martes, 3 de marzo de 2015

Cto Gallego Veteranos Pista Cubierta

Este fin de semana le llegaba al turno al objetivo de esta mitad de temporada. No llegaba todo lo bien que quisiera, desde que empezó el año todo fueron complicaciones, primero con la gripe y luego tras el gallego de cross en Monforte me hice daño en un tobillo y desde entonces apenas he podido entrenar la carrera. Pero bueno, tenía ganas de competir en Coruña pues el ambientillo este de las competiciones de veteranos mola. Supongo que habrá de todo pero en general la gente va para pasarlo bien, encontrarse con conocidos, ir en plan familiar y todo eso. Aunque lógicamente cada uno busca hacerlo lo mejor posible de momento aún no se ven las actitudes que empiezan a hacerse cada vez más comunes en triatlón y en las populares, así que aquí me siento más cómodo.
Como el año pasado para aprovechar un poco el viaje me apunté a 2 pruebas, el 800 y el 1500. El 1500 normalmente se me da un poco mejor, en el 800 me veo con menos margen de mejora porque me falta esa punta de velocidad. Por la mañana correría el 800 y por la tarde el 1500.
Este año compartiría competición con mi buen amigo Alberto Asensio que se estrenaba este año como veterano en pista cubierta. Corría las 2 pruebas  en las que participaba yo más el 400, ya de antemano sabía que era una plaza que perdía :-) De todas formas que nadie piense que no me alegro de que compita, le da calidad al campeonato. Si no hubiera venido me hubiera llevado 2 medallas pero ¿que valor tendrían?

3 pruebas 3 oros, ¿quien dice que el dorsal 13 da mala suerte?

Como mencioné la primera prueba era el 800. Las series masculinas comenzaban a las 11:40 y la nuestra era la última porque somos los más jóvenes. Este año organizaron bastante mal lo de la cámara de llamadas, comparado con el año pasado que funcionó de forma aceptable. Por la mañana nos echaron la bronca porque fuimos casi todos al final del periodo de tiempo previsto pero no sé que problema suponía cuando los que allí estábamos éramos de las últimas series y aún tendríamos que esperar la disputa de las anteriores. Por suerte durante la mañana si nos dejaron usar el centro de la pista para terminar de calentar y pudimos competir de forma normal.
En la carrera de M-35 éramos 6 competidores. conocidos Alberto y Enrique Pulido, con marcas bastante mejores que las mías y desconocidos para mí el resto.
Suena el disparo y por delante 5 vueltas a la minipista de Riazor. Enrique y Alberto se sitúan en cabeza y yo sigo al resto del grupo en 4ª o 5ª posición. 
Nuestra carrera iba ser por detrás y me despreocupé de los 2 primeros.



Pasan las vueltas y no me quiero quedar encerrado por detrás así que en la contrarrecta paso a ocupar la 3ª posición. Luego ya no recuerdo muy bien pero hay varios tirones en el grupo y un tira y afloja, paso a ser 4º, 5º y de nuevo 4º.




Total que estuvo ahí muy disputado, en el toque de campana aún tenía opciones de luchar por el bronce pero no pude con el arreón final del chico de Viveiro que se impuso con claridad. 2'21.30" para él, 2'23.22" para mí.



Teniendo en cuenta el tipo de carrera, los cambios de ritmo, las veces que me tuve que abrir a la calle 2 no me parece una mala marca. Estuve ahí en mis tiempos y siendo competitivo. acabé contento, esa fue la parte de cal del campeonato. Además tuve buenas sensaciones, no demasiado dolor y esperaba que el 1500 de la tarde que es más mi distancia se me diera mejor.

Clasificaciones (completas aquí)
800 m M-35
1º Alberto Asensio ADAS Barco 2:14.94
2º Enrique Pulido Ourense Atl. 2:15.81
3º IRoberto Collazo Egovarros Viveiro  2:21.30

Con esto acabó mi participación de la mañana. No tuve medalla pero recibí al visita de mi querida amiga SuperKarmen que vale más que cualquier trofeo :-)


Por la tarde tocaba la segunda parte del campeonato y en esta ocasión se cumplió el dicho de que segundas partes nunca son buenas. Como a la mañana nos pusieran malas caras por llegar tarde a la cámara de llamadas en esta ocasión nos presentamos a la hora de apertura. Claro que yo por lo menos contaba con que nos dejaran usar parte de la pista central, para acabar de calentar, aunque se estuviese disputando la altura y el peso, al menos un huequillo para estirar las piernas o hacer algunos estiramientos dinámicos. El año pasado al menos no hubo ningún problema en ese sentido. Pero no, este año no. Resultado: los de nuestra serie estuvimos 40' de reloj, sin exagerar nada, quizás incluso algo más, confinados de pie en un espacio reducido y sin poder movernos. A mi por lo menos me mató, además durante la espera noté como el típico bajón de media tarde y cuando salté a la pista no tenía ya ni ganas de correr, las piernas totalmente dormidas, sin sensaciones. sólo me apetecía terminar de una vez. Podía achacar a esto el mal resultado de la carrera, que sin duda tuvo algo que ver, pero sería también un poco no querer admitir errores propios que los tuve. Aunque compita en veteranos tuve fallos de infantil, por ejemplo no llevar una botella de agua a la cámara de llamadas (no contaba con tanto retraso y lo olvidé) o no haber hecho unas progresiones antes, pero los mayores errores fueron luego en carrera.
En esta ocasión en la línea de salida estábamos 5 personas, una de ellas un junior, Ero Doce, que participaba fuera de concurso e iba hacer su carrera. Los otros eran un atleta del Verxel que no conocía, el chico de Viveiro que me ganó a la mañana en el 800 y Alberto.
Se da la salida y el chaval sale a lo suyo. Nos olvidamos de él. Entre los que cuentan para el campeonato el atleta de Verxel ocupa la primera posición y Alberto va tras él. Por detrás el chico de Viveiro y por detrás yo. Situación de carrera para mí estupenda, en principio a quien me pienso pegar es al corredor de Viveiro.





Son algo más de 9 vueltas y el grupo marcha compacto las 6 primeras. El ritmo no era elevado pese que a mi en carrera me pareciese lo contrario.



A falta de 3 vueltas empieza a haber tirones por delante y ahí perdí todas mis posibilidades. 



A veces en la vida sucede que si soportas un mal momento y aprietas los dientes luego las cosas se vuelven más sencillas, pero si dejas pasar la oportunidad ya no hay vuelta atrás.




Ahora sé que nunca me debí haber quedado, que ese ritmo y esa velocidad la tenía perfectamente asimilada, pero mi cabeza dijo que no podía, puedo poner mil excusas pero en realidad me falló la confianza y 2 metros en una vuelta se convierten en 4 en la siguiente. Al toque de campana ya no tenía posibilidad, en la última vuelta ya incluso me dejé ir.




Cuando vi el tiempo me sentí muy decepcionado 5'06", mi peor tiempo en un 1500 con diferencia, Salvo en un par de ocasiones que hice 5' pelados, el día de mi debut y una jornada en Vigo con mal tiempo siempre había bajado cómodamente de los 5'.
Seguramente el puesto no habría cambiado pero eso es lo de menos. A mí lo de las medallas me resulta bastante indiferente, no soy un crío pequeño ni tengo un ego tan necesitado. Tampoco es cuestión ahora de sacar el látigo y fustigarme :-D. Simplemente hay que cosas que me cuesta aprender, como a todo el mundo, y espero que esta "decepción" (que no lo fue pero es una forma de expresarse) me ayude a asimilarlas, no tanto por el tema de la carreras sino para mi propia vida. He perdido oportunidades por el mismo motivo que esta carrera, falta de confianza en mí mismo y rendirme antes de tiempo. ¿Quien dijo que el deporte no era una escuela?

Clasificaciones 1500 m M-35
1º FC  Ero Doce  Ría Ferrol  4:09.61
2º   1º vet Alberto Asensio ADAS Barco 4:48.72
3º   2º vet Iván García Verxel  4:50.06
4º   3º vet Roberto Collazo Egovarros Viveiro 4:56.48

Fotos: AlexhaPhotos,

1 comentario:

Celina dijo...

Pues me encanta lo que escribes al final, nunca dejamjos de aprender! ánimo y un besazo!