viernes, 2 de enero de 2015

XVI San Silvestre Castrelo de Miño

Se acababa el año y no había mejor forma de despedirlo que corriendo. Una vez más cumplí con la tradición y fue la de Castrelo la elegida. Salvo una edición, la tercera me parece, no me he perdido ninguna desde su inicio. A veces mejor, otras veces peor, pero la cuestión es participar de la fiesta, del ambiente, de los amigos y del chocolate de después, que este año con el frío si que se agradecía.


Este año los primeros amigos ya me los encontré antes de llegar  a Castrelo. En la rotonda de la autovía tuve que ceder el paso al coche en el que iban Alberto e Iria y ya fuimos juntos hasta allí. Llegamos con tiempo de sobra para encontrar buen sitio donde aparcar y recoger los dorsales sin tener que hacer cola. 
La salida de adultos estaba para las 16:40. La tarde estaba fría. Al principio lucía el sol aunque luego nubló.

Al final nos tuvimos que quitar las gafas. Foto: Mariló

El recorrido se anunciaba semejante al del año pasado aunque la distancia anunciada era de algo más de 7 Km. Luego resultó no ser así y quedarse en poco más de 6. No sé si exactamente era igual al de la edición anterior, tengo la impresión de que el año pasado corrimos algo por la carretera principal y este año no.

Foto: La Voz

Bueno, el caso es que se dio la salida más o menos a su hora. En el primer kilómetro rodamos todos bastante agrupados, la cabeza de carrera no estaba muy lejos. Yo salí tranquilo, haciéndome a la idea de que había que tomárselo con algo más de calma de lo que la distancia indicaba conociendo de antemano el perfil. Dudo que en España exista una San Silvestre con unas cuestas como  estas, pendientes de hasta el 30%. Fuera de lo que son las carreras de montaña no se ven mucho por ahí pero esto también le da su toque original y divertido a la carrera.
No sé si fue por la hora pero las sensaciones de inicio la verdad no eran nada buenas. Me sentía muy pesado, menos mal que me lo tomaba con calma e iba con la idea de disfrutar si no... a la mejor la comida del mediodía salía por donde entró. Y eso que había tomado la precaución de comer temprano y no demasiado...
Al principio pensaba en seguir a Iria y Alberto pero iba ser que no. Por suerte Lalo decidió también tomárselo con calma e ir conmigo. Iba sobradísimo el c.... el año pasado le ganara con todas las de la ley pero en cuanto  entrena un poco... :-)
De todas formas a mí este tipo de carreras me gustan, con tanto tobogán se hacen entretenidas y qué decir de las vistas... Había que tener cuidado en las bajadas, eso sí, en algún tramo perduraba la helada de la noche y tampoco era cuestión de acabar pasando el fin de año en el hospital.

Tan felices. Foto: Julia.
Este año como digo no me encontré con las buenas piernas del año pasado así que las cuestas se me hicieron un poco más duras, pero pasito a pasito se fueron haciendo, incluso la del 30% arriba de un tirón.
La parte final si que era muy rápida y se podía correr bien. Me sorprendió un poco que al bajar del pueblo ya nos metieran a la orilla del embalse. Al final se me hizo más corto de lo esperado.

Y poco más, llegamos Lalo y yo juntos a la recta de meta e íbamos entrar de la mano en amor y compañía cuando se nos metió por el medio Xabi esprintando y nos chafó el plan. 
Al final 26'42" y 47º, discretillo, un minuto peor que el año pasado pero el resultado aquí es lo de menos. 
Cerramos el año con 62 competiciones, una más que el año pasado aunque este año no tocamos la larga distancia. Muy buen año en lo deportivo sin duda, para estar satisfecho. A ver lo que nos depara el 2015. 
Feliz año a todos!

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Daniel Estévez  22:01
2º Luis Iglesias Atl. Arenteiro  22:17
3º Ismael Lago  Atl. Porriño  22:40

Femenina
1ª Iria Fernández  Comesaña S.C. 26:12
2ª Ana María López   28:30
3ª María Ferreiro  Ourenrunning  28:38

No hay comentarios: