viernes, 2 de septiembre de 2016

V Cross do Xamón - A Cañiza

El pasado fin de semana se celebraba la 5ª edición de esta prueba a la que llevo acudiendo los últimos años. Con una ligera variación respecto a años anteriores -cambiaba el lugar de salida y llegada- el recorrido constaba de unos 14 Km de pistas forestales, algún que otro tramo de asfalto y el ya mítico cruce del riachuelo con el agua por los tobillos. Una prueba que, al contrario de los trails más técnicos, se deja correr y es muy divertida. Además para mí servía de entrenamiento para el medio maratón de la Costa da Vela a diputarse en un par de semanas.
Buen test en este último fin de semana de agosto. Tenía la duda de cómo respondería el cuerpo ante la ausencia de entrenamientos largos en verano pero al final me sentí bien.
Salida a las 10 de la mañana, aprovechando un poco la fresca, que luego el sol siempre calienta allá arriba. Casi 150 participantes y buen ambiente en la línea de partida frente al ayuntamiento.
Los primeros metros eran sobre asfalto para luego ya bajar a la zona de las piscinas, de donde se salía el año pasado, y tocar pistas forestales y caminos. 
Tuve la impresión de que todo el mundo salía muy rápido porque enseguida me quedé un tanto rezagado, pero 14 Km por monte dan para mucho así que mejor tomárselo con calma. Ya habría tiempo después, en la subida, de meterse en carrera, por el momento lo que había que estar es concentrado para no torcerse un tobillo o tropezar con la gente.



Aunque tiene sus descansos la subida es larga. A partir del Km 4 empecé a notar que me metía en carrera y cogí un buen ritmo.
Tuve algún momento de duda en el Km 7-8, cuando ya notas que llevas un buen rato de esfuerzo pero ves que todavía resta media carrera. Aún así no perdí la concentración en el momento presente y me sentí muy bien. Fue un poco parecido a lo de Allariz. Disfrutando del movimiento y de las vistas en la cima.
La parte de bajada no es mi fuerte pero aún así creo que lo hice mejor que otros años. Dejé pasar a los 2 corredores que iban conmigo delante y eso ayuda un poco a ver la trazada.
Los únicos tramos que son un poquito complicados son 2, y no son muy largos. Un primer tramo con mucha piedra y otro muy similar pero más mojado, ya que precede al cruce del río. La dificultad es que no ves muy bien donde pones los pies y entre eso y el cambio de luz, al ser una zona de sombra, pues mejor ir con un poco de cuidado no vayamos a estropear aquí lo que resta de temporada.
Después de mojarse los pies las sensaciones al correr siempre son un tanto extrañas. Yo por lo menos tardo un buen rato en volver a sentir el terreno y me da la impresión de estar corriendo con patas de madera.
Por suerte el terreno siguiente para mí es favorable. Desde ahí a meta es casi todo ascenso lo que me permitiría recuperar unas cuantas posiciones perdidas en la parte más técnica.
Había reservado fuerzas en vista de este último tramo (que era la vuelta del primero y por tanto ya me había fijado en lo que tocaría subir luego) y la estrategia salió bien. El tramo de escaleras resultó duro pero es algo que tengo bastante entrenado, porque suelo acabar todos mis entrenamientos de carrera así, subiendo a pie a un 4º piso.
Buenas sensaciones y un resultado bastante decente al final. Cruzo la línea de meta en la 34ª posición con 1h09'50". Un puesto mejor que el año pasado y 5' menos, aunque el circuito no era igual. Acabé mucho más entero, eso sí.


Una cosa muy guay de esta carrera son los pinchos que te ponen al terminar. Con el nombre de a prueba, jamón no iba faltar por supuesto, pero también empanada, tortilla.. Te vas comido para casa :-)
Continuamos.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Alberto González  55:36
2º Saturnino González 57:34
3º José Canda  59:24

Femenina
1ª Iria Fernández ADAS Barco 1:12:14
2ª Marga Villaverde 1:17:09
3ª Mª Bernárdez  Atl. Morrazo 1:23:38



No hay comentarios: