sábado, 8 de octubre de 2016

III Trail Ruta dos Muíños Samieira

El pasado fin de semana había muchas opciones interesantes pero al final me decidí por este trail que no era demasiado largo (17 Km) y que por desnivel acumulado parecía bastante asequible. La idea era simplemente que sirviera como tirada larga de la semana porque tengo en mente correr el gallego de medio maratón (aún sin demasiadas pretensiones) Pensaba ir al trail de la Ribeira Sacra pero me venía grande tanto por distancia como por desnivel.
Este de Samieira la verdad es que resultó muy divertido y más variado de lo que yo pensaba. Aunque era rápido y de los de correr durante la mayor parte de su recorrido, tenía también sus tramitos técnicos, sus cortafuegos de subida y bajada y sus partes de sendero. Al final hasta resultaba duro por los continuos cambios de pendiente y superficie.
El día además volvió a acompañar como viene siendo la tónica habitual en la últimas semanas. Parece que el verano no quiere irse y tuvimos un día de sol. De hecho al final acabé en la playa a la tarde.


Sobre 125 participantes en la prueba absoluta y buen ambiente en la línea de salida. Pensaba que al ser un trail la gente iba salir de forma más o menos relajada pero me sorprendió. Aquello ya parecía más un 10 Km, me quedé atrás enseguida.
Supongo que luego habría quien lo pagaría. Yo desconocía el recorrido, pero tratándose de un trail estimaba que podría estar sobre 2 horas o un poco menos corriendo así que no estaba para gastar fuerzas alegremente. Además el objetivo de hoy era acumular y durante todo el recorrido fui con ello en la mente, ritmo, ritmo ritmo... nada de calentones.
En el inicio pronto nos metieron por una zona de sendero al lado del río así que tocó ir en fila de uno.



Terreno sin mucha complicación pero como va la gente tan junta siempre hay que ir muy atento.
A partir del Km 4 ya pisamos pista y se podía adelantar. De todas formas el terreno es ascendente aunque corrible. Hasta el Km 5 prácticamente es todo subida.
Luego es ya una montaña rusa, se suceden bajadas, subidas, llaneo. En general todo perfectamente marcado y con gente en los cruces. No recuerdo en qué kilómetro estaba el primer avituallamiento pero sé que llegué a los 40' de carrera. Aún quedaba mucho. Valía la pena detenerse y beber con calma. Iba en un grupo junto a la primera mujer.
No entreno para trail y no soy muy hábil en este tipo de terrenos pero no me encontré mal. Había una parte de "garden rock", subida por piedras y un paso por una zona saltando de una roca a otra. Pequeño pero divertido, y eso que se me da mal este tipo de terrenos, pero prefería ir con mucho cuidado no fuera  a hacerme daño.
En el Km 9 pasé por el control en la posición 32ª con 56'06". Quedaban 8 Km que además se suponían más rápidos porque buena parte de ellos serían en bajada.
Sobre el km 12 estaba situado el segundo avituallamiento. Era un poco curioso porque no estaba exactamente en la ruta sino que había que desviarse a un mirador. No era obligatorio ir hasta allí y de hecho mucha gente prefirió seguir el camino, pero yo sí quise acercarme. Las vistas eran todo un regalo, que más da un minuto más que un minuto menos. Bebí y me tomé un trozo de sandía contemplando el paisaje. Mereció la pena.
Ya de vuelta a la ruta quedaba una última sorpresa en forma de corto pero duro cortafuegos y luego ya todo era terreno favorable, incluyendo el sendero por el que habíamos venido.


No tendría mayor complicación y me las prometía muy feliz cuando ya casi en el último kilómetro acabé con mis huesos en el suelo. No sé muy bien como ocurrió, no era un terreno especialmente complicado. Fue al lado de un molino, de los que da nombre a la ruta, resbalón o tropezón, a muy baja velocidad, casi parado, con la mala suerte de dar con la rodilla izquierda justo en el saliente de una roca.
No me hice sangre siquiera, apenas unos raspones pero ya en el momento me dolió bastante. Cuando me puse de pie apenas podía doblar la pierna.
Gracias a que la meta estaba cerca pude arrastrarme y llegar cojeando. Intentaba correr aunque me dolía y cuando había que bajar algún escalón me daba mucha inseguridad.
Cuando estaba en el suelo me adelantaron 2 o 3 personas, y en el último kilómetro otras tantas más. Al final 1h46'24" y puesto 38º. Mal sabor de boca por el final accidentado y enfado conmigo mismo.
Toda la carrera teniendo especial cuidado para no comprometer los próximos objetivos y me caigo al final.
Por suerte y pese a los temores iniciales parece que todo se quedó en un moratón. Por la tarde estuve en la playa y la metí en agua de mar. Al día siguiente tocaron las termas de Prexigueiro. Entre eso y el bálsamo de tigre rojo el miércoles ya pude entrenar con normalidad.

El mar te cura.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Rafael Fuentes Athletics 1:21:30
2º Juan Sebastián Díaz C.A. Galaekia 1:22:22
3º José Canda Louzao Azervañán 1:27:08

Femenina
1ª Aida García Olímpico Vedra 1:45:01
2ª María González Orixinal MGM Sports 1:47:37
3ª Marga Villaverde GV Sports 1:48:21



No hay comentarios: