miércoles, 16 de agosto de 2017

III 8000 Varas de Arnoia

El primer domingo de agosto se celebró la 3ª edición de esta carrera popular que se enmarca dentro del programa de las fiestas del pimiento de esta localidad. Como me queda aquí al lado es casi una cita obligada, además es una carrera muy bonita aunque muy dura también.


Se sale temprano, a las 10 de la mañana, intentando evitar el calor que en verano achicharra el valle del Miño. No es nada raro ver termómetros por encima de los 40º. Pero en esta ocasión el tiempo dio una pequeña tregua y corrimos a una temperatura agradable, algo más frescos que las 2 ediciones precedentes. Lo cual era una buena noticia.
Las cuestas y los desniveles sí que no nos las iba quitar nadie. 
No es una carrera multitudinaria, en estas fechas mucha gente está de vacaciones, otros aparcan los entrenamientos, hay muchas fiestas, se acaban las temporadas, etc. pero aquí sí se juntan a un buen puñado de entusiastas que, bien sea por correr o por los pinchos de después, generan un ambiente familiar muy agradable.
Las subidas empiezan pronto, ya en el primer kilómetro, una cuesta tendida y prolongada nos avisa de lo que va ser la carrera. Le seguiría un descenso vertiginoso y vuelta a subir.
Ya corrí las 2 ediciones anteriores así que no me pilla por sorpresa. Comienzo más o menos suave, controlando el ritmo. La actuación del sábado pasado en Celanova me da bastante confianza aunque ni el perfil ni la distancia sea comparable.
Antes de llegar al segundo kilómetro ya tenemos un grupito montado, un corredor del ADN Runners, 2 del Corredores do Miño, David Oliveira del Porriño y yo. Por delante sobre una decena de corredores. 
Fue una suerte encontrarnos porque otros años me tocó hacer buena parte del recorrido en solitario y en compañía se lleva mejor.
Hasta el Km 8 negociamos toda una variedad de subidas y bajadas, a cada cual más dura, en una sucesión que no parecía tener fin. Se agradecían los ánimos de los vecinos en algunos puntos del recorrido. El entorno es bonito. En alguna ocasión estuvimos a punto de confundirnos, por culpa de un coche mal aparcado, pero conocía el circuito de otros años y pude advertir a mis compañeros.
Cuando llegó la bajada hacia el balneario alargué zancada  y me fui unos metros junto a uno de los chicos del Corredores do Miño. Alcanzamos al chaval que había salido liderando la prueba en los primeros compases y que por lógica se había quedado atrás. La verdad es que debe de tener buenas condiciones, si hubiera regulado un poco llegaría bastante adelante.
En el paseo de tierra que hay por la orilla del río dejé atrás al chico del Miño y me fui en solitario tras un corredor que lucía la camiseta de franjas horizontales verdiblancas de un club de Carballiño. No creía que fuera darle alcance en lo que quedaba de carrera aunque si  que le iba recortando distancia. 
El último kilómetro tenía reservada la "sorpresa", este año ya no para mí, de una última subida dura hasta meta. Como vienes con las piernas algo ya cansadas tira bastante.
Llego arriba y sólo queda entrar en el estadio de fútbol donde estaba situada la meta. Por desgracia un portón abierto y la presencia de un guardia en el medio de la carretera hacen que me confunda y me meta hacia un pabellón en una pista sin salida. Por suerte alguna gente me advirtió con gritos desde la carretera por donde era el camino correcto.
El chico que venía detrás mía también se confundió, seguramente siguiéndome, aunque luego no tuvo que desandar tanto camino. Cuando volvió a la carretera se puso a esprintar con lo que perdí la plaza que ocupaba.


Siendo sinceros me enfadó, porque si no hubiera sido por este incidente no me hubiera alcanzado ya que tenía ventaja de sobra, pero ojo, tampoco lo critico porque son circunstancias de carrera. Yo personalmente no lo hubiera hecho pero no soy quién para imponer mi ética a nadie. Legal fue y no hay más que hablar.


Posición 12ª al final, 41'31", mi mejor tiempo aquí aún a pesar de la confusión. Satisfecho porque los 10 Km son realmente duros. Además, dado que los premios no eran acumulativos, esto me proporcionaría el primer puesto en la categoría de veteranos A. Últimamente estoy en racha.
Siempre está bien subir a un podio, sobre todo cuando lo compartes con un compañero de equipo, Tito 3º.


Del resto pues genial, los pinchos estupendos, pimientos muy buenos hasta hartarse, y una bolsa bastante completa, la verdad es que se esmeran en agradar lo que es de agradecer.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Juan Bueno Atl, Macotera  36:35
2º Saturnino González Veteranos Ourense 36:59
3º Albino Fernández Atl. Arenteiro 37:17

Femenina
1ª Ana Soutullo Burgas 46:26
2ª Silvia Rodríguez  Esprintes 48:52
3ª Dora Riveiro Korporearenteiro Trail  52:24

miércoles, 9 de agosto de 2017

V Duatlon Cross de Celanova y XXXVIII Travesía a nado na Ría de Vigo

Doble cita el fin de semana del 29 y 30 de julio. El 29 por la tarde participé un año más en el Duatlón Cross de Celanova, un año más en la categoría de parejas y haciendo equipo con Marcial. Ya llevamos 3 años consecutivos y cada vez lo hacemos mejor. La prueba no es federada, es totalmente popular y eso ya lo comento para que luego se entiendan algunas cosas que sucedieron.
Celanova es muy bonita, tiene una de las plazas a mi parecer más chulas de España y en verano está muy animada. El escenario por tanto es ideal. Este año además aún hubo más participación, incluso a pesar de coincidir con otras pruebas cerca, y además consiguieron mucho participante local, que siempre arrastra a más público a animar y ver la prueba.
Las distancias son 7-20-3,5. Yo haría la parte de carrera, los 7 Km  iniciales y los 3,5 de postre, mientras Marcial haría los 20 Km de BTT. Este año el circuito de bici variaba con respecto a pasadas ediciones y según me comentó Marcial le habían añadido unas subidas muy duras.
A pesar del buen rendimiento de la semana anterior en el trail de Avión, no las tenía todas conmigo con respecto a la carrera. Esta semana había retomado a hacer algún entreno de series y me habían salido unos tiempos realmente malos. En un 1000 casi rozando el medio minuto peor que mis mejores registros. Sin embargo, ponerse un dorsal es otra cosa.


No me quise guardar nada en el primer segmento de carrera. La posición no importaba tanto como poder entregar el relevo a Marcial sin mucho retraso con respecto a los primeros.


No salí bien situado y en los primeros compases me encontré encerrado. No me preocupó porque eran 4 vueltas y 7 km son lo suficientemente largos como para recuperar el terreno perdido. Mucha gente iría perdiendo el ímpetu de la salida. No era un circuito muy duro pero tenía sus cuestecillas y sus cambios de ritmo.



Cada vuelta fui a mejor y pude entregar el relevo a Marcial tras 26' y 31" de carrera. en el puesto 8º de las parejas pero relativamente cerca de las que nos precedían. Tan sólo la 1ª a más de 2' y medio se nos escapaba un poco, del resto las diferencias eran inferiores a los 2' o incluso al minuto. Tiempos que un buen ciclista como Marcial podría recuperar en muchos de los casos a lo largo de los 20 Km.


Lo había dado todo, ahora tocaba esperar en torno a una horita, y luego volver a correr. Los 3,5 Km finales me iban costar, ya me dolían algo las piernas.


Pasan algo más de 50' y ya toca comenzar a moverse de nuevo, los primeros están a punto de llegar. El mejor corredor hizo pareja con el mejor ciclista así que su victoria fue muy clara e incontestable.
La segunda pareja apareció sobre 1' después también con una ventaja clara. Cuando apareció la 3ª el relevista del sector de bici se presentó haciendo un Froome, corriendo y sin su bici, le dio el chip a su corredor y completaron el recorrido. No sé donde tuvo los problemas ni donde dejó su bici pero en una prueba federada avanzar sin bici en el sector de ciclismo conlleva la inmediata descalificación. Ya en su día fuera polémico el gesto de Froome, pues aquí tampoco se descalificó.
En 4ª posición de las parejas, tras 1h04'16" de pedaleo, apareció Marcial que me dio el relevo. Antes de salir esperé a que colgara la bici como se había dicho en un principio pero visto el precedente no sé por qué.



Hice una segunda carrera más floja que la primera pero pude mantener el tipo y nadie inquietó nuestra posición. Pude adelantar al 2º y 3º de la prueba individual que luego serían descalificados, estos sí, por confundirse en un cruce del tramo final de bici.
13'29", 10º parcial, para los 3,5 Km y entrar en meta con 1h44'17" en 4º lugar. Bien podía haber sido el 3º si se aplicara el reglamento de duatlón pero bueno, no íbamos a protestar ni nada por el estilo porque lo que fuimos fue a pasarlo bien y en eso cumplimos. Por un trozo de lata no vamos a meternos en rollos. Muy contentos con nuestra actuación.


Lo que sí no perdoné fue un helado tamaño XL de chocolate al acabar. Y eso que me cobraron 3 eurazos, y me pareció caro, pero estaba muy bueno :-))

Clasificaciones (completas aquí)
Parejas masculinas
1ª Fernando Montes/ Fernando Nieto 1:34:18
2ª Julio Nóvoa/ Rubén Estévez 1:35:47
3ª Jose Antonio Losada/ Jorge Vázquez 1:39:31

Fotos: Erik Alfonso.

Al día siguiente fui a Vigo, a la playa del Vao, para participar en la 38ª edición de la travesía a nado, una de las de más tradición en Galicia. La travesía de El Corte Inglés como también se la conoce por ser esta empresa la que organiza y patrocina la prueba. Esta fue la primera travesía que nadé hace ya unos cuantos años. Hice un par de ediciones antes de que en el 2006 me llevara un buen susto con un principio de hipotermia. El agua estaba a 15º, aunque conseguí acabar la prueba, desde aquella no había vuelto. Este año, con la entrada en vigor de las nuevas normativas FINA que permiten el neopreno por debajo de 20º, me decidí a quitarme la espinita. Participé en la prueba popular, de media milla naútica, algo más de 900 metros (926 en teoría, aunque dudo mucho que se puede medir con esa exactitud) La otra formaba parte del circuito gallego y había mucho tiburón, además de tiempo de corte creo.
La prueba popular es una de las más multitudinarias y es una fiesta. Sobre 350 personas y un nivel bastante bueno además. Hay muchas categorías y el escenario es muy bonito. Para mí una de las playas más bonitas de Vigo a pesar del esperpento del edificio de Toralla.


Este año que se permitía neopreno resultó estar el agua caliente. 19º, pocas veces se ve esta Tª. Este año el agua de la ría está bastante templada, lo más usual son los 16-17º. De todas formas no es una Tª a la que estorbe el neopreno y decidí llevarlo.


Salida desde la playa corriendo hacia el mar, recorrido en forma de triángulo en sentido antihorario. 
Tuve que salir hacia la parte derecha con lo que me iba coincidir pasar la primer boya por dentro. No tenía ganas de meterme en el medio de los golpes y me aparté un poco para nadar por fuera del pelotón de gente. 



Primer tramo muy limpio, muy cómodo, totalmente en solitario. Al llegar a la boya ya es otra historia. Tengo que hacerme sitio por el interior y hay bastante tumulto. Algún que otro golpe pero no dura mucho. Tras doblar la boya busco un pasillo hacia el interior para nadar tranquilo.
La verdad es que al ser una distancia tan corta se pasa todo muy rápido. Siguiente boya de nuevo por el interior, de nuevo situación parecida a la anterior, aunque aquí ya iba la gente más separada.
Quedaba tan solo el tramo hasta la playa. Conforme me  iba acercando ya iba viendo como se formaba una cola de nadadores para salir que llegaba hasta bien entrada el agua. Pensaba que con el control con chip no se daría esta imagen pero me equivoqué. No parece muy lógico que tomen nota del gorro antes de pisar la alfombra, más que nada porque falsea un poco el tiempo ya que estabas parado un buen rato, pero bueno los jueces sabrán. A mí tampoco me importa demasiado, iba por participar más bien, ya sé que no sé nadar.
Al final me dieron 19'53" de tiempo, 182º de 333 que tampoco parece tan mal y 24º de 44 en mi categoría. Creo que más o menos fue lo que hice hace ya 11 años.
Estuvo buena mañana y me lo pasé bien. Aproveché el viaje para visitar el museo y la villa romana de Toralla y por la tarde me quedé en una de las playas de la zona con el regalo de ver un grupo de arroaces. Un buen día.

Estos si que nadan bien

Clasificaciones (completas aquí)
Travesía popular (926 m)
Masculina
1º Martín Cañete  11:25
2º Miguel Benito  11:32
3º Alberto González  11:36

Femenina
1ª Lucía Cañete 12:36
2ª Sara Ibáñez  12:46
3ª Ángela Cobelo  12:53

martes, 1 de agosto de 2017

I Trail "Ruta do Faro" - Avión

Tras casi una semana parado por una intoxicación alimentaria y algo más de un mes sin participar en ninguna carrera, volví a calzarme las zapatillas para participar en este nuevo trail. La sierra del Suído me queda bastante cerca pero el terreno me era bastante desconocido, tan sólo de haber hecho el circuito del Aviaman en bici y alguna marcha cicloturista que pasaba cerca, pero nunca había corrido por estos lugares.
El entorno es chulísimo y las vistas espectaculares. El ambiente tranquilo que se respira, ajeno al bullicio también es de destacar. Estrechas carreteras y ganado en semilibertad. Otro mundo.
Se notaba que era la primera edición en algunos detalles, la participación fue bastante escasa. Había 2 distancias, 15 y 25 Km, y entre las 2 pruebas apenas nos reunimos poco más que una treintena de participantes. También se organizaba conjuntamente una andaina, esta con mayor tradición, y bastante más participación. Mucho acento mexicano en unas tierras con gran cantidad de emigración en este país de las Américas.
De los corredores bastantes caras conocidas, parte de la familia de siempre. Habituales de las carreras y del trail. Genial ambiente de compañerismo.


Nos situamos en la línea de salida. Partimos juntos las 2 distancias. Saturnino, como es habitual encabeza la prueba los primeros metros y así lo hará hasta el final de la prueba. Por detrás Ramón, y algo más retrasados el resto. La primera parte es común para las 2 distancias, no nos separaríamos hasta el Km 10 aproximadamente. 



Los primeros kilómetros eran en subida, primero por asfalto, luego por pistas y caminos. Ganando altura de forma gradual. No eran grandes desniveles, se podía correr todo el tiempo pero era bastante constante. El día estaba muy bueno, la temperatura ideal, no hacía mucho calor. Lo mejor eran las vistas aunque tampoco podía uno levantar mucho la cabeza y había que estar pendiente de las flechas del suelo.
Una vez arriba tocaba bajar. Todo pista de tierra. Terreno nada técnico para correr y mucho, a mí me favorece y tampoco me disgusta. Dentro de lo que cabe estábamos rodeados de vegetación, vacas pastando y mucha tranquilidad.


Coincidí en carrera con la compañía de David Losada, que hacía la prueba de 25 Km, pero me vino muy bien. Marchamos juntos un buen rato, hasta que nuestros caminos tomaron rumbos diferentes.
Después de las pistas de tierra seguimos descendiendo por un larguísimo e interminable tramo de asfalto. Fue la parte que menos gustó a la gente ya que de trail tenía poco. A mí, aunque me favorece, tampoco me agradó demasiado. Kilómetros de bajada que te machacaban las piernas y me dejaron unas buenas agujetas los 2 días siguientes.


Una vez llegado al Km 10 ya me quedé en solitario. Por delante 5 Km hasta meta donde me iba cruzando con los participantes de la andaina. Fue quizás el tramo más duro, de nuevo subida, constante y sin mucha pendiente, se hacia también corriendo y eso mismo la hacía dura. El camino un poco más roto, había piedra suelta, aún así nada técnico. En algunos momentos veías lo que te quedaba por delante, subida y más subida, veía también a cierta distancia a Pablo Feijoo, el corredor que me precedía en 2ª posición de la prueba. Yo iba 3º y por detrás no parecía venir nadie.
Tras este tramo de subida, de nuevo a bajar. Este fue el tramo de más trail propiamente dicho, algún tramito de monte a través y senderitos.
Aquí con cuidado de no caer, porque el podio lo tenía hecho. La parte final ya era el camino por el que habíamos subido. Muy rápido.
Cruzo la línea de meta en 1h18'51", 3º de la general y 1º en la categoría senior. Por delante sólo Saturnino, que me sacó 8 minutillos, y Pablo a poco más de 2. La verdad es que está muy bien y quedé muy contento, no me esperaba encontrar tan bien después de todos los problemas y el parón.

Pablo, Saturnino, Castor (vencedor 25 Km) y yo

La entrega de premios fue un poco caótica, no se hizo un podio absoluto por ejemplo, pero bueno, al final medallita por ser primer senior.


También me tocó una botella de aceite de oliva en el sorteo :-)

La comida estaba incluída en la inscripción y no estuvo mal, aunque para un semivegetariano no es que le haga mucha gracia el menú. La ensaladilla estaba muy buena, la empanada de queso se comía, las salchichitas no las probé ni la costilla, el pollo si lo comí y no estaba mal. Postre y café y como reyes. El pero es que hubo que ponerse sudadera porque a esa altura hacía un poco de fresco y soplaba el aire pero bien.


A la vuelta visita a unas fervenzas cercanas y olvidadas y paseo por las carreteritas de la sierra, un poco incómodas para un coche grande y pesado como el mío pero que deben ser una delicia en moto o en un clásico. La zona es preciosa y tiene potencial para muchísimas cosas, trail, cicloturismo... Espero que se vayan animando a organizar.


Clasificaciones (completas aquí)
15 Km
Masculina
1º Saturnino González Veteranos Pabellón  1:10:40
2º Pablo Feijoo Prefabricado Feijoo 1:16:08
3º Alfredo Ferreiro C.D. Aurum  1:18:51

Femenina
1ª  Mª del Mar Estévez (MEX)  1:33:53
2ª Cristina Eisserman Korpore Trail 1:53:09

miércoles, 19 de julio de 2017

VIII Travesía a nado Vila de Baiona y VII Travesía a nado Costa Serena

Las últimas competiciones en las que he participado. Fin de semana de travesías del 8 y 9 de Julio. El sábado me desplazaba hasta Baiona para participar en la prueba de 1800 m. Recorrido muy similar al de la natación del triatlón olímpico que se disputa en este mismo escenario, sólo que un poquito más larga. A diferencia de aquella, ahora ya están puestas las boyas y el canal de salida de la playa. También hay más gente y embarcaciones, lo que complica todo un poco. Por lo demás buen día, sol y mar en calma, agua a buena Tª, hacia dentro más caliente todavía, en la orilla buena para el neopreno.
Playas muy llenas de gente, mucho turista, hay de todo pero parece que siempre me toca estar al lado de gente que habla a voz en grito. Antes de la salida estaba tratando de leer en el playa pero vamos que hay gente bastante molesta. También probé el agua y nadé un poco. Tuvimos la suerte de ver un par de arroaces que se adentraron hasta el puerto y la playa de la salida, pero como ya tuvieron que venir los típicos tontos de turno a hostigarlos con sus barquitos se sumergieron y adiós muy buenas.
Mucha participación en la prueba para adultos, más de 220 nadadores que hizo que la salida se quedara pequeña.




Primer problema, el estrecho canal por el que había que pasar nada más salir. Segundo problema la primera boya que había que doblar, muy cerca y sin posibilidad de escapatoria.



A pesar de los llamamientos a la prudencia de los organizadores, de colocarse cada cual según el nivel, a pesar de una salida relativamente escalonada, pasó lo que se temía que pasar.
Muy difícil estos primeros metros, imposible nadar. Al final ya no fue solo recibir golpes, me movieron las gafas, me empezaron a coger agua ya desde el principio y eso condicionó un poco mi travesía.


Me paré en cuanto tuve la oportunidad a colocarlas, camino ya a la segunda boya, pero esto en el agua, cuando quieres hacer las cosas rápido, no sale siempre bien. El problema es que se desregularon, la goma quedó floja y a pesar de parar 5 o 6 veces durante la travesía nunca las llegué a poner bien. Cuando no me entraba agua en un ojo me entraba en el otro.
Continué nadando, buscando los sitios donde no hubiera aglomeración de gente. Pasado el mal trago inicial el resto de la travesía es sencilla y agradable.
A mitad de travesía ya noté que las gafas se me soltaban de la cara, afortunadamente las pude agarrar por un pelo, esta vez me paré bastante, lo que hizo que uno de los kayaks acompañantes se interesara por mí. Al final apañé y seguí nadando.
Estaba deseando ya tocar tierra, menos mal que la travesía era corta, me picaban los ojos.
37'21", 159º de 226. Para parar tantas veces y nadar tan incómodo hasta no me parece que lo haya hecho mal. La verdad es que no la pude disfrutar nada pero bueno, hecha está.

La mujer esta partiéndose el culo y yo con cara de circunstancias.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Marcos Vila CNPO  22:17
2º Francisco Cobelo CN Ponteareas  22:26
3º Saúl Sequeiros Naútico Vigo 25:13

Femenina
1ª Sofía Suárez  28:01
2ª Cora Vinagre CN Sportcity Woluwé 28:01
3ª Adriana Pensado Arcade Inforhouse 28:20


Al día siguiente tocaba la travesía de la Costa Serena, muy cerquita, a apenas unos kilómetros, en el vecino Nigrán. A esta travesía llevo acudiendo desde la primera edición aunque en los últimos años se me está dando bastante mal. De todas formas merece la pena tanto por recorrido, animación, ambiente... está muy bien.
Cerca de 300 nadadores en la distancia más grande de 4000 m. Mucho nivel como siempre, presencia de nadadores de nivel internacional como el portugués Hugo Ribeiro y de triatletas también internacionales como Luismi Velásquez o Antonio Serrat.


Por mi parte esta vez lo que tenía ganas era de disfrutar y de no llevar golpes.

Foto de familia


Tanto es así que desde que sonó el bocinazo de salida me busqué mi rinconcillo e hice toda la travesía en solitario, no me apetecía ni buscar grupos ni nada. Ya me la conozco bastante y de los errores de orientación de otros años ya he aprendido. Fui a mi aire.
Me noté un poco cansado y sin muchas fuerzas. La ida hasta el faro la hicimos con el mar en contra auqnue la verdad es que disfruto nadando así. 
No se me hizo muy largo, iba bien orientado.
Doblo el faro, había bastante gente alrededor, no me ciño demasiado. Vuelvo encarar el camino de la playa. Esta vez el mar juega a nuestro favor.
Tengo la impresión de que no aprovecho bien las olas. La vuelta siempre me ha costado más que la ida. Este año más o menos me oriento bien aunque en alguna ocasión  me despisto al ver otros nadadores con trayectorias raras. Había uno que iba derecho hacia Baiona, no sé donde acabaría.
Había boyas amarillas de referencia pero lo mejor es guiarse por el edificio de la costa.
Fui a mi aire y sin problemas, de vez en cuando se me cruzaba alguien y tenía que levantar cabeza para volver a fijar las referencias pero más o menos bien, mejor que años anteriores.
Doblada la segunda boya sólo quedaba el tramo paralelo a la playa. Siempre es el que menos me gusta. Odio nadar con las olas de costado, se me hace muy incómodo, y aún encima este tramo siempre se me hace largo. Aquí si que nado mal, no sé por qué, pero me adelantan hasta 5 nadadores y me dejan atrás, ni los pude seguir. Voy siempre medio despistado porque nunca sé en que punto hay que girar hacia tierra y además el cuello ya me empieza a molestar. Estrené ayer el invento ese de silicona de mugiro y pensé que me olvidaría de rozaduras. Pues no fue así. Evidentemente donde rozaba el neopreno ya no lo hace pero el borde del protector de silicona si me causó alguna molestia. Es cierto que es lo único que usé, dice que se puede combinar con la clásica vaselina. A ver la próxima vez. Todo el mundo hablaba bien de él pero yo le noto cierta tendencia a irse hacia arriba.
Al final última boya y pie a tierra. Tiempo malo malo, 1h27', cuando aquí he nadado en 15' menos, pero eran otros tiempos. En la orilla está Óscar que además de quitarme fotos me quita una sonrisa. Al final me lo he pasado bien que de eso se trata.




También estaba por allí Diego Viruel. El primer recuerdo que tengo de él fue precisamente de esta travesía que coincidimos los 2 y estábamos perdidos. No sé si fue en el primera edición que se salía desde Baiona.
Como le pasa a los buenos vinos Diego mejora con la edad. Recién cumplidos años y está hecho un chaval.



Bueno, pues fin de semana de travesías completo. Podía haber sido mejor pero también peor. Un par de días de después caería víctima de una intoxicación alimentaria que me dejaría K.O. El fin de semana siguiente tendría que renunciar a mis planes y en eso estoy, todavía recuperándome 7 días después. 

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Hugo Ribeiro (POR) 45:20
2º Luismi Velásquez  (VEN) 45:21
3º Antonio Serrat  46:11

Femenina
1ª Cristina García  55:15
2ª Mónica Incera  1:00:30
3ª Sofía Suárez  1:01:43

viernes, 7 de julio de 2017

Descenso popular do Miño y II Travesía a nado encoro de Peares

Un fin de semana muy fluvial el del 24 y 25 de junio. El sábado participé junto a mi compañero de club de tri José Manuel Vázquez en el descenso popular del Miño en kayak. Prueba que se organizaba paralelamente a la 49ª edición del Descenso del Miño para deportistas federados. La verdad es que la prueba popular no tuvo mucho éxito de convocatoria, sólo 7 inscritos. Una pena porque es una distancia muy asequible, poco más de 7 Km, y el recorrido es muy bonito.
Cuando llegamos a la zona de salida, en Barra de Miño, encontramos un gran ambiente entre los chavales de piragüismo pero ni rastro de algo indicativo del descenso popular. Para los que éramos a lo mejor ya pasaban...
Según se iba acercando la hora vimos otra pareja que tenían la misma pinta de perdidos que nosotros y luego ya un remolque con "bananas" que supusimos serían las de alquiler. Al final salimos 4 embarcaciones, 3 K2, uno de ellos con 3 personas (un niño) y un K1 de la empresa que alquilaba.
Retrasaron un poco la salida a ver si llegaban unas personas que estaban inscritas, que al final no aparecieron, y luego nos dijeron que saliéramos. Los otros kayaks ya casi ni se veían, sólo nosotros salimos desde la salida en hora acompañados por el K1.


Claro que las cosas no iban quedar así. Jose y yo nos entendimos bastante bien, dentro de lo que cabe. El kayak iba recto que es lo más importante. Yo no había vuelto a palear desde octubre pero tampoco me costaba mucho. Evidentemente no me sentía tan suelto, y estos kayaks dobles de plástico deslizan poco y pesan mucho, pero íbamos a pasarlo bien y la prueba no era competitiva.


No tardamos mucho en dar alcance al primero de nuestros "rivales". Escena de hombre al agua e intentos de volver subir al kayak. "Todo bien, todo bien, tenía ganas de mear" jajaja
Se van hacia la orilla para volver a subir. Nosotros seguimos.
El río es agradable, el sol calienta, pero a veces nubla y se agradece. Vamos bastante bien y ya divisamos al otro kayak.


No tardamos mucho en darle alcance.A Rivela ya llegamos solos en cabeza destacados :-D Bromeamos con lo de que por una vez vamos ganar en algo jajaja


En poco más de 1 hora ya estamos en el embalse de Velle. Más o menos el mismo tiempo que le lleva a los primeros del descenso federado, pero de los que salen desde Peares, más del doble de distancia.



De todas formas fuimos la primera embarcación de la tarde en llegar. El de la empresa de alquiler nos dijo que no nos esperaba tan pronto. Nada, decidido, tenemos que hablar con el Pescas y para el año hacemos el descenso completo, que este ya se nos queda pequeño.
La verdad es que fue una tarde divertida.


Al día siguiente volví al mismo río pero aguas arriba. Embalse de Peares, 2ª edición de la travesía a nado organizada por el club Escualos. Tenía una espinita clavada porque el año pasado tuviera que abandonar a mitad de la travesía por el frío. Eran sobre 2000 m y se nadaba sin neopreno. Este año habían programado 2 distancias, una popular de algo más de 1000 m donde se permitía neopreno y una de 3000 donde no. Me apunté a la de 1000 pero luego resultó que este año si estaba el agua caliente.
Fuera del agua si que no estaba muy apacible. Un poco fresca la mañana, se agradecía una sudadera, pero fue probar el agua y para mí estaba perfecta. Tanto que el neopreno que había traído se quedó en la bolsa.
Yo lo uso y me parece un invento fantástico porque mi cuerpo no aguanta el agua fría pero de elegir, no hay color, prefiero nadar sin él. Cuestión de sensaciones, sentir el agua, más libertad de movimientos, no molesta el cuello... Es otra historia. El agua estaría a 23º o más, a ojo, en un tri estaría prohibido. Sin él iría algo más lento, sobre todo aquí que se nada en agua dulce, y algo de diferencia se nota con respecto al mar en cuanto a flotación.
Ambiente muy familiar y buen rollo. Me gusta. 22 participantes en la travesía popular y otros tantos en la de 3000 m. Antes también hubo prueba para niños.


Salida desde el pantalán, tirándose de cabeza ( quien quisiera vamos) Esta vez no se me movieron las gafas y había sitio de sobra como para saltar tranquilo sin caer encima de nadie, o que nadie te cayera encima.


El circuito muy fácil, un cuadrado, boyas grandes muy visibles. La primera justo enfrente. La travesía era popular pero había unos chavales que nadaban mucho, la primera chica, una niña, era la hermana de la actual subcampeona de Europa junior de natación. Atentos al apellido Cons que parece que va dar que hablar.


Por mi parte temía quedarme muy retrasado desde el inicio pero más o menos me mantuve por la mitad, con gente alrededor. A los primeros pronto dejé de verlos, claro, pero el resto más o menos iban ahí.
Disfruté mucho nadando, con esa temperatura es una gozada, el entorno está muy chulo, y de verdad que me encontré muy a gusto.
Al doblar la segunda boya adelanté a otro nadador y llegando a la tercera di alcance a otro.
Lo que entonces no sabía era que estábamos disputando la 3ª posición entre los máster masculinos.
La vuelta la nadamos casi a la par, yo pensaba que lo adelantaría porque venía de atrás pero al final no pude sobrepasarlo. No sabía muy bien por donde había que abandonar el pantalán. En la esquina estaba el organizador que nos hacía señas para que siguiéramos, pero casi nos paramos los 2.
Al final llegamos juntos, él por delante. La diferencia de 7" que aparece en la clasificación fue más que nada debida a que nos tenían que pasar un lector de chips por el brazo.
Al final el tiempo oficial fue de 24'30", puesto 13º y 4º máster masculino. El primer máster a minuto y medio, el 2º a medio minuto. Estuvo cerca, quien me iba decir a mí que casi rasco un trofeillo en una prueba de natación, con lo malo que soy jaja. Pero bueno, la verdad es que satisfecho, el tiempo si eran sobre 1200 o 1300 m está bastante bien. Al final va salir lo que yo decía del neopreno, que noto poca diferencia y lo que me da por un lado me lo saca por otro.

Clasificaciones (completas aquí)
1000 m
Masculino
1º Juan Ramón García 18:47
2º Iñaki Valcárcel 19:57
3º Cosme Bermúdez  20:47

Femenino
1ª Martina Cons Galaico 18:47
2ª Uxía Gómez 19:14
3ª Inés Marcos C.N. Escualos 20:42

Fotos: CN Escualos