sábado, 18 de marzo de 2017

XI Interrunnnig Porriño

Después de unos meses volvimos a la ruta. La primera popular de asfalto que corro este año y una prueba ya clásica en sus 11 ediciones, de la que he tomado parte desde sus comienzos. La verdad es que, tras celebrar el pasado año su décimo aniversario, continúa su progresión y ya se está convirtiendo por méritos propios en una de las carreras de referencia de la comunidad gallega. Sus bazas, un recorrido rapidísimo y homologado de 10 Km y una ambientación propia de un gran evento. Para nota este año fue la instalación de una pantalla gigante y la retransmisión en streaming de la prueba. Al final ya parecía aquello un campeonato del mundo. La verdad es que da gusto venir a Porriño, de un tiempo a esta parte organizan muy bien las cosas y le pasa un poco como Pontevedra, ya se ve cultura deportiva en las calles.
En Porriño tengo yo mi marca personal en 10 Km ruta homologados. Que no es gran cosa y está sobre 1' por encima de mi marca de 10.000 en pista, pero tampoco es sencillo ya que carreras homologadas tampoco hay tantas y muchas son en otoño que me pillan con poca preparación ( y vale, la ruta tampoco me motiva mucho). Así que bueno, dado que las últimas semanas había entrenado bien, el objetivo de partida aquí era rebajar el tiempo del pasado año e intentar dejarlo por debajo de 38'30".
Esa era la intención. Luego la realidad siempre es otra y la propia carrera te va marcando su ritmo. Vamos, como en la vida.
La salida aquí es rapidísima, con un primer kilómetro ligeramente descendente. Además lo de los cajones funciona bastante bien y suele ser bastante fluida. Con mi marca previa me corresponde dorsal amarillo y puedo salir desde el primer cajón, con lo que pierdo muy poco tiempo, apenas 4" en alcanzar la línea de salida desde que suena el disparo.
Tras la estampida inicial, pronto me empiezo a situar en carrera, miro a mi alrededor y veo gente conocida, mi compañero de tri Rafa, a Miguel Ferreiro y a algunos Burgas como Sonia Teijeiro.




Tras girar en el punto de retorno comienza a notarse un molesto viento en contra e incomoda un poco. Por suerte para los que vamos en el medio del pelotón, hay tanta gente que el propio grupo te protege. Pasamos el control del 3,25 en 12'31", a un ritmo de 3'52" el Km. Puesto 223º, pero esto no ha hecho más que comenzar.



El recorrido constaba de 2 vueltas de 5 Km. Este año además de la prueba de 10 Km había también un competición de 5 Km paralela. Ellos ya acababan en este paso por meta pero para nosotros había toque de campana. El primer parcial de 5 me salió en 19'25", un poco lento pero al menos hoy si me sentía con buenas sensaciones y creía poder correr en negativo, con la 2ª parte mejor que la primera. Por el momento marchaba en la posición 225ª. Ahora sería cuestión de no decaer.




En esta segunda parte me encontré bien pero al ir más en solitario el viento se hizo notar. Además me falló algo el coco, iba pensando que a lo mejor no iba aguantar el ritmo cuando al final se vio que si que podía. Me faltó creérmelo.
El control del Km 8,25 pasé con un tiempo de 31'55" manteniendo los parciales de 3'53" el Km. Desde el paso por meta había remontado 26 puestos situándome entre los 200 primeros.


En la última parte me faltó el arreón final, el sufrir un poquito más. Crucé la línea de meta con 38'45" oficial (38'41" netos) a sólo 9" del tiempo de la edición pasada. Puesto 203 de 1474 participantes. No está mal pero me quedó la espinita de esos 9". La parte positiva es que ya estoy prácticamente en los tiempos del año pasado, empiezo a tener buenas sensaciones tras una temporada de cross relativamente buena. Soy consciente además que no estoy en el mejor momento de forma, aún puedo afinar más. No sé, aún veo lejos volver a correr por debajo de 38' pero quizás acercarme si. Mi intención es volver a correr un 10.000 en pista en un par de semanas. Ya veremos.


Por lo de pronto Porriño me deja el buen sabor de una bonita experiencia y un recuerdo más en forma de placa de granito para la colección, como siga así me va dar para construir un muro.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Lolo Penas New Balance  31:30
2º Dani Bargiela Bikila 31:54
3º Alejandro Álvarez Fluvial Lugo 32:42

Femenina
1ª Paula Mayobre Seoane Pampín  35:27
2ª Clarisse Cruz (POR) Comesaña S.C. 36:38
3ª Yolanda Gutiérrez Maeloc 37:02

viernes, 10 de marzo de 2017

V Carreira da Filloa - Subida al Pico Sacro

Tras un par de semanas sin competir, el sábado pasado volví a ponerme un dorsal. Me apetecía correr esta prueba porque transcurría por un emplazamiento mítico y mágico como el Pico Sacro. El lugar ya lo conocía de cuando estaba en la universidad, que lo habíamos visitado en una excursión de geología, pero no era lo mismo.
Cuenta la leyenda que en el alto del Pico Sacro vivía un dragón, aunque luego los discípulos de Santiago lo mataron haciendo la señal de la cruz. Pero yo nunca me lo he creído, lo de que lo mataran, claro. Seguro que sigue ahí esperando. Y seguro que no hay sólo uno. Me atrevería a decir que hay tantos dragones como personas. Creo que al final uno tiene que matar sus propios dragones, o quizás ni eso, pobres dragones, si sólo hacen lo que está en su naturaleza, quizás uno sólo tiene que hacerles frente y aprender a convivir con ellos. 
En esas estaba cuando me planté en la línea de salida de esta carrera muy familiar y sencilla, sin grandes infraestructuras, ni siquiera arco de salida. Unos 150 participantes con mucha presencia femenina y pocos conocidos, entre ellos el incombustible Pirri.
Recorrido de 9,5 Km, minitrail con un tramo muy duro de subida, una muy pequeñita zona de bajada algo técnica y otra más normal, el resto asfalto y pistas anchas con desniveles asumibles a una prueba de ruta.


Estas dos semanas he entrenado bastante bien, parecían ya otros tiempos de años atrás. Sin embargo al inicio de la prueba las sensaciones no fueron buenas. El primer tramo era cuesta arriba y me costó, parecía que la gente iba muy rápido, o yo muy lento. Después vendría un descanso en el que ya me encontré mejor y posteriormente encararíamos una subida tendida pero constante por pista.
Así nos plantamos a los pies del pico, ese diente solitario de cuarzo que se levanta de la tierra a 532 m de altura. No subimos directamente por la cara donde se sitúa la capilla sino que lo rodeamos y subimos por su lado opuesto. La ascensión la verdad es que no defraudó, una especie de cortafuegos muy duro. Hace tiempo que no corro trail pero para lo fresco que íbamos, con muy pocos kilómetros en las piernas, se me hizo muy cuesta arriba, nunca mejor dicho.
Hasta entonces no había tenido la necesidad de caminar pero ahora tocaba tomárselo con calma.
Conforme ascendíamos el pico nos iba regalando unas espléndidas vistas, eso cuando podíamos levantar la cabeza y no mirar la punta de los pies.  A ver si iba ser cierto que aquí estaban las puertas del infierno.


La cima engañaba un poco porque cuando parecía que ya se terminara la subida, aún restaba un tramito más. Es como si jugara contigo. Arriba soplaba un viento frío y estaba desapacible. No podía recrearse mucho tiempo con las vistas. Al final es curioso, porque es del tipo de cosas que en el momento no puede decirse que lo pases bien, pero luego las recuerdas como algo bonito.
Enfrentado y vencido el dragón tocaba bajar. El camino abarca la subida y la bajada, y tan importante es una como la otra. Había un pequeño tramo complicado en el que no arriesgué, una caída podía hacer bastante daño, luego ya era un descenso más sencillo, algún tramo de escalones y posteriormente ya asfalto para abandonar el pico.
Los últimos kilómetros fueron rapidísimos por caminos y pistas.


Al final entrada en meta en la posición 33ª (tras la descalificación de los 2 primeros corredores que por un error en la cima del pico se saltaron parte del recorrido) 50'30", supongo que mejorable pero tampoco importa.



La verdad es que acabé contento de la experiencia. Más que una competición era como un viaje iniciático, una cuestión personal entre el pico y yo. Carrera para hacer al menos una vez.
Después de que había acabado de correr me di cuenta de que sangraba por una pierna ¿Cómo habrá sido si no me caído? ¿Será cosa de pelear contra dragones?

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Ramón Folgar SAR 43:15
2ª Alberto Carou CD Vagalume  43:30
3ª Jacobo Crego Olímpico Vedra 43:38

Femenina
1ª Laura Núñez Atl. Sada 54:53
2ª Mª José Grobas Atl. Boimorto 55:33
3ª Fabiola Pérez 56:55

Fotos: Xaime, Juan Doval

domingo, 19 de febrero de 2017

XL Trofeo de campo a través San Miguel de Oia

El fin de semana pasado participé en esta prueba de cross, una de las de mayor tradición del calendario y abierta a la participación popular. Ya había participado otros años, es un circuito que me gusta, 100% sobre hierba, no excesivamente difícil ni forma barro, es muy rápido pero no deja de ser cross.
Este año además había un nivel muy alto entre los participantes, tanto, que parecía una revancha del campeonato gallego. En chicos se repitió el podio masculino, mientras que en mujeres a falta de la campeona en Ribadavia Ester Navarrete, si estaban presentes la 2ª y 3ª clasificadas, así como la 7ª y 8ª que ocuparon las 4 primeras posiciones.
La mañana era la típica de cross, lluvia a ratos y temperaturas bastante fresca. Vamos, un "día inglés", pero no me desagrada competir así. Lo que ya no me agrada tanto es sufrir el gran retraso que fueron acumulando las pruebas. Quizás desbordados por una gran participación en las carreras de escolares, que eran campeonato provincial, unido a una mala programación, al final nuestra salida se acabó dando con unos 50' de retraso. Eso es un punto a mejorar. Por lo demás todo bien, mucho público y buen ambiente.
Por fin suena el disparo, unos 150 participantes tras la línea de salida. Aquí, a diferencia del resto de crosses, corremos juntos hombres y mujeres. Es una buena prueba para quien quiera probar lo que es un cross sin necesidad de estar federado.




La primera vuelta la tomo un poco de tanteo. Habrá que dar 5 para completar una distancia que se anuncia como de 8 Km, pero que en realidad es menor.
Al principio me noto un poco raro por el tiempo parado y el retraso, no me apetece mucho correr, pero una vez que me voy metiendo en carrera comienzo a encontrarme mejor y a disfrutar. Mejores sensaciones que en el cross corto de la semana anterior.
El circuito es divertido, mucha curva y cambio de ritmo. Primera vuelta en 6'12" empezando a entrar en calor.



Acabamos haciendo un grupito de 3 del que tira con fuerza un veterano de Samil y aguantamos un atleta del Beade y servidor. El ritmo aumenta y hacemos esta 2ª vuelta por debajo de los 6', 5'56".



Continuamos en esa línea ya adelantando gente. 6' exactos la 3ª vuelta.



En la siguiente ya empezamos a doblar participantes aunque también se iba aproximando la cabeza de la prueba. Mi idea era que no me doblaran pero al final sucedió lo mismo que en Ribadavia. Ya prácticamente completando mi 4ª vuelta me adelanta Penas, que venía de debutar con victoria en duatlón el día anterior, y Nuno.
5'58" esta vuelta. Toque de campana.


En esta última ya había dejado atrás a mis eventuales compañeros. Las piernas empezaban a pesar pero me mantenía bien, sin apenas decaer. 6'00" esta vuelta para cruzar la línea de meta con un tiempo de 30'08, algo mejor que la pasada edición. Puesto 53º.
Bastante contento, un buen resultado que me viene muy bien, ya que las cosas últimamente no me estaban saliendo. A ver si con esta inyección de moral me voy recuperando. Probablemente sea el último cross que corra esta temporada. Seguramente no volveré a ponerme un dorsal en lo que resta de febrero pero marzo está cargadito de retos muy interesantes.

Clasificaciones (completas aquí)
Popular masculina
1º Lolo Penas New Balance 23:57
2º Nuno Costa (POR) C.D. San Paio  23:59
3º Manuel Hurtado Gimnástica Pontevedra 24:29

Popular femenina
1ª Sandra Mosquera ADAS Barco 28:05
2ª Leticia Fernández ADAS Barco 29:06
3ª Iria Fernández ADAS Barco 29:21

sábado, 11 de febrero de 2017

Campeonato de Galicia Cross Corto Clubes

Seguimos con el cross. El pasado domingo llegaba el turno del cross corto, esa modalidad que estuvo en auge años atrás y ahora ha caído bastante en desuso. Aún se sigue celebrando este campeonato en la modalidad por equipos. 
En esta ocasión mi club no presentó equipo y fui yo el único representante que viajó hasta la localidad coruñesa de A Baña participando a título individual.


Después del temporal que nos azotó los últimos días causando bastantes destrozos, teníamos la duda sobre las condiciones en las que estaría el circuito. Casi todos nos temíamos un terreno muy embarrado y blando pero luego resultó ser un firme duro salvo algún que otro tramo muy puntual. Un circuito divertido con alguna cuestilla y muy rápido.
Nuestra carrera era la que cerraba la jornada, ya que antes se habían disputado las pruebas del memorial Alejandro Lorenzo de categorías de menores. A las 13:30 corrían las chicas, a las 13:50 nosotros. 3 vueltas a un circuito de 1250 m para completar 3900 m. Una distancia corta y explosiva pero al disputarse en este terreno aún podría hacerse largo.
El tiempo alternó durante toda la mañana entre ratos buenos y ratos de una desagradable lluvia, bastante fría además, acompañada de viento.
Cerca de 200 corredores en línea de salida. Si alguna pega le pongo al circuito es tener una recta de salida tan corta. A los 100 metros ya estaba situada la primera curva lo que se traduce en que nada más sonar el disparo se produce una carrera loca para pillar posición. Quien más o quien menos recibió algún empujó o, en el peor de los casos, una marca de recuerdo de los clavos. Suerte que no se produjo una montonera.


Puestos a comparar me recordó al sector de natación de algunos triatlones. A mí este tipo de salidas a cuchillo no se me dan muy bien, al final acabé muy atrás aunque luego fui casi todo el rato adelantando gente, lo que en un circuito revirado no es tarea sencilla.



De todas formas ya digo, circuito muy divertido.







Esta vez me haría falta una vuelta más porque, aunque di todo lo que tenía en ese momento, justo cuando me empezaba a encontrar mejor ya se acabó.


Así es el cross corto, visto y no visto. Apenas 16 minutillos (16'04") que me sirvieron para entrar en el puesto 137º. Creo que es peor rendimiento que el de los años anteriores pero bueno, hoy no había para más.
Quedé contento por disfrutar una vez más de esta especialidad del atletismo que tanto me gusta, por ver a la gente y por el ambiente que se vive en estas pruebas. Otra batallita más que contar. Me está costando mucho volver a pillar la forma tras la gripe pero que le vamos hacer, poco a poco que queda mucha temporada.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Manuel Hurtado Gimnástica Pontevedra 12:32
2º Antonio Serrat C.D. San Paio 12:38
3º Víctor Riobó Miller Running Club 12:54

Femenina
1ª  Ester Navarrete ADAS Barco 14:33
2ª  Camila Alonso Gimnástica Pontevedra 14:43
3ª  Sandra Mosquera ADAS Barco 14:43

domingo, 5 de febrero de 2017

XCII Campeonato gallego absoluto de cross

Y volvimos al cross. De nuevo una fecha marcada en rojo en el calendario por tres motivos, campeonato gallego, en mi casa y organizado por nosotros. Por segundo año consecutivo nos tocó la labor de organizar una de las pruebas más importantes del calendario gallego, y por segundo año consecutivo acabamos con la sequía en Galicia. Tras unas cuantas semanas en las que el frío fue el protagonista fue llegar el fin de semana del cross y regresar la borrasca.
Un año más estuvimos marcando el circuito el día anterior, este año al menos la lluvia si dio una tregua y pudimos completar el trabajo de forma más rápida y con menos incomodidades. De todas formas estacar y encintar los 2 kilómetros de circuito son bastante trabajo aunque  luego pase desapercibido. La experiencia también se va notando y este año a las 5 de la tarde ya teníamos todo acabado, habiendo empezado a las 9 de la mañana con pausa para comer.


Llegó el domingo y por supuesto que me apetecía mucho participar, además de que habíamos podido presentar equipo en la categoría masculina. Antes de correr estuve echando una mano a la hora de repartir dorsales.
Respecto al plano competitivo este año se corría un kilómetro menos que en la edición pasada por aquello de que estábamos todavía en enero. De todas formas, con lo mal que he empezado el año, a mí se me iban hacer largos los 9 Km.
Bajo una ligera lluvia nos situamos en los cajones de salida. La Tª era bastante agradable, mucha humedad, la lluvia lago molesta pero no eran malas condiciones para correr. A mí me gusta así. Mucho nivel en la línea de salida y  miniobjetivo de que no me doblaran. A ver si este año lo conseguía.


Suena el disparo. Aquí lo de siempre, la tierra tiembla y parece una carga de la caballería. Impresionante.
Llega la primera curva y el grupo se va enfilando, se estira hasta romperse en múltiples grupillos conforme al nivel de cada uno. El terreno está bastante bien, se corre rápido pero al final se va hacer pesado. El cross es una especialidad de aguantar y saber medir las fuerzas. Intento salir regulando.





En la primera vuelta de 1 Km corro al lado de Chepi, uno de los mejores veteranos de Galicia. Si este va aquí es que no voy mal.



4'25" el primer paso por meta, quizás fuera algo más de 1 Km, o no, en cross no es exacto y poco importa. comienzo la segunda vuelta, esta ya de las grandes.



Disfruto y sufro a partes iguales, remonto ya algunos puestos pero no puedo seguir el ritmo de Chepi. 7'57" esta segunda vuelta.



En la tercera intento mantener el ritmo aunque las piernas ya empiezan a acusar el esfuerzo, 8'03". Ya en la recta de meta me dobla Lolo Penas. Mierda, casi lo consigo pero no. Al final me ha sacado 2 Km.


Toque de campana. Última vuelta para mí.



Se repite la historia del año pasado, flato y pienso que casi no llego. Muy incómodo durante media vuelta, luego se alivió. 8'14" la vuelta, la pero de todas, sufriendo mucho.


Pero bueno, acabamos. No estoy en gran forma así que creo que fue una actuación bastante decente, resultado similar al del pasado año. 36'54", 147º de 209 llegados. Para ser campeonato absoluto no está mal, que la gente no es coja.


Puntuando además como 3º del club, 14º de 18 equipos, para salvar la honrilla del de casa.
Al final lo he disfrutado, me gusta el cross. siento no haber llegado mejor pero he dado lo que tenía.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Lolo Penas New Balance  28:31
2º Nuno Costa (POR) CD San Paio  38:33 
3º Manuel Hurtado Gimnástica Pontevedra 28:47

Femenina
1ª Esther Navarrete ADAS Barco 33:32
2ª Sandra Mosquera ADAS Barco 34:20
3ª Leticia Fernández ADAS Barco  35:08

sábado, 21 de enero de 2017

XVII Cross Popular de Boborás

Tras un inicio de año un tanto accidentado, con gripe y 5 días seguidos con fiebre, he vuelto a las carreras. Fue casi una semana de parón y unos cuantos días sin salir de casa, me costó volver a coger la rutina. Aunque la cabeza tenía ganas el cuerpo no acompañaba y las sensaciones de estos primeros días de vuelta a la actividad no fueron nada buenas. En principio la idea era correr en A Rúa el campeonato provincial y gallego de veteranos de campo a través, pero no me sentía como para competir al 100% y no me apetecía desplazarme hasta allí, así que me quedé más cerca de casa en una carrera bien conocida y que además me gusta. Un recorrido muy bonito por pistas forestales no muy duro ni muy largo (en torno a 7,6 Km) Ideal para ir recuperando la forma.
La mañana amaneció gélida, con una buena helada, pero en Boborás ya estaba dando el sol desde primera hora de la mañana. A calentar salí bastante abrigado pero luego a la hora de correr de verdad me di cuenta de que me sobraba todo, iba correr con térmica pero me daba mucho calor. Paradojas. No soporto el agua fría nadando pero corriendo a 2º de temperatura ambiente voy bien en tiras. Eso sí, me puse guantes porque no tengo muy buena circulación en las manos.
Llegaba la hora de la verdad. La referencia, como no, mi compañero de equipo Javi "Perillas".
Se da la salida, me quedo un poquito atrás y enseguida entramos en una pista que es como un embudo. Me retraso un poco pero luego hay tiempo de sobra y tampoco quería salir muy deprisa. Más bien ir tanteando a ver como me encontraba.





Lógicamente no me acabo de sentir del todo bien pero bueno hay que estar a las duras y a las maduras.



Encuentro la compañía de Javier Gómez Iglesias que participaba en la combinada del Aviamanducross y la tarde anterior se había metido en el cuerpo el durísimo duatlón cross de Beariz. Decía que cuesta arriba le dolían las piernas, lo raro es que sólo le doliesen cuesta arriba.



A mi no me dolía nada pero no me sentía con muchas fuerzas. Aún así iba poco a poco ganando algún que otro puesto. El punto intermedio del km 3,7 lo pasé en la posición 28º en 15'27". No está mal, no pensé que fuera tan delante.
Pero todavía restaba otro tanto o un poco más de carrera, incluido un buen tramo de subida.
Intenté mantener mi posición pero empecé a quedarme sin gasolina. Suerte que el final era casi todo cuesta abajo pero me costó. Bastante. En realidad mucho, hasta tuve ganas de pararme en algún momento, me sentía sin fuerzas. Uff que sufrimiento.
Bueno, al final no me paré. Llegué a meta en el puesto 30º con un tiempo de 31'43". Pensé que sería peor pero es "sólo" medio minuto más que el año pasado. Visto así, tampoco está tan mal. De todas formas no lo he disfrutado demasiado. Debería sentirme mejor con el paso de los días, esta semana ya he entrenado mejor a pesar de las temperaturas bajo cero que hemos tenido. Quería llegar más o menos bien al gallego de cross, a ver lo que se puede hacer, por intentarlo nova quedar.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º José Canda  27:31
2º Sergio Requeijo Azervañan  27:53
3º Pablo Vázquez  27:58

Femenina
1ª Eva Iglesias  Gimnástica Pontevedra  35:32
2ª Belén Rodríguez Korpore Arenteiro Trail 36:14
3ª Ana María López Triourense 36:47

Fotos: Erik Alfonso 1, 2, Tama, La Región