martes, 21 de octubre de 2014

XIX Medio Maratón de Pontevedra

Otra prueba que va ganando popularidad con los años hasta convertirse ya en una de las grandes. La verdad es que da gusto correr en Pontevedra, sin duda la ciudad con más cultura deportiva de Galicia. Se celebran todos los años multitud de eventos, cortan las calles, nos meten por el casco histórico y demás y la gente siempre responde. Voluntarios y público de 10.


Las cosas han cambiado bastante desde la primera vez que corrí esta prueba, de aquella se iba hasta Marín con tráfico abierto y bastantes menos participantes (y muchos menos espectadores). Hoy sería impensable claro. La que se liaría.
Ahora el mundo de las carreras ha evolucionado hasta practicamente convertirse en objetos de consumo, la gente paga una inscripción y a cambio se le ofrece (y se exige) unos determinados servicios. No entro a juzgar si esta tendencia está bien o no, probablemente la comercialización tenga sus aspectos positivos y sus aspectos negativos. Respecto al boom de correr prefiero ver a la gente (cuanta más mejor) empleando su ocio en practicar deporte  que en hacer el cafre por ahí, eso está claro. Lo que me cuesta más asimilar es la aparición de tanto corredor "pro-pular". Entiendo que en el mundo en que vivimos la sociedad nos restringe mucho la capacidad de expresarnos y el deporte es una válvula de escape para mucha gente, pero creo que no se debería perder el norte en cuanto a que esto no es más que un juego. Cada uno puede tomárselo con la seriedad que desee pero ante todo debería ser una forma de disfrutar y no una vía para crear frustraciones y malos rollos. Ahí lo dejo, es solo una reflexión.
Bueno, el caso es que yo sabía lo que había, el tipo de carrera que era, al margen de la federación y con un recorrido que no estaba homologado, y decidí pagar la inscripción porque es una prueba bien organizada, me gusta Pontevedra, el ambiente, y a estas alturas del año me viene bien este tipo de distancias para ir construyendo base.
Por tanto, la idea era ir ahí a construir, no a quemar cartuchos, y porque yo correr 21 km solo a lo mejor lo hago, pero por mucho que disfrute de mis entrenamientos en solitario al final me aburro, así que prefiero aprovechar para rodar con compañía. Competitivamente el reto no me llama, ya la distancia no me atrae demasiado, y así una prueba multitudinaria aún menos. Filosofía participar y disfrutar de la fiesta si, como el que va a un concierto, nada más.
En la salida le decía a Pesca y a Pirri, voy rodar y hacer sobre 1h30', y sobre todo quitarme la sensación del año pasado que lo pasara fatal.
Este año el recorrido había cambiado, se darían 2 vueltas en vez de las 3 de ediciones anteriores, y se cambiaría el trazado pasando antes por el casco histórico. El perfil no variaría demasiado, ya era llano y ahora lo seguiría siendo. Sobre si es más rápido o no cuestión de gustos. De que es un trazado muy rápido no me cabe duda, de si tendría la distancia real ya tengo alguna más. De todas formas a mi no me importa.


La salida fue relativamente fluida, aunque tampoco estaba mal situado, pero vamos para la cantidad de gente que había pude empezar a correr bastante normal desde el principio. Ayudó que mucha gente saliera muy rápido.
La organización había dispuesto varias liebres con globos a diferentes ritmos. Habrá a quien le ayude pero a mi personalmente no me gustan nada ¿Razones? pues, entre otras cosas, porque alrededor de la liebre se suele formar un tapón de gente que quiere ir con él, riesgo de tropezones, el globo que molesta... A mí por lo menos me resulta muy incómodo pero ya digo que es una opinión muy personal.


Bueno pues el caso es que llevaba a la vista el globo de 1h30' como a 50 metros y ya me parecía que llevaba un ritmo bastante por debajo del indicado. Esto en parte me benefició porque pude correr a mi ritmo previsto sin tener que estar metido en el grupo y por otra parte, a esa distancia, la referencia me valía para situarme en carrera. De todas formas en esta primera vuelta y prácticamente en toda la carrera vas rodeado siempre de gente. Parte buena que quieras o no siempre tiran de ti, parte mala que hay que ir muy atento al riesgo de tropezar.
Como iba a rodar se me hizo todo muy ameno, disfrutando del ambiente y las calles con mucho público. Ritmo muy cómodo y muy buena mentalidad, toda la carrera muy centrado y sin un solo pensamiento negativo, ni cuanto queda ni voy mal ni voy bien.


Pasé el Km 5 en 21' pelados. El globo de la liebre iba bastante distanciado pero en realidad el ritmo era ese. Poquito a poco, manteniendo mi velocidad fui alcanzando la grupeta del globo. Antes de llegar a Monteporreiro, en torno al km 8 ya los había alcanzado.
No me quedaba otra que ir con ellos, primero porque era el tiempo que había previsto, segundo porque resultaba complicado adelantar al grupo y tercero porque tampoco me apetecía ir unos metros por delante y entrar en la dinámica de si te pillan, te sueltan o subes el ritmo para que no te alcancen.
Pasamos el Km 10 en 41'36" y empezamos la segunda vuelta.


El ritmo del grupo decreció y partir de ese momento comenzó una discusión a voz en grito entre algunos de los corredores que iban en el grupito y la liebre. La verdad es que no sé que es lo que pedían, si era porque había pasado más rápido de lo anunciado o si era porque ahora íbamos más lentos que el teórico 4'15" previsto. Supongo que tendrían razón, no seré yo quien se la quite pero a mí todos estos rollos me dan vergüenza. Como había venido a disfrutar y no a escuchar discutir pedí que me dejaran pasar, aceleré unos metros y me fui ya en solitario. No sabía si luego me iba volver a alcanzar el grupo o si pagaría el cambio de ritmo pero por lo menos por un rato iría más a gusto.



De fuerzas me seguía encontrando bastante bien. Podría tener la duda de si me llegaría el bajón a partir del km 14 o 15, al fin y al cabo apenas hice entrenamientos largos a pie desde mayo-junio. Hace 2 semanas hice un rodaje de 16 y el fin de semana pasado los 21 km de Riós, no sé si me daría tiempo suficiente a asimilarlo, esperaba que si.
Km 15 en 1h03', no había trazas de cansancio y mentalmente seguía con muy buena cabeza, centrado en el momento y disfrutando.



6 Km para acabar y poco que contar. Estuve tentado a apretar y sufrir un poco al final pero pensándolo en frío preferí ceñirme al plan previsto, hay que guardarse los cartuchos para cuando realmente importa.



Km 20 en torno a 1h24', apenas quedaba un tramito por los exteriores del centro de tecnificación y la vuelta interior al estadio. Me encanta esta línea de meta, que buenos recuerdos me trae, el europeo de triatlón, el mundial de du... Había bastante gente en la grada.





Al final 1h28'24", puesto 248º. 10" menos que la marca que tengo en medio maratón de la Vig-Bay 2007 (nunca corrí una media en serio salvo las primeras quizás) y todo ello sin despeinarme. De las carreras que más cómodas me han resultado. No me siento especialmente satisfecho porque no fue algo que buscara, no hubo un esfuerzo por mi parte. Me siento animado porque fue un entrenamiento que salió bien, que me hace pensar que esta temporada puedo subir un escalón más. Estoy en la categoría de veteranos pero me sigo viendo como un principiante porque veo que en muchas áreas tengo mucho margen de mejora (y ahora voy sabiendo como trabajarlo)
Nunca es tarde.


Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Robertas Geralavicius 1h07'25"
2º Manuel Hurtado 1h07'28"
3º Pablo Miguel García  1h08'22"

Femenina
1ª Leticia Fernández 1h20'17"
2ª Sara Pérez 1h24'20"
3ª Mela Penas 1h26'07"

Handbike
1º Kelo Do Breogán 54:30
2º Milagros López 54:37
3º Moncho Lorenzo 1h28'37"

No hay comentarios: