miércoles, 16 de julio de 2014

Travesía a nado Concello de Baiona y Travesía a nado Costa Serena

Como comentaba en mi entrada anterior, llegados a estas alturas de temporada tocaba cambiar de chip, aparcar por un tiempo las zapatillas y descolgar de la percha el neopreno. Comenzaba mi temporada de travesías a nado y además lo hacía por partida doble.
Para entrar en calor el viernes nadaba la travesía a nado de Baiona, este año con una nueva distancia y recorrido. Ya el año pasado estuviera bien. Este año te daban la opción de nadar 900 m o 2000 permitiéndose el traje de neopreno.
Anunciaban el agua a 15º aunque luego resultó estar más caliente, sobre 17º al menos creo yo. A mí lo único que no me gusta de nadar en aguas abiertas es el frío, o más que que no me guste, es que mi cuerpo no lo aguanta. Con neopreno no hay problema así que me fui de cabeza a la de 2000 m. 


El recorrido para nosotros comenzaba en la playa de A Ribeira  y acababa en la de Santa Marta así que despues de recoger el gorro y demás en la zona de meta me fui dando un paseo hasta la salida. 
Allí luego ya me encontré con gente conocida, había buen nivel entre los nadadores con algún triatleta destacado entre ellos. También me encontré con Iria con la que estuve esperando hasta que dieran la salida. Antes hubo tiempo de sobra a probar el agua. Nadé un ratillo sin neopreno, no estaba demasiado fría, para ver que tal me iban las gafas nuevas. 
Lo peor fue la espera posterior, ya en el cajón de salida, de pie y con el neopreno puesto, con el calor que hacía. De todas formas a mí lo que más me molestaba era el gorro.
La organización estuvo moviendo algunas barcas antes de empezar la travesía. Luego por fin nos dejó salir, un alivio.


Aunque había visto el plano del recorrido cuando empecé a nadar no sabía muy bien lo que había que hacer, no escuché muy bien la explicación sobre las boyas y lo único que se me ocurría era seguir a la gente que malo sería ¿no?


Si sabía que había que ir hasta una primera boya que se dejaba a mano izquierda pero como no se podía ver desde la salida tampoco me aclaraba mucho.
Comencé a nadar relajado y sin recibir golpes en medio de un grupo de gente, reconocía a Iria a mi derecha. Hasta la primera boya fuimos prácticamente juntos pero yo iba pies de un grupo de nadadores que se saltó la boya y cuando me di cuenta tuve que corregir el rumbo para pasarla por el lado que era.


A partir de la primera boya si que ya no sabía a donde había que dirigirse. Levantando la cabeza divisaba una larga fila de gorros amarillos así que hacia ellos me encaminaba. Encontré a un grupo de 4 o 5 nadadores y me uní a ellos. El ritmo me parecía algo lento, nadando me cuesta ir más lento de lo que sería capaz, es como si no tuviera ritmos, pero como no tenía ni idea a donde había que ir preferí ir con ellos. Ya de perderse mejor acompañado.
La siguiente boya a la que había que ir la verdad es que era muy pequeña y además era azul. A pesar de la bandera que tenía apenas se podía ver desde el agua. Por suerte el que guiaba el grupo lo hizo bien y llegamos a la boya.


A todo esto soplaba algo de viento y a estas alturas de la travesía había algo de oleaje. Bastante ligero pero un poquito. No sé si fue por eso porque tan pronto doblé la boya perdí de vista a todo el grupo que iba conmigo.
Pues estamos buenos... porque ahora tampoco sé a donde ir. Bueno, sí, a la playa, pero no lo veía demasiado claro. No sé si por mi miopía pero la costa parecía toda muy borrosa. Confundía la playa de Ladeira con la de Santa Marta y no acababa de encontrar un referencia. Levantando otra vez la cabeza sólo vi a un nadador por delante de mí. Me parecía raro que desapareciera la larga fila que apenas divisara minutos antes pero bueno, algo era algo. Me decidí a seguirle.
No sé si fuimos en línea muy recta. Al irnos acercando ya empecé a ver las cosas más claras. Había un barco también cerca que supongo que nos estaba guiando.
Este último tramo hasta tierra se me hizo muy largo y hasta no muy lejos de la playa tropecé con unas cuerdas que había por allí pero bueno, lo importante es que al final llegué a donde tenía que llegar.
Pie a tierra y subí andando hasta donde tomaban los tiempos y números de gorro. A estas alturas me resultaría un poco ridículo correr si seguro que era de los últimos.
Al final 90º de 127, podía ser peor. Hubo mucha gente que se desorientó. El tiempo bastante malo 44'16". Lo mejor, que disfruté mucho nadando, salvo el tramito final que me agobiaba un poco nadar sin saber a donde iba el resto fantástico, disfrutando del mar, viendo reflejos de pececillos por debajo de mí, disfrutando de las olas y de la buena temperatura del agua.

Clasificaciones (completas aquí)
2000 m 
Masculina
1º Francisco Covelo  26:50
2º Marcos Domínguez  28:49
3º Antonio Serrat  29:04

Femenina
1ª Esther Valiño  29:47
2ª Ruth Pérez  31:22
3ª María Martínez  31:53

Fotos: BaionaTV,

El post-travesía fue estupendo también, nos invitaban a bocata caliente de chorizo y una caña. Vamos, mejor imposible. 
Muy recomendable la travesía, como crítica constructiva sólo eché en falta que las boyas fueran más grandes o que hubiera más embarcaciones para guiar, con unos cuantos kayaks o así sería perfecto.

Momento 'Kit-Kat'

Decir también que tras la travesía me encontré con Aida Valiño que poco a poco se va recuperando del grave accidente, en poco seguro que la volvemos a ver dando caña, es una campeona.

Esto fue el viernes por la tarde. El domingo tenía otra cita con el mar, muy cerquita de allí pero con el doble de kilómetros a recorrer. Tras la ausencia del pasado año regresaba al calendario la travesía a nado de la Costa Serena, una de las más chulas. 
Aunque la mejor para mí fue la edición del primer año con salida en Baiona y meta en Nigrán el recorrido actual con ida hasta el faro tampoco está mal.
4 Km de circuito con el agua a una temperatura algo más fresca que el viernes, en torno a los 15º. Hubo quien la nadó sin neopreno, que suerte el poder soportarlo. Yo con neopreno no pasé frío pero al final ya estaba algo destemplado, vamos que calor tampoco.


La participación fue impresionante, muchísima gente en esta travesía larga (había otra de 800 m) y el nivelazo también. No hay más que echarle un ojo a los tiempos que se marcaron los primeros, que animalitos.


Por mi parte, al igual que el viernes, iba con intención de disfrutar. Pensaba que los 4 kilómetros se me iban hacer largos así que quise salir relajado y con calma, evitando tumultos y golpes en la parte inicial.
Hasta el faro fue una plácida travesía (unos 1500 m), también había un poquito de oleaje pero no molestaba demasiado, si tal lo hacía un poco más entretenido.
Con una orientación fácil llego al faro sin problemas. Doblándolo con otros 3 nadadores y comenzamos el retorno a Playa América. Esta es la parte más complicada de la travesía en cuanto a orientación pero este año pusieron una serie de boyas intermedias con lo que en teoría no debería ser tan difícil.
En teoría... porque en la práctica lo que sucedió fue que seguí a los otros nadadores pensando que seguían la buena dirección. Avanzábamos metros y a mi ya me extrañaba no ir viendo ninguna boya. Ya empezaba a sospechar que no íbamos en la buena dirección. Y sucedió que en una de estas brazadas en la que me tocó respirar por la izquierda vi una de las boyas que estaba a tomar por c...


¡que rabia! Otra vez tropiezo en la misma piedra. Levanto la cabeza y trato de orientarme por el edificio que se ve en la costa, es lo que debía haber hecho desde el principio. Los otros siguieron, supongo que luego se darían cuenta o acabarían en Baiona jeje 
Así que al final  mi recorrido en vez de ser un triángulo acabó siendo un cuadrado. En fin... Por lo demás este tramo de la travesía era el más cómodo con el oleaje a favor.



Alcanzo la boya al final y tan sólo resta un tramo de unos 1000 metros, de muy fácil orientación por seguir las boyas de señalización de la playa pero con el viento y el oleaje prácticamente en contra.
De todas formas esta parte creo que la nadé bastante bien, al menos la sensación era de avanzar y no me sentía cansado.
A la última boya llego a la par que una chica pero justo al doblarla veo que se va hacia otro lado. Por un instante casi me paro y dudo a ver si lo que tengo yo por meta no va ser, pero luego ya veo que se da cuenta.
Últimos metros y me pongo de pie. Para mí la travesía ya se ha terminado, en esos momentos hasta me había olvidado de que era cronometrada y de que llevábamos chip. Estaba deseando quitarme el neopreno. así que en vez de ir hacia la alfombra de cronometraje me pongo a sacarme el neopreno en la playa y la camiseta de lycra que llevaba por debajo. Luego cuando vi a la chica correr me di cuenta yo también...


Anécdota. La verdad es que no miré el tiempo y hasta que vi la página de championchip a última hora de la tarde no lo supe. Ya imaginaba que no podía ser bueno así que tampoco tenía mucho interés. Prefería quedarme con las sensaciones. Lo importante es que disfruté mucho de la natación, como hacía ya tiempo. 
Dicen que a veces hay que perderse para volverse a encontrar. Yo me lo tomé al pie de la letra jeje
Pero recordé por qué me gusta el deporte en espacios abiertos, la sensación de ser pequeño frente a una naturaleza que te sobrepasa, y en particular nadar en el mar, el sentirse mecido por la olas, el olor a sal, los puntitos brillantes que veía a veces por debajo de mí, pequeños bancos de peces. Necesitaba volver a sentir esa sensación instintiva de unidad con lo que me rodea. 
Competir es divertido, entrenar duro y superarse a uno mismo es un camino que te permite mantener la motivación y forjar el carácter, pero realmente lo que me llena es vivir esos momentos de comunión vital, la vida elevada a su máxima expresión. También en el deporte.
Vivimos en la era del postureo, de las redes sociales convertidas en juez y parte de nuestras vidas, del 'selfie' y del 'comomoloyquebienmelomonto'. Buscamos la aprobación externa, los 'megusta', RT y demás. Somos así, todos tenemos nuestro ego y pocos se librarán/emos de haber 'pecado' alguna vez pero al final las cosas que más merecen la pena son tan simples y profundas que no llaman nada la atención. Así que si ahora digo que me sentí muy feliz pese a acabar en un discreto 210º puesto de 243 que acabaron, con un mal tiempo de 1h31'22" supongo que pocos me entenderán. No es algo de lo que pueda presumir pero dejémoslo así :-)

Clasificaciones (completas aquí)
4000 m
Masculina
1º Vicente Trewhela  47:59
2º Diego Paz  48:04
3º Hugo Alberto Ribeiro 48:11

Femenina
1ª Soraia Ribeiro 52:20
2ª Natasha Faría 57:51
3ª Bogna Mazur 1:03:05


Al igual que el viernes el post-travesía estuvo genial. Muy buena organización. Platillo de arroz para los participantes (aunque no me tocara ningún mejillón) y vale para un helado que me zampé junto a mi amiga Sara Castillo mientras asistíamos al sorteo de diverso material y echábamos unas risas con las cosas del speaker. Al final no nos tocó el traje de "neopremio", lástima. Pero lo mejor de todo fue el paquete de rosquillas Cristaleiro ¡¡Me encantan!! :-D ya sólo por eso nado 4000 metros o lo que haga falta


miércoles, 9 de julio de 2014

XXXI Carreira Popular de Leiro

Tocaba cerrar la temporada de atletismo y lo hice en el mismo lugar donde corrí mi primera carrera popular. La de Leiro siempre fue como la competición de casa, ahora ya hay otras carreras en O Ribeiro pero hace unos años era prácticamente la única (la San silvestre de Castrelo también ya lleva algunos años aunque menos) y además siempre congregó a participantes de mucho nivel. En Leiro ya corrieron medallistas olímpicos, atletas y triatletas internacionales, campeones del mundo, etc. Esto en una localidad tan pequeña es una pasada.
Hubo algunos años que me la perdí, alguna vez que me pilló lesionado, otras veces que me coincidió con alguna competición a la que también quería acudir pero siempre que puedo esta es de las fijas, y eso que ya no soy mucho de populares. El recorrido me gusta mucho, por conocido no deja de ser bonito. Siempre solía tener el hándicap del calor, hubo años que se corrió a más de 30º aunque no sería la tónica de esta edición. Una mañana atípica de verano, nubes, lluvia... no frío pero temperatura fresca, 16-17º. Para correr excelente.
No voy decir que no llegaba bien de forma, los resultados de las semanas pasadas están ahí, y efectivamente llegaba bien, aunque la semana en cuanto a entrenamientos no fuera gran cosa (lo mejor fue volver a hacer kayak) y en cuanto a otros rollos fuera bastante mala por no decir malísima. Pero como sobreponerse es obligatorio y si no lo haces tú no lo va hacer nadie por ti pues había que estar en la línea de salida dispuesto a dar guerra.
Ya le decía a Suso antes de la carrera que muchas ganas no tenía, no sé si era por el día pero hasta tenía sueño. Me sentía cansado. Pero una vez que empecé a trotar también comencé a sentirme mejor. Con las historias de Óscar Seoane en el calentamiento me fue apeteciendo más correr. Era la última competición de la temporada así que podía permitirme el exprimirme un poco.

Me sitúo bastante bien en la línea de salida para no sufrir el embotellamiento cuando se enlaza el paseo del río. 
Comenzamos a correr y las sensaciones son bastante buenas. Busco a mi alrededor alguna referencia y veo cerca a Javi Ortega, también al corredor del atletismo Arenteiro con el que compartí carrera el domingo pasado, así que pienso que voy bien situado. Un poco más adelante veo a Raquel Pedrosa que está un punto por encima de mi nivel, el ritmo tiene que ser bueno.




Hago la primera vuelta pequeña de algo más de 2200 m en un grupo junto a Pepe Mira y otros corredores más. 8'29", muy bien, quizás excesivamente rápido. Comenzamos la segunda vuelta.

El ritmo es bueno. Tira del grupo un corredor de camiseta azul y blanca, creo que del Beade. Me pego a él y poco a poco abrimos hueco.
Pasamos por el control cerquita del km 5 en 18'22". En el avituallamiento no consigo pillar botella ni beber pero con el día que está no hay problema.
La lluvia de la noche anterior dejó algunos charcos y algo de barro en las pistas de tierra. en general se podía correr bien pero algún tramito se hacía incómodo. Lo más complicado eran un par de curvas cerradas sobre piedra mojada que se resbalaba bastante.
Iba bastante justito para mantener el ritmo y sobre el km 7 ya no pude seguir al compañero. muy poquito a poco me había sacado de punto.


Fueron mis peores momentos de la carrera y lo pasé bastante mal. Además tenía una tropa siguiéndome detrás que me alcanzó en el último kilómetro.



Pero bueno, al final me recuperé y más o menos mantuve el tipo. 
Cruzo la línea de meta en la posición 52º con 35'57". 


Mi mejor marca en la carrera de largo, nunca antes había bajado de los 37' en Leiro. Aunque en gran parte se deba a las condiciones benignas de este año en cuanto a temperatura si es para sentirse satisfecho. Ritmo de 3'52"/Km que está realmente bien en esta carrera, un buen broche para cerrar la temporada.
Ahora toca desconectar un poco de correr y centrarse en otras cosas, empiezan las travesías y seguro que también cae algún triatlón. Para el año esperemos tener la oportunidad de seguir mejorando.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Lolo Penas  New Balance  28:59
2º Anouar Dabab (MAR)  Unicaja 29:31
3º Carlos Costa (POR) Benavetense  29:51

Femenina
1ª Marisa Barros (POR) 31:14
2ª Saida El Medhi (MAR)  32:46
3ª Sandra Mosquera  Comesaña S.C. 34:38

Fotos: Erik, AmigosdoDeporte

martes, 1 de julio de 2014

Copa Deputación y Carreira do Corpus

Ya prácticamente para finalizar la temporada de atletismo este fin de semana doblé competición. La que me interesaba realmente era la del sábado, estaba programada una jornada de la Copa Deputación de atletismo en pista en Monterrei y era una buena oportunidad para aprovechar mi estado de forma para intentar el asalto a mi marca en los 1500 metros. Estuve tentado a correr el 1000 pero al final me decidí por los 1500 que creo que es la distancia en la que mejor voy. 
Este año sólo había corrido dos 'milquis', uno en pista cubierta en Coruña, en la carrera que me valió la chapa del gallego de veteranos, y otro al aire libre en Vigo con muy mala marca. Para hoy el objetivo estaba en rebajar los 4'49", a priori factible si nos atenemos a los últimos resultados.
Claro que siempre hay que tener en cuenta otras circunstancias, como las condiciones meteorológicas. La mañana del sábado de mañana de verano tuvo bien poco, al menos hasta las 12. A los compañeros que corrieron el 3000 les cayó pero bien. Nosotros en cambio tuvimos suerte y corrimos sin luvia, con un poquito de viento pero con unas condiciones en general bastante buenas.
13 participantes en la línea de salida, que no está nada mal, fue la prueba con más participación. Dos de ellos muy destacados; Paulino Folgar de la UCAM y Rubén Diz, el de Xinzo que corre por la Gimnástica,y luego también un buen grupo de gente más o menos pareja en cuanto a nivel. Domingo había anunciado su intención de ir a ritmo de 4'49" así que era una buena referencia y me venía genial, mi compañero Samuel con 4'54" la semana pasada también podía ser una buena guía.
Tras el pistoletazo de salida sigo mi táctica habitual, empezar tranquilo y coger la cuerda. Me fijo en la referencia de Domingo que no se me vaya mucho y por lo demás intento ir relativamente cómodo que las últimas vueltas del 1500 se hacen muy largas.
Domingo siempre suele salir rápido y me sitúo detrás. Hacemos así como 700 metros, por detrás mía marcha Santi y justo detrás Samuel.
A falta de dos vueltas Santi, que ya había corrido del 3000 pero es de estos que nacen con pilas alcalinas, (sin ir más lejos hace 15 días debutó en ironman cascándose 3h36' en el maratón) pasa a comandar el grupo. Ahí veo que es mi oportunidad y me voy tras él.
Toque de campana, última vuelta. No sé si soy yo que me fallan las fuerzas o Santi que cambia de ritmo pero se me va unos metros. Aprieto los dientes y me digo a mi mismo que ha llegado al hora de sufrir y de sacar a la luz los entrenamientos... 
No se  me va. Últimos 200 metros y sigo enganchado a su estela. En la curva no voy intentar pasar pero en la recta lo voy dar todo. Me encanta la sensación de acabar fuerte en el milqui.
Hago la recta quemando los últimos cartuchos, tiro de brazos y a punto estoy de pasarlo pero Santi se da cuenta y consigue cambiar al final. 4'42,59" para él y 4'43,14" para mí. Creo que marca personal para los dos, yo por mi parte muy satisfecho, bajar 6" en un 1500 es una mejora bastante considerable así que perfecta guinda a una gran temporada. Salvo en el 800 que me quedé a centésimas de mi marca personal he conseguido mejorar de forma bastante holgada mis registros en 1500, 3000 y 10.000 m. Lástima no haber podido correr ningún 5.000.
Aunque en el fondo todo esto no sea más que una excusa, el proceso de mejorar, esforzarte por ir un poquito más lejos y conocerse a través del esfuerzo es lo que te queda. Algunos se encuentran a sí mismos en las largas distancias, a mí me bastan un par de vueltas a una pista.

Clasificaciones 1500 masc (completas aquí)
1º Paulino Folgar  UCAM  4:02,39
2º Rubén Diz  Gimnástica Pontevedra  4:04,90
3º Yeray Gómez  Atl. Val Miñor  4:13,85

Con los deberes cumplidos al día siguiente fui correr la carrera del Corpus del circuito Correndo x Ourense. Acudí porque la inscripción para todo el circuito es conjunta y para rentabilizarla un poco ya que en principio sólo iba correr una de las carreras de las 6 que lo componen.
No le había prestado mucha atención y no fue hasta el día anterior cuando me enteré de por donde era el circuito y la distancia. Al final eran 5,6 Km repartidas en 4 vueltas por el centro centro de Ourense, calle Paseo y demás, en plenas fiestas. En principio parecía que iba estar animado.
Y efectivamente no estuvo mal, buena participación y buen ambiente, y a pesar de lo corto del circuito y de algún tramo complicado con gente que se metía por el medio, me gustó.
Durante el calentamiento no estaba con muchas ganas de correr pero luego me fui animando. Como la salida no era muy ancha y pronto se giraba procuré situarme bien hacia delante para evitar problemas. Me dan un poco de miedo estas salidas.
Como era de prever se salió muy rápido. En el descenso de Juan XXIII ya pude ver como era Saturnino el que sacaba unos metros a todo el grupo mientras se formaba por detrás un pelotón con el favorito Javi Paredes, Luis Iglesias, Óscar Ramos y mis compañeros los Espiña Bros.
Yo me quedé más atrás con la referencia de nuevo de Domingo, de Javi Ortega y de mi compañero Fon que marchaba unos metros por delante mía.
La idea inicial era salir poco más que a rodar, pero cuando te ves bastante delante, con un dorsal en el pecho y te encuentras bien de forma... acabas mandando tus planes 'al carallo'.
Total que ya en el primer paso por meta cuando vi que el reloj marcaba 5'15" me dije, ¡pero a donde vas loco!?
En la segunda quise regular un poco y bajar revoluciones, me quedé con Ortega y un grupito de corredores.



2ª vuelta ya más suave que la primera, 5'22". Bastante cómodo dentro de lo que cabe, muy fluido.


Siguiente vuelta más de lo mismo aunque perdí contacto con el grupo, primero por no subirme a las aceras y luego porque en el paso por donde la iglesia de Santa Eufemia me vi en un atasco entre gente que transitaba por la calle y unos doblados. Entre eso y que perdía ya fuelle... 5'33"
Al menos ya sólo restaba una vuelta. 


Aunque las sensaciones no eran del todo malas si me daba cuenta de que iba de más a menos. En la última vuelta nos encontramos más doblados aunque la mayor parte del recorrido el circuito era lo suficientemente ancho como para que no supusiera un problema para ninguna de las partes. Me quedé un poquito en tierra de nadie puesto que el chico del atletismo Arenteiro se me fue unos metros que no fui capaz de recuperar mientras que Ortega y demás ya iban demasiado lejos.



Más o menos fui capaz de mantener el ritmo (5'32" esta última vuelta) y entrar en meta con 21'42" en el puesto 30º. No era algo previsto pero no está nada mal, no me quejo. Sin ser algo agónico sufrí un poquito más de lo que pensaba pero es lo que tiene ponerse un dorsal. Contento.
La carrera por cierto no estuvo mal, mucha gente viendo la carrera y animando. Hasta me llamó la atención que algún vendedor de estos africanos se pusiera a animar a los que corríamos. Curioso mundo en el que acabas sintiendo más empatía por alguien culturalmente más alejado de ti que por muchos otros que están cerca. No había más que ver algunas expresiones de desprecio de quien parecía estorbarles su paseo dominical. En fin...
Por mi parte prácticamente fue último cartucho de la temporada. Para la semana tengo previsto correr en Leiro que es como la de casa y luego ya dedicarme más a la natación en el mes de Julio (es que parado no sé estar :-))

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Javier Paredes  Gimnástica Pontevedra  18:55
2º Óscar Ramos  Ourenrunning  18:57
3º Lus Iglesias  Atl. Arenteiro 19:11

Femenina
1ª Ana Ocampo  Ourenrunning  23:28
2ª Mª Ferreiro 23:54
3ª Ana María López  Triourense  24:18

Fotos: Erik Alfonso

martes, 24 de junio de 2014

II GP de atletismo Festas de Ourense

Después del mundial de duatlón esta era otra de las citas importantes a la que le tenía ganas. Ya que no pude acudir al gallego de veteranos pensaba quitarme aquí la espina con una buena actuación en pista. Además el trofeo lo organizaba mi club de atletismo y mi marca Capra pyrenaica era colaborador así que doblemente motivante para mí.


Ya el año pasado estuviera muy bien. Este año se quiso dar un paso más con una propuesta muy atractiva y original: un encuentro de atletismo con representantes de las ciudades hermanadas con Ourense. De esta manera la propuesta iba más allá de lo deportivo, también era convivencia y cultura. Lógicamente esto también planteaba no pocas dificultades para coordinar todo y más siendo la primera edición 'internacional', así que al final sólo acudió la delegación portuguesa de Vilarreal. Una pena que los franceses de Quimper que acogieron muy bien la propuesta al final no pudieran venir por coincidir en fechas con un campeonato que organizaban ellos allí. Luego a nivel más local las cosas tampoco cuadraron demasiado bien, campeonato gallego juvenil, júnior y promesa el mismo día en Coruña, campeonato de España de veteranos y para rematar la boda de un conocido atleta ourensano que tuvo a entre los invitados a no pocos compañeros. Total que la participación  en las pruebas absolutas se resintió bastante, no asi en las escolares.
De todas formas al final salió todo bastante bien y pudimos disfrutar de cosas muy interesantes.
Nuestra carrera fue la encargada de abrir la competición. La carrera 'B' de 3000 metros lisos. Ya escogí esta primera para quedar libre, luego también me tocaría cerrar la competición ya a la noche con el relevo 4x400.
Antes de correr tocó currar un poquito en la organización, pero poquito para no cansarse :-)
Sabía que llegaba en un momento de forma muy bueno pero también con algunos problemillas, de hecho llevo 3 semanas en las que apenas corro y cuando lo hago son carreras bastante cortas,  Tengo un pie que me da la lata, aunque corriendo tampoco es que me moleste mucho, casi llevo peor caminar. No sé si ha debido ser por el cambio de calzado del verano o las sandalias o que, pero cuando mejor me encuentro es corriendo descalzo o como pude comprobar despues corriendo con clavos.
Bueno el caso es que empecé calentando con alguna molestia pero luego fue bien y en carrera ni  me acordé.

Calentamiento entre risas.
La carrera se presentó bastante bien para mí por cuanto había una buena participación en cantidad pero no había gente muy destacada ni gran diferencia de nivel. Salvo la incógnita del portugués que no sabíamos como andaba el resto era gente conocida, algunos andan más, otros menos pero dentro de nuestro nivel globerillo. Vamos que no había nadie que te corriera en 8'30" o así.

Discutiendo la táctica de equipo

Se da la salida y en cabeza se sitúa Julián del Ourense con los hermanos Espiña. Yo me quedo hacia el final del grupo porque los primeros 200 siempre se hacen rápidos de más.


Poco a poco voy cogiendo ritmo, me engancho a Diego Babarro del ADAS y Alejandro del Ourense. Intento mantenerme a su estela pero las sensaciones no son demasiado buenas. De todas formas voy controlando el tiempo por el marcador que hay en la línea de meta y observo que vamos a muy buen ritmo, el primer kilómetro por debajo de 3'30".
Ahora ya tocaba apretar los dientes, el segundo kilómetro del 3000 me suele costar bastante, luego ya en último suelo tener un final aceptable.

Vivo los peores momentos cuando me quedo descolgado y soy incapaz de seguir a mis dos compañeros, hasta alguna vez se me pasa por la cabeza que voy tener que abandonar. Creí que me iba hundir pero no, más o menos veo que mantengo la distancia, a unos 5 metros observo como espectador privilegiado el duelo que tienen Diego y Alejandro.


También veo a Javi Espiña no muy lejos así que me doy ánimos y me convenzo de que no estaba haciendo una mala carrera.
En las últimas vueltas me noto con fuerzas, casi más que en las anteriores, siento que mi ritmo no decae y me acerco de nuevo a Alejandro y Diego.
A toque de campana ya doy conectado con ellos. Respiro un poco.
En la curva voy detrás y no intento pasar, guardo un poco de fuerzas para el final Dudo por un momento si intentarlo en la contrarrecta pero luego decido dejar el último cartucho para los últimos metros

Acabé fuerte

Al final de la última curva adelanto y en la recta ya me vacío de lo que me queda. Conforme me acerco a meta veo el crono muy por debajo de los 10'34" que tenía como MMP previa. Lo voy conseguir.
10'18,54", 6ª posición. Bocado de 16" a mi marca previa. Muy satisfecho, objetivo conseguido. Ahora quedaba esperar a la tarde al 4x400 m.
Como anécdota contar que durante la jornada de la mañana me tocó subir al podio a recoger la medalla de Yuli vencedora en el 400. Al final he subido al podio más veces de prestado que por méritos propios jaja


Clasificaciones (completas aquí)
3000 m masculino B
1º  Roberto Espiña  CD Aurum 9:46,07
2º  Pedro Nunes (POR) 9:46,75
3º  Enrique Pulido (Ourense Atl.) 9:51:10

Por la tarde la competición se reanudaba a las 19 horas, antes cayó una buena tromba de agua. Por suerte no causó muchos daños, sólo rompió la carpa de la cámara de llamadas y luego algún corte de luz que tuvimos por mal contacto. Al final todo transcurrió con normalidad.
Pese a las ausencias se vieron cosas muy interesantes, el canario que hizo 10,78" en los 100, un buen 400 m hombres y luego el 3000 élite con Alejandro Fernández corriendo en 8'05" en solitario y lo más emocionante para mí el intento de Solange de hacer marca mínima para el europeo, la tuvo casi ahí, a un segundito se quedó haciendo una carrera extraordinaria. Como además nos tocó vivirla desde el interior de la pista ya que ya estábamos calentando para el relevo fue superchulo.

Para cerrar la jornada nada menos que debut oficial en el relevo de 4x400 y también primera competición que corría de una distancia tan corta en una pista. Ya había probado el 4x400 en la reunión anual entre amigos que organiza Lalo, primero como despedida de soltería y luego como aniversario de boda. Es una prueba divertidísima pero bueno, una cosa es correr entre amigos y otra ya en competición. 
5 equipos presentados, el Ourenrunning gran favorito con Rubén, Óscar Seoane que estaba de cumple y los hermanos Ramos, el Ourense Atletismo con el que podríamos estar ahí ahí, los portugueses que eran una incógnita y dos equipos de Aurum, el de los superstars :-P con el vencedor del 3000 Roberto, el otro Espiña Javi, Juan Romero y servidor que tendría la responsabilidad de salir de tacos, y luego el Aurum B con el presi en la primera posta, Javier, Tito, y Niko.

Los relevistas

A salir de tacos sólo había aprendido vagamente en un curso de iniciación al atletismo y en el curso de monitor el año pasado. Creo que todavía pierdo más tiempo del que gano pero bueno... en la calle de al lado Dani no lo llevaba mucho mejor que yo :-D
De todas formas mola. Cuando te dan la orden de listos te entra una tensión pre-salida muy especial. Me gusta.
Suena el disparo y me levanto, 400 metros a tope que al final se hacen larguísimos como te pases un poco en los 200 primeros.
Por la calle de fuera Dani me sirve como buena referencia mientras que ya en la contrarrecta nos pasa Rubén como una exhalación. El portugués también va delante pero llevo a Lalo detrás. 
Procuro no vaciarme del todo y reservar algo para la última recta. Ahí si que ya doy todo lo que tengo. Durísimo.
Entrego el testigo a Javi en 4ª posición muy cerca de la 3ª. Las dos primeras plazas van estar imposibles pero tenemos opciones a subir al podio como terceros. Habrá que lucharlo.
Nuestro relevo está muy compensado y el duelo con el Ourense Atletismo y con nuestros propios compañeros fue muy emocionante con alternativas para todos. Niko a punto estuvo de dar la sorpresa con una exhibición de 200 metros frente a Roberto pero al final uno de los grandes triunfadores del día :-) supo gestionar bien el esfuerzo y se impuso en la recta de meta.
Pues sí, terceros 4'17,04" Lejos de los vencedores pero muy bien. Además fue divertidísimo como colofón de la jornada.
Por segunda vez en el día me subo al podio aunque esta vez por méritos propios.


Clasificaciones 4x400 m masculino
1º Ourenrunning 3:47.61
2º Portugal 3:51.77
3º CD Aurum A  4:17.04



Como conclusión final del gran premio ya sólo restaba recoger todo, la parte más ingrata jaja aunque no tardamos mucho. La valoración por mi parte muy positiva, como participante no ha podido salir mejor y como colaborador en la organización también satisfecho, la prueba tiene futuro y el proyecto está muy vivo, faltó algo de participación en pruebas de categoría absoluta si, pero dadas las circunstancias fue todo muy bien. Si el año que viene pueden venir los franceses y quien sabe si los mexicanos, no se nos casa ningún atleta local y no nos meten un campeonato en la misma fecha la cosa aún estará mejor.

Fotos: Rubén, CD Aurum

miércoles, 18 de junio de 2014

VI Carreira popular de Amorín

Un fin de semana con citas importantes para  muchos amigos. En As Pontes se celebraba el primer triatlón de distancia ironman de Galicia, nada más y nada menos, también se disputaba el campeonato gallego absoluto de atletismo en pista y en la vecina Portugal, zona del Gerés, se celebraba la marcha cicloturista Gerés Grandfondo. Al final el protagonismo del fin de semana ha sido de ellos y me he alegrado muchísimo por los éxitos de ciertas personas como si fueran los míos propios.
Porque por mi parte fue un fin de semana tranquilo, cerrando casi la temporada de atletismo a la espera del último objetivo la próxima semana en el gran premio Festas de Ourense. Además llevo un par de semanas con molestias en un pie y apenas estoy corriendo por no forzar, aunque si le estoy dando caña por otro lado. En Amorín nunca había estado pero vi que por distancia me cuadraba bien, tenía una inscripción muy asequible (3 euros que además eran a favor de un programa de Unicef en Níger) y hablaban bien de ella.


Total que hasta allí me fui y la verdad es que me sorprendió gratamente. Ya no soy mucho de populares pero cuando llegas a un sitio, sobre todo así pequeño, y ves tanto interés por agradar, ya desde el punto de facilitarte un aparcamiento nada más llegar, acabas encantado. Ambiente fantástico, de fiesta, y todo muy bien.
Entre los participantes me encontré algún conocido, en especial a Pancho y a Miguel Marzoa con los que hice la mayor parte del calentamiento. La salida estaba para las 11 de la mañana pero ya hacía mucho calor. En esta zona del Baixo Miño cuando pega el sol pega fuerte.
El recorrido lo desconocía, se anunciaba de 6300 metros pero  se modificó algo y al final eran sobre 6500, una vuelta pequeña y otra más grande. La pequeña la hicimos en el calentamiento y no tenía mayor dificultad.


No éramos muchos participantes pero no estaba nada mal, además había gente de calidad pese a que no había premios en metálico ni nada.


De primeras tras la salida se formó un grupo cabecero en el que iban los favoritos como Santi López o Brais Misa que se fue poco a poco estirando. Yo me situé en torno al puesto 30 con la referencia por delante de Pancho a unos 15-20 metros. Como decían que era dura y además hacía calor, salí un poco reservando.


Aún así el ritmo era rápido. Me pegué a un grupito de gente y completamos la primera vuelta inicial de 1580 metros en 5'44". No está nada mal ¿eh? tengo algún tiempo de milla más lento.


La segunda vuelta compartía el inicio de la primera pero luego ya tomaba caminos diferentes. Todo por pistas asfaltadas y algún tramo de tierra. Muy tranquilo y bonito todo.
En esta segunda vuelta ya encontramos algún repecho más duro pero en general se llevaba bien. Pancho se me fue unos metros pero al mismo tiempo fuitambién remontando posiciones. En general las sensaciones fueron bastante buenas. Me sentí con fuerzas y el calor lo llevaba bien gracias a los avituallamientos.

Powered by Capra pyrenaica

Cuando llegamos al último kilómetro  llegué a ir de 23º, sin embargo el final se me atragantó un poco. La última cuesta no contaba con ella y me dejó algo justito pero lo que me acabó de matar fue la vueltita que había que dar al llegar  a meta (que no viene en el croquis), pensaba que se entraba directamente. Debían ser sólo 300 metros o menos pero cuando no te lo esperas...
Total que en el tramo final me adelantaron 3 corredores de los que había adelantado antes. 


Salvo ese pequeño tramo de sufrimiento por lo demás fue una carrera bastante cómoda. 25'14" fue mi tiempo final, sale en torno a 3'52" el km que con el perfil y tramo de tierra no está nada mal. 26º de la general y 12º de mi categoría. Pero lo mejor fue disfrutar de una buena mañana de deporte por una buena causa y del buen trato y el interés que el pusieron los organizadores. Además nos dieron a todos medallita que yo casi lo agradezco más que la camiseta, al menos son más cómodas de guardar y no ocupan tanto.

Así luce en el tablón de las medallas :-)

El próximo objetivo va ser intentar hacer un buen 3000 en pista, creo que tengo en mis pernas bajar de los 10'30" pero veremos como se plantea la carrera y si me respeta un poco el pie. Por intentarlo no va quedar. Y para rematar la jornada un 4x400  ¡a ver como nos defendemos!

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Santi López  Atl. Porriño 21:17
2º Enrique Goce  SAR 22:21
3º Brais Misa Atl. Porriño  22:26

Femenina
1ª Mª Carmen Costas S.A. Val Miñor  29:15
2ª Ana Alonso  30:05
3ª Iris Soto CAR  30:36

Fotos: Safarstudio

martes, 10 de junio de 2014

II Triatlón Concello de Porriño

Muchas veces me suele pasar que tras una competición importante la siguiente me suele salir bastante mal. Sobre todo cuando en le primer caso cumplo con mis objetivos. Supongo que igual es un poco por relajación, o por la sensación de que no es algo importante. Este sábado me sucedió algo similar.
Al triatlón de Porriño ya fui el año pasado y me gustó mucho por lo que quise repetir este año, pero hasta casi última hora pensaba que no podría acudir, por tener el día comprometido. Al final no fue así. 
No daban muy buen tiempo para el fin de semana y creo que un poco eso hizo que fuera con cierta desgana, la perspectiva de mojarse o de pasar frío no me mola. En cross y carreras ya no me importa, vacunado de espanto estoy, pero para el triatlón o cualquier cosa con bici de por medio prefiero solete.


Y es que además en esta prueba al haber dos transiciones diferentes y celebrarse la natación en un Tui y la carrera en Porriño se complica todo un poquito más.
De camino por la autovía me pillaron un par de chaparrones buenos y la cosa no pintaba bien, pero ya llegado a Porriño parecía que podía aguantar y aún a ratos asomaba el sol. Eso sí, hacía muchísimo viento, hasta tiraba vallas y se llevaba las cestas de los boxes.
Para ir hasta la natación había 2 opciones, o ir en bici o ir en bus. Ir en bici no me apetecía nada, ir en bus me daba algo de reparo meter la bici en el maletero pero al final resultó  bastante mejor que el año pasado. Fui con mi compi Rafa y poquita gente más, sin problema.
Una vez allí pedaleando con chanclas de cara a la transición ya tuve un problema con la cadena y el cambio trasero. ¿Preludio de lo que vendría despues? Se salió la cadena de la ruedecilla del cambio, me enguarré y la coloqué, supuse que sería al sacarla del bus y no le di importancia.
Mientras tanto paso el control de material. Todo bien, no me olvido de nada. Dejo lo que corresponde en el guardarropa y vamos a probar el agua. No tiene muy buena pinta el río, sopla muchísimo viento y se levantan olitas.
Al principio de meterme noto el agua bastante fría en los pies pero luego ya dentro no me pareció tan mal, casi era peor estar fuera con el viento. Nado un poco y tengo problemas con las gafas, me entra agua. Ya estaba viendo que me iba pasar lo mismo que en el tri Rías Baixas pero al final que me entrara agua en las gafas fue lo único que NO me pasó en la natación.




Como el año anterior la salida se daba desde dentro del río aunque esta vez éramos más. Más de 300 participantes, quizás demasiados, no sé.


Este año salí más cerca de la orilla para que no me pasara lo del año pasado que cuando se dio la salida yo nadaba en dirección contraria. Salí un poquito atrás para no meterme en jaleos y nadar más a mi aire. Había corriente y era difícil que la gente se colocara en línea. Tras tenernos una hora ne el agua y mandarnos para atrás cien veces al final sonó el bocinazo.
Hasta la primera boya fui bastante cómodo. Nadábamos viento en contra y era una natación algo movida pero bien. Fue en la primera boya cuando todo cambió.
Cuando llegué a su altura había un atasco monumental con gente parada. Traté de abrirme al exterior pero me vi encerrado. Con este panorama ya se sabe que lo que toca es recibir golpes. En cierto modo el contacto es inevitable y te lo esperas, que te metan los codos, se apoyen en ti, te toquen lo pies etc, es más o menos lo normal. Yo intento evitar lo más que puedo el contacto pero resulta imposible no  recibir ni darle a alguien.
Ahora bien, una cosa es eso y otra es ya ser un cafre. Apiñados como estábamos que a un tonto se le ocurra ponerse a dar patadas de braza como un loco, a ras de superficie y a mala leche no tiene nombre. A mi me rozó un par de veces, Niko que luego saldría del agua más de un minuto antes que yo también lo sufrió y otros que estaban allí igual.
Doblada la boya ya me abrí lo más que pude para poder nadar a mi aire aunque poco tardé en darme cuenta de que me habían abierto el neopreno. Llevo 10 años en el triatlón y nunca me había sucedido tal cosa. Esto ya dice mucho de la persona que lo hace. Y además no fui el único, porque Amelia también comentó que le habían tirado de su cordón aunque por suerte su neopreno es de los que se abre al revés.
De pena, vamos, podíais quedaros en vuestra casa o ir pagar vuestras frustraciones a otro lado, ni sois deportistas ni sois nada. La mayoría creo que hacemos esto para divertirnos.
La verdad es que con estas movidas lo pasé bastante mal, me agobiaba en el agua, no podía respirar. La vuelta me costó más que la ida pero de peores cosas he salido y no me iba rendir. Por lo menos no me entró agua en las gafas, lo único bueno, y la cremallera tampoco la dieron abierto del todo, sólo un poquito pero lo suficiente para ir incómodo..
Salgo del agua fatal, 15'57", parcial 194º. Vaya temporada de tri, 2 triatlones, dos nataciones horribles. Si en la piscina no estoy nadando tan mal.
Pues nada, tocaba la transición, que tampoco fue muy bien que digamos y montar en la cuesta que me costó, valga de redundancia, un poco.


Por fin sobre la bici, tocaba remontar como ya hiciera el año pasado. Al principio el circuito es un poco sinuoso y además vi a la gente un poco nerviosa por lo que intenté ir con cuidado que no merece la pena arriesgar. Ya al poco de montar casi me tira uno que estaba intentando calzarse las zapatillas y circulaba haciendo eses.
El viento soplaba fuerte y a favor, por lo que sobre la bici se volaba. En principio esto nos beneficiaría a todos pero a mí en ocasiones me dejaba con un desarrollo insuficiente. Me sentía con buenas piernas, o eso creía, y pronto fui remontando posiciones.
En un momento del recorrido, no sé exactamente cuando, porque además desde el día del mundial de duatlón el cuentakilómetros de mi bici dejó de funcionar, en el momento que además pasaba junto a unos chicos del triourense, que debían haber sufrido una caída e intentaban volver a reincorporarse a la carrera, noté que el pedal se bloqueaba.
No, otra vez no. 
Me echo a un lado, desmonto, y si, otra vez la cadena trabada entre el cuadro y la rueda. ¿Mala suerte? No, culpa mía. En el mundial de du ya me había avisado de que saltaba pero me olvidé luego de revisarlo y ajustar de nuevo el tornillito (que parece que se desajusta con facilidad) Que tonto soy, en fin... otra vez a pringarse las manos, que asco. La operación es sencilla, quitar la rueda trasera, liberar la cadena, volver poner la rueda y colocar la cadena de nuevo; lo que pasa es que en medio de la competición y teniendo que hacer uno todo, levantar la bici, sacar la rueda mientras sostienes la bici con la otra mano etc. cuando además parece que tienes el día torpe, se complica todo. Lo que a lo mejor puede llevar segundos a mi me lleva minutos ¿Cuantos? No sé, supongo que un par de ellos pero pareció eterno, sólo veía pasar gente, gente y gente. Además me había hecho daño en un dedo.
Me reincorporo a la carrera enfadado conmigo mismo. mala natación y ahora mala bici también, me estoy luciendo. Casi con rabia me pego un calentón en los siguientes kilómetros, vuelvo a pasar a gente, gente y gente. Salvo algún momento puntual casi toda la bici la hice en solitario.
Algunos kilómetros más tarde vuelvo adelantar a algunos de los que ya había adelantado justo al principio de la bici. ¡Que fácil es perder tiempo y lo que cuesta ganarlo!
En otro punto del recorrido más adelante veo que ha habido un accidente y hay 2 personas tendidas en el suelo siendo atendidas, no las reconozco porque las tienen medio tapadas con una manta pero si distingo el mono del Mar de Vigo. Que mal te deja el cuerpo, por suerte al final no ha sido nada.
De la bici no hay mucho más que contar, un tramito de bucle en el que se notaba mogollón el viento en contra y poco más.
Llego por fin a boxes. Tampoco hago una transición maravillosa pero bueno al final por lo menos acabo la bici entero y de una pieza que visto lo visto ya es bastante. 41'59" y parcial 181º. Me hubiera gustado conocer el parcial real descontando el tiempo parado para poder valorar pero me parece que no hubiera estado tan mal.
Bueno, ahora ya sólo quedaba disfrutar un poco de la carrera por las calles de Porriño, al menos intentar acabar con buen sabor de boca. 




Y eso sí, la carrera bien, cómodo y yendo fácil. Por el tiempo empleado no llegará a 5 Km, ya el año pasado lo supuse, pero de todas formas bien, 18'45" y parcial 46º. 




Al menos sirvió para maquillar el resultado, no se consuela el que no quiere: 1h16'40", 160º. Mejor tiempo que el año pasado pero con el viento a favor en la bici era evidente que se iba mejorar, hasta con la parada me salió un parcial de bici similar. No me quedó buen sabor de boca sobre todo por el mal rollo de la natación, pero bueno, luego con detallazos como que te inviten a tarta tras la línea de meta pronto se olvida :-)

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Diego Paz Arcade Inforhouse  57:01
2º Martín Carrera  Natación Riveira  58:03
3º Tomás Olavarría  Tripenta terras de Lugo 58:34

Femenina
1ª Aida Valiño  Cidade Lugo Fluvial 1:00:02
2ª María MArtínez  Atl. Porriño 1:08:26
3ª Mar Villar Triatlón Morrazo 1:10:23