lunes, 7 de enero de 2013

II Carreira Benéfica Lalín 2013

Cambiamos de año y comenzamos un 2013 que se presenta tan difícil como 'motivante'. Toca trabajar duro y reinventarse a sí mismo. En atletismo además voy camino ya de veterano en  apenas unos meses, quien lo iba decir.
El pasado está ahí, con sus aciertos y sus errores. Los tiempos han cambiado y toca cambiar con ellos. Como firma la cabecera del blog de Jaime Vigaray: el éxito es vivir de la manera que tú quieres, esa es mi filosofía de vida y en ella pongo mi empeño.
El día de Reyes es una fecha especial, siempre lo fue. Recuerdo la ilusión que me hacía de crío, no tanto por lo que me pudieran traer, que al final era lo de menos, sino por el hecho de que me trajeran algo. La felicidad está en la antesala de la felicidad, dicen. Ahora, a muchos niños los 'ahogan' de regalos y ya no saben darle aprecio a nada. Me dan pena.
Al principio únicamente gusta recibir, es cierto, pero conforme maduras, descubres que dar resulta tanto o más gratificante incluso. Todo forma parte de la misma dinámica.
Este domingo se celebraba en Lalín una carrera benéfica destinada a recaudar fondos para familias con escasos recursos y hasta allí me fui.
Uno ya lleva unas cuantas carreras en las piernas, de todo tipo, pero al final lo que hace especial una prueba es el aspecto humano. Y no niego que puedan estar muy bien los grandes despliegues, las promociones, las multitudes, la bolsa del corredor, la competición pura y dura y todo esto.
Ayer en Lalín no nos juntamos muchas personas, poco más de un centenar, o dos centenares si contamos a niños y los participantes de la ruta de BTT, pero el ambiente que se respiraba era de lo mejor. Quizás la fecha no fuera la más adecuada para una alta participación aunque para mí si, ya que no me coincidía con nada, y la experiencia acabó siendo un magnífico regalo de Reyes.
En el marco de una mañana preciosa y soleada; la foto de familia y la 'salida neutralizada' hasta la línea de salida real, la presencia de cracks del deporte como Ezequiel Mosquera y la plata olímpica Javier Gómez Noya, mezclados entre el resto de participantes, humildes, accesibles, lejos del aura de superioridad que se dan otros 'deportistas mediáticos'. Detalles que marcan la diferencia.


A Ezequiel no lo conozco mucho, independientemente de la verdad que haya detrás de toda la historia del hidroxietil-almidón y de lo sucio que esté el ciclismo profesional (y en mi opinión está, pero el ciclista es el último eslabón) , me parece un buen tío. A Javi lo conozco algo más y es sin duda, de las pocas y grandes personas, a las que el éxito profesional, en este caso deportivo, no ha conseguido cambiarlas.


Como anécdota, contar que una vez que llegamos a la línea de salida real, fue el propio Javi el encargado  de dar inicio a la carrera. Tras el disparo, le devolvió la pistola a los jueces y se incorporó a correr como uno más.


A continuación sucedió lo mejor de la mañana. Javi salió acompañando a Carlos David Prieto, un triatleta que tiene el gran mérito de llevar muchísimas temporadas en activo a sus espaldas, en todas las distancias y todas las modalidades, y con muy buenos resultados. No hace mucho que ha competido en el ironman de Cozumel y por suerte para mí no llegaba muy en forma, con lo que el ritmo que llevaban él Javi,  en principio, resultaba asequible para mí.
¡Vaya regalo de Reyes, estar corriendo al lado de todo un campeón de Europa, del Mundo y plata en unos JJ.OO.!
Pues durante algo más de 4 km o algo más de 16 minutos, así sucedió . Sin duda, prefiero coleccionar experiencias a coleccionar cosas y ésta ya se queda conmigo.


Resultaba curioso observar la facilidad con la que Javi trotaba y hablaba, al mismo tiempo que yo iba por encima de mi umbral anaeróbico. La carrera eran 2 vueltas de 5 Km, o me dio la impresión de que quizás algo más (o eso o el circuito, ya conocido, era muy lento) y mi ritmo era prácticamente el de un 5.000. Sabía que no lo podría mantener pero quise aguantarlo el  mayor tiempo posible ¿Cuantas oportunidades como estas se presentan? ¿Que importancia tendría el resultado final? Aunque tuviera que acabar andando.
Me gustaría haber aguantado la 1ª vuelta completa pero no pudo ser. Cuando vi que me quedaba atrás ya bajé el ritmo para intentar recuperar y acabar la carrera.


El paso por la primera vuelta lo hice en 19'57" y la segunda ya me la tomé con calma estabilizándome en un ritmo cómodo. Me adelantaron unos cuantos corredores pero en una ocasión como esta la competición era lo de menos.
21'04" esta 2ª vuelta, algo más de 1' de diferencia con respecto a la primera y 41'01" de tiempo final. Puesto 20º.
Tras la carrera aún pude hablar un poco con Javi. Hace años, en el mismo escenario, me hice una foto con él, tras un duatlón infernal de lluvia y frío, que él también recuerda así. Sus mejores éxitos aún estaban por llegar, los míos aún no han llegado jaja. Ahora ya no me atrevo a pedirle una foto, al pobre es que lo paran cada dos pasos, cosa que por otra parte es comprensible y que él despacha con una exquisita profesionalidad.
No soy fanático de ídolos, pero si soy de referencias; Javi representa, en su comportamiento, un modelo de triatleta y deportista de élite, y una motivación a la hora de trabajar.
Una vez más, se cumple la máxima de que cuanto más das más recibes, vine para participar en un evento solidario pero me llevé una gran experiencia para casa.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Jose Manuel Vieito  34:26
2º Saturnino González  34:53
3º Alberto Carou  35:07

Femenina
1ª Alba Baamonde  45:57
2ª Fátima Mato  47:03
3ª Monserrat Silva  49:33

Fotos: Dani Bodano

No hay comentarios: