lunes, 14 de marzo de 2011

Trail Pazos de Arenteiro - Carballiño

Ayer participé en este trail que era el segundo de los que conforman el circuito de Galicia Máxica Trail Adventure. La prueba transcurría por terreno más o menos conocido, por las cercanías de donde yo vivo pero no por ello dejó de sorprenderme la belleza de algunos tramos. A veces no valoramos lo suficiente lo que tenemos cerca.
La salida a la carrera se dio en torno a las 10:30 pero en realidad podría decirse que la prueba comenzó antes ya que a las 9 había que coger el bus en Carballiño para que nos trasladara a la zona de salida. La mañana estaba fresca y amezazaba lluvia así que me las ingenié con un chaleco de diseño hecho a partir de una bolsa de basura para no pasar frío mientras no llegaba la hora de correr.
Eso fue quizás lo que se me hizo más pesado del día de ayer, nos tocó esperar en torno a una hora en la calle. Empezó a llover ligeramente y quieto cogía a uno el frío pero tampoco es que me apetecía calentar demasiado, sobre todo porque no había indicios de una salida cercana. Di un par de trotes para que mi cuerpo entrara en calor y poco más.
Cansado, acatarrado, con malas sensaciones y molestias en el tobillo. No eran las mejores condiciones para afrontar el trail pero bueno, ya tuve que renunciar a la primera cita del circuito en Moaña, y esta vez no quería hacerlo. Despues de leer la crónica de la Transgrancanaria de Sergio me iba echar atrás  por 14 km de nada.... ja!
- ¡Ah! ¿que no son 14 Km? ¿que aumentaron 3 km al recorrido?
- Pues tanto da, de 14 a 17 tampoco le veo mucha diferencia...

Por fin pasamos el control de dorsales. El gran maestre Moutinho nos da unas indicaciones sobre unas zonas muito perigosas. Suena la bocina y...
salimos.


En torno a 400-500 m de descenso por calles estrechas de piedra mojada. En principio no parece peligroso pero recibo 2 empujones
-¡Empezamos bien!
Se acaba el descenso y aparece ¡la liada padre!: un tramo muy estrecho de escaleras de piedra donde sólo se puede pasar en fila de 1. El atasco fue monumental y no exagero en decir que la espera duró minutos, y no 1 ni 2.

.
En general la gente se lo tomó con calma, que es como debe de ser, pero como en todos los sitios hay de todo pues no faltó quien quiso abrirse paso de manera no muy elegante. Lo curioso es que algunos de estos luego ni siquiera eran capaces de correr en las cuestas. Cousas veredes...
Superadas las escaleras el trazado transcurría por unas bonitas pistas y senderos que no presentaban dificultad pero en los que resultaba complicado adelantar. A veces existía sólo una trazada buena y había que tomárselo con un poco de paciencia.
En el fondo para mí hasta era mejor así ya que como anuncié este año los trails me los quería tomar de entrenamiento, disfrutar de correr por la naturaleza y olvidarme un poco del aspecto competitivo.
Una bajada complicada y muy resbaladiza origina el segundo de los atascos del día. No hubo que esperar tanto como en la anterior, esta ya entraba dentro de lo habitual en las carreras de este tipo: una buena oportunidad para admirar el paisaje y la belleza del entorno que nos rodea.
Salimos de nuevo a la carretera, unos metros para correr a gusto y recuperar posiciones antes de afrontar otro paso complicado.
En un día seco no reviste dificultad pero la madera mojada y la piedra son una pista de patinaje. Más valía ir tranquilo.
La imagen espectacular...


Atravesado el puente podría decirse que empezó realmente la carrera para mí. Por fin libertad para correr a mi ritmo. Unos senderos preciosos entre bosques de ribera, tramos de viejos carreiros empedrados y el sonido del agua hacían honor al nombre del circuito, una experiencia realmente "máxica"
Me empecé a animar y regresaron las buenas sensaciones. El terreno comenzó a ponerse cuesta arriba y eso a mi me beneficia. Se me dan bien este tipo de pendientes que no son extremas, suelo hacer bastantes entrenamientos de este tipo.
Encontré un ritmo cómodo y remonté muchas posiciones, pude subir casi siempre corriendo sin ningún problema.
Llego al primer avituallamiento que no sé en qué km estaría. Me bebo un trago de agua y miro el reloj
-¡Vaya! Se ha parado en 7". No sé en que km estoy ni cuanto tiempo llevo corriendo. Da igual.
Mis mejores momentos en la carrera, disfrutando mucho. No me apetecía que la meta estuviera demasiado cerca.
Continuamos el recorrido por pistas donde se podía correr muy bien. El tramo que ascendía hasta el tubo de una minicentral no era muy bonito pero el tramo de descenso posterior fue casi  una delicia (si digo casi es porque no me gustan los descensos) Precioso bosque y tramos de antiguo empedrado.
Así casi sin darme cuenta llego al 2º de los avituallamientos. Otro trago de agua y a continuar.
Sigo sin saber en que Km estoy ni cuanto tiempo llevo de carrera pero intuyo que ya habré superado el ecuador.

¡Ale hop!

En este último tramo hasta meta el trazado se complicaría un poco. Se abandonarían las pistas fáciles y habría alguna que otra sorpresa; la primera en forma de riachuelo que había que cruzar.
Era muy estrecho y no era imposible superarlo de un salto (de hecho hubo gente que lo hizo) pero al otro lado había un talud bastante complicado y resbaladizo. Esto es si no querías mojarte los pies comprabas las papeletas para resbalarte y mojarte todo entero. Ante tal disyuntiva yo lo tuve claro ¡las piernas no son del cuerpo!
¡Uf! Casi hasta las rodillas pero no la noté muy fría :-D
Subo la pendiente sin muchos problemas y ya estoy corriendo de nuevo.
Al principio se hace un poco raro correr con las zapatillas encharcadas pero pronto drena, los calcetines Injinji que estaba probando se portan de lujo y no tengo ningún problema. Incluso me va dando la risa rememorando la escena y los gritos que iba dando la gente, me recordaba a aquellos programas de humor amarillo.
Hasta ahora todo había ido bien pero como suele suceder en todas las pruebas de este tipo nunca faltan los malos momentos. En mi caso empezarían a continuación, cuando el recorrido pasaría a discurrir por sendas no muy marcadas y terreno muy irregular a la orilla del río. Se me hizo muy incómodo transitar por esta zona, cada vez que apoyaba el pie izquierdo me dolía el tobillo. Se me hizo muy largo y fue horrible, me adelantaba todo el mundo y yo me veía muy limitado físicamente además del miedo que tenía a torcerme definitivamente el tobillo y acabarlo de estropear.

No podía faltar una muestra de lo puerca que llega a ser la gente. Vertedoiro autóctono, por suerte ayer fue la excepción.

Fue minando mi moral hasta que llegamos a un sitio conocido: el cruce de la nacional de Pontevedra con la primera entrada a Carballiño. Ahí ya supe que la meta no estaba muy lejos.
Se acababa la zona pestosa y a continuación pasaríamos a un sendero más complicado (grandes piedras y tramos de escaleras y pasarelas de madera) pero que supuso un respiro para mí. Por supuesto me lo tomé con mucha calma y precaución, porque aquí te caes y ya no es que te dejes la piel sino que a lo peor te abres la cabeza.
Por otra parte la belleza estaba fuera de toda duda...


El sendero nos deja en el Parque Municipal, escenario de mis entrenamientos con la chavalada de la escuela. Ya no queda nada.
Un gusto volver a correr sin que me duela el tobillo, vuelvo a disfrutar y me siento bien. Aprieto un poquito, la meta está en apenas 1 km.
Bonito ambiente en la zona de llegada, bastante público y espectación. Al ser en Carballiño hay bastantes conocidos así que recibo unos cuantos ánimos.
Entro a meta, ni idea del tiempo ni del puesto (al final fue 1h43'57" y puesto 102º) pero satisfecho porque en términos generales me lo he pasado muy bien. Este último tramo me ha devuelto la sonrisa. El recorrido me ha parecido más duro de lo que me esperaba en un principio a la vista del perfil pero he acabado muy entero. Hasta respiro mejor y me ha mejorado el catarro jaja
La post-carrera está bastante bien: bolsa de avituallamiento y camiseta, coca-cola gratis y luego empanada y embutidos.
La organización en líneas generales bastante bien: recorrido perfectamente marcado, buen trato y atención. El embudo del primer km sería algo a mejorar pero valorando pros y contras en mucho mejor que se produjera el embotellamiento ahí, en un tramo de subida que en el posterior de bajada o en el puente. Un empujón en una subida se queda en una simple molestia, en una bajada puede convertirse en algo más grave y por desgracia hay gente que no sabe comportarse. Ahora estamos viviendo una época de auge del trail, sólo espero que ciertas actitudes que por desgracia son ya habituales en el asfalto no echen raíces aquí. A todos nos gusta hacerlo lo mejor posible y lo más rápido posible y todo eso pero... ¡un poco de cordura! 


Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º  Fernando Arca 1:14:03
2º  Antonio Martins (POR)1:14:07
3º  Albino Daniel Almeida (POR) 1:15:18

Femenina
1ª Guadalupe Lodeiro 1:41:18
2ª Sonia Botana 1:44:11
3ª Susana Simoes (POR) 1:45:56


Galerías de fotos: Organización, Albertinho, Jesús Bernal,


Por cierto, hoy ha salido publicado en Demonfit mi artículo sobre el reto de las 24 horas solidarias Oumoving, podéis verlo pinchando aquí. Espero que os guste.

16 comentarios:

CiegoSabino dijo...

Vaya, vaya, así que esa mezcolanza galaico-portuguesa está preparando bonitas carreritas. Espero verlos el domingo en la del Alto Sil. Quizás parte de los problemas que comentas de los atascos sean precisamente por el éxito que han tenido, porque en principio no estaban preparados para tanta gente, pero bueno, está bien que pruebe cuanta más gente y ya irá creciendo el número de pruebas en que repartirse.

Me alegro de que disfrutaras. Esto del monte es lo que tiene, que para correr y disfrutar, si llevas buena disposición, es una gozada.

davidiego dijo...

cuanta gente corriendo por el monte!

una cosa que siempre me pregunto es cómo tienes siempre una cámara amiga que te saca fotos a lo largo de la carrera, en un circuito bien, pero ya en un trail...

la granota dijo...

Jo, qué preciosidad de sitios! Yo me lo tomaría sin ir a la carrera ;) para sacar un par de cientos de fotos...

Jaime N@v dijo...

Que bonito el lugar, Genial!!!

Jesús Carlos dijo...

Bonita y dura carrera. Me lo pase en grande. El tramo al lado del rio fue genial, me acorde mucho del Alto del Sil. Buenas subidas y bajadas no tecnicas para seguir aprendiendo. En estas carreras hay que olvidarse del reloj, ser compañero, respetar el medio ambiente y disfrutar cada zancada. Nos vemos en la siguiente. Saludos

Dani dijo...

Pues sí, parece que el tema trail está de moda, y lamentablemente los guarros van de la mano de las modas... Que lástima.

Enhorabuena por la carrera, creo que es un tiempazo eh... A disfrutar del campo.

Emilio dijo...

Una pasada no tio? tiene una pinta muy chula y las fotos lo demuestran

Agüita dijo...

Me alegro que te gustara el recorrido y lo pasaras bien; no habia otra alternativa al atasco, o ahi o en el puente, asi que mejor ahi, para otra ocasion, con mas tiempo, buscaremos alternativas.
gracias por participar
un saludo

Mildolores dijo...

Jaajaja, pensaba lo mismo que Davidiego.

Chula la carrera. La verdad es que yo, no siendo muy amigo de estas historias, me pica un poco la curiosidad.

joseluissobrino dijo...

He participado en esa carrera, y lo cierto, es que salí atrás de todo y fui de los últimos en subir por las escaleras. La gente con la que tenía pensado hacer la carrera como en Moaña acabaron todos entre 1h40 y 1h45, y yo acabé 1h53. En los dos embudos habré perdido más de 5 minutos seguro.

Y me alegra volver a verte.

Angel dijo...

Que bonita y a la vez dura, la carrera, no?. Una carrera para disfrutarla y con tanta gente, una pasada. Muy buena.

Enhorabuena.

Un saludo campeon.

Furacán dijo...

Ciego, pues sí, se están organizando cosas muy interesantes y la zona tiene potencial de sobra. Totalmente de acuerdo contigo en la última parte de tu comentario.

Dvdg, pues es todo gracias a gente que hace fotos de forma desisnteresada y las sube a internet, gracias a ello la mayoría de los que corrimos el domingo tenemos algún recuerdo de nuestra carrera. Tenemos mucha suerte con la cantidad de fotógrafos y además buenos.

Granota, es también un buen plan.

Jaime, te aseguro que sí.

Jesús, totalmente de acuerdo. Me alegro de que lo pasaras bien.

Dani, en esta ocasión la verdad yo no vi ni envoltorios de geles ni barritas (era corta)y la organización acierta en dar los avituallamientos en vasos, así que en este sentido nada que reprochar. La basura de la foto era de algún paisano.

Emilio, pues sí, muy chulo.

Agüita, gracias a vosotros, ya dije en la entrada que mal por mal era emjor el atasco ahí. con más tiempo habría que buscar una alternativa aunque se a cambiando la salida pero de todas formas para mi la organización muy bien.

Mildo, anímate a alguna, son divertidas. Estas distancias si te las tomas en serio tieenn que ser matadoras pero tranquilo se disfruta mucho.

Jose Luis, ya, además no era sólo el tiempo parado, es que luego era complicado adelantar, pero bueno así fue la historia, tampoco hay que darle mucha importancia.

Furacán dijo...

Angel, que te me colaste, efectivamente muy bonita. Para ser trail tampoco demasiado duro pero si algo más de lo que parecía mirando el perfil.

Atalanta dijo...

El Moutinho está en todos lados... Adoptas una buena actitud para correr en montaña. Hay que disfrutar de ese plus que te aporta correr por lugares diferentes. Y sí, aunque lo denunciemos, el mundo del trail se acabará jodiendo, ya lo verás.
Felicidades atrasadas. He andado desconectado y no lo sabía. Estás hecho un dagalín.

Rosa dijo...

joe...solo viendo las fotos...vaya aventura!! pues no debiste pasarlo bien ni nada...jajajaja

Furacán dijo...

Atalanta, ya te digo, omnipresente el tío, toda una institución. Gracias.

Rosa, fue divertido fue.