jueves, 5 de diciembre de 2013

I Carreira Vertical do Ribeiro

Una nueva experiencia. Este año debutaba dentro del calendario de la federación gallega de montañismo un open gallego de carreras verticales compuesto por 2 pruebas: Parada de Sil y Castrelo de Miño. Me había apuntado a las 2 carreras pero la semana pasada al final me decidí por correr el cross del Belarmino Alonso (demasiadas novias tiene uno).
Esta de Castrelo como me quedaba prácticamente al lado de casa ya no había dudas. 
La distancia era muy corta, se anunciaba como de 4,4 Km, que luego como hubo salida neutralizada quedaría en menos, alrededor de 4 Km. Eso sí, en esa distancia había que pasar desde los 88 m de altitud a los que se encuentra el club naútico de Castrelo a 715 m donde estaba situada la meta en el alto de Coto Novelle. 
Sin ser un hacha en matemáticas más o menos equivale a un desnivel medio del 16% más o menos. Desnivel medio, esto es que en muchas zonas el porcentaje resultaba considerablemente mayor.

Perfil

La participación no fue muy numerosa pero estábamos en familia ya había buen ambiente que es de lo que se trata. Una mañana friísima que invitaba más a quedarse bajo las mantas que a hacer deporte pero bueno, ya se sabe que todo es ponerse. 
En el calentamiento, con temperaturas inferiores a los 0º, buscaba las zonas de sol y aún así... bendita crema calentadora.
La salida como dije antes fue neutralizada debido a un tramo que había que hacer por carretera. Luego se dio la salida real.


A pesar de que fuimos trotando y de todo el calentamiento previo, a la hora de ponerse a correr de verdad, el cuerpo no parecía responder demasiado bien. Me costó ponerme en marcha y en las primeras rampas las sensaciones fueron algo extrañas, y eso que era la parte más 'corrible'.


Desconocía exactamente el recorrido y donde venían las zonas más duras, así que intenté ir reservando porque a pesar de ser una distancia corta iba ser muy exigente. Me fie un poco de la gente que tenía alrededor, a Diego Ribao lo conozco y es un buen corredor de montaña, también iba Luciano, Angel Meira, vamos que no eran unos novatos precisamente.
Llegaron las rampas más duras y ahí ya me vi obligado a caminar, como casi todo el mundo. Digo casi porque sé que Elpidio hizo todo el recorrido corriendo, salvo los últimos metros cuando se veía ganador, pero el hombre este es una fuerza de la naturaleza y un caso aparte.
Si la parte de correr la fui llevando, los metros que hubo que caminar se me atragantaron bastante. Mis músculos no están acostumbrados a este tipo de ejercicio y en estos ángulos. Hace tiempo que no corro montaña, no camino demasiado, ni con esas pendientes, ya hace tiempo que tampoco escalo y llevo un par de meses sin tocar la bici. El resultado fue que tanto gemelos, sóleos, como algo también los lumbares se empezaron a quejar.
Nadie dijo que iba ser fácil. La cima aún se veía lejos. Las distancias usuales no cuentan, un kilómetro podría llevar 10 o más minutos..


Pero pasito a pasito se llega a la cima. Al final el perfil suavizaba un poco y pude volver a correr antes de encarar el último gran repecho.


Un último esfuerzo y ya estábamos arriba. 34'56" y puesto 37º. La recompensa, pues las vistas, preciosas de todo el valle del Miño.


Subir a una cima siempre me hace ver las cosas con otra perspectiva, hace que todo parezca pequeño e insignificante. Nos creemos el centro del universo y desde las alturas no nos vemos más que como una colonia de hormigas. Es una sensación que me gusta.

Foto de grupo

Habíamos subido y luego tocaba bajar por donde habíamos venido. Al principio fui caminando, a mí total las bajadas no me gustan, pero luego me apeteció correr, me animé, encontré compañía y acabamos llegando a Castrelo a buen ritmo.
En definitiva fue una prueba diferente, corta pero durísima y muy explosiva. A mí me gustó, si la hacen para el año repito sin duda. Creo que si las hubiera preparado un poco hasta me saldría bien pero bueno, como entrenamiento estuvo genial, un buen estímulo para las piernas.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Elpidio Gómez  Ribeira Sacra- Vía XVIII  25:06
2º Luis Calvo  Ribeira Sacra-Vía XVIII  25:48
3º Roberto Riobó  Xesteiras  26:45

Femenina
1ª Lola Bascón   36:59
2ª Ana Isabel Soutullo 38:03
3ª Ana Mª López  39:29

Fotos: Xose, Baranco

3 comentarios:

Celina dijo...

Qué chulada de prueba,aunque viendo el perfil asusta, jajaja! felicidades, me alegra que pese al esfuerzo disfrutaras de las vistas y la compañía. Un besote!

tonicendon dijo...

Bonito recorrido y bonitas fotos y parece que un día despejado, no muy normal en tu tierra.

Furacán dijo...

Gracias Celi!

Toni, pues lo raro últimamemnte es que llueva, ya ves tú. Tampoco son tan raros los días despejados, aquí no llueve tanto como la gente piensa.