jueves, 16 de agosto de 2012

Momentos olímpicos

Se acabaron los JJ.OO. Pese a todos sus defectos -muchos-, este evento sigue siendo la máxima expresión deportiva a nivel mundial.
Confieso que hay aspectos de los juegos que me producen cierta repulsión; el tema publicitario, el gran negocio montado, el hecho de que los Juegos releguen a la marginalidad en cuanto a cobertura a discilinas que no son olímpicas...
Más aún me repugnan los políticos de turno que corren a apuntarse los tantos  como propios, los burócratas federativos con sus típicas valoraciones, por no mencionar a los medios de comunicación -salvo contadas excepciones- tanto generalistas, con bombardeo de noticias estúpidas, TVE con algunos comentaristas que daban pena/vergüenza y, mucho peor aún, la cateta prensa deportiva-futbolero-rosa, una lacra de este país para los que defendemos otra visión del deporte. Por suerte para ellos ya se acabó y pueden seguir con su  línea habitual de pan y circo.
Pero dejando todo eso aparte, como hay que aceptar que vivimos en el mundo que vivimos, prefiero tener una visión positiva y quedarme con lo que ha merecido la pena, que ha sido también mucho. Momentos olímpicos para recordar. A continuación va una pequeña selección de ellos. No están todos lo que son y cada uno tendrá los suyos, no es para nada, ni pretende serlo, algo objetivo. Ya sabéis que me gusta ver más allá de medallas y clasificaciones, ahí va mi elección:

 

El guerrero masai. Mi momento favorito de los juegos, creo que nunca olvidaré esa final del 800. No es sólo el record y el oro, Rudisha tiene algo en la pista que lo hace salir de lo corriente. He visto a muchísimos grandes corredores de 800 pero la zancada de este chico es algo prodigioso, me recuerda a un animal de la sabana.



Lo dije en su momento, llegar arriba en el atletismo, en cualquier especialidad en muy muy complicado. Ahora bien, volver tras un largo período de lesiones es todavía más. La mayoría pensábamos que los mejores años de Félix eran cosa ya del pasado. Nos equivocamos. Hay que tener una fe muy grande en uno mismo para hacer lo que ha hecho.


Otro gran momento. Kirani James, un portento físico de la isla de Granada -nunca vi a nadie corriendo tan rápido con una técnica tan mala (corre como yo), pero que grande a sus 19 años- nada más acabar la carrera pide cambiarle el dorsal a Oscar Pistorius que acababa de quedar eliminado. Dejando de lado el debate de si Oscar debe o no correr, que a mi no me corresponde decidirlo, hay que reconocer el pedazo de atleta que es Pistorius. Si atleta hunde sus raíces etimológicas en lucha y esfuerzo pocos han peleado como él por estar en unos juegos mejorando una y otra vez sus marcas y superándose a si mismo. Se puede estar de acuerdo o no, hace años lo escuché en una entrevista hablando de la importancia de la creatividad en la vida y me encantó.


Los atletas de combinadas siempre pasan un poco inadvertidos, incluso para las realizaciones de TV, frente a otras estrellas del tartán y, sin embargo, que a nadie se le olvide que son los atletas más completos. Me encanta la imagen que dan siempre de compañerismo al acabar la competición celebrándolo todos juntos. La chica del centro de la foto es la grandísima atleta Jessica Ennis:  gran heptatlón rozando los 7000 puntos (6955) con marcas personales en 3 de los 7 eventos. Aún está lejos de las puntuaciones logradas por la mítica Jackie Joyner-Kersee o mismo de aquella Carolina Kluft que nos maravilló en Osaka pero ya está entre las 5 mejores puntuaciones de todos los tiempos.


Dos de los grandes protagonistas de estos juegos. Me gusta su actitud. Mo de alguna manera supo aprovechar la presión a su favor, era muy difícil hacer lo que hizo, se le iba mirar con lupa y no defraudó. Del otro poco se puede decir, su forma de ser encuentra tantos partidarios como detractores, su genialidad no se discute haya lo que haya detrás del atletismo jamaicano. Ya digo que puede no gustar pero se divierte, trasmite buen rollo y lo hace todo muy fácil. Es tremendo verle correr.


Cambio de deporte. No soy especialmente aficionado a la sincro pero me impresiona la capacidad de estas chicas. Todos los deportes son duros y nadie regala nada pero a veces veo los entrenamientos de las niñas del equipo de sincro en la piscina y me maravilla la capacidad de trabajo y lo disciplinadas que son, en ningún deporte he visto lo mismo. Muchísimas horas y la mitad del tiempo en apnea, unas deportistas completísimas que además están obligadas a sonreir cuando apenas les queda oxígeno para respirar. El instante captado en la foto sencillamente espectacular.



Los éxitos de Mireia también fueron de los grandes momentos de los juegos, no sólo por las medallas sino por saberse sobreponer  al cainismo de ciertos sectores del país. Luego corremos a apuntarnos el tanto...


¿Cuantas veces se ve que alguien que se ha quedado a las puertas de la medalla vaya 'consolar' al que ha llegado justo antes que él? Grandísimo Hermida. En todo momento peleando por estar arriba, se queda descolgado por un problema mecánico y acaba con una gran sonrisa.


Las chicas del waterpolo, aunque también podría poner la foto de las del balonmano. No me atraen mucho los deportes de equipo pero si tuviera que enseñarle a alguien lo que significa un deporte de equipo le pondría los vídeos de sus partidos. Estupenda actitud, compañerismo y espíritu de lucha hasta el final. Se les vio entrega, intensidad y ganas, sin estrellitas ni tonterías. Ninguno partía como favorito. Las comparaciones son odiosas ¿no? :-)


Tampoco soy muy seguidor de la vela pero me hizo ilusión que la patrona de la embarcación que ganó el oro, Támara Echegoyen, fuese una chica nacida en Ourense. Sé que hubo unos cuantos ourensanos olímpicos pero medalla de oro no conozco ninguno. Aunque haya vivido ya desde niña en Pontevedra no deja de ser curioso que la única provincia gallega sin mar haya dado una campeona olímpica de vela. -“Si las otras entrenaban tres horas cada día, nosotras metíamos ocho, en horas de agua no creo que nadie nos gane” No hay atajo sin trabajo.


Regreso de nuevo al atletismo con esta imagen. El maratón es una prueba imprevisible y una vez más saltó la sorpresa, la segunda medalla de oro en toda la historia de Uganda tras la conseguida hace 40 años en 400 vallas en  Munich 72. No sabemos que se le puede estar pasando por la cabeza a Stephen Kiprotich en el momento pero ver el rostro de sus padres o su mujer tras conocer la noticia puede sugerirnos algunas cosas. A veces aquí en occidente vemos con hastío el dominio africano en pruebas de fondo pero me emociona que personas de orígenes tan humildes puedan llegar a lo más alto.


La última foto ya es conocida y la puse aquí hace unos días, sin embargo me sigue pareciendo una de las imágenes más bonitas de los juegos. Sin casi fuerzas para poder ponerse en pie los 2 mejores triatletas del mundo se arrastran para darse la mano. Por la cercanía a Javi , a Omar y a la familia del triatlón gallego este fue el momento que más disfruté de los juegos. Javi es una persona excepcional, todo el que lo haya tratado lo sabe y todo lo bueno que le suceda será poco. Es el modelo de campeón y deportista en el que puedes inspirar a los críos, nunca le verás malas palabras ni desprecio a ningún rival, ni irá nunca de sobrado. A Javi puedes contarle tu último entrenamiento o tu última competición y decirle por ejemplo que has bajado de 40' en los 10 km y te felicitará sinceramente por ello. Nunca le vi negarle un autógrafo ni una foto a nadie a pesar de que a veces tenga que ser una tarea bastante pesada. Profesional al 100%, olímpico al 100%.

5 comentarios:

Celina dijo...

Genial entrada Alfredo, grandes momentos sin duda. Creo que mucha gente ha quedado sorprendida con estos juegos, sobre todo porque ha descubierto que había más deportes aparte del fútbol, biennnnnnn!

ser13gio dijo...

Muy buen análisis. Me encanta el 800 porque va a por el récord desde el principio, todos a morir desde la salida, algo inusual, y aunque el bolsillo piense lo contrario, es el sitio para hacer los récords.

Ahora tienes que hacer el post de los Momentos antiolímpicos, ¿no? truños, fracasos, actitudes penosas y demás.
s

Jaime N@v dijo...

Esta fenomenal, que bonito lo de Javier Gomez y nuestras chicas en sincronizada...

CIRCUÍTOVIRTUAL dijo...

Furi, me gusta tu entrada, pero soy de los que piensa que si yo puedo correr en 3.35 un "milqui" y el día D a la hora H lo hago en 3.48 la he cagado, y así como cuando gano medallas quiero titulares de prensa cuando realizo una marca espantosa y me eliminan merezco se me critique. Ya sabes como opino a este respecto, un abrazo amigo

Furacán dijo...

Para los momentos antiolímpicos también habría material pero va ser que no, acabaría de mala leche jeje

Xabi? , la crítica no es mala, si te refieres a la primera final de Mireia por ejemplo yo también digo que lo hizo mal, quedó alejada de sus marcas, valía más, de acuerdo, pero una cosa es criticar o decir que no estuvo a su nivel (que de todos modos a ver cuantos españoles hicieron plaza de finalista)y otra regocijarse en el fracaso y los medios de aquí tienen mucho esa costumbre.