martes, 10 de febrero de 2015

1500 m copa Deputación y Cto. Gallego de Cross

Fin de semana completo y de mucho atletismo con 2 especialidades, pese a lo que pueda parecer, muy diferentes. El sábado tocaba pista, jornada de la Copa Deputación en las instalaciones del campus universitario. Un amplio programa de competición y buen ambiente, gradas con público y mucho niño que al final son el futuro del atletismo.
Yo me apunté al 1500 que es una distancia que me gusta y no me deja tan cansado como el 3000. Quería probarme a ver ya que tengo pensado acudir el gallego de veteranos de pista cubierta dentro de 3 semanas. en la misma distancia también participaría mi compañero de club Javier Rodríguez que buscaría mejorar su marca personal. Por mi parte sabía que no estaba para bajar de 4'43" pero si pensaba en poder hacer en torno a 4'50" o un poco menos.
La mañana estaba fresca, el sol no acababa de salir, pero para mi gusto se estaba bien. A veces soplaba algo de viento pero las condiciones no eran del todo malas.
14 participantes en la línea de salida, Gozalo Basconcelo y Paulino Folgar, los más destacados. Ellos juegan en otra liga. El resto de gente, 2 atletas de Noia que tenían pinta de andar, Manuel Martínez que salía para tirar de Basconcelo, Tomás Fraiz del ADAS, Quiroga de los Esprintes que debió de correr todo lo que había el sábado y el resto incógnita.
Suena el disparo y me quedo en la parte trasera controlando la carrera. A los 100 metros ya me pareció que iba muy lento pero decidí esperar a la salida de la curva para irme hacia adelante.


Primer paso por meta, quedan 3 vueltas. En la curva me encuentro con otro corredor, bajo un poco el ritmo y espero a que pase la curva para adelantar.
Marcho así un poco a tirones, alcanzando a gente y yéndome hacia adelante. Las piernas respondían y me sentía bien.
2 vueltas para terminar. Logro situarme 6º. Los 4 primeros inalcanzables pero el 5º lo tengo a tiro. Lo alcanzo en el toque de campana. De nuevo me pongo detrás y hago la curva tras él, al salir lo adelanto y  exprimo lo que me queda hasta meta.


Se acabó. 5º de la carrera. Si fuera un clasificatorio estaría supersatisfecho porque lo hice perfecto pero cuando miré el crono pues que decir, 4'54", bastante pobre. Supongo que el tiempo perdido en las primeras vueltas se reflejó en el resultado, en estas distancias no es lo mismo hacer una carrera en solitario con cambios de ritmo que encontrar alguien que tire de ti.
De todas formas pues eso, corrí de manera inteligente y las piernas respondieron cada vez que quise cambiar el ritmo. Con eso me quedaré.

Clasificaciones (completas aquí)
1500 m masculino
1º Gonzalo Basconcelo R.C. Celta 4:01.52
2º Paulino Folgar UCAM 4:11.41
3º Pablo Monteagudo Atl. Noia 4:24.66


El domingo tocaba la segunda parte del fin de semana, campeonato gallego de cross absoluto. Competición dura, difícil, con mucho gallo suelto y todo un desafío. Del circuito de Monforte sólo sabíamos que medía 2400 m, que tenía largas rectas, y que se hacía en un campo de vuelo por lo que había que suponer que sería totalmente llano. Además en Monforte poca cuesta hay.
Llegó el día. La carrera absoluta masculina estaba para las 13 horas. De camino los termómetros no superaban los -2º y en el circuíto el sol no asomaba por ninguna parte. El suelo estaba todo helado y hacía bastante frío aunque al menos no soplaba viento
Para mí no estaba del todo mal, es más hubiera preferido que siguiera así a que se despejara justo cuando estábamos en la salida. El primer contratiempo de la carrera ya antes de empezar, demasiado abrigado, me había puesto una térmica fina de manga larga y guantes. Luego me agobia ir con tanta ropa.
Nos situamos en el cajón de salida, el CD Aurum va por el nº 9. Espiñas bros, el presi, Javier Rodriguez y yo. Puntúan 4.
Suena el disparo. Con calma que va ser largo. La primera vuelta sirve para reconocer el terreno. Circuíto duro, es llano pero es algo irregular, y yo que aún ando con el pie tocado no me gusta nada. Corriendo en una superficie normal no me duele pero cuando el pie cae mal si. Hay pocas curvas pero tiene tramos con bastante barro de los que cuesta salir.
Completo la primera vuelta con mi compañero Javier detrás, las sensaciones no son buenas. Confiaba que a lo mejor el circuito fuera pasando factura a la gente y ganar posiciones a costa más de resistir que de progresar.


Mi compañero pasa a tirar y me saca unos metros pero después logro volver a conectar y voy detrás al comenzar la 3º vuelta. En una parte del circuito noto como voy mucho más fácil que en otra (el inicio) La verdad es que no me noto cansado pero tampoco me siento con fuerzas.
En la tercera vuelta me vuelvo a quedar, aún encima resbalo en una de las curvas, no me llego a caer pero me pega un tirón en un aductor y me hago daño en el otro tobillo. Pues si que estoy hecho un cromo. Esta vuelta se me hace muy dura, muchas ganas de dejarlo, no soy capaz de tener ningún pensamiento positivo y aún queda la mitad de la carrera. Hacia el final de la vuelta me dobla Álex Fernández que llevaba mucha ventaja e iba muy fácil. Y yo que tenía la esperanza de que no me doblaran. Demasiado pronto. En la siguiente vuelta me doblarían unos cuantos más, hasta Elpidio que hizo un carrerón y acabó 11º. Mucho mérito tiene.


Última vuelta. Que duro. ¿De donde sacar las ganas para poner un pie delante de otro cuando sabes que estás haciendo una mal carrera? Acabar un maratón o una prueba de larga distancia aún tiene el 'glamour' ese, que ahora llaman ser 'finisher' pero ¿acabar un cross?¿quien valora eso? Si por acabar hasta acabas lleno de mierda. El que lo ha corrido y lo ha sufrido, el que llega a amar esta especialidad a pesar  de todo. A veces uno tiene que hacer las cosas por dignidad, si te acostumbras a ceder a tu comodidad al final se entra en un círculo del que es difícil salir, y además tampoco sabía si del resto del equipo se pudiera haber retirado alguien por lo que había que asegurar la puntuación.


A falta de 600 metros para acabar alcancé al chico del San Paio que llevaba delante toda la vuelta. A falta de 400 nos alcanza un grupo de 3 que iba por detrás. Sólo faltaba ahora un esprint. Los últimos metros se corren sobre el barro. No hay fuerza ni ganas. Me da todo igual.
Se acabó: 55'42" para unos 12 Km, puesto 126º. Este año se me ha atragantado el cross, se me atragantó el Belarmino Alonso, el cross corto que corrí todavía convaleciente y se me atragantó este. Lo salvaron un poco los provinciales de Lugo y Ourense, no fueron grandes carreras pero si dieron para el aprobado.
Al campeonato de veteranos del próximo finde no iré, no me apetece el viaje, aunque el circuíto es bonito. Cerraré la temporada de cross si no hay novedad el 22 en San Miguel de Oia. Cuando planeé la temporada de cross lo hice con dos objetivos, las propias pruebas en sí y que me sirvieran de base para la primavera-verano. La primera parte no salió bien pero para la segunda espero que haya valido de algo.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Alejandro Fernández  3&run Pedro Nimo  40:57
2º Hassan Lekhili (MAR) Ourenrunning 41:30
3º Akka Essaadaoui (MAR) 3&Run Pedro Nimo 41:49
4º Antonio Serrat Gimnástica Pontevedra  (subcampeón gallego) 41:56
5º Javier Paredes  Ourenrunning  (3º cto gallego) 42:12

Femenina (7 Km)
1ª Ester Navarrete Atl. Femenino Celta  28:17
2ª Leticia Fernández  Ría Ferrol  29:10
3ª Barca Toba Gimnástica Pontevedra 29:29

Fotos: CD San Paio 1, 2

1 comentario:

Celina dijo...

Pues claro que el cross tiene glamour, felicidades! son pruebas muy muy duras y seguro que muchos que se meten kilometradas no aguantan por la fuerza que requieren estas pruebas! No te quites mérito y a disfrutar en San Miguel!