martes, 28 de octubre de 2014

XXXVII Carreira Pedestre de Santiago

Otra clásica. Tradicionalmente esta carrera echa el cierre (según calendario) de la temporada atlética en Galicia y es una de las populares más antiguas de las que se disputan por estas tierras. Participación multitudinaria, a pesar de coincidir este año con otras pruebas, recorrido como siempre muy bonito y ambientazo en las calles. Si además coincide con un fin de semana veraniego en Galicia, con solete y una temperatura cercana a los 25º para que queremos más.
Esta debe ser mi 9ª participación, creo que desde 2005 que la corrí por primera vez no he faltado a ninguna edición. Algunas veces he llegado mejor, otras peor, nunca demasiado en forma por las fechas en las que se disputa, pero siempre es una bonita experiencia correr aquí y disfrutar de ese último kilómetro por las calles empedradas del casco histórico y de la línea de meta en la plaza del Obradoiro. 12 km que no te dan derecho a recibir la compostelana, pero que dejan su huella.
Este año llegaba algo mejor que otros años. Simplemente por el hecho de que descansé de correr en el mes de julio en vez de hacerlo en septiembre-octubre así que estoy un poco más rodado. De todas formas estoy en una fase de acumulación lejos de los primeros objetivos de la temporada.
Fui a disfrutar de la fiesta y a seguir sumando kilómetros. No llevaba ninguna idea de hacer tal o cual tiempo sino que fuera el propio cuerpo quien me marcara el ritmo. Sin sufrir demasiado ni forzar la máquina,  que aquí no me juego nada, pero algo alegre, con cierta intensidad.
Por la experiencia de otros años ya sabía que valía la pena perder un poco de tiempo y colocarse pronto en la línea de salida. El primer kilómetro es cuesta arriba y suele haber bastante embotellamiento, riesgo de caídas y demás. Aunque hay cajones de salida, sólo son 3; un amarillo "élite", uno azul y otro blanco. Sólo se controla un poco el amarillo, en el otro hay de todo, desde una "avestruz" a gente que prácticamente sale andando. La gente no suele hacer mucho caso.
En fin, que todo es cuestión de calentar un poquito antes y estar 10' aguardando el disparo. 
Este año salí muy bien situado junto a mi compañero de equipo Fon. Sólo tardé 5 segundillos de nada en pisar la alfombra. Una de las mejores salidas que llevo hecho aquí.
Pude correr relativamente fluido desde casi el principio, lo que propició que me pudiera meter en carrera muy pronto. En otras ediciones había pasado prácticamente la mitad de la carera esquivando gente y la diferencia es abismal.
El perfil es durillo así que tampoco es cuestión de derrochar las fuerzas. Ritmo cómodo al principio en un grupito en el que destacaban 2 guapas bailarinas de ballet :-D. Una nota graciosa. Poquito a poco ya me fui para arriba.
Con tanta gente corriendo y animando se hace muy ameno así que los kilómetros se me pasaron muy rápido. No tuve la tentación de mirar el reloj, 


No hay mucho que destacar. Siempre digo que es más difícil hacer una crónica de una carrera buena que de una mala. 
Hasta el km 10 fue todo como la seda. A partir de ahí tocaría probarse en la famosa cuesta de Vite. Si se llega justito se hace muy muy dura pero si se llega bien pues no tiene mayor problema. La gente te anima y hasta se puede afrontar con una sonrisa.


La nota curiosa, pero negativa, la dieron un par de portugueses, entrados en años y bastante pasados de peso, que surgieron de la nada delante nuestra. Estuvieron a punto hacernos caer porque a estas alturas de carrera no te esperas que aparezca delante tuya alguien que apenas se mueva. Un par de corredores que iban a mi lado les recriminaron.  Hasta ese momento llevábamos un ritmo de aproximadamente 4'/Km ¿como habían llegado hasta ahí? Evidentemente habían hecho trampas y se habían colado, viendo alguna de las fotos de la carrera, basta con teclear su dorsal en las clasificaciones para ver que se habían saltado el control. Uno de ellos además quedó 2º en su categoría ¿tendría la cara de recoger el premio?...  Hay cosas que me cuesta entender pero bueno,,, yo a lo mío. Venir desde Braga para esto. Pobrecitos que no entienden nada.

Coronado Vite este año el recorrido sufría una pequeña variación, creo que a causa de una obras. Variaba un poquito el recorrido, no sé exactamente si por este nuevo trazado se harían más o menos metros que por el anterior, hay quien decía que lo hacía más duro por una cuesta pero no sé.
Luego ya  se enlazaba con el final habitual. Ese tramo de casco histórico precioso pero que siempre se hace interminable. Giras una calle y otra y otra, por mucho que me lo conozca casi de memoria y sea un ramo muy favorable siempre me parece largo.




Pero al fin se llega al Obradoiro, uno de los escenarios de meta más espectaculares que puede haber. Fin de la peregrinación.
El reloj de meta todavía marcaba 48'. así que, dadas las circunstancias, aprieto en la recta para entrar por debajo de 49'. Nunca había bajado de 49' aquí, el recorrido no es sencillo, así que estoy bastante satisfecho. No había mirado el reloj en toda la carrera.
Al final 48'53", 48'48" en el tiempo neto. Puesto 357º de 3796 llegados (tramposos incluidos). Bien. Buenas sensaciones, saliendo a rodar y disfrutando, no hay queja. 
Parece que voy asimilando los entrenamientos. Seguimos :-)

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Lolo Penas New Balance  36:21
2º Licinio Pimentel Sporting (POR) 36:21
3º José Moreira  Benfica (POR) 36:27

Femenina
1ª Mónica Silva Maratona (POR) 42:33
2ª Ester Navarrete Atl. Femenino Celta 42:53
3ª Susana Godinho  Benfica (POR) 43:39




No hay comentarios: