viernes, 15 de junio de 2012

A Day in the Life



Quizás sea porque no suelo nadar con mono
o porque en mi piscina raro es el día que no encuentras en cada calle a algún jubilado haciendo 'la boya'
Quizás sea porque no trabajo en una oficina
o porque sigo anotando los entrenos a mano, con boli, en una libreta de papel.
Quizás sea porque no tengo de compañera de trabajo a una rubia cañón
que además de triatleta me haga ojitos.
Quizás sea que nunca haya visto un velódromo en mi vida, más que en la tele
o que no podría aguantar ese ritmo corriendo más de 2'
Quizás sea que ya no entreno más de una disciplina al día
o que el triatlón no monopoliza todo mi pensamiento.
Quizás simplemente sea que no tengo un Garmin
o que me estoy haciendo mayor
porque mi vida no se parece en nada a la del vídeo
y el caso es que cada vez,
me siento más alejado del 'modelo triatleta',
con toda su parafernalia,
y más cercano al 'modelo Super-Paco'.
.

3 comentarios:

davidiego dijo...

Pues tienes razón, el tipo es un poco agonías en un mundo feliz. Me hubiera gustado que al final hubiese dos pares se zapas a la puerta se casa.
Y sí, me gustaría acabar como superPaco.

Xocas dijo...

Me has hecho sonreir. La verdad es que nuestro mundo se parece mucho más al de Súper-Paco que al de trabajo de 9 a 5 y tres sesiones al día. Y qué quieres que te diga, la rubia es la rubia ;-D

Ironpeterpan dijo...

Que buena entrada, es cierto que los triatletas pecamos de marcas (no las del crono)perdidiendo aveces la puereza del deporte, solo hace falta ver como han evolucionado las bicis y el material en los beoxes de cualquier tri.

Un abrazo