martes, 7 de mayo de 2013

XI Dúatlon de Santiago (popular)

Este año el campeonato gallego de duatlón se celebró en un marco muy especial, nada menos que la plaza del Obradoiro y sus alrededores. Aunque yo no podía correr el gallego, ya que no me había clasificado, se organizó también una prueba popular antes del campeonato y pude disfrutar de la experiencia.
Como digo, el marco es incomparable. El único pero el circuito de bici: corto, estrecho, bacheado y muy peligroso. Por suerte el nº de participantes en nuestra salida se quedó en 85, lo que era un número bastante manejable.
Las distancias de la prueba popular supuestamente eran de 4-16-2 Km, algo menos que un sprint, pero al final me pareció que la carrera era algo más larga de la anunciado y la bici un pelín corta.

Calentando con mi compañero Rafa. Buena carrera la suya, 10º al final.

Empezando por el principio. La primera sección constaba de 4 vueltas, con inicio y final en la plaza y que bordeaba edificios emblematicos como el ayuntamiento, la facultad de medicina o el parador. En mi opinión y en vista de los tiempos cada vuelta debía pasar de los 1000 m, aunque también es verdad que tenía una cuestilla interesante  que te dejaba un poco clavado. De todas formas quizás lo peor para mí fuera el calor y la hora (15:00) a la que no estoy demasiado acostumbrado.

Salida

Las sensaciones no fueron demasiado buenas. Incómodo y con calor desde el principio, buscando siempre las sombras, con la boca seca y pastosa. El circuito se me hizo ameno y se me pasó rápido pero no me sentí como otras veces.








 

18'08" y entro a boxes en la posición 28º.


Cojo la bici, pongo las zapas (a ver cuando me agencio unas de tri) y  como el empedrado hacía muy incómodo y peligroso lo de intentar correr con ellas salgo prácticamente andando por el pasillo.



Perder puestos en la transición era algo con lo que contaba. Con lo que no contaba era con perder el cuentakilómetros. La verdad es que no me lo explico porque si está bien puesto hasta cuesta sacarlo, y bien puesto estaba, porque vine hasta la plaza en bici desde donde había dejado el coche, y marcaba bien.
Pues nada, sea como fuere, menos mal y gracias que me avisó uno de los participantes que yo no me había enterado.
Lo que no me pase a mí... ¿y ahora que hago? Pues volver a por él, como no. Intento dejar la bici apoyada en la valla y una señora que estaba de espectadora se ofrece a aguantarla. Yo ya pensaba... ahora aún me van descalificar por ayuda externa. Pero que te aguantaran la bici era lo más lógico porque el pasillo era estrecho y podía causar un accidente a aquellos que estaban saliendo. Lo que sí tenía claro era que el cuenta tenía que recuperarlo cuanto antes, a ver si me lo iban pisar, que me importaba más que la carrera.
Desando el pasillo, lo recojo del cuelo, vuelvo a junto la bici, lo coloco y vuelvo salir. No sé si quiera si le di las gracias a la señora. Cosas de la carrera. Aunque ahora no valga se las doy desde aquí.
Llego a la línea de montaje por fin y empiezo la bici.
Arranco en plato pequeño y en los primeros metros lo único que hago es beber y esquivar las tapas de alcantarilla. Ya la cosa me dejó descentrado. 
Me costó mucho meterme en carrera. En la primera subida a Juan XXIII tuve malas sensaciones aunque peor fue la bajada. Con tanto badén y tanto bache le cogí algo de miedo.


Había que dar 4 vueltas, las subidas y bajadas eran cortas pero el constante cambio lo hacía muy rompepiernas.


Las siguientes vueltas me fui encontrando mejor, sobre todo subiendo, pero en las bajadas perdía mucho. No quise arriesgar nada e hice toda la bici en plan conservador, más bien en solitario. Aún así uno de los baches de la bajada me lo comí las 4 veces, pillaba una zona de sombra y nunca veía donde estaba. Temí en varios momentos por un llantazo pero al final todo bien.


Acabo los 15,6 Km de bici que marcó mi cuenta en 36'17". Media de velocidad propia de un paseo: 25,8 Km/h y máxima de 52,6. El parcial oficial  fue de 37'39" (53º). Considerando que la transiciones en esta ocasión fueron bastante rápidas para mí ya podéis imaginar  de donde viene el desfase de 1'22".
La segunda carrera no tuvo mucha historia. En cierta medida me quité la espinita de la semana anterior en Pontevedra. Mi mejor sector, en especial la segunda vuelta y porque no había más que cada vez me encontraba mejor. Esta vez si que correría bien  los 5 Km.



9'40" y remontando puestos. Parcial 14º.

Recta de meta.

Recapitulando 1h05'27". Puesto 40º. Sobre la mitad de la tabla. Ni fu ni fa. No fue el descalabro de Pontevedra pero me dio rabia por lo del incidente del cuenta. También creo que con un poco más de agresividad en la bici hubiera mejorado bastante mi parcial pero el circuito no me daba ninguna confianza y la verdad es que no me arrepiento de ir a lo seguro.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina popular
1º Alberto Candal Arcade Inforhouse  57:05
2º Jose Ángel  Diaz  Triatlón Coruña  58:15
3º Alberto Asensio Arcade Inforhouse  58:21

Femenina popular
1ª Ana Mª López  Triourense 1:13:07
2ª Sabela Pensado C.N. Riveira  1:18:41
3ª Xiana Rendo Dexter Compostela 1:19:11

3 comentarios:

Antonio Madriñan dijo...

lo que hubiera sido que fueras con confianza en bici, y que no tuvieras el percance, de 57min a 65min, podías haberte quedado tranquilamente en la mitad, aunque lo importante siempre es ir a gusto y seguro. ;)

Celina dijo...

Uf, por lo que cuentas del recorrido era para ir muy prudente, así que creo que hiciste muy bien. Felicidades!

Osvaldo dijo...

Si bien mi deporte favorito es el futbol, también me interesa poder anotarme en distintas maratones. Por eso cuando hay alguna maratón en Argentina, Uruguay o Chile, trato de ir. Estas vacaciones de invierno espero poder practicar ski en santiago