jueves, 28 de julio de 2016

VIII Travesía a nado de Bueu

De nuevo travesía a nado, esta vez con un clásico, la travesía reivindicativa por la regeneración de la playa de Pescadoira que cumplía ya su 8ª edición. Ya hacía algunos años que no participaba pero tenía el recuerdo de ser una travesía rápida por una parte preciosa de la costa.
Como es habitual había 3 distancias a escoger, travesía completa bordeando Cabo Udra, 7,5 Km, la intermedia desde Mourisca, 4 Km, y la corta desde Beluso (1,5 Km) Siempre que nadé aquí hice la intermedia aunque algún año si me tentó la larga. De todas formas con mi nivel de nado es mucho tiempo en el agua y me echa para atrás. La de 4 me llega. Este año diría que hasta me sobró.
Nos trasladan en bus hasta Cabo Udra y nos da tiempo a ver las salidas de la travesía larga. Nosotros aún tendríamos que esperar a que el primer nadador llegara  al altura de Mourisca para salir.
En la distancia intermedia no somos muchos, la mayoría de la gente se apunta a los 7,5 Km.  Estuve esperando con mi compañero de triatlón Rafa que también se apuntara a esta distancia.
Las condiciones de visibilidad eran buenas desde la playa pero soplaba algo de viento y había mar de fondo con bastantes olas. Mar ovellado lo llaman aquí (marejadilla), olas pequeñas pero bastante movidas.


Cuando nos lanzamos al agua para nadar no resultaron ser mucho problema, al final uno se acaba acostumbrando al movimiento, pero para orientarse si.
En teoría había unas boyas a lo largo del recorrido que había que dejar a mano derecha. Salvo la primera, que era la que se veía desde la playa, no vi ninguna más en toda la travesía. Por no ver no vi a nadie.
La cosa ya no empezó bien, salí por mal lugar para encarar la primera boya, pero luego empezó lo peor.   De tener a la gente delante más o menos localizada a levantar la cabeza y sólo ver masas de agua a mi alrededor.
Como la travesía es paralela a la costa en cierto sentido no tiene pérdida, al menos este primer tramo, pero claro si había que dejar las boyas a la derecha tampoco me podía pegar a la orilla. Además en la zona de rocas se veía como batía el oleaje y tenía miedo de acercarme mucho.


Llevaba un rato nadando y pensando que a ver donde se había metido la gente cuando vi un kayak delante mía pero bastante a la izquierda, ría adentro. Pensé que era de los que acompañaba a nadadores de la larga y que nadando hacia él podía encontrar más gente y el "pasillo" por donde ir.


Cuando llego más o menos a su altura se pone a hablar con otro kayak pero se queda parado donde está. Ni rastro de otros nadadores ni nada. No me queda otra que continuar de frente. Intento ver por donde queda O Cabalo, una roca muy característica de la costa y guiarme por él.

Se supone que parece un caballo.

Continúo nadando en la soledad más absoluta, sin ver a nadie, ni nadadores, ni kayaks, ni zodiac. Me llevo el susto de ver pasar a mi lado y por mi derecha el barco de la naviera Mar de Ons. Me acojona un rato, no es un barco muy grande, pero si da miedo porque en el agua tú eres muy pequeño. Creo que me he metido demasiado hacia la ría así que empiezo a nadar hacia la costa no vaya ser que vuelva salir el barco y me pase por encima.




Llego a la altura de las bateas y aquí si me encuentro a la zodiac y para decirme que iba totalmente despistado, me mandan seguir cara a la costa y pasar por el otro canal.
Las bateas siempre fueron un laberinto pero en esta ocasión aún peor. Encontré con un nadador de la larga que también debía ir medio perdido pero era de los de gorro rojo (los rápidos en teoría) y no le pude seguir mucho rato. Luego me volví quedar solo sin saber muy bien por donde ir. Varias veces me vino un kayak a decirme por ahí no, por el otro lado. Me paré y le dije al del kayak vete tú delante por donde tengo que ir que yo no me entero. Al final este chico si que me ayudó porque si no hubiera acabado en Marín.
En la última parte ya no había olas pero no sé si era que llevaba mucho rato nadando, la corriente o lo qué pero se me hizo eterna. La vista ya de la playa donde había que poner pie a tierra, cada vez que levantaba la cabeza seguía en el mismo lugar. No es que me sintiera muy cansado pero ya deseaba acabar y era un poco desesperante.
Bueno, pues la final se acabó. Al menos sano y salvo. La peor travesía hasta la fecha y mira que era difícil porque las había hecho malas malas. 1h54' cuando la última vez había nadado el mismo recorrido en 1h19' peladas. 35' más, para flipar. Y pasándolo mal, con lo del barco y eso, de los resultados que te dejan tocado y pensando. En fin, me dije que si la vuelvo nadar la próxima vez sería con boya.
Después de la travesía buen ambiente con empanadas y buen rollo, para olvidar el mal trago. Quien más y quien menos una aventurilla más que contar. Me gustaría saber cuanta distancia nadé en realidad pero yo diría que al menos1 km más aunque pueda parecer exagerado. Como entrenamiento estuvo bien ¿no?
Por la tarde volvía a Cabo Udra, esta vez por mi cuenta. A patear un poco sus senderos y relajarme un poco en una calita que me encanta. Como a la mañana el agua estaba a muy buena temperatura así que disfruté de unos buenos baños con buceo incluído. No estaba muy cansado, espectacular sumergirte en esas aguas entre bancos de pececillos, un paraíso.


La entrada al paraíso.

Clasificaciones (completas aquí)
4 Km
Masculina
1º Luis Torres 55:30
2º Jose Jaime Martínez  1:02:33
3º Óscar Soneira 1:05:14

Femenina
1ª Natalia Castro C.N. Galaico 54:37 (1ª absoluta )
2ª Paloma Herbello 1:19:12
3ª Mª Rosa Barcala 1:23:36


Al día siguiente estuve en el triatlón do Miño de Lugo, aunque no compitiendo sino de oficial. De todas formas hice más kilómetros de bici que cualquiera de los participantes, 30 Km de btt abriendo y cerrando carreras. Toda una experiencia. El circuito transcurría en su mayor parte por encima de la muralla romana, durillo para los participantes por las cuestas  el calor. También para el juez de la bici en su primera parte, se entraba por una rampa, giro de 90º casi parado y tocaba lanzar la bici. Los olímpicos Crisanto Grajales y Chente Hernández me hicieron sudar en este punto para que no atraparan :-))
En fin, que al final muy bien. Por una parte me daban ganas de haber participado pero la experiencia me gustó. Y cuenta como entrenamiento :-))

No hay comentarios: