miércoles, 30 de octubre de 2013

XXXVI Carreira Pedestre Popular de Santiago

Una clásica que no suele faltar en mi calendario. Con sus defectos y sus virtudes. Por ambiente y por los 2 últimos kilómetros, que no tienen precio, repito año a año.
Al ser en la fecha que es, nunca puedo llegar en buen momento de forma. Esta edición no iba ser una excepción. Más aún tras el mal resultado de Pontevedra de la semana pasada. Sin embargo, en el fondo, sabía que no estaba tan mal.
Me gusta ir a este tipo de carreras con el simple objetivo de disfrutar, sumar kilómetros a un ritmo fuertecillo pero sin llegar a sufrir, que eso lo reservamos para cuando sea necesario.


Al ser veterano en esta carrera ya me conozco los truquillos, uno de ellos es empezar a calentar antes de lo habitual y situarme en la línea de salida al menos con 10' de margen. Desde la pasada edición la salida es por cajones, el año pasado no controlaron quien se situaba en cada uno, este año al menos vi controlar el acceso al cajón amarillo que era el de los corredores más rápidos. Yo tenía dorsal azul que era el siguiente al amarillo, aunque en el cajón azul ya se metió quien le dio la gana.
De todas formas esta vez pude situarme muy bien, al inicio de mi cajón, y la salida fue de las más fluidas que recuerdo en Santiago. Esto era importante, no porque quisiera hacer una buena marca, sino para evitar riesgos, empujones, llevarme a alguien por delante o mismo lesionarme en un movimiento brusco.
Está claro que siempre tenías que estar pendiente de la gente, corredores que van haciendo zig-zag, se cruzan, se paran... pero ya digo que comparado con otros años, este fue una maravilla.


La mañana amenazaba lluvia pero al final respetó. Eso sí, corrimos con mucha humedad y relativo calor. Al igual que en Pontevedra la semana pasada la sensación era de que no se podía respirar bien. Aún había alguno por ahí con chubasquero o chaqueta, para morirse.
Aunque este año había una ligera modificación en el trazado, el perfil no ha variado. Es una carrera dura por trazado, pero también, como corres siempre acompañado, se hace entretenida y los 12 Km se pasan pronto.


Y tan entretenida se me pasó que apenas recuerdo nada destacable que contar. Fui fácil en todo en momento y sólo recuerdo la sensación tras cruzar la línea de meta de haber disfrutado. Esto que para mí está muy bien, para una crónica da poco juego. En un sentido literario una historia en la que todo sale bien carece del menor interés.


Quizás al final, la imagen que se me quedó en la memoria de la carrera, no fue mía sino la de una gran corredora pasando un mal momento. Una de las mejores promesa que tenemos en Galicia, una chica que baja de los 35' en los 10 Km a la que el año pasado dejaron injustamente fuera de la selección española de cross pese a ganarse su plaza. Bueno, el caso es que cuando pasaba yo por el campus, alrededor del Km 7 de carrera la vi delante de mí (raro, con las marcas que tiene) y acto seguido vi que se paraba. Claro, esto no tendría nada de particular pero cuando llegué a su altura, ya que la animaron a seguir otros atletas, la chica estaba rota rota. Llorando y fatal. Si no fuera porque ya se paró gente con ella me hubiera parado también.
Muchas veces nosotros aficionadillos del montón, miramos de reojo o con cierta envidia a la supuesta 'elite', digo supuesta, no por su nivel ni por su dedicación que en eso son élite, sino por lo que respecta a ayudas o sponsors están prácticamente al mismo nivel que los populares, es decir cero, pero en realidad no somos conscientes de la presión a la que se ven sometidos quienen quieren estar arriba. Hoy en día, a como están las cosas, todo el que esté luchando por destacar en un deporte como el atletismo tiene toda mi admiración. A esta chica la he visto correr muchas veces y es de las que se deja todo, tiene calidad y si sabe superar estos malos momentos estará arriba seguro.


Subiendo la cuesta de Vite. Esta parte floja.
Por lo demás alguna anécdota que otra, sospecho que hay no poca gente que se cuela a lo largo del recorrido. Esta vez vi correr a un chico subiendo Vite que no era normal. Vamos hombre, si puedes subir así a esprint, ¿que has hecho los 7 Km anteriores? y luego un abuelo ya en el km 10 que no levantaba los pies del suelo, casi me lo llevo por delante porque a esas alturas no esperas a nadie casi andando. En fin, será para que lo vieran entrar en 50 y tantos. De ilusión también se vive.




Al final, que no lo he dicho, mi tiempo oficial fue 50'16", 50'07" en tiempo neto, puesto 495º. Si lo hubiera sabido hubiera apretado para bajar de 50' ya que en los 2 últimos km me dejé ir bastante (a pesar del parcial de 7'50", pero era todo cuesta abajo) ¡que pena! pero bueno el objetivo era sólo sumar y disfrutar, ya me merecía una carrera así, me ha dejado ganas de más.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Lolo Penas New Balance  36:19
2º Alejandro Fernández  New Baance 36:24
3º Pedro Nimo  Bikila 37:09

Femenina
1ª Solange Andreia Pereira  Bikila 42:48
2ª Silvana Ferreira U.D. Várzea (POR)  43:00
3ª Andreia Santos Joma (POR) 43:22

1 comentario:

Celina dijo...

Qué bien, con buenas sensaciones y quedándote con ganas de más! a mí me daría un poco de miedo ir tan deprisa por esas calles tan mojadas, qué peligroso! felicidades, un besazo