lunes, 13 de agosto de 2012

II Travesía a nado O Fisgón

El pasado sábado participé en esta travesía organizada en Moaña por el club triatlón Morrazo y la verdad es que estuvo muy bien. Es una travesía muy recomendable para debutantes, son 1900 m con una orientación fácil sobre una gran piscina de agua salada, en la que además se podría hacer pie durante buena parte del recorrido. Se permitía además el uso de neopreno con lo que los frioleros como yo no tenemos excusa.
El nombre de la travesía viene dado por este personaje:


No es Neptuno ni Poseidón aunque como veis los tiene cuadrados jeje (los pies, claro jejeje)
La fisga es el nombre que se le da a la herramienta que porta. Vamos, al tridente que vemos, de ahí que se conozca como fisgón al pescador que emplea la fisga (lógico ¿no?). 
Culturilla general y marinera al margen, más de un centenar de pececillos y demás seres marinos nos echamos a las aguas de la ría para disfrutar de esta travesía.



Agua a buena tª para los estándares de aquí, buena visibilidad y mar totalmente en calma.

¿Estais listos chicos? -Si, capitán 
-Más fuerte -Si, capitán....
uhhhhhhhh...



Los primeros metros fueron un continuo intercambio de golpes y encontronazos, por lo menos hasta doblar la primera boya y despejarse un poco el camino.



No me esperaba un inicio tan sucio, me movieron un poco las gafas y me entró algo de agua aunque luego no fue a más.
Camino de la segunda boya me separé un poco del grupo para andar más a mi aire.

La 2ª boya, en la playa del fondo


El giro lo hice muy abierto. A pesar de que la orientación era fácil me di cuenta de que tengo una tendencia a escorarme hacia la derecha.
En esta parte de la travesía la profundidad era muy poca, en algún momento llegué a pensar que tocaría tierra.
Es característico de esta playa, recuerdo que hace años desembarcamos allí en kayak y me sentía ridículo paleando cuando había gente de pie con el agua por la cintura y la tierra quedaba lejos.
Es un buen banco marisquero, era entretenido ir viendo el fondo y los agujeros de los bichines.

La sensación era de ir rápido y al parecer no me engañaba. Según el GPS de Óscar el 1000 lo pasamos en 17'.
La vuelta también la hice sin problemas, salvo lo que comentaba de escorarme a la derecha. Intenté ceñirme más a las boyas y volver a pillar el grupo.

La última boya sí que no la veía. En general no sé si me pasa a mi sólo pero las boyas amarillas en el agua las veo mal. Pero en este caso no era problema de mi vista, es que me la tapaba uno de los kayaks que nos acompañaba. Menos mal que siguiendo la estela de otros nadadores no había pérdida.


La llegada la hice al esprint junto a Óscar de los Esprintes (un crack). Cuando notó que le tocaba los pies empezó a acelerar y llegamos prácticamente a la par. Bueno, a mi me pusieron unos segundillos más porque me puse de pie y olvidaba tocar la plataforma de meta.


Al final 32'10" y puesto 67º, a un ritmo de 1'50" el 100 que esta vez si está muy bien. Satisfecho de que me haya salido al fin una buena travesía, si es que no era normal que me estuvieran saliendo ritmos más lentos que en entrenamientos de piscina.
Travesía muy recomendable y victoria final para unos peces de agua dulce.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Pablo Roi Balsa  22:09
2º Lucas Escaneo  22:18
3º Roberto Pazos  22:47

Femenina
1ª Sandra Presas  22:44  (fue 3ª en la clasificación absoluta)
2ª Nuria Mutilba  26:45
3ª Mª José Marqués  27:33

3 comentarios:

CiegoSabino dijo...

Menuda serie de travesías llevas, jeje, te van a salir escamas.

Oscarunin dijo...

Eres un crack! Nos vemos en la siguiente

Xocas dijo...

Estaba claro que esos tiempos tenían que salir. ¡Para que luego digas que no mejoras!