martes, 4 de noviembre de 2014

I Carreira popular Concello de Monterrei

El 1 de Noviembre empezaba oficialmente la temporada de atletismo, en mi caso con pocos cambios, pues continúo en el mismo club encantado de la vida. Lo que si tendré esta temporada son nuevos compañeros a sumar a los ya conocidos, por lo que a nivel de equipos creo que este año vamos dar bastante guerra. El provincial de cross promete estar disputado :-)
Para estrenar esta temporada nada mejor que estrenar también competición. Monterrei es un pequeño ayuntamiento a lado de Verín que se ha apuntado a tener su propia carrera popular. Que correr esté de moda (me sigue chirriando usar el término running) tiene sus cosas buenas también, y una de ellas es la posibilidad de disfrutar de nuevos escenarios para nuestras correrías. Un día aquí, otro allá. Al final es una forma de conocer lugares, o como me gusta decir una excusa para disfrutar más de la vida.
En este caso eran 8 km de carrera totalmente llana por pistas asfaltadas y con algún tramito de camino. Entorno rural y muy tranquilo y una organización que cumplió con solvencia, recorrido bien marcado y cruces controlados. Te tratan bien y sales encantado. Botella de vino de regalo antes de la carrera y luego bolsa con agua, pastelito, fruta y bolsa de patatas fritas. Mucho mejor que otras carreras con más renombre.
Para ser la primera edición la participación no estuvo mal. Además, aunque la zona no está mal comunicada pues pasa la autovía A-52, queda un poco a desmano para buena parte de Galicia así que creo que pueden estar satisfechos. Buen ambiente, con buena parte de los habituales y buen nivel también. El día acompañó.
En principio la idea era la de realizar un entrenamiento de calidad semejante a los de las últimas semanas. La temporada es larga así que lo principal es construir la base, pero en unas semanas están ahí los crosses, y estos ya se compiten a muerte. Seguramente antes intentaré correr la San Martiño por debajo de los 39', que no es un objetivo muy ambicioso habiendo bajado de 38' este año en pista, pero que hasta ahora nunca lo he hecho. Si no sale no pasa nada pero marcarse pequeños objetivos concretos como estos facilitan mantener alta la motivación.
Para hoy tenía la idea de salir tranquilo y acabar fuerte. Un poco lo que escuchabas a la gente era eso, vengo rodar, para afinar para la San Martiño, ayer hice tanto y voy salir tranquilo bla, bla, bla...


Pues nada al final todo lo contrario. Salida a lo loco, entre unos y otros, primer kilómetro mío en torno a 3'30" y mucha gente por delante. Claro, lo malo de conocer a casi todo el mundo es que al final te fías por quienes ves a tu alrededor... Nada, que somos incorregibles.
¿Y ahora que? Pues a lo hecho... cambio de planes. Pasamos de ir en progresión positiva a aguantar como se pueda, o dicho de otro modo, en vez de progresión regresión, de más a menos.
Así, los 2 o 3 primeros kilómetros fui en compañía de mi compi de club Anxo, hasta que me resultó imposible seguir su ritmo y lo tuve que dejar ir. Demasiado para mí en estos momentos. Me quedé por detrás en un grupo en el que iban Rubén del Burgas y Roberto Feijoo entre otros.
No me gusta este planteamiento de carrera de sálvese quien pueda pero no era el momento de aflojar. 




Al ser el perfil tan llano hay que estar todo el rato dando zapatilla y apenas hay descansos. Un tramito de camino y una pasarela de madera apenas sirvieron para romper la monotonía. Me recordó un poco a la carrera de Xinzo, tan llanas que son que se hacen duras precisamente por eso.
Me quedé con la compañía de Roberto que tiró la mayor parte del tiempo y fuimos los dos juntos. Alcanzamos a otros corredores como Antonio Folgoso y a su vez fuimos rebasados por otros participantes. 
Mis sensaciones no eran demasiado buenas. Aunque no iba ahogado ni nada, me notaba algo cansado y con poca capacidad de sufrimiento.




A falta de un par de kilómetros para meta nos alcanzó Alan y pasó al frente del grupo, Roberto pudo irse con él y yo empecé a pasarlo algo mal. No sé si pagué la mala salida pero tuve un bajón. que no duró mucho, unos 500 metros más o menos. Luego recuperé un poco y la última parte si que ya la hice mejor, hasta recorté algo de distancia.
39º al final, 30'22", que sería  3'47"/Km. Mal no está. No acabé con las sensaciones de las últimas carreras, de ir fácil, pero bueno, considerando que aún estamos en Noviembre estoy más que satisfecho. Hay mucho que mejorar aún pero hay que ir paso a paso. Disfrutando de las pequeñas cosas :-)

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Javier Paredes Ourenrunning 25:36
2º Jose Manuel Casado Vía XVIII 26:16
3º Luis Iglesias Atl. Arenteiro 26:41

Femenina
1ª Ana Belén Losada Ourenrunning  32:25
2ª Vicky Losada Ourenrunning 34:44
3ª Patricia Álvarez 34:58

Fotos: Erik, David

1 comentario:

Celina dijo...

Joooo, pero cómo no vas a sufrir a esos ritmos? como dices, es noviembre y ya estás poniendo la máquina a punto, seguro que para San Martíño y más y mejor, ánimo!