jueves, 5 de junio de 2014

Cto del Mundo de Duatlón Pontevedra 2014

Pues este fin de semana llegaba una de las grandes citas del año, el campeonato de mundo de duatlón y aquí cerquita en Pontevedra. La verdad es que aunque lo tenía en mente desde hace mucho, de hecho el año pasado participé en el campeonato de España pensando en esta cita, el precio de las inscripciones, el tema de si valía o no el mono del europeo, y el hecho de que me pasara el invierno sin tocar la bici me habían echado un poco para atrás.
Al final me decidí y desde luego no me arrepiento en absoluto, de las mejores experiencias deportivas que he vivido en toda mi carrera. También quedé muy satisfecho con mi rendimiento, parece que con el paso de los años he aprendido a afinar, saber cuando tengo que apretar y cuando  necesito descanso. Incluso en la bici, a pesar de que las únicas salidas del año vinieron a partir de semana santa, no tuve un mal comportamiento.

Aunque antes acudir Pontevedra hubo una cita con las pistas y las zapatillas de clavos, jornada de la copa deputación de atletismo en pista que se celebraba el viernes por la tarde en el campus universitario. No iba dejar pasar la oportunidad, con las pocas jornadas que tenemos este año en Ourense y con lo que me gusta la pista. Además un 800 me venía bien para dejarme con buenas sensaciones de cara al domingo.
Como ya hacía tiempo que no tocaba la pista y estas distancias, no sabía muy bien como me iba encontrar. En Bóveda y en Ribadavia me encontré muy bien pero no es lo mismo. 
No fue una jornada de mucha participación, aunque en el 800 aún nos juntamos unos cuantos conocidos con relativamente cierta igualdad de nivel, por lo que fue una carrera muy entretenida y divertida. Ya no recordaba lo que era correr a estos ritmos.  Al principio me quedé un poco atrás pero luego fui remontando, si bien nunca logré centrarme en la carrera. La verdad es que ahora que lo pienso, corrí bastante mal, pisé mucho la calle 2, adelanté gente en la curva... Sin embargo de fuerzas me sentí bien. Al toque de campana la sensacion era de que iba muerto pero aún muerto seguía corriendo, es lo que tiene el 800. Y no sólo eso sino que aún pude  remontar algún puesto. El último adelantando a Tomás a pocos metros de meta. Calculaba hacer en torno a 2'20" pero al final fue mucho mejor: 2'18,79", a apenas unas centésimas de mi marca personal. Si no hubiera pegado el viento tan fuerte y yo hubiera corrido con algo más de atención estoy seguro de que hubiera bajado marca, pero el atletismo es así y eso hay que demostrarlo en la pista.
De todas formas muy contento, 5º en la serie.

Clasificaciones (completas aquí)
800 m
1º Rubén Álvarez Ourenrunning 2:06.46
2º Eusebio Iglesias  Ourense Atl. 2:08.45
3º Antón Soria  Ourense Atl. 2:16.34


Al día siguiente ya me fui a Pontevedra de mañana. Recogí dorsal, aproveché para una visita al local del Miler Vintage Running Club de Víctor Riobó (me encantó) y aún antes de comer estuve viendo un poco el paraduatlón en la que hubo victorias de mis colegas Susana y Rafa.
Tras la comida fui a ver la carrera de las chicas élite, también con gente conocida; Sonia Bejarano, Inma Pereiro y Lucía Pérez. Antes me pasé por la feria del duatlón a saludar a unos amigos.
La carrera estuvo muy entretenida, con Sonia con opciones de medalla hasta casi el final de la bici, un carrerón de Miriam Casillas y el toque exótico que le pusieron las corredoras iraníes. Las pobres no sé como pueden correr así pero bueno, quizás estos pequeños avances acaben sirviendo para algo.

Muy fan de Casillas, y no de Iker precisamente.



Espectacular también la francesa Sandra Levenez que fue la que se llevó el título, se fue en la carrera, hizo la bici sola y remató en la segunda carrera a pie. Ahí la veis, está finísima, en persona todavía más.


Ya a las 18:00 estaba prevista la salida de la prueba élite masculina en la que también tenía algún coleguita como Gustavo Rodríguez. Aquí ya me encontré con mis grandes amigos Alberto e Iria y estuvimos siguiendo la prueba juntos. 


Cosas a destacar, además de la carrera del francés vimos a un Emilio Martín muy regular en los 3 sectores, a Gustavo hacer una bici espectacular y sufrir en la segunda carrera, a un keniata que corría muy poco (vamos que al ver un keniata inscrito esperábamos verlo delante corriendo jajaja) y sobre todo a destacar un ambiente increíble por las calles de Pontevedra y muchísima gente animando. Y eso que era un campeonato sin grandes estrellas y con la ausencia del ídolo local Javi Gómez Noya.


A las 20:30 se abrían los boxes para meter la bici de cara el día siguiente. Me puse a la cola antes de que abrieran pero aún así se juntó bastante gente. Supongo que luego habría menos, pero quería irme al hotel pronto que al día siguiente tocaba madrugón, y además no había conseguido plaza en Pontevedra  ciudad, sino que tuve que parar en Poio. Tras la experiencia del europeo donde estuve una hora para poder pasar y además al sol, esta vez me temía lo peor, pero no, fue todo un poco más rápido. Cuando estábamos en la fila nos vinieron a decir que había una línea para los españoles y que estaba vacía así que allá fuimos. Luego apenas miraron nada, sólo que llevaras el mono de la selección y poco más, te daban el chip y ya podías depositar tu bici.
El casco, las zapatillas y el bidón los llevé conmigo, ya los traería mañana a la mañana.

Y llegó el domingo. Tras una noche en la que no dormí muy bien por eso de cambiar de cama y porque los vecinos de la habitación se pusieron a 'hacer sus cosas' a eso de las 2 de la mañana en una cama bastante ruidosa. Me levanté a eso de las 6 somnoliento y todavía cansado de la cantidad de horas que había pasado de pie el día anterior. 
Salí un momento a la terraza a ver como se  presentaba el día, si hacía frío y eso, y ya vi pasar por la carretera a 2 duatletas con sus cabras de camino a Pontevedra. ¡Las 6 de la mañana! madre de Dios, seguro que no eran españoles :-)
Bajé a desayunar, como había unos cuantos duatletas parando en el hotel  nos hicieron el favor de empezar a servirlo antes. 
El café hace milagros y me espabila. ¡Rumbo a Pontevedra!
Al llegar encuentro a Alberto y a Iria en el aparcamiento y ya vamos juntos a los boxes. Eran las 7 de la mañana y ya empezaba a haber actividad por las calles. La verdad es que el ambiente durante los 2 días que estuve en Pontevedra fue una pasada, parecía que estabas en unos juegos olímpicos. Para un deportista mediocre como yo, que nunca va estar compitiendo a nivel élite, esta experiencia fue sencillamente flipante.


Tras dejar todo colocado en boxes nos hicimos las fotos de rigor ¡el equipo de las cabras! y no por nuestras bicis precisamente jajaja (alucinante también el material que se gasta alguna gente, americanos especialmente, menudos maquinones traen)


A las 7:45 dejamos la bolsa en el guardarropa y nos pusimos a calentar. A esa hora aún hacía algo de fresco pero yo de corto aguantaba bien así que ya dejé todo y calenté sólo con el mono ¡que soy del Norte!
Sobre las 8:15 ya pasamos a cámara de llamadas y a las 8:30 por fin la salida.
Alberto y yo íbamos en la primera salida, grupos de edad masculinos entre 16 y 39 años. A los 5 minutos saldrían los grupos de edad superiores y 10 minutos más tarde que nosotros saldría Iria con el resto de chicas.
La salida fue una estampida. Había gente de mucho nivel y enseguida se formó un grupo cabecero que iba prácticamente a 3'/Km. Yo soy consciente del nivel que tengo pero en carrera quería al menos dar la cara y ser medianamente competitivo. Calculaba que podría correr por debajo de 19' y a ese ritmo salí.
La verdad es que me encontré muy bien, hipermotivado y disfruté un montón. Pensé que a esas horas no iba haber nadie por las calles pero si había mucha gente animando, extranjeros en su mayor parte. Iba corriendo en un grupo con unos ingleses y unos americanos e iba flipando: go boys! came on! go iu es ei!... todo así.


De vez en cuando escuchaba un vamos España y la verdad es que aún tardaba en darme cuenta que iba por mi y los compañeros con los que marchaba.
El primer kilómetro del circuito era el más complicado, tenía una cuesta apreciable y luego un tramo de adoquín pestoso, el resto se hacía muy bien y muy rápido. El primer kilómetro se salió a 3'54" pero el segundo a 3'35". Correr por el casco histórico de Pontevedra es una pasada, yo ya lo conocía pero creo que a todos nos encantó, extranjeros incluído.

Forza Vamos Fighting!

Concluyo la primera vuelta antes de que dieran la salida a las chicas, así que estaba por debajo de los 10 minutos. En el pequeño bucle que hay que hacer ya me las encuentro, con Iria situada en buena posición.
En esta segunda vuelta adelanto a alguno de los grupos de edad más mayores que salieron 5 minutos detrás nuestra. Me seguí encontrando bien y apreté al final para bajar de los 19'. 
En el último tramo me adelantaron 2 chicas, una inglesa que corría muchísimo, aunque creo que en la segunda vuelta pagó el esfuerzo porque al principio iba muy destacada,17'20" se cascó la animalita, y la española Davinia Albinyana.
Concluyo mi vuelta y entro al estadio, no sin recibir antes un codazo de un mexicano al que al parecer le entraron las prisas a última hora. 18'29" tiempo del parcial y 35º de mi grupo de edad (corríamos 47)
Tocaba hacer la transición y aquí una vez más la cago. Mi bici estaba hacia el final y me confundí de pasillo. La verdad es que cuando llegué al final no sabía si dar vuelta y le pregunté al juez que estaba allí. Me dijo que no hacía falta mientras no pasara por debajo de las barras.
Bueno, menos mal. Por fin encuentro mi bici, me pongo casco, zapas y salgo. No sé si fue por que el asunto me descentró que no pude llevar la bici corriendo por el sillín, se me iba para todos lados, al final la cogí del manillar.
Montaje tras la línea y redondeo la mala transición no acertando con el pedal. En fin... 2'26" lo dicen todo, prácticamente un minuto más que Alberto :-(
Comienzo a pedalear con la referencia de un español por delante. La prueba es sin drafting lo que a mí me gusta infinitamente más aunque lo que no me gusta nada es que la gente no lo respete.
El circuito es el mismo del europeo de triatlón y el de un clasificatorio que hubiera un año anterior. A mí me gusta mucho, además a una sola vuelta, muchísimo mejor que el campeonato de España del año pasado. Para resumirlo en pocas palabras se podría decir que son 10 km que pican hacia arriba, en algún tramo de forma suave, en otros con pendiente considerable, un puertecillo podríamos decir, y luego se baja.
En la bici sabía que iba corto de entrenamiento, que había pasado el invierno en blanco y que además no soy ni me siento ciclista. Es un deporte complementario al principal para mí que en estos momentos es el atletismo. Pero había que dar el callo y defenderse, lo que no iba ser fácil además dada la cantidad de cabras y las máquinas que había. La única cabra que llevaba yo estaba en el mono y en las pegatinas de la bici :-)
Sin embargo conforme transcurría la ascensión veía que muy poca gente me adelantaba. Y la que lo hacía tampoco iba en su mayoría tan rápido. Por el contrario  yo también adelanté gente y no me sentí del todo mal. Desde luego mucho mejores las sensaciones que el tri Rías Baixas, hasta fui mucho más tiempo acoplado.
Donde había más pendiente fue donde mejor me encontré. Prácticamente toda la ascensión la hice en plato salvo en un tramo que lo quité para no abusar demasiado de desarrollo.
Hasta llegar al punto de retorno lo disfruté bastante. Notas negativas, la gente que hace trampas, unos cuantos pelotones y alguna gente que iba a chupar rueda descaradamente. Había un mexicano, no sé si el mismo del codazo que parecía que no sabía ir solo. Cada vez que lo adelantaba alguien saltaba a su rueda, hasta me saltó a mí. En fin... luego algún otro que circulaba por la parte izquierda del carril dificultando el adelantarle y hasta invadía el carril contrario y algún otro que te adelantaba con peligro por la derecha (yo iba por la parte derecha del carril pero no por el arcén)
En fin... no sé si sancionaron a alguien pero yo no vi mucho de eso que digamos.
En la bajada aún fue peor. Grupos más grandes y muchos de ellos un peligro real, gente acoplada y yendo a rueda a centímetros.
Pero bueno yo a lo mío. Bajé lo mejor que pude dada la bici que tengo y el desarrollo. La diferencia quedaba de manifiesto en aquellos tramos que no se daba pedal, las cabras me pasaban como balas (sin pedalear tampoco)
En una de las rotondas antes de llegar a Pontevedra me alcanzó un gran grupo y a punto estuvo de haber un accidente, un americano con su cabra y lenticular, por no perder la rueda del que iba tirando del grupo casi se sale en la rotonda, derrapó de atrás y yo lo vi en el suelo. Al final pudo controlar la bici y el que vino detrás hizo lo mismo, pues estuvo a punto de chocar con él.
Yo que ya estaba con la mano en la maneta del freno desde que llegó el grupo a mi altura para perderlos de vista, por culpa de esto me tuve que abrir al exterior para trazar la rotonda y prácticamente parar, luego me incorporé cuando pude porque venía de atrás gente muy rápido y la trazada era la que era.
Cerca del grupo venía una moto con juez, no vi que les dijera nada, a lo mejor luego sí, no sé. En todo caso una vergüenza  esta gente, ir a un mundial a hacer trampas. ¿Despues presumirán en su casa?
Pero repito yo a lo mío y tan feliz. 
Llego sin más incidencias al estadio, 39'06"¿ buen tiempo? Pues no, de hecho hice el parcial 45º de 47 en mi grupo de edad, pero tampoco lo puedo calificar de malo, mi bici es la que es, las ruedas tienen ya 10 añitos y son bastante pesadas, nada que ver con lo que se veía por ahí, y además tampoco hice trampas. No perdí demasiado tiempo respecto a muchos participantes que es lo que buscaba así que estoy muy satisfecho. 
Segunda transición y a cambiar de disciplina. Esta vez no me confundo al dejar la bici aunque si puede haberla hecho mejor.
Con la sensación de que estaba cumpliendo con mis objetivos me puse a correr. Apenas llevaba una hora de competición y ahora supuestamente tocaba mi mejor segmento.
Pero resultó que al final todo el mundo corría. No me encontré mal ni mucho menos (corrí estos 2,5 Km por debajo de 4'/Km) pero apenas pude remontar plazas. Incluso en la parte final me dieron calambres, algo insólito en un duatlón de distancia sprint.
Menos mal que sabía que acababa y que ya estaba en el tartán del estadio para recorrer los últimos metros, si no yo creo que hubiera tenido que parar a estirar. En la recta de meta, sin capacidad de reacción, me pasaron 2 duatletas al esprint pero no eran de mi grupo.
Al final paro el reloj en 1h10'52" oficial (por mi crono 2" menos) Puesto 40º del grupo M35-39.
Muy contento y muy satisfecho. Experiencia increíble, me encantó. Si ya el europeo me dejó un gran recuerdo este mundial no va ser menos.


Respecto a mis amigos, muy bien Iria, a sólo 3" del podio y 20" de la plata, que cerca lo tuvo. Medalla de chocolate pero ha demostrado que es una gran campeona. Ha mejorado mucho su bici y ojito con ella. Y Alberto mala suerte con su lesión en el tendón pero tampoco lo hizo nada mal, entre los 20 primeros de nuestro grupo.
Por lo demás chapeau por Pontevedra, la gente increíble, dos días la ciudad cortada y no escuché ni una queja, muchísimo público animando, trato genial, los voluntarios de 10, impecable su trabajo. Me enorgullece que aquí seamos capaces de organizar un evento así de esta manera y que la gente que ha venido de fuera, alguna de muy lejos (en el caso de australianos más lejos imposible), marche hablando bien de Pontevedra y por extensión de Galicia y España. No todo es corrupción ni chapuzas, las cosas se pueden hacer bien.
Muchas gracias también a todos los que me habéis animado y seguido.
Tras nuestra carrera pasamos un buen rato de terracita, viendo a los de la distancia estándar y los relevos a la tarde.

Bien merecida.

Y eso es todo amigos. 

Clasificaciones (completas aquí)
M35-39 Sprint Distance
1º Alberto González ESP 57:55
2º Víctor Sánchez  ESP 58:27
3º Alfonso Martínez ESP 58:47

Fotos de las pruebas élite, relevos y algunas de grupos de edad en distancia estándard en el facebook de Capra pyrenaica

2 comentarios:

Trisenderos dijo...

Enhorabuena , hacia algún tiempo que no me pasaba por tu blog... a seguir disfrutando.

Furacán dijo...

Gracias! yo últimamente tampoco me paso por muchos blogs, parece que siempre andamos con prisa. Espero que todo te vaya bien.