martes, 2 de agosto de 2016

IV Duatlón Cross de Celanova y XVI Travesía a nado Ría de Vigo

Un fin de semana completito. El sábado por la tarde participé en el duatlón cross de Celanova, categoría parejas formando equipo con Marcial Reza. Al igual que el año pasado yo me encargaría de correr y él de la parte de btt, que a mí no se me da demasiado bien :-). Antes, por la mañana sí había hecho algo de bici, 30 Km, pero facilitos y en plan tranquilo.


Este año había novedades en el formato, se alargaba la carrera a pie y se compensaba un poco más, al volver a correr después de la bici. Para mí un acierto ya que resultó más vistoso, aunque también más duro para los participantes, en especial los que competían en el modo individual.
Celanova es una villa preciosa y los boxes en la plaza mayor son espectaculares. Además hay mucha gente mirando, terrazas de cafeterías y así, incluso había una boda, así que resulta muy animado.


La prueba dio comienzo a las 7 de la tarde, mucho calor a esas horas, a pesar de que a veces corría un poco de aire. El recorrido inicial constaba de 3 vueltas de menos de 2500 metros a un circuito con poco desnivel, bastante similar al del año pasado. Antes de darse la salida pude hacer una vuelta de reconocimiento con Albino y Modesto.
Se da la salida y aunque sólo tenía que hacer el relevo decido tomarme la primera vuelta, al menos, con algo de calma. Hace mucho calor y la distancia aún da para mucho, entre las 2 carreras serían casi 11 km.
Por delante marcha Albino, un chico con la camiseta del Celta atletismo y otro con una camiseta amarilla. Yo coincido con Rubén del Arenteiro, que había corrido conmigo el 10000 de pista, y aquí participaba en categoría individual. Hacemos casi toda la carrera juntos, sólo en la última vuelta le saco unos segundos. Luego él haría una bici espectacular para acabar 2º absoluto pero eso es otra historia :-)


Al final  la carrera se me hizo durilla porque pensé que darían agua y no la hubo hasta acabar de correr, pero bueno, con 28'27" más o menos cumplí, 3' me sacó Albino pero entregué el relevo a mi compañero bien situado en la clasificación.


En el segundo sector Marcial hizo un carrerón. Tiempazo por debajo de la hora en un recorrido con cuestas duras y descensos peligrosos.


Lo de volver a correr una hora después de haber corrido era algo que nunca había experimentado salvo en alguna prueba de pista, 3000 con 800 o similar, pero esta vez era algo más de distancia y no sabía el momento exacto en el que arrancaría. 


Marcial me entregó de nuevo el relevo en muy buena posición, entre los 10 primeros en total y 5ª pareja. Los puestos de podio estaban inalcanzables porque llevaban mucha ventaja pero se podía intentar el 4º puesto. Nos llevaban aproximadamente medio minuto que es mucho recortar para 3,5 Km escasos pero en la primera carrera le había sacado a su corredor unos 50" de ventaja así que podía intentarse.


Correr ahora se me hizo algo más fácil porque ya no apretaba tanto el calor pero enseguida vi que la distancia con el 4º no se reducía sino que se mantenía. Por detrás también tenía margen suficiente así que la segunda vuelta fue un poco de trámite. 


13'24", 5º parcial entre las parejas para un 5º puesto final. 1h41'46". Muy contentos, la verdad es que lo hicimos estupendamente.


Clasificaciones 
Individual masculina (completas aquí)
1º Bruno Da Silva  ADC Os Mosqueteiros 1:36:15
2º Rubén Estévez CC Verín 1:38:55
3º Cástor Salgado Limiactiva 1:43:43

Individual femenina
1ª Noelia Portela Bike O Facho  2:05:39
2ª Estela Lago  Miñorbike C.C. 2:16:09
3ª Sandra Kienast 2:38:12

Parejas (completas aquí)
1ª Fernando Nieto- Fernando Montes 1:30:01
2ª Hector Fernández - Julio Fernández 1:31:38
3ª Albino Fernández - Nelson Cardoso 1:33:33


Al día siguiente tocaba cambiar de escenario. De nuevo visita al mar a intentar completar el cruce de la Ría de Vigo por 7ª vez. Esta vez era Copa de España y había un circuito diferente para nadadores de la Copa y otro para populares. Ellos nadaban 5200 metros y nosotros 4100, algo más de los teóricos 3700 que daban como distancia en las anteriores ediciones.
Al contrario que la semana pasada en Bueu esta vez el mar estaba en calma y la travesía se presumía plácida. El único inconveniente era que las temperaturas de la Ría había bajado y se movían entre 15 y 16º. Para nosotros que vamos con neopreno no es mucho inconveniente, estando además un buen día de sol pero para los de la copa que nadaban a pelo yo no sé como son capaces. Yo sería incapaz ni de llegar a los 1000 m.
Sobre la travesía pues bueno, lo mejor fue saludar a todos los amigos, el resto pues bastante mal la verdad.
Tengo un problema ahora con las aguas abiertas, soy consciente. Quizás no sea nuevo pero se agudizó desde la semana pasada en Bueu. Ahora ya voy tenso, nado mal, no disfruto. Estoy absolutamente falto de confianza. Si a eso le sumas que el cuello te roza desde los primeros metros a pesar de la vaselina y la lycra y que el traje te coge agua desde el inicio pues ya no fue la travesía plácida que había previsto.



Al contrario que la semana pasada, esta vez no me sentí solo, todo lo contrario, siempre nadando en grupo, la mayor parte de la travesía un gran grupo, respirara a derecha o izquierdas veía siempre gente a mi alrededor. A veces demasiada. No llevé muchos golpes pero si fui largo rato con gente tocándome los pies. Me resulta bastante desagradable pero bueno, ya sé, son aguas abiertas.


Esta vez al ir con tanta compañía pensé que no tendría problemas de orientación. Error. Cierto es que el recorrido estaba bien balizado, aunque yo no veía las boyas desde la una a la otra, pero fuimos fatal. A partir de la mitad de la travesía ya noté como nos estábamos yendo hacia el interior de la Ría (creo que estaba subiendo la marea) y luego cuando estábamos cerca de la boya corregíamos trazando una especia de "n". Para esta vez que me fío de la gente resulta que vamos mal,
Pero bueno. Otra cosa que me resultó agobiante fue ver una de las boyas que marcaba 2000 . Venga ya, si parece que llevo nadando una barbaridad ¿todavía queda la mitad?
La costa se veía cerca, aunque había que desviarse luego para encarar el dique. Bueno, no sé si estaría bien, pero el caso es que de ahí a meta no me pareció tan lejos.
Que más... Pues la última dificultad fue el tramo que había que hacer para entrar en el puerto deportivo. No lo tenía muy claro y no veía bien la boya blanca así que esperé a oro nadador y lo seguí.


El resto pues sin mayor complicación. Rozaduras guapas en el cuello, agua con olor nauseabundo en el puerto y tener que pensar en que mano llevaba el chip para tocar el panel de meta. 
Eso de la meta flotante si que moló, como los pros. Divertido.


Luego salir del agua era algo más complicado porque la rampa quedaba algo alta. Yo tengo algo de práctica de la piscina y no se me da muy mal pero alguno tuvo más problemas, tuve que ayudar a subir un nadador que llegó detrás. Eso también es lo bonito de las travesías.
El resto bien. Ya van 7 veces que atravieso la Ría. El tiempo esta vez fue muy malo pero bueno, si quiero superar esta etapa no queda otra que seguir nadando, enganchar un par de ellas buenas y recuperar la confianza y la capacidad de disfrutar. Prohibido rendirse!

Clasificaciones (completas aquí)
Popular
Masculina 
1º Miguel Pimentel CNPO 55:15
2º Marcos Domínguez 1:00:23
3º Francisco Torres 1:00:35

Femenina
1ª Laura Pimentel CNPO 57:42
2ª Ana Pérez  CN Galaico 1:01:44
3ª Ana Mª Santiso CNPO 1:05:47

No hay comentarios: