martes, 17 de abril de 2012

Sonrisas y lágrimas (II)

Continuamos con el fin de semana, llegó el turno del sábado, otro día gris y lluvioso. 
Por la mañana salí a dar una vuelta en bici y el tiempo aún aguantó. Luego, por la tarde empeoraría a ratos. Hubo momentos de lucir el sol y otros de lluvia fuerte, viento huracanado y medio granizo.
Esa tarde la cita estaba en Maside, en el Campeonato Provincial de duatlón escolar. En la provincia de Ourense el du escolar se reduce a 2 poblaciones, estamos nosotros y los de Maceda, no hay más.
No es un deporte fácil ni de entrenar ni de competir, y en una época en la que estamos con una cultura de la comodidad predominante menos. Ya no es que se quiera ser rico y famoso sin esfuerzo, es que el que se esfuerza para no ser rico ni famoso es poco menos que un pringado. Y para los padres funciona igual, querer tener un Nadal, un Messi o un Alonso entre los descendientes es lo que se lleva, el resto no, sólo dan disgustos.
De todas formas siempre hay excepciones y los que hay serán pocos pero buenos.
El circuito era complicado, con esas condiciones hasta diría que un poco peligroso. Tenía una cuestecilla que a los míos les iba costar subir porque, la mayoría, no son capaces de aprenderse los cambios de marchas (es increíble la dificultad que tienen para difernciar coronas, platos, subir, bajar, más blando, más duro... será que estas generaciones no han crecido con Barrio Sésamo)

Abrieron el fuego los más pequeños y ya antes de empezar aparecieron los primeros lloros. A una de las mías le entró el miedo escénico o lo que fuera y no hubo manera de convencerla. Los otros 2 si participaron y lo hicieron muy bien, venciendo en sus categorías. Una porque tiene mucho talento y otro porque empieza a leer muy bien las carreras y a tomarle la medida a este deporte.



Le siguieron los de la categoría alevín, en esta categoría no hubo chicas quedando desierto el campeonato provincial. Entre los chicos si que hubo bastante disputa aunque no para el 1º puesto en el que un niño del Maceda mostró un dominio total y absoluto, en especial sobre la bici. Daba gusto verle.
Los míos de todas formas bien. Esta carrera fue la más dura de todas por el chaparrón que les cayó y el fuerte viento. Jorge en condiciones duras de bici se crece y se pudo hacer con el subcampeonato. 

 

Pablo después de estar abonado siempre a la medalla de chocolate se hizo con un merecido 3º puesto y Benito... Benito sufrió la cruz de la moneda. 

 

Una buena carrera a pie, buen comienzo de bici, cadena fuera y se le cae el mundo. La verdad es que como no daba venido de vuelta ya pensaba que le había pasado algo. Hubo que convencerlo para que continuara. Que te pase eso cuando corres en casa es una gran deccepción pero la vida es así. Me alegro de que la final decidiera acabar la prueba.


En la categoría infantil tuvimos 2 podios más para el club. Xoan corrió muy bien pero en esta categoría la cantera de un club ciclista nos saca años luz de distancia en su terreno, más cuando se compite con una bici de las de paseo o híbrida. De todas formas 3º puesto.  El otro representante. Adrián, cumplía en su debut en casa y acababa la prueba, a su ritmo y regulando muy bien desde el principio.
En chicas las 2 únicas representantes eran nuestras aunque la mala suerte se cebó con una de ellas; tuvo un encontronazo con la bici que abría la prueba, resultado: caída, desviador roto, lloros y más lloros. Luego se sabría que también tendría una pequeña fisura en una costilla. La verdad es que me da mucha pena porque es una chica que no va muy sobrada en cuanto a fuerza mental y estaba haciendo una carrera estupenda. 


Ya en cadetes compitió un chico por el club pero no es de los que entrena habitualmente con nosotros. De todas formas hizo una gran carrera. 3º.


Así pues, fue una tarde de lágrimas pero también hubo muchas sonrisas. Chocolate para todos (que estaba muy bueno y eso que no soy demasiado fan de esta bebida), avituallamiento y entrega de medallas. Sigo diciendo que merece la pena luchar para que esto salga adelante.

La tropa

 De quedarme con una imagen, me quedo con esta.


Queda una tercera parte para el próximo día.

1 comentario:

Xocas dijo...

Bien está lo que bien acaba. Para otra vez llevas los churros y todos mucho más contentos (pero si lo haces, avisa!).