miércoles, 18 de abril de 2012

Sonrisas y lágrimas (y III)

Seguimos con la crónica. Toca el turno del domingo. Competición a apañada de última hora y regreso al trail puro: II Trail Serra do Galiñeiro del circuito GMTA (el del Pozo do Demo era trail pistero, lo que no quita que fuera una bonita carrera)
La previsión metorológica no era muy favorable aunque algo mejor de lo que daban días atrás. Mucho viento y temperaturas más bien frescas. De momento sin lluvia aunque habían anunciado probabilidad de chubascos. Habían advertido de la peligrosidad de ciertas zonas del circuito y con razón. No sé que hubiera pasado si nos hubiera caído un aguacero en la cima, mejor no imaginarlo.
La distancia no era mucha, poco más de 20 km pero encerraban algo más de 1200 m de desnivel positivo y un terreno muy técnico en algunas zonas. Ya de antemano calculaba que me llevaría entre 2h30' y 3 horas teníendo en cuenta que lo tomaría en plan entreno con todas las precauciones del mundo en las bajadas (no iba arriesgar la temporada por esto) 


No conocía el recorrido ni la zona de cerca aunque su estampa formaba parte del "skyline" de mis años universitarios. A veces mientras esperaba el bus que me llevara de vuelta a casa me decía para mí mismo que algún día tendría que subir allí. Tuvieron que pasar unos cuantos años para que la intención se hiciera realidad. Hace ya tiempo que no entreno para trail pero me sigue gustando acudir a este tipo de pruebas y tomármelas con otra filosofía, el trail me ha enseñado lecciones muy valiosas que he podido aplicar a otros deportes y a mi vida. Sin duda la naturaleza es la mejor escuela.

  

En la línea de salida muchos amigos y también mucha gente que no conocía con pinta de 'montañeira'. En pocos años la especialidad ha subido como la espuma y el nivel medio también.
La carrera constaba de 2 partes bien diferenciadas, la primera parte bastante montañera y la segunda mitad de carrera muy rodadora. La parte de subida y cresteo es quizás la más bonita que haya hecho yo nunca en un trail aunque dejó totalmente en evidencia mis carrencias en este tipo de terrenos. 

 

El principio ya era cuesta arriba y enseguida se formó una larga fila de gente que ralentizaba el paso. Aquí como salgas mal colocado ya te quedas sin opciones pero bueno, hoy tampoco importaba. Ls sensaciones a nivel muscular fueron horribles desde el primer metro, mejor ya desde antes de iniciar la carrera, estaba cargadísimo. Incluso llegué a pensar en no salir pero afortunadamente no seguí por ese camino.

 

Disfruté porque ya tenía el chip metido de tomármelo con calma y me tomé todas las precauciones posibles con tal de evitar una caída o lesión. No merecía la pena. También me tomé algún segundo para levantar la vista y mirar el paisaje alrededor, sencillamente alucinante.



 
 

Las bajadas también las hice con muchísimo cuidado, en alguna casi literalmente arrastrando el culo, porque el cuento era llegar entero para poder contarlo (y escribirlo) al día siguiente.
Buena parte de la carrera la hice acompañado de Pirri que sólo repetía aquello de -Uff, isto non é pra nós.


Pero lo pasamos bien, en el fondo es una de esas experiencias que recuerdas.

 

La segunda parte de la carrera ya no fue tan extrema y si de darle zapatilla aunque a veces por ser estrechos senderos te veías obligado a correr al ritmo que marcaba el corredor que llevabas delante.


En los últimos 5 Km comenzó a llover, un agua bastante fría. Quedaban un par de subidas por hacer, una por pista con unos surcos tremendos (ya no eran surcos, era la Tierra abierta) y luego otra subida corta pero dura. Este tramo y los siguientes de descenso estaban muy mojado y pude ver alguna caída, afortunadamente sin consecuencias.


Al final  poco menos que 3 horas (2h50’43" - 149º) para cubrir esos 20-21 Km llegando muy fresco a meta a nivel cardiovascular y bastante menos a nivel muscular. Aunque tengo que reconocer que  ha sido la culminación de otra semana con mucho volumen con más de 13 horas de entrenamiento a mis espaldas y son cifras que, a lo mejor a muchos de los que andan por aquí no parecen gran cosa, pero yo no estoy muy acostumbrado. 

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º  Roberto Riobó  C.M. Xesteiras  1:48:55
2º  Fernando Arca  C.M. Xesteiras 1:49:32
3º  Antonio Martíns  C. Trotamontes 1:50:32

Femenina
1ª  Mª Rosario Figueroa  2:36:49
2ª  Sonia Botana  2:36:53
3ª  Teresa González  Castrelos 20:30  2:48:15

Fotos: Rakel, Kiko, Nacho, Carballeira, GMTA 1, 2, 3,

Próximamente algún extra más en Demonfit.

3 comentarios:

davidiego dijo...

Enhorabuena Demon!!

(entre el cuello y los tobillos podemos ir vestidos igual ;))

Celina dijo...

No te quites mérito, genial semana, que 13 horas se dicen muy pronto! me encanta esta zona para rodar, la conozco de mis vacaciones. Me alegro que pese a las molestias hayas disfrutado tanto. Un besote

Xocas dijo...

Ese recorrido lo tengo entrenado incluso con la bici (a cuestas, claro). Estoy seguro de que fue una carrera como cuentas, muy bonita. Gran semana de entrenos.