miércoles, 6 de abril de 2016

3ª jornada Series Municipales de Vigo

Como los malos estudiantes este fin de semana tenía la repesca del examen suspendido la semana anterior. Aunque diferente competición, misma prueba y mismo escenario, 3000 metros lisos. Si me había fijado el aprobado en 10:30, todo lo que fuera mejorarlo sería para nota. La semana pasada me había quedado a 13" en un día muy ventoso.
Esta vez para variar volvió coincidir una mala mañana, quizás aún peor que la anterior. Cuando llegué a Vigo estaba granizando, luego por suerte abrió un poco y hasta asomó tímidamente el sol. Por lo menos tanto el calentamiento como la carrera la pudimos hacer en seco. Otro tema fue el viento, que sopló de lo lindo toda la mañana, frío y desagradable.
En esta ocasión no hubo expedición ourensana pero siempre se encuentra uno amigos por tierras viguesas, como el recién galardonado como mejor entrenador gallego de categorías de menores, el estradense Marcos Otero (o Markitos Puga :-)), ahí es nada.


Los 3000 metros no tienen demasiada ciencia, o sí. 7 vueltas y media a la pista. Una prueba que no es olímpica pero fisiológicamente es muy interesante, a caballo entre el mediofondo y el fondo, es la prueba del VO2 máx., el máximo consumo de oxígeno. A mí me gusta.
Menor participación que la semana pasada. Tan solo se hizo una serie. 9 atletas en la línea de salida con Paulino Folgar del Celta como marca más destacada.
Suena el disparo y pronto se hace un grupo delantero. Tirando Diego Escribano. Yo por detrás a hacer mi carrera. Los tiempos de paso ya los tengo memorizados.
El primer paso por meta un poco rápido, algo más de lo previsto, pero decido apretar y me quedo a la estela de un corredor del Comesaña. Mejor que correr solo. 
3'26" el primer 1000. No es mal tiempo aunque marcho en penúltima posición. Ahora se trataba de sufrir y aguantar el ritmo pero el viento de la contrarrecta lo iba poner difícil. Me pegué todo lo que pude al chico del Comesaña y aún así lo podía sentir. Su ritmo bajó mucho y al paso por el 2000 me puse yo a tirar.
Tocaba apretar los dientes y resistir. 
En la penúltima vuelta me dobla Paulino justo ya en la recta de meta. él entraba y a mi me quedaba una vuelta.
Toque de campana. Últimos 400 tirando de brazos y de lo que sea. Que largos se hacen esos últimos metros.
Por fin cruzo la línea de meta. 10:38.43", 6º. De nuevo me quedo a las puertas del aprobado. Mejoro, eso sí, 5 segunditos el tiempo de la semana pasada.
¿Satisfecho? No demasiado. ¿Contento? Pues si, esto me gusta tanto que he encontrado el placer en esforzarme por mejorar y con eso me basta para ser feliz. Seguiré intentándolo, intentando entrenar mejor (más que entrenar más), cuidando más los detalles e tratando dar lo mejor de mí. Hay una frase sacada de un poema de Rumi, el poeta de los sufíes, que tengo anotada y me encanta: "¿Cómo puede haber cansancio cuando está presente la pasión?"
Pues eso.

Clasificaciones (completas aquí)
3000 m.l. Masculino
1º Paulino Folgar R.C. Celta  9:14.21
2º Alejandro Álvarez  Comesaña S.C. 9:31.41
3º Abdessamad Mlibda  S.G. Pontevedra  9:32.71

No hay comentarios: