lunes, 5 de noviembre de 2012

Nueva temporada y 10 Km Praia de Samil

Noviembre es, tradicionalmente, el mes que marca el inicio de las temporadas atléticas por aquello de las renovaciones de licencias, cambios de club y todo eso. Aunque luego los planes de entrenamiento de cada cual se ajusten o no a esta suerte de división temporal, si parece una buena época para hacer balance y encarar con ilusión nuevos objetivos. Esta temporada que comienza supone mi cambio de categoría a veteranos allá por el mes de marzo (¿pero como es posible? me cuesta asimilarlo jeje) Cuando empecé en esto del correr era promesa, hasta tengo un trofeo de esta categoría de mi primer medio maratón. Uff, parece que ya han pasado unas cuantas temporadas... algunas con más pena que gloria, pero de todas he aprendido algo. 
Supongo que de todo lo que hacemos lo que nos queda es eso, aprender, crecer y conocernos más a nosotros mismos. Recibir y dar, en el fondo la vida consiste en un intercambio de información.

En esta temporada que concluye no hubo, a primera vista, nada demasiado destacable. Sin embargo establecí mis mejores marcas en 800, 1.000 y 3.000 metros. También en milla en ruta y 5.000 m (aunque como era el primer 5.000 que corría en pista no tiene mérito) 
Aunque el crono no lo es todo, si es, en cierta medida, una referencia para afirmar que se progresa adecuadamente. Sin hacer ruido este año he tenido mis mejores sensaciones en una pista.
Ya en distancias mayores, la cosa no ha ido tan bien, lo que también se podría explicar por el bajo kilometraje entrenando este año. Aún así aprobado en el cross; un bien en el campeonato gallego y algo más flojo en el provincial, pero el mejor de todos fue el de San Miguel de Oia. En 10.000 m decepción, era uno de los objetivos pero no salió. Los medios maratones no eran objetivo pero resultaron un fiasco total, tanto Pontevedra como el del Barco. El del Ribeiro si me dejó contento pero por otros motivos.
Las populares no las cuento porque las considero más entrenamiento que competición, al igual que las pruebas de montaña. Guardo buen recuerdo del trail del Galiñeiro, no por el resultado, sino porque noté que había sido un entrenamiento magnífico de cara al Aviaman y los paisajes se me quedaron en la memoria.
Con respecto al multideporte fue una temporada en general flojíta, por mi pérdida de interés en la bici y por un titubeo en el establecimiento de objetivos, pero que me proporcionó quizás la mejor experiencia deportiva del año. Pese a la clasificación estoy muy orgulloso de mi participación en el Aviaman, porque se torcieron muchas cosas y supe encararlo con la actitud mental apropiada. Fue una gran victoria aunque no se reflejara en el papel. Yo lo sé y con eso me basta. 
El resto mal, no me clasifiqué para el campeonato de España pero reconozco que no me lo merecía, disfruté de la prueba de consolación. Cada vez me siento menos triatleta.
La natación fue algo que también tuvo su protagonismo este año. En las pruebas de aguas abiertas no lo hice demasiado bien, muchas no reflejaron ni el nivel ni las sensaciones de la piscina. Tuve problemas con el neopreno y pocas veces me sentí cómodo, sólo salvaría la travesía del Fisgón. De todas formas me divertí, al ser además un deporte que no se me da demasiado bien me obliga a salir de mi 'zona cómoda' y a aprender mucho más de mi mismo.
Si ahora baremamos todo lo anterior yo creo que al final el resultado es positivo. Hay cosas que cambiar, que retocar, tengo claro que no puedo obtener mi mejor rendimiento haciendo cosa tan diversas (no se puede estar en misa y repicando) pero ahora mismo es lo que quiero hacer y me sale del corazón seguir viviendo en esta especie de malabarismo.

¿El equilibrio es imposible?

Tuve momentos malos en la temporada, entre ellos un abandono, no me es posible separar el deporte de lo que es el resto de mi vida y todo influye en todo. No me ha salido el plan A, ni el B, ni el C... pero de momento sigo sabiendo remontar el vuelo y sacarme otro plan de la manga. 
Así empiezo la temporada 2012-2013, con el mismo club pero con nuevas ilusiones en lo deportivo y en lo personal. Los objetivos deportivos de momento son flexibles porque están subordinados a otros de carácter vital pero seguirían centrados en lo mismo: pista, cross y larga distancia-reto, por este orden. Es casi al revés de lo que hace otra gente que fijan primero sus objetivos de larga pero yo intento amoldarlos para que me estorben lo menos posible.

Como inauguración de la nueva temporada este domingo corrí los I 10 Km Praia de Samil, una prueba que había sido suspendida y aplazada por un temporal así que no estaba prevista en esta fecha.


El entorno de Samil me produce emociones contrapuestas, no es que sea muy feo pero ver el skyline de Toralla, el horrible paseo de cemento y recordar las fotos de como era la zona hace 30 o 40 años, me hacen desear ser Songoku y mandarle una onda vital a todo aquello (pensamiento friki)


Con respecto a lo deportivo se trataba ésta de una prueba rápida, bastante llana, a 3 vueltas (1 pequeña y 2 grandes) que discurrían sobre grandes avenidas sin problemas de espacio. La participación fue bastante numerosa, sin un nivel demasiado elevado pero con un buen nivel medio y algún que otro ilustre veterano que conserva todavía nombre y porte.
La organización correcta, por ponerle un pero a mí no me gusta que, cuando se regala camiseta, no se le de a todos los inscritos. En mi caso me da igual (será por camisetas), de hecho la camiseta que me tocó era más un camisón :-) (llevo 2 seguidas, la de Santiago todavía era más grande) pero queda feo.

La semana no había transcurrido muy bien a nivel entrenamientos. el día anterior incluso me salté el entrenamiento porque llovía mucho y 'aún estamos en Noviembre' así que aproveché el ir a Samil para hacer un calentamiento largo y trotar media hora por el paseo y por la arena dura de la playa. La arena de la playa no es la mejor superficie para calentar pero psicológicamente es muy reconfortante.
Al principio del calentamiento cayeron unas gotas pero luego se iría quedando una buena mañana.
La estrategia para la carrera era rodar fuerte hasta el Km 6 o 7 sobre 4'05" e intentar acabar los últimos kilómetros a ritmo competición por debajo de 4'.


No tengo parciales de todos los pasos kilométricos pero es de suponer que el inicio de carrera fue conforme a lo previsto. Pese a ir en posiciones retrasadas el paso de Km 3 en 12'12" lo deja claro. En principio cómodo.


Las vueltas grandes tenían un falso llano antes del punto de retorno, que en principio no parecía duro pero que luego se acabó notando. No tengo referencias del paso por el Km 5 porque me pilló bebiendo y olvidé marcarlo pero del 3 al 7 tuve las mejores sensaciones de toda la carrera, por momentos realmente buenas en cuanto a postura y fluidez. El ritmo ya se acercaba a los 4'/Km e iba in crescendo con el suceder de la carera.


En cambio, ya en el 7, perdí un poco la postura, la sensación de ir suave y un poco la motivación. El pequeño desnivel parecía bloquearme las piernas y yo mismo me di cuenta de que, a pesar de seguir adelantando corredores, mi ritmo había decrecido.


El retorno con la pendiente a favor facilitó el ir más cómodo pero no disminuyó la sensación de ir atrancado. Pese a todo, el último kilómetro, al que a lo mejor le faltaban metros, me salió en 3'55" que estaría bien.


En total 40'39", puesto 190º. Es la primera, no está muy allá pero no importa, la primera competición de verdad planeada es un cross dentro de 2 semanas, quizás aún me de tiempo a afinar un poco y evitar el farolillo rojo pero tampoco es lo más importante. Ahora toca sumar, acumular, adaptarse, para que dentro de unos meses podamos ir a este mismo ritmo tirando más de grasas y sin acumular tanto lactato :-) Cada cosa a su tiempo.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Rubén Pereira  Athletic's 32:38
2º Carlos Adán  32:38
3º Juan Carlos Pereira  Alejandro Gómez  33:33

Femenina
1ª  Águeda Blanco  36:51
2ª Sara Pérez  Comesaña S.C.  37:52
3ª Verónica Romero  Athletic's  40:14

2 comentarios:

Carles Aguilar dijo...

Que quieres que te diga.. A mi me parece un buen principio de temporada y con mucho margen para seguir mejorando, no..??

Celina dijo...

Buen balance en todo caso Alfredo. Te deseo lo mejor para la nueva temporada. A mí me encanta rodar por Samil, siempre que vamos a Vigo a visitar a la familia de Sagri, Samil y Castrelos son mis sitios favoritos para rodar. Un besiño