miércoles, 23 de octubre de 2013

XVIII Medio Maratón de Pontevedra

Seguimos sumando kilómetros en esta primera fase de la temporada. Sin prisa pero sin pausa. Creo que una de las claves de la buena temporada pasada (en términos generales) fue que hice muy buena base.
Para esta carrera ya sabía que no llegaba en muy buena forma, complicado bajar de los 90', factible a priori estar en la horquilla 1h30' - 1h32'. Me gusta esta media porque está bien organizada, el recorrido es entretenido por el centro de la ciudad y además se ve mucha gente animando. Es una pasada como se vive el deporte en Pontevedra.

Y sin embargo, por desavenencias entre las partes, esta carrera está fuera del calendario federativo. Una pena.

La mañana prometía lluvia pero al final no fue así, el tiempo respetó bastante y hasta diría que hizo calor. Había mucha humedad en el ambiente y para mí es un tanto incómodo correr con esas condiciones, aunque esto tampoco es excusa.
Ya adelanto que no me salió una buena carrera, todo lo contrario. Si la del año pasado fue mala, esta todavía fue peor. Nunca me llegué a encontrar cómodo.

Contaba la semana pasada que en Riós me había lastimado en un dedo de un pie. Generalmente las heridas no me tardan mucho en cicatrizar así que en una semana ya había casi regenerado la piel y esa herida no suponía problema. En cambio si lo era una nueva que me había hecho en otro dedo, el de al lado. El jueves había salido a rodar una horita y la tirita que había puesto para proteger la primera herida me acabó provocando una segunda. Vamos, lo que se dice vulgarmente, peor el remedio que la enfermedad.
Como era en mal sitio me dolía bastante, no sólo para correr sino para andar. El viernes y el sábado tuve prácticas del curso de monitor de atletismo. La clase de marcha aún la llevé bien en ese sentido, la de vallas un poco peor. 4 horas haciendo ejercicios a los que no estoy acostumbrado con mucha impulsión y recepción de metatarso que me acabó de machacar. Eso sí, divertido un rato, me lo pasé muy bien.
En resumen que llega el domingo y me veo obligado a correr la media con el dedo vendado (un poco aparatoso), con dolor al pisar y con agujetas en la cadera ¡Bah! ¡quen dixo medo!
La herida en sí no me preocupaba, pero que el dolor y la incomodidad modificara mi forma de correr y me hiciera pisar distinto, si lo hacía. Al fin y al cabo, 21 Km son bastantes (para mí)




La idea era marchar cómodo, la menos de salida. Con una participación bastante numerosa durante los 3 primeros Km no pude correr demasiado. Las calles se quedaban estrechas. No tengo el parcial del Km 5 pero sí el del 6: 26'12", lo que daría un ritmo sobre 4'22"/Km, que sería más o menos lo previsto (en torno a 4'20"/Km).


En el km 3 o así adelanté a la liebre de 1h35' y en torno al 7 o la 8 ya llevaba a la vista a la liebre de 1h30'.
Iba un poco en tierra de nadie pero tenía a unos 10 m la referencia de Formoso que más o menos sé como anda.
A esos ritmos iba aeróbico total, vamos que ni notaba la respiración acelerada, por esa parte no había problema.
Sin embargo no me sentía bien, estaba como cansado, no sé. Iba también dándole vueltas a la cabeza, un poco como me pasó en los 15 Km de Oia. Pero esta vez no tenía ninguna Sara.

Que me disculpe el hombre este, pero es que no es lo mismo... :-)
Km 10 en 44'11",  eso es ya a 4'25"/Km La cosa ya se me iba. Por una parte pensaba que en cuanto pillara ritmo las cosas mejorarían y podría hacer una 2ª parte de carrera mejor  que la primera.
Hasta el giro de Monteporreiro pareció que sucedía así, adelanté mucha gente. Pero luego me vine abajo. Demasiadas molestias, ya no sólo me dolía el pie 'malo' sino que empezaba a tener molestias en la pierna 'buena'.  Supongo que para compensar, hasta me salió una ampolla.


Sobre el Km 13 o así ya dije basta. Tenía miedo a romper porque se me cargaba mucho y me dije que los 8 Km que quedaban los haría en plan soltando.


Ya está, no hubo más historia. Me dieron ganas de parar y abandonar varias veces pero me había apuntado en la categoría de equipos mixtos con Iria y Miguel y quería cumplir con ellos.  Un entrenamiento de sufrimiento que a la larga viene bien.


Ya en el útlimo km coincidí con Rodrigo, que también sufrió la visita del hombre del mazo. Mal de muchos consuelo de tontos. Aunque para consuelo los ánimos de Saleta Castro y compañía, a la entrada del estadio.
-¡Vaya afición tienes!
Pues si. Que me anime una crack como ella me hace ilusión. No fue la única, agradezco muchísimo todos los ánimos recibidos, Amelia, Montse... y gente que ni siquiera pude identificar  mientras corría. muchas gracias!
No sólo lo bueno se acaba, lo malo (afortunadamente) también.
Cruzo la línea de meta, 1h35'43" brutos, 10 segunditos menos en tiempo neto. Si no es la peor media de Ponte de mi historial por ahí andará. Al menos el puesto fue bonito: 500º.
Pero bueno en el fondo mereció la pena. Acabé contento sobre todo por Iria que hizo un marcón, 1h24' y el 3º puesto en senior, después de tanta lesión y tanta duda se lo merece. Gracias a ella sobre todo, nuestro equipo alcanzó el 6º puesto  de 16, a sólo unos segundos del 5º y poco más de un par de minutos del 4º. El podio quedó lejos pero bueno, estuvo muy bien.
Ahora toca seguir trabajando, de momento lo que me deje mi proyecto empresarial que me está absorbiendo mucho tiempo. Pero es por algo bueno. O eso espero.

'As Miñocas' como molan, se merecen una ola...

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Manuel Hurtado  New Balance 1:07:10
2º Robertas Geralavicius Gimnástica Pontevedra 1:07:51
3º Elías Domínguez New Balance  1:08:36

Femenina
1ª Yolanda Gutiérrez  New Balance  1:18:41
2ª Leticia Fernández  Ría Ferrol  1:19:57
3ª Soledad Castro  Comesaña S.C.  1:24:07

1º Athletics  3:52:54
2º Pinarium 1  4:13:54
3º Comesaña 1 4:15:59

1 comentario:

Celina dijo...

Como dices, entrenamiento sufridito pero que también suma. Por cierto, viendo la clasificación, cómo corre la gente por allí, madriña! ánimo y confío que pronto te recuperes del todo de ambos pies, no te hagas más heridas porfi! un besazo