martes, 14 de enero de 2014

Cross de Ribadavia - Cto Provincial

Normalmente el campeonato provincial de cross ya suele ser una competición para hacerlo bien. Si además este año coincide que se celebra a pocos metros de tu casa, en un escenario por el que has entrenado miles de veces, y sucede además que lo organiza tu club, está claro que te lo tienes que tomar un poquito en serio. 
A estas alturas de la temporada es difícil llegar en plenitud de condiciones, entre otras cosas también hay que pensar que queda mucho año por delante y no puedes llegar cansado al mes de Marzo, pero tampoco podía dejar pasar la oportunidad.
Este año no estoy entrenando mucho, de hecho por múltiples circunstancias me estoy moviendo en unas cifras ridículas, la bici no la toco, nado todavía menos que la temporada pasada, los kilómetros semanales a pie muchas veces se quedan por debajo de los 30 o 40. Sin embargo estoy entrenando bien, no pierdo el tiempo, sé lo que busco y trabajo aquello que necesito. Muchas veces parece que solo miramos los kilómetros que hacemos y es un error. 
Al domingo llegué algo cansado pero tenía la ilusión de correr en casa y estaba seguro de que me daría un punto extra.
La mañana se presentó bastante fea, lluvía desde primera hora de la mañana, ambiente de lo más desapacible. Llevaba unas zapatillas de Gore-tex y a los 5' de estar parado en la hierba mojada ya no sentía los pies.
Que llueva para correr realmente no me importa demasiado pero para estar allí parado era de lo más desagradable. Estuve con mis compañeros repartiendo dorsales hasta que llegó la hora de ponerse a calentar para nuestra carrera.
En esta ocasión además estrenábamos equipación: camiseta dorada del CD Aurum. A partir de ahora ya puedo decir que soy un soltero de oro sin faltar a la verdad :-))


Con respecto a la prueba en sí, en categoría absoluta masculina teníamos 8 kilómetros por delante repartidos en 4 vueltas de 2 Km. A pesar de ser la prueba que cerraba el programa  y del mal tiempo, el circuito seguía en unas condiciones espléndidas. Es verdad que en un cross el barro también mola pero este circuito es una gozada.
La participación en esta última prueba al ser además abierta a populares fue bastante numerosa, casi parecía el gallego de cross que corrimos en este mismo circuito hará unos años. También la carrera de las chicas sorprendió agradablemente por la elevada participación.
Se salió bastante rápido pero era necesario mantener la cabeza fría, que un cross por fácil y corto que parezca al final acaba haciéndose largo.



Pese a que el resultado final fue bueno, no me encontré demasiado bien. No corrí tan fluido como en Carballiño o mismo en Castrelo. Sin embargo, si me noté con una mayor capacidad de sufrimiento.
Como había mucha gente conocida el encontrar buenas referencias no resultaba difícil. Como ya sucediera el año pasado en esta misma competición, encontré la compañía de Rubén con el que hice la mayor parte de la carrera.




La primera vuelta la pasamos en 8'32" (contando la cola de salida) El ritmo era bueno, remontábamos puestos. No iba cómodo pero me sentía con fuerzas.


8'03" la segunda vuelta. El ecuador de la prueba. Todavía en compañía de Rubén. Sufriendo ya pero intentando por todos medios no desengancharme.


Tercera vuelta en 8'06". Lo bueno de estas vueltas grandes es que no me iba doblar nadie. Toque de campana, habría que sufrir hasta el final.


Esta última vuelta fue un poco de tortura. Un clavo de las zapatillas me estaba haciendo daño y ya no sabía como pisar. Rubén se me iba unos metros, un chico que había adelantado en la vuelta anterior me volvía adelantar... 
Fueron los peores momentos de la carrera pero cuando las piernas no responden toca correr con el corazón.



Ahora no me podía rendir. Sabía que dentro de mis posibilidades tenía que hacerlo bien. Primero por mí y luego por mi equipo, porque había que puntuar de la mejor manera posible.



La recta de meta se me hizo larguísima y más cuando vino como un tiro mi compi Juan Romero que me superaría a falta de unos metros.
No había gasolina para  más; 32'52", puesto 55º, oficiosamente 1º local (ausente Iván que estaba en Coruña) Puntuando al final para mi club como 4º componente, 8º de 9 equipos pero bastante digno 131 puntos no muy lejos de los 107 del Burgas y el Limiactiva.
Cuando consigues dar todo lo que llevas dentro sólo cabe una posibilidad y es la de sentirse satisfecho. Acabé contento, un día muy bonito y una competición muy especial para mí. Para recordar.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Javier Paredes Gimnástica Pontevedra  27:27
2º Pepe Marquez Veteranos Ourense 28:24
3º Manuel Martínez Dare2b  28:40

 Equipos
1º Ourenrunning  28
2º Veteranos Ourense  41
3º ADAS  44

Femenina (5000 m)
1ª Iria Fernández  Comesaña S.C.  20:02
2ª Barca Toba Comesaña S.C.  20:11
3ª Sonia Teijeiro Ourenrunning  20:37

Equipos
1º Ourenrunning 15
2º  ADAS 32
3º Ourense Atletismo 37

Fotos: Maribel, Erik 1, 2, 34. Nachete, La Voz

No hay comentarios: