón Arteixo 2:04:41

Femenina
1ª María Ortega A.D. Tri-penta Terras de Lugo 2:13:48
2ª Joselyn Brea A.D. Tri-penta Terras de Lugo 2:17:11
3ª Sonia Pariente GV Sports 2:29:15

Fotos: David Besada