jueves, 8 de septiembre de 2016

I Triatlón Boamorte - Sanxenxo

De nuevo un triatlón. Distancia olímpica y sin drafting que es la que más me gusta. Debut en el calendario de esta prueba que venía siendo la herencia del antiguo triatlón Rías Baixas que se disputaba en Sanxenxo. Esta vez había algunas diferencias con respecto a aquel, la transición se trasladaba a Portonovo y la natación se haría en la playa de Baltar en vez de en Silgar. La bici si que era muy similar, compartiendo recorrido salvo el tramo de enlace que se hacía entonces. La carrera también compartía parte de aquel circuito sólo que en vez de 2 serían 4 las vueltas para completar los 10 Km.
Madrugón de los buenos para estar presente en la línea de salida a las 9 de la mañana, lo que hizo que me presentara en Portonovo sin muchas ganas y preguntándome por qué me metía en estos berenjenales. 
Recogí los dorsales, metí la bici en boxes y me fui hasta la playa a ver amanecer. Me gustan esos momentos de soledad, casi diría que los necesito.


Me gustan las playas vacías también. Cuando sólo hay gaviotas.


Luego de estos momentos de cargar las pilas crucé de nuevo hacia los boxes. También me gusta hablar con la gente.

Media hora antes de la salida, ya enfundado en el neopreno fui probar el agua y resulta estar helada. Sólo me metí hasta poco más de la cintura, no fuera que se retrasara la salida y me muriese de frío ahí fuera. Circuito complicado por la gente que somos (unos 300); 2 vueltas de 750 m, primera boya muy cerca y sin mucho margen de maniobra. Es una zona muy abrigada y el mar estaba como un plato.



Suena la bocina y al agua, a ver como libramos en un mar de brazos y piernas. Un poco agobiante pero más o menos llego entero a la primera boya. Primer atasco importante para librar, lluvia de manos y patadas. Me alejo todo lo que puedo y hago el giro por la parte exterior.


Camino a la segunda boya la historia se repite. Pensaba que se iría separando más la gente pero vamos muy juntos. De nuevo atasco para doblar la boya.
Ahora tocaba ir siguiendo por el interior la línea de vida de la playa hasta llegar a una tercera boya roja desde donde se tomaría camino de tierra. Ni que decir tiene que de nuevo atasco al doblar la boya. Quizás la peor, menos gente pero en el grupo un "muay-thai" que le gustaba dar patadas. Vale, puede ser molesto o agobiante que te toquen los pies pero es un poco de mala leche ponerse a batir piernas así justo en la boya.
Pie a tierra, pasamos por la alfombra y a por la 2ª vuelta. 14'41" y de momento 181º.
La segunda vuelta en teoría sería más fácil al estar más despejado pero sólo en teoría. A pesar de poder nadar más libremente y hacer menos metros, en cada paso de boya seguía habiendo golpes. Al final está segunda parte la nadé bastante peor, casi se me fue 1' arriba.15'34". Quizás fuera un problema del grupo o de trayectoria ya que no perdí ningún puesto. Total 30'15" y parcial 181º de 268. No es gran cosa pero bueno, tampoco fue un desastre.



Ahora tocaba coger la bici.
Y la verdad es que de primeras la transición no fue muy bien, aparte de lenta, tardé en quitarme el neopreno, me puse calcetines... cuando ya iba salir me rompió la correa del reloj y volví para recogerlo y dejarlo en la cesta. Me valía más eso que el tiempo que pudiera perder.
Empiezo a pedalear con la confianza que me habían dado las buenas sensaciones de Allariz. Sin embargo, tengo que reconocer que se hizo justicia a mi nulo entrenamiento y me salió un parcial malo con unas sensaciones muy malas también.


El perfil es un tanto engañoso, parece que es llano pero luego son todo toboganes, es mucho de andar jugando con el cambio, y el asfalto está algo roto en algunos sitios. Se hizo más duro de lo que parecía y eso que no tuvimos viento. Eso sí, lo compensa las vistas en la zona de la Lanzada.
Era hora de empezar a reponer fuerzas que había desayunado muy temprano así que en la primera vuelta, como es tradicional en los triatlones un poco largos, me tomé mi Mars :-)
Como ya comenté no acabé de encontrar mi ritmo. Ya me pasara lo mismo cuando corriera el Rías Baixas. Cuando me empezaba a sentir bien cuesta arriba y adelantaba gente venía una bajada y ya perdía todo lo ganado. 


Perdí 31 puestos en total en todo el sector.
Pero bueno, la verdad es que aparte de eso también disfruté del recorrido y de la cantidad de gente que había animando.
Nota negativa, vi algunos pelotones, bastante más drafting desde mi posición que el que viera en Baiona por ejemplo. Allá cada cual.
Al final de la segunda vuelta me tomé un gel para afrontar la carrera a pie. Cogí el primero que tenía por casa que me lo habían dado de regalo en alguna carrera. No me di cuenta de que era de sabor "tarta de queso". Luego me arrepentiría.
Acabo la bici parcial 215º y 1h16'46". 
No me puedo quejar porque para lo que cojo la bici bastante es completar los 40 Km entero. Era la 4ª vez que cogía la de carretera en lo que va de año.
2ª transición y a correr que es lo mío, o eso se supone.
Salgo con ganas y buenas sensaciones. 10 Km por delante, 4 vueltas con una subidita que parecía que se iba incrementando de pendiente conforme transcurría la prueba.
El circuito se hacía estrecho en algunas zonas pero bueno, lo compensaba la animación, muchísimo público, y la posibilidad de avituallarse 2 veces por vuelta.
En la primera vuelta voy como un tiro, adelanto a mucha gente y pienso que hoy va ser el día en que por fin baje de los 40' en la carrera de un tri olímpico.
Error. Hace calor y acabo perdiendo fuelle. Cuando paso por la contrameta veo que entra Luismi Velásquez en meta, 2º clasificado. A mí me quedará algo más de media hora.
2ª vuelta, voy bien pero ya no tanto, me empieza a repetir el gel de "tarta de queso". Me adelanta Mª Jesús Coya que había iniciado la carrera conmigo y se llevaría el triunfo tras una espectacular remontada.
Completo la 2ª vuelta, sólo quedan 2. Si continúo corriendo así bajo sobradamente de las 2h30'. En la tercera subida empiezo a notar amagos de calambres y tengo que aflojar un poco. Sigo con el regusto a tarta de queso y pienso si al final hasta vomitaré y todo.



Última vuelta, adelanto a Marta Barbeito que había liderado la prueba femenina hasta casi el final y ahora estaba sufriendo muchísimo. Le doy ánimos pero no sé si me escuchó.
Último kilómetro, me adelanta un corredor que venía de atrás muy fresco y que había coincidido conmigo en la bici. En esta vuelta iba bastante tostado y no pude ni seguirle.
Cruzo la línea de meta 2h28'35" puesto 177º. En la carrera he remontado 34 puestos, 3 más de los que había perdido en la bici.



Parcial de carrera 41'35" (85º) Lástima de final, creo que hubiera podido hacer un parcial mucho mejor pero quedará para otra vez. Al menos no vomité :-) De todas formas acabé bastante contento, un triatlón muy bonito y me lo pasé muy bien.
Luego me quedé por la zona, demasiada gente todavía en la playa para mi gusto pero bueno, hay que aprovechar esta recta final del verano.


Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Gustavo Rodríguez A.D. Tripenta Lugo 1:51:57
2º Luismi Velásquez A.D. Tripenta Lugo 1:53:26
3º Ismael López Triatlón Vilagarcía 1:57:52

Femenina
1ª Mª Jesús Coya GV Sports 2:20:35
2ª Marta Barbeito A.D. Fogar 2:24:46
3ª Sonia Parente GV Sports 2:26:24


No hay comentarios: