viernes, 22 de julio de 2016

III 10K Feira do viño O Rosal

Ahora que estamos en verano el domingo tocó un poco de carrera-turismo. No conocía esta carrera ni había estado nunca en O Rosal, conocía la parte de  la carretera que une Tui con A Guarda pero no había pisado el núcleo urbano. El sitio es bonito, en muchos aspectos es parecido al Ribeiro. Se celebraba la carrera como una actividad enmarcada dentro de una feria de promoción del vino de la tierra. Aunque a mi no me gusta el vino, había muy buen ambiente y, el hecho de meter la carrera entre bodegas y viñedos le daba un toque especial.
El día anterior había estado como juez en el campeonato gallego de atletismo. Jornada durísima para todos con muchísimo calor. En mi caso salí de casa a las 8:45 y llegué pasadas las 23. Una paliza de día, más cansado que muchas competiciones.
La mañana del domingo también se presentaba caliente, de hecho seguíamos en alerta por las altas temperaturas. A las 11, la hora de la carrera, ya superábamos sobradamente los 30º.
No conocía el circuito pero ya sólo por la temperatura me propuse lo de salir muy tranquilo, que con calor te suben enseguida las pulsaciones y luego no hay quien las baje.
En total éramos algo más de 200 participantes dispuestos a sufrir bajo el arco de salida.
El primer kilómetro tenía perfil bastante favorable pero no me cebé y lo pasé en 4' en un grupo en el que marchaban las primeras mujeres. Ariadna fue la ganadora el año pasado y además es de la zona por lo que podía ser una buena referencia, además más o menos sé como anda. A la chica del Urban si que no la conocía.


Fueron pasando los primeros kilómetros bastante tranquilos, sólo perturbados en mi caso por una avispa que se empeñaba en ir conmigo, debían ser los colores de la camiseta. Tuve que meter un par de cambios de ritmo para que me dejara en paz. Mal rollo me daba después de que me picara aquella en Castrelo el año pasado.


En general estos primeros kilómetros estuvieron dominados por largas y soleadas rectas sin grandes desniveles.


El avituallamiento del km 4 se hizo esperar pero se agradeció mucho. Hasta entonces no es que me hubiera encontrado mal pero el poder beber me dio alas. Vino seguido de un pequeño descenso y hasta me fui unos metros en solitario.
Un espejismo producto del calor, un par de kilómetros más adelante, al paso por unas bodegas, las cosas cambiaron. El motor parece que empezó a recalentarse y tras cruzar el río nos enfrentamos a la que para mí fue la parte más dura de la carrera, una sufrida y prolongada cuesta en la que buscábamos la sombra de los muros.
De ir bien a desear que tras la siguiente curva o cambio de rasante estuviera un avituallamiento. Y se hizo esperar hasta el 8.
Hubo un momento en el que debía ir tan ciego que al paso por otra de las bodegas ni siquiera vi los vasos y no bebí.


Fundido y sufrimiento hasta casi el final. Al pasar el cartel del 9 ya piensas que queda poco y algo te alivia.
Por fin veo el arco de meta. Oigo al speaker, Terio Carrera, locutor de deportes en la TVG, decir mi nombre. Me llama Furacán, hasta me conoce y todo.
Algo más de 42', mal tiempo, pero sólo 34 personas habían cruzado la línea de meta antes, o que da idea de lo duro que se nos hizo a todos.
Era hora de buscar una sombrita y recuperar un poco. Lástima tener la boca tan seca porque había unas pastas allí que estaban de vicio.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Akka Essaadaui  Gimnástica Pontevedra  33:59
2º Iván Roade  CD San Paio 34:16
3º Dani Bargiela  Bikila  35:02

Femenina
1ª Ariadna González S.A. Tegra 40:54
2ª Tina Marie Fernández Urban  42:59
3ª Pilar Cadilla  S.A. Tegra 47:08

Fotos: Organización

Bueno, pues, aunque ahora recuerde porqué no me gusta correr en verano, no ha estado mal. La carrera la verdad es que estuvo chula y muy bien organizada. Hasta aquí la parte deportiva, vamos ahora con la turística.
Había oído hablar de estas pozas del río Tamuxe y la verdad es que están de lujo. Un sitio precioso y muy tranquilo, de "ropa opcional", nada masificadas (en el momento que fui yo al menos) y muy limpias. Un bañito sentó de maravilla, el agua a una temperatura ideal. Recuperación instantánea. La próxima vez llevaré para comer y estaré más tiempo, merece la pena.



No hay comentarios: