miércoles, 13 de septiembre de 2017

LIV Travesía a nado ao porto de Vilaxoán

Tocaba poner fin, salvo sorpresa de última hora, a la temporada de travesías a nado. Prueba clásica, con muchas ediciones a sus espaldas, en la ría de Arousa. La más antigua de Galicia. Nunca había acudido, era de las que no se dejaba neopreno hasta hace un par de años, y en días como el que nos tocó, para mí sería imprescindible.


Mañana con nubes y claros que se iría cubriendo conforme avanzaba la jornada. Mar totalmente en calma, glassy, como dirían los aficcionados a los deportes naúticos, pero agua bastante fría, alrededor de 15º. Hubo quien nadó a pelo pero yo eché mano hasta de mi gorrito de neopreno. Las bajas temperaturas en el agua las llevo mal, el día anterior, en la prueba de la triple corona de 29 Km hubo muchos abandonos debidos a la temperatura. Por suerte esta vez sólo teníamos que nadar 2 Km, así que no habría problema.


Lo mejor de las travesías que se organizan en Vilagarcía es que son gratuitas, cosa rara en estos tiempos. Un poco por eso me animé a ir. Cuando las cosas se organizan por amor al deporte hay que apoyarlas. Una prueba muy bien apañada con cronometraje por chip, avituallamientos muy completos y seguridad.
Había competiciones de varias distancias, desde 250 metros de los más jóvenes hasta la nuestra de 2000. En el medio una prueba de 900 metros en la que se podía participar de 10 años en adelante.


Nuestra salida era la última así que tuvimos que esperar a que finalizasen las otras 2.
En torno a 90 participantes para completar un triángulo formado por 2 boyas. Como no éramos muchos y el espacio era amplio fue una natación bastante limpia.
Al principio se notaba el agua fría pero luego pronto dejó de ser un inconveniente. Hacia dentro además me pareció que estaba un poco más caliente.



Las boyas eran grandes y fáciles de ver desde tierra. Desde el agua ver la 2ª una vez doblada la primera costó un poco más. Suerte que el grupo se alargó en una estrecha y casi continua fila, lo que facilitaba la orientación. Los chicos de salvamento en sus tablas también ayudaron.
Una natación plácida sin ningún problema. Disfrutando de las condiciones de una gran piscina de agua salada. Lo que sí me pareció es que el nivel medio es cada vez más alto, la gente cada vez entrena más y/o mejor. Por poco llego al final de todo: 79º de 90, y eso que la impresión fue de que nadara bien. 
Quizás el circuito no tuviera la distancia completa pero los 38'37" me dejaron razonablemente satisfecho. Un ritmo de 1'55" el 100 me parece realista. Y acabando además muy fresco.
Cierro así la temporada, este año no podré estar en la de Aguete. Un verano en el que apenas hice travesías más o menos largas, sólo la de Costa Serena, que me perdí por enfermedad la de Bueu y por avería del coche la de Vilagarcía, pero que descubrí otras nuevas como esta o la de Rianxo. Volví nadar el el Vao después de muchos años y las ya clásicas de San Simón, Baiona y el Fisgón. En total 8 travesías y unos 16 Km. No estuvo mal. Da pena que haya que esperar tanto para nadar de nuevo.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina (2 Km)
1º Ismael López Triatlón Vilagarcía  24:42
2º Diego Sotelo CDUSC 24:57
3º Alberto Tomé Fogar Carballo 25:56

Femenina (2 Km)
1ª Henar Diana Cons  C.N. Galaico 26:34
2ª Antía Ortego C.N. Galaico 26:50
3ª Alicia Moreia C.N. Galaico 27:06

martes, 5 de septiembre de 2017

VI Cross do Xamón A Cañiza

Otra de las citas a las que suelo acudir todos los años. Este cross o minitrail de casi 15 Km poco técnicos y rápidos, pero también durillos. Un bonito paseo por los montes y una buena piedra de toque para afinar de cara a la Costa da Vela. También una buena excusa para disfrutar de los pinchos que nos ponen después.
El día comenzó como casi todos los años, con un control de alcoholemia antes de entrar en la autovía. El día anterior es fiesta aquí y siempre me coincide. Ya estoy por llevarme la boquilla de casa. Aunque el guardia me preguntó si iba alguna carrera (debía tenerle cara) no me libró de soplar. Debo estar bien de capacidad pulmonar porque cada vez noto que se enciende la luz antes, o será que las máquinas son más modernas y necesitan menos espiración. El caso es que podría estar soplando un buen rato más.
Fuera de la anécdota llegué a la salida con tiempo de sobra. La mañana parecía estar fresca y nublada pero enseguida iba abrir. Luego siempre hace calor pero saliendo a las 10 se lleva bien.
Caras conocidas y buen ambiente para pasar una buena mañana.
Salimos bastante tranquilos y eso que el inicio es cuesta abajo, pero aquí quien más o quien menos la ha corrido otras veces y sabe lo que le espera. No hay grandes desniveles pero si mucha cuesta de la de subir corriendo, toda la prueba se puede hacer corriendo y eso la hace dura.
Me lo tomé como una carrera preparatoria y no forcé demasiado la máquina. Creo que fui de menos a más, o eso me lo pareció. La parte más técnica este año tenía poca agua y fue la vez que mejor la pasé de todas las veces que corrí aquí.

La foto no es de este año pero tampoco cambia mucho.

Total que estaba haciendo una buena carrera hasta que ya cerca del final, quizás a falta de 1 Km o así, yo y otros 2 corredores que venían conmigo nos perdimos. Un senderito que no estaba muy bien señalizado, que había que tomar a la derecha del camino principal. Nosotros seguimos de frente hasta salir a un asfaltado donde al no ver marcas de ningún tipo  empezamos a sospechar.
Tras parar y dar vuelta ya acabamos dando con el desvío correcto. Una pena porque estaba todo bastante bien marcado pero este punto era confuso. Luego hablando al final de la prueba supimos que más gente también se perdiera.
Ahora ya poco se podía hacer, da un poco de rabia porque pienso que me saldría un buen tiempo, quizás incluso mejor que el año pasado donde ya hiciera una buena carrera. Hasta meta aún pude remontar alguna posición  a costa de gente que ya había adelantado por el camino. Me quedo con las buenas sensaciones de acabar entero y fresco.
Cruzo la línea de meta en el puesto 27º con 1h13'00". El año pasado hiciera 1h09' largos, este año creo que por ahí andaría.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º  José Canda 59:06
2º  Roberto Mata 59:42
3º  Pepe Mira  Burgas  1:04:40

Femenina
1ª Isabel Lorenzo  1:33:06
2ª Mónica Álvarez  Pato Blanco 1:34:56
3ª Marta Spuch  1:33:00

miércoles, 30 de agosto de 2017

XXI Carreira popular de Cartelle

Esta vez tocaría crónica de mi 11ª participación en el triatlón de Allariz, pero resultó que me despisté en la inscripción y me quedé sin plaza. En una noche se agotó el cupo de inscritos y a pesar de estar en 13º lugar en la lista de espera apenas hubo bajas. En 2006 me pasó algo similar. Mentiría si no dijera que me fastidió bien quedarme fuera, de los pocos triatlones que me apetece realmente hacer. Además era un buen test para el Ocean Lava, pero bueno, que le vamos hacer, habría que pasar al plan B. Haríamos un "triatlón" pero prolongado durante el fin de semana, el sábado por la mañana 2 horitas de bici, por la tarde correr la carrera de Cartelle, 7 Km duros, y al día siguiente nadar 2 Km en la travesía de Vilagarcía.
El sábado por la mañana cumplí con la bici. A Cartelle fui pero sin muchas ganas, hacía bastante calor. Mi última participación aquí data de unos cuantos años atrás, de cuando la carrera era de 10 Km. Mi primera no recuerdo ni en que año fue, tengo una placa en casa que pone 10ª edición pero luego la carrera estuvo años sin hacerse, quizás fuera en 2000 o 2001, había trofeos para los 20 primeros o así, me hiciera ilusión.
En esta carrera te trasladan en autobús desde Outomuro, donde está situada la meta, hasta Cartelle, que lleva el nombre del ayuntamiento pero no es la capital por así decirlo. 7 Km por la misma carretera por la que vendríamos.
Las carreras de verano no suelen ser muy numerosas, al día siguiente además se disputaba una de las pruebas con tirón en el sur de Galicia, la carrera de Baiona. Aún así, en la línea de salida, se congregó un centenar de entusiastas.
Aquí no hay ni arco, ni línea en el suelo. La gente se coloca más o menos. Hay que esperar a un quad para empezar a correr, será la sirena la que marque el momento de la partida.
El recorrido es una montaña rusa, subidas y bajadas, en una carretera ancha y con pocas sombras. Sin apenas público ni animación, la mayor parte es un descampado. Se hace duro de piernas y de cabeza pero al final todo suma.




De salida me veo situado en puestos bastante delanteros con respecto a lo que a mí me es habitual. En las largas rectas podía ver la cabeza de la prueba comandada por un chico que no conocía y con Saturnino en 2ª posición.


Llevaba un buen referente y una buena liebre a seguir en Pancho. Unos meses después del gallego de veteranos en pista volvíamos coincidir en una situación similar aunque el día era completamente opuesto.
A pesar de la apatía inicial me encontré bien durante la carrera, buenas piernas. No sé si mejor que en Arnoia pero no me encontré mal.

Al día siguiente, en el periódico.

Al final el último kilómetro resultó un poco corto. Parcial de 2'30" :-D a lo Mo Farah. Aunque era cuesta abajo sin duda le faltaron 300 o 400 metros. Por tanto no llegaba a 7 Km la distancia y los 25'39" de mi tiempo en meta no son "reales". Ya me gustaría a mí correr una carrera con este perfil a 3'40" el Km. De todas formas si acabé satisfecho. 13º después de Pancho y 2º de la categoría de veteranos A. No hubo premio en esta ocasión ya que en las categorías sólo recibía trofeo el 1º. 51" nos separaron, iba estar complicado. Pero ya digo que contento.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Maikel Rodríguez  22:42
2º Saturnino González  Veteranos Ourense  22:51
3º Fernando Montes 23:21

Femenina
1ª Sonia Teijeiro Burgas  27:57
2ª Mónica Nóvoa Veteranos Ourense 28:59
3ª Mireya Ferreiro Atl. Arenteiro  32:36

Fotos: Erik Alfonso,

Al día siguiente tocaba la travesía pero resultó que esa mañana el coche no quiso encender. Me había quedado sin batería. Una pena, porque además a esas horas no había nadie que me pudiera dar corriente. Cosas que pasan, bastante duró que tenía 7 años.
No fui a Vilagarcía pero la natación la hice en la piscina municipal. Por suerte los festivos y fines de semana no suele haber apenas gente a las primeras horas y pude nadar a gusto. No era lo esperado pero cuando los planes se tuercen hay que improvisar sobre la marcha.

jueves, 24 de agosto de 2017

IV Travesía a nado San Simón, I Milla de Monforte y VII Travesía a nado O Fisgón

Fin de semana del 12 y 13 de agosto y festivo del 15. 3 competiciones para disfrutar del verano. El sábado por la tarde la ya clásica travesía a nado de la isla de San Simón, en Cesantes, Redondela. Un bonito circuito donde se cruza bajo el puentecillo que une las 2 islas y se rodea una de ellas. Un año más contó con la presencia de Javi Gómez Noya, su novia Anneke Jenkins y de los triatletas internacionales Pablo Dapena y Chente Hernández. Todo un lujo. La verdad es que es curioso, mientras los veía acercarse a la carpa para recoger sus gorros como cualquier participante más, pensaba en qué deporte sucede algo similar. Se imagina alguien a Nadal o a Bolt en una situación así, por no hablar ya de los cristianos y messis? Pero aquí si que sucede, con la mayor naturalidad, mezclándose con el resto y atendiendo a quienes querían hacerse fotos con él.
Estaba una buena tarde de playa pero soplaba bastante viento. Esta zona de la ría es muy tranquila y resguardada pero se empezaban a levantar unas olitas algo incómodas. De temperatura no estaba muy mal, pensé que estaría peor, fue una semana de aguas muy frías por el intenso nordés, pero aquí siempre hay un par de grados más. De todas formas al otro lado de la isla había zonas donde si se notaban corrientes frías. No tuve dudas en utilizar neopreno y la mayoría de la gente también lo usó.
El recorrido en teoría eran 1500 metros, luego salieron unos cuantos más. En las clasificaciones ya aparecen 1800 metros pero algunos fijo que nadamos más.
Salida desde la playa, hasta una primera boya que había que doblar antes de encarar el puente. Salgo junto a Óscar buscando un hueco por donde no hubiera mucha gente. Es difícil.



Hasta la primera boya creo que voy bien. Hay bastante aglomeración y con ella los inevitables golpes. Al salir busco aguas más tranquilas pero me encuentro con un hombre nadando a espalda, me costó encontrar el hueco para pasar. Aproveché la circunstancia para parar y colocar las gafas, me estaba entrando agua.



Este año la marea estaba más alta así que no hubo que ponerse de pie debajo del puente. Al otro lado la situación del mar cambiaba totalmente, mucho más picado. El sol se reflejaba en las aguas y al principio no conseguía ver la boya a la que nos teníamos que dirigir. Al final logré verla.
Doblo la boya y me dirijo a la siguiente. No era muy complicado verla pues el grupo de nadadores que me precedía se había enfilado y había como un pasillo de gorros rosas que conducía hasta ella.
Nado en solitario y cómodo. Alcanzo la boya sin problemas y pongo rumbo cara a la 4ª boya...
O eso pensaba yo, porque cuando levanto la cabeza no veo  a nadie, la fila de gorros rosas había desaparecido. Raro, doy unas brazadas más y al volver levantar la cabeza veo como todo el mundo se dirige a otra boya roja más pequeña. Estaba seguro de que no formaba parte del recorrido, porque las nuestras tenían un globo de helio encima, pero como todos se dirigían hacia allí ya me hizo dudar. En la salida, desde donde estaba situado fui incapaz de escuchar las explicaciones del recorrido, quizás la añadieran al final.
En todo caso rectifico y voy hacia la boya "por si acaso".
Tras la prueba sería estrella el tema de conversación. Parece ser que estaba en lo cierto y no era del recorrido pero como Javi y Pablo fueron hacia ella prácticamente la totalidad de nadadores que íbamos detrás también.
Bueno, el caso es que esta boya me descolocó un poco mi esquema mental de recorrido y cuando me tocaba volver a la 4ª (ahora 5ª) me despisté y me desvié de la ruta siguiendo a otros nadadores también perdidos.
La última boya era la primera del principio así que una vez divisada ya era todo tramo conocido.
Pongo pie en tierra justo por detrás de Óscar, 40'16". Puesto 158º. Muy mal tiempo, sobre todo comparado con otros años pero a saber cuanto he nadado realmente.
De todas formas una más. Buen entrenamiento, ya había hecho bici por la mañana.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Javi Gómez Noya  20:56
2º Pablo Dapena  20:56
3ª Vicente Hernández  22:24

Femenina
1ª Anneke Jenkins  23:40
2ª Ana Pérez  25:52
3ª Ana Cotos 26:55


Al día siguiente fui hasta Monforte de Lemos donde se disputaba la 1ª edición de la milla urbana. Hacía tiempo que no corría una milla y me apetecía probarme en la distancia. Creo que estoy bien de forma y tenía ganas de ver cuanto valía.



Pues me quedé con las ganas, porque aquello de milla no tenía nada. Era más bien milla y media. No soy muy tiquismiquis para las distancias en las carrera populares. Cuando dicen 8 o 9 Km me da igual que sean 8,3 que 9,1, pero hombre una milla... Corrimos sobre 600 metros de más, para mí que se confundieron en el nº de vueltas.
Jornada muy calurosa, Monforte en fiestas, por suerte en la calle que se corría había bastante sombra. Inscripción gratuíta que es de agradecer. Participación no muy mala para ser una milla y la época del año, y bastante representación ourensana.
Se corría por categorías y los primeros en abrir la prueba en la distancia de la milla (antes corrieron categorías de menores  pero distancias inferiores) fueron los senior. En esta carrera participaba el subcampeón gallego de milla en ruta Alejo Ares que ganó la serie. Algo parecía estar mal cuando dijeron que su tiempo fuera de 6'41". Vamos yo en una milla bajo holgadamente de lo 6', imposible que un atleta de ese nivel haga ese tiempo, y más habiendo visto la carrera.
Luego nos tocaría a nosotros. el recorrido constaba de 3 vueltas más el tramo salida-meta. La carrera de veteranos A y B fue la de mayor participación con 54 corredores. Buen nivel entre los participantes con alguno de los habituales en las competiciones de veteranos.
Tras el disparo de salida se forma un grupo delantero encabezado por Juan Carlos Sande y que poco a poco se va estirando. Salgo en buena posición y en estos primeros compases marcho en torno al 10º junto a unos atletas locales a los que animaban mucho.


Foto Atletismo Lourenzá

El ritmo es bastante alto para mí pero intento no descolgarme. En la última vuelta cedo metros frente a los locales que tuvieron muy buen final pero también estoy a punto de ganar alguna plaza. Me vacío en los últimos metros para intentar un top10 pero no pudo ser: 12º. pero llegamos el 10, 11 y 12 en un puño. Tiempo de 7'51". Se ganó con 7'18". Quedé bastante contento con la actuación. Esta vez no rasqué chapa, 6º VetA, la 3ª posición de mi categoría se quedó a 8", el 1º muy lejos, a poco más de medio minuto. De todas formas bien, lástima que la distancia no se correspondiera con la realidad.

Clasificaciones (completas aquí)
Veteranos A-B
Masculina
1º Juan Carlos Sande CSCR Beade 7:18
2º Jose Manuel Corral  Verxel  7:20
3º Miguel Anxo Nogueira Noitebra  7:22

Femenina
1ª Carmen Pilar López  9:13
2ª Loli Piñeiro E.D. Lourenza 9:51
3ª Maite Couto Atl. Milladoiro  10:20

Ya por último el martes, de nuevo al agua, de nuevo travesía. Esta vez con la travesía a nado O Fisgón en Moaña. También una de las que me gusta mucho, esta es muy tranquilita y fácil, una gran piscina natural de agua salada. También es de las pocas travesías que llegas y te inscribes in situ, pagas los 7 euros de inscripción y a nadar. Este año tuvo menos participación que otros, también menos nivel, no estuvo Javi ni su cuadrilla de entrenamiento. Tampoco los nadadores que hacían el circuito de aguas abiertas de la FEGAN ya que coincidía con otra travesía federada. Si hubo mucho triatleta, un gran ambiente familiar y un nivel medio bastante bueno. Se ve que cada vez la gente entrena más y mejor. Creo que este año el último marcó un crono mucho mejor que en ediciones anteriores.
Mañana muy buena, mar como un plato, buena visibilidad y agua fresca (16-17º) pero soportable con neopreno. Hubo quien nadó a pelo, yo esa misma tarde estuve en la playa y no pasé de un chapuzón. Demasiado fría.
Pero como digo, con neopreno se aguantaba bien. La distancia de 1900 m. tampoco era muy larga.






Salida desde la pasarela de madera un tanto complicada. Me costó hacerme un huequillo por donde pasar. Tras unos primeros metros con algunos golpes por fin pude salir del gran grupo y nadar en solitario a mi aire el resto de la travesía.



Las boyas eran grandes y fáciles de ver. Ningún problema. Bueno, salvo en la boya roja que había junto a la playa y que estaba situada cerca de la boya roja del canal. Por unos momentos confundí las 2. Estaba yendo a la que no era, la que había que doblar estaba un poco más cerca. Unos metrillos de más pero bueno, total ganar no iba ganar.



Completo el circuito bajo la atenta mirada del Fisgón en algo más de 37'. 37'49" puesto 127º. en las clasificaciones me dan un ritmo de 1'59". Quizás las condiciones eran para nadar un poco más rápido pero bueno, me doy un aprobado, siempre que sea bajar de 2' el 100, más o menos son mis tiempos. Creo que fue algo mejor que la de San Simón.


La que si que se lució fue María Ortega, una gran triatleta que ha dejado la alta competición. consiguió la victoria absoluta por delante de chicos y chicas. Ya no es la primera vez que pasa, este año otra chica ganó la travesía de Bueu. 

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º David Daporta 23:49
2º Alberto González 24:02
3º Carlos Pérez  24:22

Femenina
1ª María Ortega  23:44
2ª Andrea Portela 28:45
3ª Elena Conde 29:09

Fotos: Kiko Viñas,

miércoles, 16 de agosto de 2017

III 8000 Varas de Arnoia

El primer domingo de agosto se celebró la 3ª edición de esta carrera popular que se enmarca dentro del programa de las fiestas del pimiento de esta localidad. Como me queda aquí al lado es casi una cita obligada, además es una carrera muy bonita aunque muy dura también.


Se sale temprano, a las 10 de la mañana, intentando evitar el calor que en verano achicharra el valle del Miño. No es nada raro ver termómetros por encima de los 40º. Pero en esta ocasión el tiempo dio una pequeña tregua y corrimos a una temperatura agradable, algo más frescos que las 2 ediciones precedentes. Lo cual era una buena noticia.
Las cuestas y los desniveles sí que no nos las iba quitar nadie. 
No es una carrera multitudinaria, en estas fechas mucha gente está de vacaciones, otros aparcan los entrenamientos, hay muchas fiestas, se acaban las temporadas, etc. pero aquí sí se juntan a un buen puñado de entusiastas que, bien sea por correr o por los pinchos de después, generan un ambiente familiar muy agradable.
Las subidas empiezan pronto, ya en el primer kilómetro, una cuesta tendida y prolongada nos avisa de lo que va ser la carrera. Le seguiría un descenso vertiginoso y vuelta a subir.
Ya corrí las 2 ediciones anteriores así que no me pilla por sorpresa. Comienzo más o menos suave, controlando el ritmo. La actuación del sábado pasado en Celanova me da bastante confianza aunque ni el perfil ni la distancia sea comparable.
Antes de llegar al segundo kilómetro ya tenemos un grupito montado, un corredor del ADN Runners, 2 del Corredores do Miño, David Oliveira del Porriño y yo. Por delante sobre una decena de corredores. 
Fue una suerte encontrarnos porque otros años me tocó hacer buena parte del recorrido en solitario y en compañía se lleva mejor.
Hasta el Km 8 negociamos toda una variedad de subidas y bajadas, a cada cual más dura, en una sucesión que no parecía tener fin. Se agradecían los ánimos de los vecinos en algunos puntos del recorrido. El entorno es bonito. En alguna ocasión estuvimos a punto de confundirnos, por culpa de un coche mal aparcado, pero conocía el circuito de otros años y pude advertir a mis compañeros.
Cuando llegó la bajada hacia el balneario alargué zancada  y me fui unos metros junto a uno de los chicos del Corredores do Miño. Alcanzamos al chaval que había salido liderando la prueba en los primeros compases y que por lógica se había quedado atrás. La verdad es que debe de tener buenas condiciones, si hubiera regulado un poco llegaría bastante adelante.
En el paseo de tierra que hay por la orilla del río dejé atrás al chico del Miño y me fui en solitario tras un corredor que lucía la camiseta de franjas horizontales verdiblancas de un club de Carballiño. No creía que fuera darle alcance en lo que quedaba de carrera aunque si  que le iba recortando distancia. 
El último kilómetro tenía reservada la "sorpresa", este año ya no para mí, de una última subida dura hasta meta. Como vienes con las piernas algo ya cansadas tira bastante.
Llego arriba y sólo queda entrar en el estadio de fútbol donde estaba situada la meta. Por desgracia un portón abierto y la presencia de un guardia en el medio de la carretera hacen que me confunda y me meta hacia un pabellón en una pista sin salida. Por suerte alguna gente me advirtió con gritos desde la carretera por donde era el camino correcto.
El chico que venía detrás mía también se confundió, seguramente siguiéndome, aunque luego no tuvo que desandar tanto camino. Cuando volvió a la carretera se puso a esprintar con lo que perdí la plaza que ocupaba.


Siendo sinceros me enfadó, porque si no hubiera sido por este incidente no me hubiera alcanzado ya que tenía ventaja de sobra, pero ojo, tampoco lo critico porque son circunstancias de carrera. Yo personalmente no lo hubiera hecho pero no soy quién para imponer mi ética a nadie. Legal fue y no hay más que hablar.


Posición 12ª al final, 41'31", mi mejor tiempo aquí aún a pesar de la confusión. Satisfecho porque los 10 Km son realmente duros. Además, dado que los premios no eran acumulativos, esto me proporcionaría el primer puesto en la categoría de veteranos A. Últimamente estoy en racha.
Siempre está bien subir a un podio, sobre todo cuando lo compartes con un compañero de equipo, Tito 3º.


Del resto pues genial, los pinchos estupendos, pimientos muy buenos hasta hartarse, y una bolsa bastante completa, la verdad es que se esmeran en agradar lo que es de agradecer.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Juan Bueno Atl, Macotera  36:35
2º Saturnino González Veteranos Ourense 36:59
3º Albino Fernández Atl. Arenteiro 37:17

Femenina
1ª Ana Soutullo Burgas 46:26
2ª Silvia Rodríguez  Esprintes 48:52
3ª Dora Riveiro Korporearenteiro Trail  52:24

miércoles, 9 de agosto de 2017

V Duatlon Cross de Celanova y XXXVIII Travesía a nado na Ría de Vigo

Doble cita el fin de semana del 29 y 30 de julio. El 29 por la tarde participé un año más en el Duatlón Cross de Celanova, un año más en la categoría de parejas y haciendo equipo con Marcial. Ya llevamos 3 años consecutivos y cada vez lo hacemos mejor. La prueba no es federada, es totalmente popular y eso ya lo comento para que luego se entiendan algunas cosas que sucedieron.
Celanova es muy bonita, tiene una de las plazas a mi parecer más chulas de España y en verano está muy animada. El escenario por tanto es ideal. Este año además aún hubo más participación, incluso a pesar de coincidir con otras pruebas cerca, y además consiguieron mucho participante local, que siempre arrastra a más público a animar y ver la prueba.
Las distancias son 7-20-3,5. Yo haría la parte de carrera, los 7 Km  iniciales y los 3,5 de postre, mientras Marcial haría los 20 Km de BTT. Este año el circuito de bici variaba con respecto a pasadas ediciones y según me comentó Marcial le habían añadido unas subidas muy duras.
A pesar del buen rendimiento de la semana anterior en el trail de Avión, no las tenía todas conmigo con respecto a la carrera. Esta semana había retomado a hacer algún entreno de series y me habían salido unos tiempos realmente malos. En un 1000 casi rozando el medio minuto peor que mis mejores registros. Sin embargo, ponerse un dorsal es otra cosa.


No me quise guardar nada en el primer segmento de carrera. La posición no importaba tanto como poder entregar el relevo a Marcial sin mucho retraso con respecto a los primeros.


No salí bien situado y en los primeros compases me encontré encerrado. No me preocupó porque eran 4 vueltas y 7 km son lo suficientemente largos como para recuperar el terreno perdido. Mucha gente iría perdiendo el ímpetu de la salida. No era un circuito muy duro pero tenía sus cuestecillas y sus cambios de ritmo.



Cada vuelta fui a mejor y pude entregar el relevo a Marcial tras 26' y 31" de carrera. en el puesto 8º de las parejas pero relativamente cerca de las que nos precedían. Tan sólo la 1ª a más de 2' y medio se nos escapaba un poco, del resto las diferencias eran inferiores a los 2' o incluso al minuto. Tiempos que un buen ciclista como Marcial podría recuperar en muchos de los casos a lo largo de los 20 Km.


Lo había dado todo, ahora tocaba esperar en torno a una horita, y luego volver a correr. Los 3,5 Km finales me iban costar, ya me dolían algo las piernas.


Pasan algo más de 50' y ya toca comenzar a moverse de nuevo, los primeros están a punto de llegar. El mejor corredor hizo pareja con el mejor ciclista así que su victoria fue muy clara e incontestable.
La segunda pareja apareció sobre 1' después también con una ventaja clara. Cuando apareció la 3ª el relevista del sector de bici se presentó haciendo un Froome, corriendo y sin su bici, le dio el chip a su corredor y completaron el recorrido. No sé donde tuvo los problemas ni donde dejó su bici pero en una prueba federada avanzar sin bici en el sector de ciclismo conlleva la inmediata descalificación. Ya en su día fuera polémico el gesto de Froome, pues aquí tampoco se descalificó.
En 4ª posición de las parejas, tras 1h04'16" de pedaleo, apareció Marcial que me dio el relevo. Antes de salir esperé a que colgara la bici como se había dicho en un principio pero visto el precedente no sé por qué.



Hice una segunda carrera más floja que la primera pero pude mantener el tipo y nadie inquietó nuestra posición. Pude adelantar al 2º y 3º de la prueba individual que luego serían descalificados, estos sí, por confundirse en un cruce del tramo final de bici.
13'29", 10º parcial, para los 3,5 Km y entrar en meta con 1h44'17" en 4º lugar. Bien podía haber sido el 3º si se aplicara el reglamento de duatlón pero bueno, no íbamos a protestar ni nada por el estilo porque lo que fuimos fue a pasarlo bien y en eso cumplimos. Por un trozo de lata no vamos a meternos en rollos. Muy contentos con nuestra actuación.


Lo que sí no perdoné fue un helado tamaño XL de chocolate al acabar. Y eso que me cobraron 3 eurazos, y me pareció caro, pero estaba muy bueno :-))

Clasificaciones (completas aquí)
Parejas masculinas
1ª Fernando Montes/ Fernando Nieto 1:34:18
2ª Julio Nóvoa/ Rubén Estévez 1:35:47
3ª Jose Antonio Losada/ Jorge Vázquez 1:39:31

Fotos: Erik Alfonso.

Al día siguiente fui a Vigo, a la playa del Vao, para participar en la 38ª edición de la travesía a nado, una de las de más tradición en Galicia. La travesía de El Corte Inglés como también se la conoce por ser esta empresa la que organiza y patrocina la prueba. Esta fue la primera travesía que nadé hace ya unos cuantos años. Hice un par de ediciones antes de que en el 2006 me llevara un buen susto con un principio de hipotermia. El agua estaba a 15º, aunque conseguí acabar la prueba, desde aquella no había vuelto. Este año, con la entrada en vigor de las nuevas normativas FINA que permiten el neopreno por debajo de 20º, me decidí a quitarme la espinita. Participé en la prueba popular, de media milla naútica, algo más de 900 metros (926 en teoría, aunque dudo mucho que se puede medir con esa exactitud) La otra formaba parte del circuito gallego y había mucho tiburón, además de tiempo de corte creo.
La prueba popular es una de las más multitudinarias y es una fiesta. Sobre 350 personas y un nivel bastante bueno además. Hay muchas categorías y el escenario es muy bonito. Para mí una de las playas más bonitas de Vigo a pesar del esperpento del edificio de Toralla.


Este año que se permitía neopreno resultó estar el agua caliente. 19º, pocas veces se ve esta Tª. Este año el agua de la ría está bastante templada, lo más usual son los 16-17º. De todas formas no es una Tª a la que estorbe el neopreno y decidí llevarlo.


Salida desde la playa corriendo hacia el mar, recorrido en forma de triángulo en sentido antihorario. 
Tuve que salir hacia la parte derecha con lo que me iba coincidir pasar la primer boya por dentro. No tenía ganas de meterme en el medio de los golpes y me aparté un poco para nadar por fuera del pelotón de gente. 



Primer tramo muy limpio, muy cómodo, totalmente en solitario. Al llegar a la boya ya es otra historia. Tengo que hacerme sitio por el interior y hay bastante tumulto. Algún que otro golpe pero no dura mucho. Tras doblar la boya busco un pasillo hacia el interior para nadar tranquilo.
La verdad es que al ser una distancia tan corta se pasa todo muy rápido. Siguiente boya de nuevo por el interior, de nuevo situación parecida a la anterior, aunque aquí ya iba la gente más separada.
Quedaba tan solo el tramo hasta la playa. Conforme me  iba acercando ya iba viendo como se formaba una cola de nadadores para salir que llegaba hasta bien entrada el agua. Pensaba que con el control con chip no se daría esta imagen pero me equivoqué. No parece muy lógico que tomen nota del gorro antes de pisar la alfombra, más que nada porque falsea un poco el tiempo ya que estabas parado un buen rato, pero bueno los jueces sabrán. A mí tampoco me importa demasiado, iba por participar más bien, ya sé que no sé nadar.
Al final me dieron 19'53" de tiempo, 182º de 333 que tampoco parece tan mal y 24º de 44 en mi categoría. Creo que más o menos fue lo que hice hace ya 11 años.
Estuvo buena mañana y me lo pasé bien. Aproveché el viaje para visitar el museo y la villa romana de Toralla y por la tarde me quedé en una de las playas de la zona con el regalo de ver un grupo de arroaces. Un buen día.

Estos si que nadan bien

Clasificaciones (completas aquí)
Travesía popular (926 m)
Masculina
1º Martín Cañete  11:25
2º Miguel Benito  11:32
3º Alberto González  11:36

Femenina
1ª Lucía Cañete 12:36
2ª Sara Ibáñez  12:46
3ª Ángela Cobelo  12:53

martes, 1 de agosto de 2017

I Trail "Ruta do Faro" - Avión

Tras casi una semana parado por una intoxicación alimentaria y algo más de un mes sin participar en ninguna carrera, volví a calzarme las zapatillas para participar en este nuevo trail. La sierra del Suído me queda bastante cerca pero el terreno me era bastante desconocido, tan sólo de haber hecho el circuito del Aviaman en bici y alguna marcha cicloturista que pasaba cerca, pero nunca había corrido por estos lugares.
El entorno es chulísimo y las vistas espectaculares. El ambiente tranquilo que se respira, ajeno al bullicio también es de destacar. Estrechas carreteras y ganado en semilibertad. Otro mundo.
Se notaba que era la primera edición en algunos detalles, la participación fue bastante escasa. Había 2 distancias, 15 y 25 Km, y entre las 2 pruebas apenas nos reunimos poco más que una treintena de participantes. También se organizaba conjuntamente una andaina, esta con mayor tradición, y bastante más participación. Mucho acento mexicano en unas tierras con gran cantidad de emigración en este país de las Américas.
De los corredores bastantes caras conocidas, parte de la familia de siempre. Habituales de las carreras y del trail. Genial ambiente de compañerismo.


Nos situamos en la línea de salida. Partimos juntos las 2 distancias. Saturnino, como es habitual encabeza la prueba los primeros metros y así lo hará hasta el final de la prueba. Por detrás Ramón, y algo más retrasados el resto. La primera parte es común para las 2 distancias, no nos separaríamos hasta el Km 10 aproximadamente. 



Los primeros kilómetros eran en subida, primero por asfalto, luego por pistas y caminos. Ganando altura de forma gradual. No eran grandes desniveles, se podía correr todo el tiempo pero era bastante constante. El día estaba muy bueno, la temperatura ideal, no hacía mucho calor. Lo mejor eran las vistas aunque tampoco podía uno levantar mucho la cabeza y había que estar pendiente de las flechas del suelo.
Una vez arriba tocaba bajar. Todo pista de tierra. Terreno nada técnico para correr y mucho, a mí me favorece y tampoco me disgusta. Dentro de lo que cabe estábamos rodeados de vegetación, vacas pastando y mucha tranquilidad.


Coincidí en carrera con la compañía de David Losada, que hacía la prueba de 25 Km, pero me vino muy bien. Marchamos juntos un buen rato, hasta que nuestros caminos tomaron rumbos diferentes.
Después de las pistas de tierra seguimos descendiendo por un larguísimo e interminable tramo de asfalto. Fue la parte que menos gustó a la gente ya que de trail tenía poco. A mí, aunque me favorece, tampoco me agradó demasiado. Kilómetros de bajada que te machacaban las piernas y me dejaron unas buenas agujetas los 2 días siguientes.


Una vez llegado al Km 10 ya me quedé en solitario. Por delante 5 Km hasta meta donde me iba cruzando con los participantes de la andaina. Fue quizás el tramo más duro, de nuevo subida, constante y sin mucha pendiente, se hacia también corriendo y eso mismo la hacía dura. El camino un poco más roto, había piedra suelta, aún así nada técnico. En algunos momentos veías lo que te quedaba por delante, subida y más subida, veía también a cierta distancia a Pablo Feijoo, el corredor que me precedía en 2ª posición de la prueba. Yo iba 3º y por detrás no parecía venir nadie.
Tras este tramo de subida, de nuevo a bajar. Este fue el tramo de más trail propiamente dicho, algún tramito de monte a través y senderitos.
Aquí con cuidado de no caer, porque el podio lo tenía hecho. La parte final ya era el camino por el que habíamos subido. Muy rápido.
Cruzo la línea de meta en 1h18'51", 3º de la general y 1º en la categoría senior. Por delante sólo Saturnino, que me sacó 8 minutillos, y Pablo a poco más de 2. La verdad es que está muy bien y quedé muy contento, no me esperaba encontrar tan bien después de todos los problemas y el parón.

Pablo, Saturnino, Castor (vencedor 25 Km) y yo

La entrega de premios fue un poco caótica, no se hizo un podio absoluto por ejemplo, pero bueno, al final medallita por ser primer senior.


También me tocó una botella de aceite de oliva en el sorteo :-)

La comida estaba incluída en la inscripción y no estuvo mal, aunque para un semivegetariano no es que le haga mucha gracia el menú. La ensaladilla estaba muy buena, la empanada de queso se comía, las salchichitas no las probé ni la costilla, el pollo si lo comí y no estaba mal. Postre y café y como reyes. El pero es que hubo que ponerse sudadera porque a esa altura hacía un poco de fresco y soplaba el aire pero bien.


A la vuelta visita a unas fervenzas cercanas y olvidadas y paseo por las carreteritas de la sierra, un poco incómodas para un coche grande y pesado como el mío pero que deben ser una delicia en moto o en un clásico. La zona es preciosa y tiene potencial para muchísimas cosas, trail, cicloturismo... Espero que se vayan animando a organizar.


Clasificaciones (completas aquí)
15 Km
Masculina
1º Saturnino González Veteranos Pabellón  1:10:40
2º Pablo Feijoo Prefabricado Feijoo 1:16:08
3º Alfredo Ferreiro C.D. Aurum  1:18:51

Femenina
1ª  Mª del Mar Estévez (MEX)  1:33:53
2ª Cristina Eisserman Korpore Trail 1:53:09