lunes, 9 de julio de 2012

XXVIII Carreira Popular de Leiro: DNF

13 años habían transcurrido desde aquella vez. Mismo lugar, mismo escenario, mismo recorrido ¿misma persona?
No había pensado en participar, lo hice porque me quedé sin plaza en el triatlón de Bueu y porque la carrera me gusta y me queda prácticamente al lado de casa. Pero acabar así, o mejor dicho no acabar, me pilló por sorpresa. 
Molestias en la zona había tenido el jueves, no sé si por las aletas de la natación del día anterior o por un mal movimiento de ese día en el gimnasio. También el viernes al empezar a trotar lo noté pero a los pocos minutos ya no sentía nada y completé el rodaje de forma satisfactoria. El sábado paseito en btt sin problemas y luego por la tarde de un lado para otro en el triatlón de menores de Monforte sin sentir tampoco ningún signo que me pudiera preocupar.
El domingo me sentía cansado así que decidí cambiar de planes y hacer sólo la carrera sin entrenar bici antes. Al comenzar a calentar volví a notar molestias en los primeros pasos desapareciendo después y completando el calentamiento sin problemas.
Uno ha vivido tantos dolores y situaciones de este tipo que tampoco los considera señales de alarma. Estos próximos días habrá que prestarle atención y estirar bien la zona -pensaba-.

El circuito de Leiro consta de 2 vueltas, una pequeña y una grande que comparte parte de su recorrido con la pequeña.
Salí despacio, muy tranquilo, porque quería acabar con buenas sensaciones y hacer la carrera en progresión. 

 

La primera vuelta de cerca de 2300 m la hice a 4'10"; 9'24" el paso, más o menos como la última vez que corrí pero curiosamente sin molestias (la última vez venía tras una caída de bici)


En la segunda vuelta aumenté ligeramente el ritmo y ya empecé a adelantar gente, tampoco demasiado, calculo que iría entre 4'05" y 4'00". La verdad es que muy cómodo y disfrutando.


Estaba ya pensando en afrontar los 5 km que me quedaban, creyendo que podría hacerlos por debajo de 4' y me saldría una buena carrera, pero la vida tenía otros planes y bajando la cuesta que nos conducía al cruce mi pierna izquierda dejó de ser funcional. Ni siquiera pude pensar en retirarme porque no era una opción, simplemente no podía continuar, trabajo me costó llegar andando los 300 m a meta. Da algo de rabia porque me estaba encontrando bien.

13 años han tenido que pasar para que llegara este momento, me considero afortunado.
También me he dado cuenta que en todo este tiempo he aprendido a relativizar las cosas. Hace años, quizás no tantos, me lo hubiese tomado mucho peor, pero ahora...
¿Ahora qué?
Era sólo una carrera, no se acaba el mundo, el Sol mañana volverá a salir y la Tierra sigue girando. Ni siquiera era para mi una competición importante, lo único diferente a un entrenamiento semanal era ese pedazo de papel en el pecho, eso y que la compañía lo hace más entretenido.
A veces vivimos en una burbuja, los verdaderos problemas son otros, gente que pasa hambre, que pierde la salud o que vive en medio de una guerra.

Estoy en medio de una mala racha, las cosas no salen (no hablo de deporte) y cada vez me cuesta más asimilar ciertos reveses. Sin embargo son estas situaciones las que te ofrecen más oportunidades para desarrollarte como persona. Mismas acciones producen mismos resultados, sería de necios no cambiar algo. Eso sólo lo hacen los políticos cuando insisten una y otra vez en un modelo equivocado.
Quizás sólo sea cambiar de actitud, quizás simplemente quitar lo que sobra y volver a la esencia. Desde fuera se pueden opinar muchas cosas, que curioso que todos sepamos vivir mejor las vidas ajenas que las nuestras, pero el conjunto de las circunstancias sólo las conoce la persona que las vive.
Esta semana acabé de leer el libro de Kilian. Me parece que tiene bastante más talento (no, no es esa la palabra, talento tiene, quizás madurez) para correr por montaña que para escribir pero en el último capítulo hace unas reflexiones con las que me he sentido muy identificado (a pesar de estar más bien al otro lado de la campana de Gauss)

'Cuando los pensamientos navegan desorientados por mi cabeza sin hallar la salida, me pongo siempre a correr, para tener la mente más libre y verlo todo con claridad desde la distancia que te permite relativizar los problemas'
'Quizás corro porque necesito sentirme creador; necesito saber lo que hay dentro de mí y plasmarlo en algún lugar del exterior'

'Una carrera es como una obra de arte; es una creación que, aparte de la técnica y el trabajo, necesita de la inspiración para poder completarla con satisfacción. Y también es efímera, porque, como una mandala budista, se disfruta durante su creación y en el momento más algido, en el punto que ha alcanzado su perfección, desaparece para siempre y será imposible volver a crear la misma carrera.'

No soy atleta ni triatleta, no necesito ganar medallas ni me motiva especialmente ganarle a alguien o hacer x tiempo, no busco reconocimiento ni admiración, ni sentirme 'alguien' por hacer algo que otros no hagan, ni tatuarme una I y una M, ni ser ejemplo de nada, busco expresarme como hago con este blog y sentir la libertad de ser dueño de mi vida, algo tan simple o tan complicado como eso.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Alejandro Fernández  OAAP 27:54
2º Manuel Hurtado OAAP 28:41
3º Crisanto Grajales (MEX) 28:52

Femenina
1ª Rafaela Almeida SLB  32:28
2ª Claudia Rivas (MEX)  33:32
3ª Mª Jesús Gestido EAMJ Morrojable  33:38

Galerías de fotos: Jose Manuel Pérez,

4 comentarios:

davidiego dijo...

Aupa!
Keep going!

Celina dijo...

Ser capaz de contar las cosas como lo haces te engrandece. Llevo varios años años leyéndote y para mí sí eres un gran atleta, pero sobre todo, una gran persona que comparte su experiencia y emociones, sus ilusiones y miedos. Sigue caminando, esa es la única forma de encontrar tu camino

Furacán dijo...

Doc, espero verte el sábado.

Celi, muchas gracias de corazón por tu bonito comentario.

Xocas dijo...

Hay rachas y ver lo positivo es una cuestión de actitud. ¡Ánimo!