sábado, 14 de octubre de 2017

VIII Milla de Porriño y II Triatlón Boamorte Sanxenxo

Se acabó el verano y el 1 de octubre cerrábamos la temporada de triatlón, aunque antes haríamos una visita a Porriño para meterle un poco de caña al cuerpo participando en su milla urbana.
Una cita a la que suelo acudir todos los años, discurre por el centro de la villa en plenas fiestas y suele estar muy animada. Además luego se celebra en el mismo circuito (aunque ampliado) una prueba de ciclismo por eliminación muy chula de ver. Este año me quedé a ver entera la prueba de las chicas y estuvo muy entretenida.
En la milla hay diferentes pruebas, las de categorías de menores y 2 millas para los adultos, una popular y otra élite con premios en metálico. Estando federado podría participar en la élite pero tampoco tendría mucho sentido.
En la popular nos juntamos bastantes participantes. Para ser una milla casi quedaba pequeña la recta de salida. La calle no es muy amplia que digamos. 2 vueltas de unos 800 m y para casa. Este año creo que estaba bien medida.


No sabía como iba responder mi cuerpo a estas intensidades. Semanas atrás había corrido la milla de Monforte, con buenas sensaciones pero también con una distancia bastante mayor de la indicada.
Minuto de silencio en memoria de María Ferreira, siempre en nuestro recuerdo, y luego toque de silbato para dar la salida.


Quien me mandaría a mí...

Los primeros metros son complicados, me quedo un poco encerrado y no puedo pasar, el primer giro alrededor de una fuente es algo caótico pero sé que no hay que ponerse nervioso y esperar el momento.
A partir de la media vuelta la cosa mejora y voy ganándome mi sitio. Pasamos por meta  y resta una vuelta. Esta es la decisiva, a ver si las piernas aguantan.


La cabeza de la prueba está demasiado lejos como para poder aspirar a algo, están a otro nivel. Pero de todas formas no voy mal situado. Adelanto alguna plaza y acabo con un bonito duelo con un atleta local.


Al final 17ª posición y 5'20" de tiempo. No está muy mal.


Cumplido el trámite el domingo tocaba madrugón para el último tri del año. Uno de los que más me gustan. Organización impecable y un escenario de lujo para este tri de distancia olímpica sin draft. El recorrido es muy parecido al del triatlón que corrí en Mayo aunque este es más corto y cambia tanto el lugar donde se hace la natación como la carrera a pie.


Buena mañana de temperatura muy agradable. Agua algo menos fría que la pasada edición, fresquilla pero con neopreno se llevaba bien. La natación son 2 vueltas de 750 m en la playa de Baltar con salida a tierra de por medio. No tiene mayor dificultad salvo el giro de las primeras boyas que es bastante cercano a la salida. Las aguas aquí son muy tranquilas y no hay olas ni corrientes.


Este año hubo algo menos de participación que el pasado, imagino que la celebración del medio ironman de Cíes la semana anterior le restó participantes. De todas formas muy buen ambiente.
A primera hora el cuerpo siempre está algo perezoso y muchas ganas de echarse a nadar no había. El hombre de la piragua nos dice ¡que valientes! pero no creo que sea para tanto.
Suena la bocina y se olvidan las excusas. Empiezo caminando, hay un largo trecho en que el agua no cubre. Por fin me zambullo y empiezo a dar brazadas. 
No quiero problemas en la primera boya y la doblo alejado. Luego encaro el camino de la segunda. No tengo ningún problema de orientación. Doblo la segunda con algún problemilla más de espacio y sigo la línea de boyas de la playa en busca de la 3ª.
Pasada la 3ª toca poner rumbo a tierra para completar la primera de las vueltas. De momento bastante cómodo.
En la segunda vuelta nado muy relajado y por veces noto que deslizo bastante. Sin ningún contratiempo que destacar piso de nuevo tierra terminando la natación. Miro el reloj y marca 29'. Luego hasta pasar por la alfombrilla pasarían algunos segundos, tiempo oficial 30'02", parcial 106º de 132. Creo que fue mejor que en el Ocean Lava.
Hago la transición, me quito mejor el neopreno que otras veces pero me encuentro las gafas de la bici rotas. Pues yo cuando las dejé en boxes estaban enteras. Tampoco es una gran pérdida, me las regalaran en una carrera.
Por fin salgo con la bici y la cosa no es que empezase bien. Se junta un grupo de gente en la línea de montaje, hay problemas para calzarse, las bicis se mueven de un lado a otro, a mi se me escapa una cala y me acabo yendo al suelo.
No resultó nada herido salvo mi orgullo, pero bueno, eso tiene fácil arreglo. Al fin acabo montando y empiezo a pedalear.
Hoy las sensaciones son mucho mejores que en el Ocean Lava. Se nota la diferencia de prácticamente no hacer nada  de nada, a hacer un poquito. Al menos esta vez tenía en las piernas los 47 Km del Ocean más la cronoescalada al Furriolo, cortita pero de calidad.
El tiempo final no fue gran cosa pero noté otras sensaciones y disfruté más que la última vez. El recorrido es muy chulo, aunque tiene su puntillo de dificultad. Parece más llano de lo que es. Como ya he corrido bastantes veces aquí, entre unos triatlones y otros, ya lo empiezo a tener dominado.
Más o menos pude mantener un ritmo constante. En la primera vuelta me comí mi Mars y al final de la segunda me tomé un gel. Ya casi entrando en Portonovo me alcanzó la cabeza de la carrera femenina que había salido después nuestra.
Bajo de la bici. 1h16'48", no llega a los 40 Km. Es un tiempo muy parecido al que marqué el año pasado, aunque entonces me pareciera muy malo. Hoy no me lo pareció tanto porque lo esperaba peor. Parcial 110º. Sigue siendo mi sector más flojo pero si analizamos el rendimiento en función del entrenamiento...
Empiezo a correr y me cuesta más que otras veces. No me siento tan fácil como en Cambados. El recorrido consta de 4 vueltas. Hay un repecho en cada una, que primero parece una tontería, pero que al final se acaba haciendo duro.
Poquito a poco voy completando las vueltas. Sufriendo un poquillo pero también corriendo de forma más o menos sólida. Remonto muchas posiciones. No sé cuantas porque no todos los que adelanto están en mi vuelta.


Al final cruzo la línea de meta. Parcial de carrera 45º, 41'06". Tiempo total 2h27'55", puesto 92º. Mejoro un poquito el tiempo del año pasado por lo que me quedo bastante satisfecho. Quizás hasta fuera el mejor triatlón en cuanto a rendimiento este año. No es una mala forma de cerrar la temporada, la 3ª desde que dejé el triatlón. Un poco atípica, 4 pruebas, las 4 de distancia olímpica o ligeramente superior, las 4 en formato no draft. Al final uno lo deja, deja de entrenar, de centrarse en esa disciplina, hasta un poco de seguirlo, pero al final acaba de una manera u otra al pie del cañón. Lo importante es divertirse y hay una parte que siempre engancha. Y mientras haya pruebas así ojalá sigamos, y por muchos años más.


Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Luismi Velásquez A.D. Tri-penta  1:51:47
2º Cristóbal Dios A.D. Tri-penta 1:55:07
3º Jacobo Crego  Olímpico Vedra  1:55:55

Femenina
1ª Mª Jesús Coia  Fluvial Lugo  2:19:18
2ª Aida García Olímpico Vedra 2:25:57
3ª Luisa Ibáñez Triatlón Muralla  2:29:42


No hay comentarios: