lunes, 5 de agosto de 2013

XVI Descenso a nado Río Cabe

Otra vez por aquí. Llevaba un tiempo sin escribir. La semana pasada no hubo competición por lo del accidente del tren y tampoco nada reseñable que contar, pero este sábado tocó volverse a colocar un dorsal, o mejor dicho un gorro numerado.
Se celebraba una edición más de esta muy familiar travesía en Monforte de Lemos. Estaba prevista para el sábado anterior pero se cambió por los motivos antes mencionados. 
Llevo ya unos cuantos años acudiendo a esta cita, me gusta por el buen ambiente de participantes, público y organización, además de que es una travesía muy fácil de nadar. El único inconveniente es que, a veces, la temperatura del agua  es bastante fresca. 
Se celebran siempre dos pruebas, la segunda del doble de distancia que la primera (2 vueltas), y se puede nadar las dos. Hasta ahora tan sólo un año había podido doblar. El año pasado iba con la intención pero... el agua estaba demasiado fría. El día no era muy bueno y salí destemplado del agua. Este año al menos daba el sol y, aunque había alguna zona de corriente fría, en otras partes del río el agua estaba a buena temperatura.
Tras una breve explicación del recorrido pasadas las 17:30 se dio la salida a la primera de las pruebas con una participación muy variada en cuanto a edades y niveles. Algunos nadadores de bastante nivel, básicamente la familia Balsa y Presas Pérez que ocuparon buena parte de los podios, bastante chavalada del club local de natación y algunos matados como el menda.

Esperando...  En primer plano el crack de Álex.

Si le pongo un pero a esta travesía es que no saquen nunca clasificaciones ni tomen tiempos pero bueno...
Las sensaciones en el agua fueron bastante buenas. Últimamente estoy nadando bastante con respecto a lo que en mí es habitual y lo estoy notando un montón, al menos en cuanto a sensaciones. Me siento muy cómodo en el agua.

Salida

Este año la vuelta se hacía antes de lo habitual y no se doblaba el puente romano con lo que supongo que saldría un recorrido más corto. La verdad es que se me pasó muy pronto.
En un abrir y cerrar de ojos ya estaba fuera del agua. Creo que me salió bastante bien aunque así sin tiempos es difícil de saber.



Ahora tocaba esperar hasta la salida de la segunda travesía. No estaba demasiado destemplado pero un ratito al sol era de agradecer, pues la siguiente prueba sería el doble de distancia.


Llegó el turno de la segunda salida y daba algo de pereza meterse de nuevo en el agua, hasta me parecía más fría que antes en la zona de la salida. 
En esta distancia de 1200 m, quizás un poco más, participábamos menos nadadores aunque la mayoría ya habíamos nadado la prueba anterior.



Tardé en meterme en el agua y la salida me pilló descolocado. Aún para más las gafas me cogían agua y me pasé toda la travesía con el ojo izquierdo inundado. Este año no sé que le pasa a mi cara que me está sucediendo muy a menudo.

Salida de la prueba larga

Bueno, el caso es que nadando no te quieres parar a colocarlas bien, aunque más me valdría.
Acabo la travesía sin problema, tras un mano a mano con otro nadador durante todo el recorrido. No sé si no era el mismo que en la anterior llegó justo por detrás. Esta vez llegó justo por delante.


Satisfecho al final, con algo de frío, esta vez sí, pero nada que no arreglara el chocolate que nos daban allí.
Lo único negativo el ojo de Sauron que me traje de la travesía, supongo que sería al acabar que lo froté o me hizo daño la lentilla. Un pequeño contratiempo para unos días.

Clasificaciones (por categorías primeros puestos aquí)
600 m General
1º  Pablo Valcarce  8:01
2º  Pablo Roi Balsa
3º  Laura Nerea Balsa

1.200 m General
1º  Pablo Roi Balsa  18:22
2º  Laura Nerea Balsa
3º  Sandra Presas

Fotos: Patricia

2 comentarios:

Celina dijo...

Hala, doblando como los fueras de serie, felicidades! espero que el ojo esté mejor. Yo en la piscina no me apaño nada con las gafas, creo que estoy contrahecha

Furacán dijo...

Gracias Celi! para mi fue difícil encontrar un modelo de gafas que se me ajustara bien y cunado pensaba que lo había conseguido va ser que no... lo mejor son las gafas suecas que las haces tú a tus medidas pero luego claro también hay que colocarlas bien, cosa que no siempre me resulta sencillo, así que estamos en lo mismo.