martes, 28 de mayo de 2013

I Triatlón Concello de Porriño

Vaya sorpresa más agradable nos hemos llevado con este triatlón. En 9 años que llevo corriendo tris, con varios campeonatos de España y hasta uno de Europa a mis espaldas, pruebas tan bien organizadas como la que pudimos disfrutar el pasado sábado muy muy poquitas. Ya el aspecto de los boxes era impresionante, todo moqueta y cartelito personalizado con tu nombre, digno de cualquier copa del mundo.
Y eso que, a pesar de ser distancia sprint, no era una prueba fácil de organizar por cuanto Porriño no tiene un lugar apropiado donde poder nadar. Al final se optó por llevar la natación al ayuntamiento vecino de Tui y, en mi opinión, fue todo un acierto.


El 'pero', si es que se puede hablar de pero en este caso, es un poco la compleijidad de tener 2 transiciones bastante separadas entre sí. Había que ir con más tiempo del habitual y decidir como ir a la T1, si en el bus puesto por la organización o por tu cuenta. Luego, ya en Tui se formaron largas colas para entrar a pasar el control de material, aunque al final se llevó bien.

Natación
Constaba de una sóla vuelta a un circuito triangular en el río Miño. Es un tramo de río con bastante corriente pero supieron elegir bien el horario al compensar con el tema de las mareas y se nadaba bastante bien. El agua fresca pero para nadar con neopreno tampoco tanto, calculo que lo habitual por aquí, unos 16º o así. Yo no pasé frío.
Creo que la mayor complicación era por el número de participantes, casi 300, costaba hacerse un hueco en el río, al menos en la parte más pegada a la orilla. De hecho iba nadando hacia la parte superior donde había menos aglomeración cuando escuché un bocinazo.

Yo estaba donde la flecha y mirando para otro lado

Salida de improviso así sin avisar. Peor no me podía pillar.
Tuve que empezar a darle caña si no quería quedarme ya desde el principio.
Pasado el sofocón de los primeros metros ya empecé a alcanzar a otros gorros y me quedé más tranquilo. Hasta la primera boya fue todo bastante fácil pero cuando quise doblarla había una aglomeración  a su alrededor y me abrí para evitar los golpes aún a costa de hacer más metros.
En la segunda boya tres cuartos de lo mismo aunque a su salida me tocó toparme con uno de esos fenómenos que cambian así de repente de crol a braza y casi me llevo una patada en la cara.
La vuelta fue bastante peor que la ida, creo. Fue bastante limpia pero los pocos triatletas con los que tuve encontronazo resultaron ser bastante molestos. Llegando ya a la última boya uno de los participantes estaba empeñado en hacer más metros de los necesarios. Nos íbamos desviando y no había manera ni que de que dejara pasar ni de que corrigiera.
El último tramo hasta la rampa fue todavía peor ya que nos volvimos desviar todo un grupito hacia un muelle de la marina en vez de trazar el rumbo correcto. En esta ocasión yo también tuve culpa porque me despisté y no era consciente del error. No fue hasta ver el tumulto de triatletas que hacían cola para subir por la rampa verdadera cuando me di cuenta. Nueva corrección de rumbo.
Al final  natación para olvidar: 16'35" para estos 750 m y parcial 167º.
Si algo podía hacer peor que la natación era la T1 y sí, todavía fue peor. Empezando porque me equivoqué de pasillo y tuve que dar vuelta, luego no me daba quitado el neopreno y al final  me di cuenta en vez de tirar por la pernera estaba tirando por el velcro del chip...
En fin...

Bici
Pensamiento positivo. Malo sería que lo que me esperaba a continuación no lo hiciera mejor.
La transición tenía su miga por cuanto tener que montar en plena cuesta pero había dejado la bici con un desarrollo más que suficiente y no tuve problema.

Hubo quien prefirió subir la bici en la mano hasta arriba

Pronto me empecé a sentir cómodo. El recorrido de bici me encantó. Siempre he preferido los recorridos en línea o a una vuelta porque vas más tranquilo y sólo te tienes que preocupar de lo que tienes por delante, ni te doblan ni vas ser doblado, además no vas ver 8 veces el mismo paisaje. No conocía esa carretera y pensaba que sería más o menos llana pero no, estaba salpicada de múltiples repechines, lo que la hacía más entretenida. Ese tipo de terreno siempre me gustó.

Toda la carretera para nosotros. Perfecto control del tráfico.

Para hacerla todavía más selectiva tuvimos la presencia de viento, muchas veces en contra, buena parte del recorrido, pero no me resultó muy molesto. Hacía calor y hasta se agradecía.
Bueno, el caso es que una vez subida la cuesta de la transición metí plato y ya no lo saqué en todo el recorrido. Buenas sensaciones y buenas piernas, empecé a pasar gente, incluso grupos enteros. Yo flipado, claro, esto no lo veo muy a menudo. Cuando alcanzaba un grupo lejos de querer seguir a rueda me iba para delante y a tirar a tope, el que pudiera que me siguiera.
Subía los repechos de pie, aprovechando al inercia. Ahora me doy cuenta de que a veces abusaba un poco de desarrollo, hubo una cuesta que subí atrancadísimo pero por no quitar el plato.
Seguían pasando los kilómetros y seguía pasándomelo en grande y remontando posiciones. Que yo recuerde sólo me debieron adelantar 3 triatletas y, puestos, debí ganar sobre 30 o así. 
-¿Pero que me pasa hoy? ¡que bueno soy, ni Cancellara! jaja
En realidad, lo único que pasaba es que saliera muy atrás del agua. Hice un buen parcial de bici si, pero la media de velocidad por el cuentakilómetros fue de 30 Km/h que tampoco es para echar cohetes. 41'44" de parcial oficial (119º), 39'07" de tiempo real  para 19,5 Km. Satisfecho por darlo todo y hacerlo en solitario sin aprovecharme del esfuerzo de nadie. Aunque esté permitido así mola más.

Carrera
A la T2 llegué junto a una chavalita del Dexter. Entré a boxes justo por delante  pero ya salí por detrás, y eso que hice una transición bastante rápida pero se ve que las nuevas generaciones lo tienen esto supercontrolado.
En los últimos kilómetros de bici, durante algún ratillo que iba acoplado y dándolo todo, pasó por mi cabeza que a lo mejor petaba en la carrera a pie, pero bastó dar las primeras zancadas para despejar todas las dudas. Iba ir bien.
Había traído este triatlón unas zapatillas con multitud de batallas en sus suelas, las Noosa -tri 25th. Ya no las uso pero para un sprint me valen, y las rescaté del armario ya apra el du de Santiago porque las nuevas no las soporto en este tipo de distancias sobre todo.
Las viejas zapatillas me trajeron viejas sensaciones, hacía mucho tiempo que no iba tan fácil en la carrera de un tri.
El recorrido de este último sector era por el centro mismo de Porriño así que había mucho público mirando. Esto, unido a que el perfil era totalmente llano, daba alas. Rapidísimo se me pasaron las 2 vueltas. Hasta el calor no fue inconveniente.
19'13", que igual podría ser menos de haber apretado al final (ya se ve en la foto como entré a meta), pero no había ganas ni ambición. No llegaría a los 5 Km el circuito, probablemente, pero es un buen parcial (60º)


1h17'31", 124º puesto (aproximado en realidad porque en las clasificaciones aparecen un par de casos que se debieron saltar una vuelta a pie, mucho chip pero en los tris siguen dando muchos errores no sé por qué) Lástima de la pésima natación pero no estuvo mal, acabé contento y con buenas sensaciones. Había salido 167º del agua así que aún hice una buena  remontada  :-)
La zona postmeta estuvo a la altura del resto de la prueba con una bolsa de avituallamiento muy completa y sin esperas. Nos dieron una medalla y todo, nunca me habían dado ninguna en un triatlón.
En resumen una prueba muy recomendable y a un precio de lo más asequible para federados: 10 euros (las comparaciones son odiosas si, pero... pagar el triple en algunos casos y que no te den ni la mitad... )
Si continúa así se puede convertir perfectamente en una referencia, una especie de Fuente Álamo a la gallega, no le hace falta más. Felicitar desde aquí a los organizadores, voluntarios, etc. y también a los ayuntamientos implicados. Mira que se me hace raro hoy en día alabar alguna decisión política pero esta vez hay que darle un aplauso. Nos habéis demostrado que si se quiere se pueden hacer las cosas bien. Gracias, ojalá cunda el ejemplo.
También felicitar a los ganadores, todo quedó en casa, por un lado Gustavo, natural de Tui y por otro María, de Porriño. Ambos grandes personas. Gustavo ya es de sobra conocido y lo será más, ya es uno de los mejores duatletas en España y, pese al hándicap del agua estoy seguro que será una referencia en larga distancia. A María la recuerdo desde el 2º tri en el que participé en Pontevedra 2005. Le tocara a mi lado en el box, entonces era la benjamina del grupo con sólo 14 años (de aquella aún podía quedar por delante de ella en las clasis jeje ). Tras estar a buen nivel y dejarlo hace unos años, me la volví a encontrar en 2011 en una travesía -Para el año vuelvo al tri. 
A buenas horas, hoy le ha llegado su momento de gloria ganando en casa. Más no se puede pedir. 
Os dejo un vídeo resumen de la prueba:



Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Gustavo Rodríguez WildWolf Fluvial Lugo 58:55
2º Lucas Escaneo Triatlón Morrazo  1:01:11
3º Jose Manuel Pardo 1:02:16

Femenina
1ª Mª Martínez  Atl. Porriño 1:13:58
2ª Blanca Labandeira  Mar de Vigo  1:15:34
3ª Lorena García  Mar de Vigo 1:16:00

No hay comentarios: