lunes, 15 de septiembre de 2008

Penedos do Lobo 2008: la crónica (versión extendida)

La previa
mmmmm ¿por donde empezar?....
Imaginaros que esto es una pantalla (de cine me refiero, ya sé que es la pantalla de vuesto ordenador :-)
Todo está negro...
De repente se escucha un sonido estridente...
Ti ti ti ti, ti ti ti ti...
-¡Maldito despertador!
Si son las 5 de la mañana. ¡Ay Dios, que sueño tengo!
Me froto los ojos, miro fuera. Brrr... hace frío pero parece que va estar un buen día.
Debería estar en cama pero estoy enfermo, soy un yonki de las sensaciones. Necesito estas emociones para vivir.
Tengo la bolsa ya hecha de ayer así que no necesito mucho tiempo, espero que no me falte nada.
Me tomo el primer desayuno del día, un bollo y un café bien cargado para poder conducir. He dormido poco esta semana y tengo sueño.
No hay más tiempo que perder, voy pillar el coche al garaje y me piro. Mientras tanto me cruzo con conocidos del pueblo que vuelven a casa tras una noche de marcha. Yo de friki con mis bártulos. ¡Como me gusta! :-D
El viaje hasta Manzaneda lo hago sin incidencias, a esas horas apenas hay tráfico. Únicamente subiendo a la estación nos juntamos una buena cola de coches que vamos a lo mismo. ¡Vaya vicio!
Llego a la estación de montaña a las 7:30. Es todavía de noche y no se ve casi nada.


Me dirijo al pabellón para el control de firmas, me cambio, no sin dificultades (gracias a la Luna que si no me hubiera cagado en todo por no haber traido un frontal) y hago el segundo desayuno del día, una Maxim-bar acompañada de bebida isotónica. Ni en
La Santa desayunan así jajaja
Al final hace menos frío del que esperaba, calculo unos 6-7º, así que decido prescindir de los guantes. Mi equipamiento consistió en una camiseta de manga corta Kalenji con un maillot ciclista sin mangas por encima (que no os parezca raro, abriga el pecho y los bolsillos vienen genial), pantalón RaidLight (buenísimo), clacetines Lorpen, buff, gorra, cinturón de botellitas, gafas de sol y mis viejas zapas Salomón que ya están en las últimas.
.
Foto hecha tras la prueba en la línea de meta. Así de guapo fui. Me faltaba el cinturón con las botellitas

Con todo puesto me dirijo hacia la línea de salida y ya me encuentro con mucha gente conocida a la que saludo: Prieto, Pascual, Ángel, Pousa, Folgoso...
También conozco gente nueva como a la que sería luego la ganadora de la prueba Pilar Villena, simpatiquísima.
Tras estos momentos de vida social, dan por fin las 8 de la mañana y llega la hora de la salida. Me apetecía ya correr para entrar en calor porque parado si que cogía el frío.

La carrera


Acaba de amanecer y los primeros rayos de sol iluminan tímidamente el ambiente. La sensación de que queda una larga jornada por delante está presente entre nosotros y quien más y quien menos se lo toma con calma.
Los primeros metros me cuestan un poco, entre la hora y que hacía tiempo que no corría con el cinturón de las botellitas me notaba raro.
Para comenzar había una subidita ligera y luego una bajada chunga. Mis sentidos no estaban muy despiertos todavía y fui con mucho cuidado, sólo faltaba caer aquí y quedarse fuera de carrera a las primeras de cambio. El terreno por otra parte era feo , tierra removida por bulldozers y demás, arena suelta y piedras, no me gusta.
Por suerte pasamos pronto a una pista forestal mucho más bonita y muy "corrible". Estamos nada más y nada menos que en el Valle de los Faraones :-D.
Entre el frío y la compañía de otros corredores los km iban cayendo muy rápido, a poco más de 5'/km. Hay que aprovechar ahora que se puede jeje.
En muy poco tiempo llegamos al avituallamiento del km 10. Ya casi estaba el 25% de la prueba pero no hay que confiarse ya que queda todo lo difícil.
Del km 10 a 13 recuerdo que el año pasado se hacía por un bonito sendero (o era una pista pero diferente), este año se había convertido en otra fea pista de bulldozer :-( polvo, piedras sueltas y posibilidad de resbalones. En fin... una lástima tener que mirar tanto para el suelo porque el paisaje si era muy bonito.
Así llegamos ya al primer plato fuerte del día, el famoso cortafuegos del km 13, para mi lo más duro de la prueba aunque se llegue hasta él con las fuerzas casi intactas.
Me lo conocía del año pasado así que la táctica a seguir estaba clara, no mirar ni para arriba ni para abajo :-D , buscar pisar donde había pisado otra gente ya que se hacían una especie de escalones y tomármelo con muuucha calma.
Superada la primera parte dura decido aprovechar y comerme la primera barrita. Uno de los objetivos de hoy era ese, comer, beber, comer... ensayar un poco esto y conocerme más a mi mismo en ese aspecto, creo que es una de las claves de la larga distancia.
Mientras tanto, pasito a pasito me vi arriba.
¡Que bien el cambio de paisaje!, camino chungo para correr, muy irregular por las raíces de ericáceas (me sale la vena de biólogo juas juas) pero más bonito.
Llego al avituallamiento del km 16, me tomo un trago de agua y a continuar. Que bonito, que blandito está el terreno.
Veo ya las antenas de Cabeza de Manzaneda, eso es que no queda mucho para la media. Un helicóptero de la Guardia Civil sobrevuela nuestras cabezas mientras un grupo de vacas pasta indeferente a nuestro paso (afortunadamente :-) Este lugar se llama Cabeza dos Bois (Bois en gallego= bueyes) así que es normal que haya vacas digo yo. Aquí fue donde el año pasado me dió el primer calambre, este año iba muy bien en ese sentido así que me animé bastante.
Sin más incidentes llego al control de paso de la media maratón, 2h11'20", 10' menos que el año pasado y muy muy entero. Me paro un poco, como medio plátano y un trozo de sandía, ajusto los cordones de las zapas, relleno un par de bidones con Aquarius y me voy para abajo.
Me mosquea un poco lo del Aquarius, el año pasado había Powerade y contaba con él. Vale, puede ser que penséis que eso es cogérsela con papel de fumar pero para mi el Aquarius como bebida isotónica es bastante mala. A base de experiencias, ensayo y error, leyendo composiciones y probando distintas marcas he llegado a esa conclusión, que no tiene porque ser extrapolable a otra persona.
1º error del día: no haber traído conmigo un sobre de isotónico de Powerbar (sólo traje 2 botellitas).
La ruta continúa por un precioso sendero, "singletrack" como dirían los ingleses, y luego por una pista. Aprovecho de nuevo para comer. Del 21 al 28 se puede correr bastante, el terreno no es nada técnico y es en bajada, llego a hacer kms a 4'40" y sin dejar de disfrutar del paisaje. Por fin puedo mirar a algo más que el suelo jejeje
Pero todo en esta vida se acaba y las dificultades no tardaron en aparecer. La bajada hasta Prada se convirtió en una tortura. Yo además que bajo fatal. No me importó para nada perder algo de tiempo y tomar todas las precauciones posibles.
Dejo pasar alguna gente y yo voy a mi bola. De hecho llegó un momento que me dolían ya las piernas de tanto retener, además de las patadas que le iba dando a las piedras :-D
Luego sabía que venía un terreno que se podía correr así que me lo tomé como un respiro a nivel físico (cardíaco que no muscular)
Bueno, por fin se acaba "the cabra's road" y llego a una pista de tierra buena, ¡que gozada!
Estoy en torno al km 32, faltan 10. Me tomo el segundo gel de los que llevaba.
Me siento cómodo en este terreno aunque al pasar por unos lechos fluviales secos no pude evitar pegarle alguna patada a las piedras. Debe ser que por mis venas todavía corre sangre de futbolista jajaja (esto es un pequeño guiño a mi padre, allí donde esté, si me viera estaría descojonándose)
Seguimos. Km 34, voy echar mano a las botellas y resulta que me he quedado sin líquido. Ahora está pegando fuerte el sol, hace bastante calor pero no me apetece pararme a sacarme la camiseta. Al ser blanca quizás refleje más radiacción que calor aporte. Sólo queda 1 km para el siguiente avituallamiento. No debería haber problema.
Llego a Paradela, km 35, me paro un poco a comer mientras rellenan los bidones. Me pillo un trozo de sandía y voy andando al encuentro con el Lobo. La gente en los avituallamientos es muy amable y atenta, un 10 en ese sentido. Muy buen rollo entre los participantes, organizadores y hasta la Guardia Civil te animaba en cada paso. Genial.
Comienzo la ascensión a Penedos do Lobo, el pico que le da nombre a la prueba. Es dura pero se me hace muy entretenida porque es muy montañera, no hay así un camino muy definido y vas serpenteando ente las piedras. Mucho más divertida que los cortafuegos. Lógicamente la subo andando pero aún así adelanto a algunos corredores con los que puedo intercambiar algunas palabras. Una de las cosas buenas que tiene la montaña, esto en asfalto no ocurre.
Cuando llego arriba empiezo a notar los efectos del calor y la deshidratación. Como el año pasado tengo amagos de calambres pero bueno no es lo mismo en el km 38 que en el 18.
Ya estoy en el último avituallamiento, queda un último cortafuegos pequeño pero matón y luego terreno favorable hasta meta.
Acabo la subida vacío (2º error, me faltó otro gel u otra barrita más) llego a la pista y me pongo a correr.
Al principio bien, incluso alcanzo a 2 corredores que se paran delante, uno de ellos debe tener calambres ya que están preparando unos polvos en agua. Los adelanto y me animan pero unos metros después soy yo el que dice basta, mis piernas no van y mi coco tampoco. Me pongo a caminar.
Quedaban sólo 2 km para meta pero me vino la crisis. Al final decidí hacer una cosa, una especie de juego para motivarme. Fiándome en las balizas que estaban situadas cada 50 m decidí correr 2 y caminar una. Así corría 100 m y descansaba 50 (a veces lo reajustaba dependiendo del terreno)
Quedaba ya muy poco y ya se oía el sonido de la megafonía de meta. En el último km nos metían por un tramo de sendero en bajada y luego asfalto. En el tramo de sendero coincidí con 2 caminantes así que tuve que ir detrás hasta que llegara el asfalto. Tampoco es que me importara demasiado.
km 42: los 195 m restantes eran para disfrutar. Subidón tremendo, los hice en 53", totalmente feliz, lleno, siendo lo que soy, viviendo lo que quiero vivir. No me cambiaría por nadie en ese momento. Oigo mi nombre y cruzo la línea de meta, 5h02'25" de esfuerzo, puesto 61 de 131 finishers.
Sin los fallos que comenté hubiera podido bajar de las 5 horas fácil pero de todas formas quedé muy contento. La espina de la edición anterior me la he sacado.

Post-carrera

Nada más acabar me pillé un Aquarius y me fui sentar a la hierba. Uff que lejos me parece que está el coche ahora jajaja mejor me quedo aquí un rato.
Siempre es bonito ver llegar a la gente.
Mientras recupero un poco vuelvo coincidir con Pilar. Estuvimos hablando y mira que es maja la tía :-D
Estoy seguro que no va ser su única victoria en una maratón, en todo caso será la única victoria como soltera porque se casa en breve jejeje. Muchas felicidades.
Cuando me siento ya de nuevo con fuerzas me levanto (¡uy como me duele todooo!) y voy recoger la bolsa con la medalla, camiseta y demás. De nuevo hay bica de Trives. ¡¡Que bien como me gusta!! (Bulderban ¿te acuerdas? :-))
Luego a la ducha y a comer en el autoservicio. Está muy bien que la comida esté incluida en la inscripción.
Ya por último asistí a la entrega de premios donde tuve el placer de conocer a Aurelio que me pareció una excelente persona con esa sencillez que caracteriza a los grandes campeones, y a los acompañantes de Pilar que ya no recuerdo sus nombres (desastre que es uno) pero que me causaron una grata impresión. En realidad quedé encantado con el ambiente que se respiró en toda la prueba, en otros lugares la competitividad mal entendida siempre te deja una mala sensación pero aquí no. Incluso muchos de los que ya llegáramos, tras comer y cambiarnos, nos íbamos a la línea de meta para aplaudir a los participantes que entraban en meta. Como dijo Santos todos tienen su mérito, del primero al último.

Pues eso es todo amig@s.
En los próximos días si la organización las cuelga espero enseñaros alguna foto.
¡Hasta la próxima!

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Aurelio Olivar 3:29:48
2º Manuel Pastor 3:42:56
3º Santos Llamosa 3:43:32



Femenina
1ª Pilar Villena 4:56:47
2ª Almudena Delgado 6:57:51


Canicross (26 km)
1º José Luis González 2:31:17
2º José Fernández 3:18:20


11 comentarios:

Grimo runner dijo...

Aunque nunca he puesto un comentario llevo leyéndote bastante tiempo, hoy no me he podido resistir y te tengo que dar mi enhorabuena. Un abrazo.

Aventura40 dijo...

Hola. Me ha gustado mucho tu relato. No conocia tu blog pero te agrego.... me pasaron el enlace porque soy el "caminante" de la camiseta naranja en tu foto de meta (jeje.. nosotros estabamos llegando...)

Saludos

www.caaveiro.blogspot.com

Francisco Castaño dijo...

5 horas no está nada mal para el perfil, ni siquiera con la excusa de los fallos.

En llano, por asfalto es durisimo, pues no me imagino con ese perfil

Resumiendo, estas hecho un crack.

Saludos.

Nacho Cembellín dijo...

Estaba yo en el Atazar a eso de las ocho recien bajado de la piragua y a punto de irme con Antonio a cenar por ahí cuando lamó Aure(Aurelio) a Antonio.... coño!!!... qué pasa?, es Aure, que ha ganado el maraton de Penedos do Lobo... pero será cabrón... enhorabuena marica... Como sabes Aurelio corre en el equipo de Antonio. Este fin de año, celebramos la noche vieja en casa de Aurelio en Peguerinos al día siguiente hicimos una ruta por esa zona de la sierra de Guadarrama (la cual yo no conocia) y se vino con nosotros el compañero de entrenos de Aure, allá en Avila, nada más y nada menos que Ficado, un keniata de 27 minutos largos en el 10.000, casi na!!!.... mucho body para nosotros los pobres mortales.

Enhorabuena máquina, hay que tener un buen par para correr esos maratones...

Furacán dijo...

Grimo, gracias! no conocía tu blog, si además eres gallego. Ya quedas fichado jeje

aventura, gracias, vaya casualidad la foto! yo también voy agregar tu blog, me encanta la montaña.

Fran, ya no sólo es el perfil sino el terreno que muchas veces es muy irregular y no podías dar una zancada normal. Perdí más tiempo en alguna bajada que en las subidas.

Nacho, si es que el mundo es un pañuelo. Aurelio es un auténtico crack, yo firmaba por hacer el tiempo que hizo pero en asfalto!
Por cierto si tienes o me puedes conseguir su mail, tengo una foto que le hice con Pilar y a lo mejor la quiere tener.

Saludos a todos y gracias por vuestros comentarios!

Bulderban dijo...

Joooer si me acuerdo de la bica de Trives...ah, y enhorabuena por bajar un porrón de minutos la marca del año pasado. Yo estuve de boda en Alicante pero para 2009 quiero volver a Penedos.
Un abrazo Alfredo

Nacho Cembellín dijo...

aure_antonio@yahoo.es ese es el correo de Aure;)

Anguila del Tea dijo...

Oeeeee! Oeeeee! Ese Alfredito!! Eres el mas mejor! Jeje... Que valor hay que tener para hacer Lobos! Enhorabuena!!

Ishtar dijo...

¡¡¡Guauuuuuuu!!!!, hacer esa burrada, en tan poco tiempo y encima sin despeñarse (que a mi también me pasa eso de ir peor casi bajando que subiendo jeje) es una pasada!!!. Y encima con el hombre del mazo totalmente impuntual llegando en el km 40 en vez de en el 30 ;-). La próxima vez, ya sabes, geles más vale que sobren que no que falten, que no abultan nada ;-).

Besicos y enhorabuena!

PILAR dijo...

Hola majete!! fue un placer conocerte en Penedos,me ha encantado tu crónica. Es cierto eso de que hubo muy buen ambiente y que la carrera mereció la pena a pesar de la paliza del viaje.

Suerte y ánimo con las oposiciones, maeztro!

Furacán dijo...

Bulderban, ya sabes yo creo que el lobo aún te está esperando del año pasado jaja

Nacho, muchas gracias, ya me he puesto en contacto con él.

Anguila, gracias! lo ñunico que siento es no haber podido estar en Ferrol con vosotros pero bueno otro año será.

Ishtar, gracias, la próxima vez al hombre del mazo mejor ni verlo jejeje, me llevaré otro gel si.

Pilar, gracias. Me alegro de que te gustara. Espero que nos veamos en alguna montaña ;-)


Muchas gracias a tod@s
Un abrazo.