martes, 8 de octubre de 2013

15K del Atlántico

Una nueva competición que debutaba en el calendario y que ya desde el inicio me tuvo muy buena pinta. Un recorrido de 15 Km siguiendo la costa entre Oia y A Guarda. La zona es preciosa, salvo que estuviera mal tiempo que sería un infierno, aquí es donde se baten cada año los récords de velocidad máxima de viento en Galicia. Pero en esta ocasión tuvimos suerte, el tiempo acompañó y estuvo una mañana preciosa para correr.
El recorrido me gustó, al menos se le da utilidad al famoso "carril-bici" (que daría que hablar para una entrada entera) tanto la salida pasando al lado del monasterio, como la llegada con bastante gente animando, como los tramos de pista de tierra que rompían un poco la monotonía. Y sobre todo las vistas en buena parte del circuito. Muy bien todo. Buena organización, distancia no habitual pero que está muy bien, ni corta ni larga, participación interesante sin llegar a la masificación, precio de inscripción asequible en relación a lo que te ofrecen. En fin, muy recomendada.


Yo no llegaba en muy buena forma, porque estoy empezando la temporada, pero ya hay que ir empezando a sumar kilómetros, y me apetecía mucho esta carrera para ir en plan de disfrutar.
La salida se dio a las 10:30 pasadas con cerca de 500 participantes. A pesar de la coincidencia con otras pruebas con mucho tirón en Galicia aún se juntó un buen grupo de gente.
El primer kilómetro era muy bonito en cuanto a recorrido, pero también un poco estrecho. Aunque como mucha prisa no tenía y mi idea era ir en progresión, tampoco me importó demasiado
Aún pasando por el Km 1 en 4'27" como pasé tenía mucha carrera por delante.
Sin embargo conforme transcurría la prueba las sensaciones no mejoraban. Iba bastante fácil, ni siquiera notaba la respiración muy agitada, pero no iba cómodo. Para ese nivel de esfuerzo me daba la sensación de ir más rápido de lo que en realidad iba. Los tiempos de paso eran realmente lentos. El problema no era ir a 4'20"/Km, el problema es que a ese ritmo no me notaba todo lo fresco que debería.
Km 5 en 21'52". Uff ¡que mal!
Bueno, el objetivo era disfrutar de la carrera y hacer una tiradita más o menos larga pero el caso es que el coco ya iba empezar su parloteo.
Sobre la mitad, aproximadamente, de la carrera, el delicado equilibrio entre disfrute y pensamientos negativos se fue inclinando hacia la segunda opción. Que mal, queda mucho, no voy... Esas cosas.
Me pasó un grupito de corredores y no los di seguido. Y eso que el ritmo no era alto, en teoría no me debería costar pero... no daba.
Y sin embargo las cosas cambiaron.
Como en las buenas películas faltaba por salir a escena un elemento clave: la chica :-) Esta historia no se entendería sin ella.

Fantástico primer plano de mi brazo

Sara, porque al final de la carrera pudimos conocernos algo más y hablar un poco, me hizo salir del pozo y escapar del torbellino de pensamientos negativos en los que estaba envuelto..
Llegó a mi altura con muy buen ritmo, y fuera por el extra de motivación o lo que fuese, a ella si la pude seguir.
Recuperé poco a poco sensaciones, olvidé los pensamientos negativos, volví a centrarme en la carrera y a disfrutar. Si lo que consigue una mujer no lo consigue nadie :-D
Pasamos el km 10 en 44'07", mal, pero al menos ahora ya iba a más.
5 Km para meta y la cosa ya empezaba a marchar.
Entramos en A Guarda, había que hacer un bucle por lo que el tramo urbano era bastante grande. Había también bastante gente mirando y estaba muy animado.


Mi compañera del día tuvo su momento  más flojo de la carrera y nos adelantó alguna gente pero, después de que a mi me hubiera valido la vida, ahora tampoco era cuestión de dejarla tirada. Intenté echarle un cable en esta parte final.
El último kilómetro era cuesta abajo pero ahí si que ya se quedó unos metros atrás. 



Por mi parte yo me confundí al final al ver los arcos de meta y no me di cuenta de que había que ir hasta el fondo de paseo y regresar. Vaya que equivoqué el ritmo y casi no llego jaja.




Al final 1h04'35", los últimos 5 Km en 20'28" que ya no está tan mal y sobre todo mucho mejor de sensaciones. Puesto 143º. No pasará  a la historia, tengo incluso pasos de media más rápidos, pero bueno, estamos en la época de estar mal. No hay problema.



Sobre todo porque lo mejor aún estaba por llegar. Tras pasar por meta recojo la mochilita con la que nos obsequiaba la organización, la abro y ¿que había dentro? Un pack de rosquillas Cristaleiro de Gondomar. Ahora si que ya la carrera perfecta :-)

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Pedro Nimo  Bikila  46:15
2º Robertas Geralavicius  Gimnástica Pontevedra 46:40
3º Santiago López  C.A. Porriño 49:17

Femenina
1ª Sara Pérez  Comesaña S.C.  57:42
2ª Raquel Suárez Ría Ferrol  59:02
3ª Ariana González S.A do Tegra 1:00:55


1 comentario:

Celina dijo...

Jajaja, me alegro que encontraras tu motivación en carrera, felicidades! y esas rosquillas, ay que envidia me has dado. Aunque a mí me gustan más los agujeros que también envasan, con una buena crema de orujo...