miércoles, 13 de septiembre de 2017

LIV Travesía a nado ao porto de Vilaxoán

Tocaba poner fin, salvo sorpresa de última hora, a la temporada de travesías a nado. Prueba clásica, con muchas ediciones a sus espaldas, en la ría de Arousa. La más antigua de Galicia. Nunca había acudido, era de las que no se dejaba neopreno hasta hace un par de años, y en días como el que nos tocó, para mí sería imprescindible.


Mañana con nubes y claros que se iría cubriendo conforme avanzaba la jornada. Mar totalmente en calma, glassy, como dirían los aficcionados a los deportes naúticos, pero agua bastante fría, alrededor de 15º. Hubo quien nadó a pelo pero yo eché mano hasta de mi gorrito de neopreno. Las bajas temperaturas en el agua las llevo mal, el día anterior, en la prueba de la triple corona de 29 Km hubo muchos abandonos debidos a la temperatura. Por suerte esta vez sólo teníamos que nadar 2 Km, así que no habría problema.


Lo mejor de las travesías que se organizan en Vilagarcía es que son gratuitas, cosa rara en estos tiempos. Un poco por eso me animé a ir. Cuando las cosas se organizan por amor al deporte hay que apoyarlas. Una prueba muy bien apañada con cronometraje por chip, avituallamientos muy completos y seguridad.
Había competiciones de varias distancias, desde 250 metros de los más jóvenes hasta la nuestra de 2000. En el medio una prueba de 900 metros en la que se podía participar de 10 años en adelante.


Nuestra salida era la última así que tuvimos que esperar a que finalizasen las otras 2.
En torno a 90 participantes para completar un triángulo formado por 2 boyas. Como no éramos muchos y el espacio era amplio fue una natación bastante limpia.
Al principio se notaba el agua fría pero luego pronto dejó de ser un inconveniente. Hacia dentro además me pareció que estaba un poco más caliente.



Las boyas eran grandes y fáciles de ver desde tierra. Desde el agua ver la 2ª una vez doblada la primera costó un poco más. Suerte que el grupo se alargó en una estrecha y casi continua fila, lo que facilitaba la orientación. Los chicos de salvamento en sus tablas también ayudaron.
Una natación plácida sin ningún problema. Disfrutando de las condiciones de una gran piscina de agua salada. Lo que sí me pareció es que el nivel medio es cada vez más alto, la gente cada vez entrena más y/o mejor. Por poco llego al final de todo: 79º de 90, y eso que la impresión fue de que nadara bien. 
Quizás el circuito no tuviera la distancia completa pero los 38'37" me dejaron razonablemente satisfecho. Un ritmo de 1'55" el 100 me parece realista. Y acabando además muy fresco.
Cierro así la temporada, este año no podré estar en la de Aguete. Un verano en el que apenas hice travesías más o menos largas, sólo la de Costa Serena, que me perdí por enfermedad la de Bueu y por avería del coche la de Vilagarcía, pero que descubrí otras nuevas como esta o la de Rianxo. Volví nadar el el Vao después de muchos años y las ya clásicas de San Simón, Baiona y el Fisgón. En total 8 travesías y unos 16 Km. No estuvo mal. Da pena que haya que esperar tanto para nadar de nuevo.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina (2 Km)
1º Ismael López Triatlón Vilagarcía  24:42
2º Diego Sotelo CDUSC 24:57
3º Alberto Tomé Fogar Carballo 25:56

Femenina (2 Km)
1ª Henar Diana Cons  C.N. Galaico 26:34
2ª Antía Ortego C.N. Galaico 26:50
3ª Alicia Moreia C.N. Galaico 27:06

No hay comentarios: