lunes, 31 de octubre de 2011

XXXIV Carreira Pedestre popular de Santiago

Estupenda carrera. Ya hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien. Me dio algo de pereza desplazarme hasta allí porque ya había estado en Santiago el día anterior (curso de entrenador deportivo, 9 horas metido en una sala) y también el fin de semana pasado pero ahora reconozco que mereció la pena.
De Compostela no voy decir nada porque creo que ya está todo dicho, quien haya estado allí lo entenderá y el que no haya estado pues... ¡es una visita muy recomendable!. Por mucho que uno se acostumbre no puede pasar por la Plaza del Obradoiro sin levantar la cabeza y mirar alrededor. No sé si hay ahí un santo enterrado o no pero de que el lugar es en cierta manera 'mágico' no tengo ninguna duda, a veces el ser humano es capaz de hacer cosas extraordinarias.
Del recorrido tampoco voy a decir mucho. En este blog ya han aparecido crónicas de otros años y sería repetir lo mismo. El circuito más o menos e mantiene (algún año ha habido alguna  pequeña modificación por obras) y los 'puntos calientes' son de sobra conocidos: Vite, la salida, el campus, el casco viejo... La distancia oscila entre los 12 poco y los 12 mucho pero más o menos por ahí anda siempre. También es cierto que los aspectos negativos se suelen mantener también de unos años a otros: masificación, ciertas actitudes, colas... (este año se mejoró, todo hay que decirlo)


En otras ediciones me sentí como si estuviera en medio de una feria (con la 'fobia' que tengo yo a las multitudes) pero esta vez fue diferente, disfruté de principio a fin. Llegué con tiempo para coger el dorsal sin apenas colas y me encontré con la primera sorpresa de Álex cruzando el Obradoiro gritando y corriendo como un loco para saludarme. ¡Menuda vista tiene!
Empecé a calentar también temprano, sobre las 9:20 para luego poder situarme pronto en la salida. Esta vez si que no quería que me pasara lo mismo que hace un par de años, que salí hacia la parte de atrás y fue un auténtico agobio tanto esquivar a la gente como soportar los empujones de algún ansioso.

La mañana estaba algo fresca a esas horas pero lucía un sol espléndido así que presumiblemente no pasaríamos frío. De todas formas me puse unos manguitos que es una solución muy versátil y cómoda para estos días de entretiempo.
A las 10 se dio la salida. Este año no tuve ningún problema. Estaba situado en 5ª o 6ª línea por la parte derecha así que alcancé pronto la alfombrilla. Luego hice toda la subida de Juan XXIII también por la parte derecha. Recorrí algunos metros más porque la calle hace un ligera curva a la izquierda pero en cambio fui muy tranquilo sin nadie que me estorbase.

¿Donde está Wally? Pues anda cerquita del arco de salida, yo ya me vi.

Desde el principio fui muy cómodo porque la consigna de hoy era disfrutar, dejar de lado el reloj y simplemente volver a encontrar el gusto en el correr por correr.
Cuando todo transcurre tan plácidamente es difícil escribir una crónica. Es como si en una novela a los protagonistas todo le va sobre ruedas desde el principio,  narrativamente tiene muy poco valor ¿no? Nos gustan más las historias con contenido dramático, somos así. Por eso probablemente esta será una crónica muy mala, todo fue bien desde el principio hasta el final.
Con los  km cayendo sin dificultad y condiciones ambientales benignas aquello parecía más el típico paseo dominical que otra cosa. ¿Quien puede hacer una crónica de un paseo dominical? (bueno, a lo mejor Mildo puede)
Lo único que rompió quizás la monotonía (agradable eso sí) de la mañana fue la llegada del Pescas y Pirri, además de Beni del Pabellón. Debía ser en torno al km 5 o así. Pescas por supuesto corre mucho más pero acabó tocado muscularmente la semna pasada en Pontevedra y hoy estaba acompañando a Pirri (es decir, que llevabamos un transistor con patas) Un poco por seguir el juego decidí ir con ellos.
-Mientras no encuentre un culo más bonito me voy detrás de estos jeje ( y sí, culo más bonito apareció ¡vaya si apareció! pero ya habíamos llegado a meta :-))
El ritmo seguía siendo cómodo, quizás un poquito más elevado al que llevaba hasta entonces aunque tan solo hubo un km en el que marchamos por debajo de 4' (pero porque era en su mayor parte llano o descendente). Tenía claro que en el momento que empezase a notar que el ritmo fuera demasiado alto para mí los dejaría marchar, porque a eso no había venido hoy
Así pues la carrera continuó transcurriendo de forma animada entre calles con público y otras sin él, pequeños repechos y giros. Por ahí se empezó a ver también alguna que otra petada y gente que llegaba bastante fuerte desde atrás. Vamos, lo habitual de este tipo de carreras.

.
A partir del km 8-9 afrontamos la temida cuesta de Vite. En el fondo lo que la hace dura es el ritmo que llevas. si tratas de mantener un ritmo alto es normal que se atragante, si vas cómodo no deja de ser un simple repecho (un poquito largo pero nada del otro mundo)
Una vez coronado sólo resta lo mejor de la carrera. Un precioso descenso por el casco viejo para acabar en el marco incomparable de la plaza del Obradoiro.



El año pasado con la lluvia fue un tanto peligroso pero esta edición fue una auténtica delicia. Había muchísimo público animando y la verdad es que daba gusto correr por allí ¡la gallina de piel! como diría uno que yo me sé.
De todas formas tampoco quise aquí acelerar mucho el paso ¡no me apetecía! Tampoco iba lento (7'45" los 2 últimos km) pero no me importó que me pasara gente. Fueron unos km para disfrutar y recordar, abrir los ojos y agudizar los sentidos ¡no me perdonaría perderme esto por arañar unos segundos!
Llegamos por fin a la plaza. Me da pena que se acabe. Veo que el reloj de meta marca algo más de 50'. Miro para atrás y veo un grupo que viene esprintando. Me hago a un lado para que pasen. Dejo de correr, si a alguien le hace ilusión ganar un puesto y hacer el 500 y pico no voy ser yo quien se la quite. Entro andando en meta pero contento, muy contento.
No voy ser yo el que hable aquí en contra de la competición 'pura'. Me gusta competir, he disfrutado mucho en pruebas marcándome retos en forma de tiempos (ejemplo este año en Maceda) o de quedar lo más arriba posible, he disfrutado sufriendo y vaciándome para hacerlo lo mejor posible en muchas ocasiones, pero no es algo imprescindible para pasarlo bien. La experiencia de salir a simplemente a 'rodar' una carrera, de competir a un ritmo cómodo algo menos revolucionado de lo que podrías hacerlo, puede llegar a ser una experiencia tan o más gratificante y es bueno practicarlo de vez en cuando para que no se nos olvide. A mi lo que me gusta sobre todo es correr (y nadar, y triatlonear) y saber que también lo puedo hacer y disfrutar sin tener en cuenta el reloj o sin preocuparme si llego delante o detrás de fulanito, me hace sentir más libre y disfrutarlo mucho más.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Hassan Lekhili  Ourense Atl. 36:32
2º Helder Santos  Cyclones Sanitop (POR) 36:42
3º Carlos Villamor Gimnástica Pontevedra 36:55

Femenina
1ª Rafaela Almeida  Sport Lisboa e Benfica (POR) 42:24
2ª Solange Andreia Pereira Playas de Jandía 43:00
3ª M. Yolanda Gutiérrrez  Comesaña S.C.  43:54

Galerías de fotos: Elcorreo, Xesús R., Xinzo,

miércoles, 26 de octubre de 2011

Video X-Terra Maui

El video está genial, la resolución (al menos en mi pc) malísima pero no encontré otra. De todas formas merece la pena verlo. 

lunes, 24 de octubre de 2011

Palabra de campeona


"People sometimes say to me that I make winning ironman races look easy. I hope I showed that I am human. I bleed, I cry, I even curse, but I will dig to the depths to give everything I have to this wonderful sport, to realizing the potential inside myself and be the best I can be. The time was irrelevant, ordinarily I would have wanted to be faster across all three disciplines, but this is not the criteria by which I judge success. Success to me is knowing I have given it everything I can – that I have done the best with what I have. Of all my ironman victories this is the performance  - this is the moment in my life – that I am without a doubt the most proud of.
But I couldn’t have done what I did without my competitors. The women’s field is replete with talent. Their presence, their guts, determination and strength forced me to dig deeper than I have ever dug. I am accustomed to racing from the front. This was different. It was a true race, a hard fought battle. This is what competition is all about. I have the deepest respect for everyone that toes that start line, and my victory is also due in large part to their incredible performances."

Traducción libre (de un alumno de 4º de inglés, no seáis muy duros jeje)
"La gente algunas veces dice que hago que mis victorias en Ironman parezcan fáciles. Espero haberles demostrado que soy humana; sangro, lloro, incluso maldigo, pero escarbo en mi interior para dar todo lo que tengo dentro a este maravilloso deporte, para realizar todo mi potencial y ser lo mejor que pueda ser. El tiempo es irrelevante, normalmente busco ser más rápida a lo largo de las tres disciplinas, pero ese no es el criterio por el que juzgo el éxito. El éxito para mí es saber  que he dado lo que tenía -que lo he hecho lo mejor que podía hacer con lo que tenía. De todas mis victorias en Ironman esta es la actuación -este es el momento en mi vida- de la que sin lugar a dudas me siento más orgullosa.
Pero yo no podría haber hecho lo que he hecho sin mis rivales. El campo femenino está lleno de talento. su presencia, su valor, determinación y fuerza me hicieron escarbar más profundo de lo que nunca había hecho. Estoy acostumbrada a competir en cabeza. Esta vez fue diferente. Fue una carrera verdadera, una dura y disputada batalla. Esto es lo que significa la competición.  Siento el más profundo respeto por cada una que se situó tras esa línea de salida, y mi victoria es también debida en gran parte a sus increíbles actuaciones."

Chrissie Wellington

Sana rivalidad.

No deja de sorprenderme que muchos de los grandes campeones se muestren más cercanos al resto de los mortales que ciertos deportistas de segunda fila con ciertas cualidades pero también con los egos bastante hinchados.
Podéis leer el resto de su interesante crónica en su blog.
Está es la actitud que me gustaría transmitir a los chavales de la escuela. Lejos de la corriente imperante donde lo que importan son los resultados, las medallas y ganar a toda costa prefiero quedarme con lo de que "el éxito es hacerlo  lo mejor que se puede con lo que se tiene"

domingo, 16 de octubre de 2011

Balance de la temporada y 1000 en pista.

Ahora que estoy dando los primeros pasos de un nuevo ciclo es un buen momento para volver la vista atrás y hacer un balance de lo que dio de sí la temporada 2010/2011. No sé si esta entrada será de mucho interés para los que estáis al otro lado de la pantalla (por supuesto a mi me resulta útil escribirla) pero bueno, de lo errores ajenos también se aprende.
Lo primero que tengo que destacar ha sido su duración, una temporada larguísima, más de 1 año, del 27 de Septiembre al 2 de Octubre. En principio no estaba prevista así pero las circunstancias fueron las que fueron.
Los 3 primeros meses fueron un poco de base. Empecé con problemas físicos tras Sanabria, nada importante pero se prolongaron más de lo deseado, y el mes de Noviembre me lo pasé en blanco a nivel competiciones por el curso de entrenador. Durante este período hice mucho gimnasio y luego ya en diciembre retomé el contacto con las carreras populares con el único objetivo de volver a encontrar sensaciones.
Las primeras competiciones en serio vinieron con el nuevo año. La designación del campeonato gallego de cross al lado de mi casa me hizo mucha ilusión. Fue un poco apresurado para prepararlo bien pero creo que hice un papel aceptable. Me llevo un gran recuerdo de ese día rodeado de amigos.


Era el primer año que competía en cross y la experiencia fue muy positiva. Hasta puse mi granito de arena para que mi club se convirtiera en subcampeón provincial.


Acabado el cross y ya con buena base de carrera enganché con la temporada de duatlones. Aquí más que hacer un buen papel la idea era que sirvieran como entrenos de calidad para preparar el Aviaman, que era quizás una de las pruebas estrella de la temporada. Sabía que para salir airoso tenía que mejorar mis prestaciones sobre la bici aunque esto último no lo conseguí demasiado.
Antes del Aviaman otro caramelito: Campeonato de España de Tri sprint. En realidad fui un poco con la intención de clasificarme para el otro Camp. de España, el de Vigo. No lo conseguí, lo dí todo pero no fue suficiente, una mala natación me lastró (este año aumenté la duración de las sesiones, salgo más cómodo pero no nado mucho mejor) y el nivel de los competidores no me permitió remontar muchas plazas. 45º en mi grupo de edad pero contento por haber pasado un buen fin de semana a nivel social.


La siguiente semana fue la del Aviaman. A nivel organizativo fue una semana muy estresante, llegué a la carrera cansado y la verdad es que salió bastante mal para lo que lo había preparado y el estado de forma que tenía. No obstante, cruzar la línea de meta ya resultó ser un motivo de alegría y organizativamente fue todo un éxito.


Despues del Aviaman me dediqué básicamente a competir en pista hasta que apareció otro gran objetivo: el Campeonato de Europa de Triatlón en grupos de edad. El día que me apunté pensé que ni de coña me iban coger ya que en el ranking no estaba muy bien situado, pero al final se hizo realidad.
Llegué en un buen momento para afrontar un olímpico, con la resistencia de la preparación del Aviaman y la velocidad de la pista y las competiciones cortas (por el camino un gran camp. gallego de 5 Km en ruta gracias a la ayuda de Lalo), pero volví a competir por debajo de mis posibilidades. El día anterior de espectador (no me arrepiento en absoluto) en plena ola de calor, más la hora y 40' aguardando en la cola del check in, más las pateadas hicieron que me acostara cansadísimo. La actuación fue decente, lo suficiente como para no desentonar y sobre todo para disfrutar del ambiente y de la carrera. Recuerdo imborrable, me salió por una pasta pero mereció la pena.


La semana siguiente repetí olímpico, esta vez en Villameca, me gustó la prueba y me salió una buena carrera salvo la parte a pie que se me hizo muy dura. En bici fui muy bien (creo que lo merecía) y acabé contento.


Una vez pasado Villameca me encontré sin grandes objetivos. Realmente la motivación la encontré en el proyecto solidario 'Ayúdanos a caminar', haciendo kilómetros para ayudar a recaudar fondos para la operación de Álex. Era la primera vez que hacía una cosa así y la experiencia mereció mucho la pena ¡repetiré!


No obstante, a nivel deportivo me sentía un poco vacío. Con la desaparición del tri de Sanabria me quedé sin zanahoria. Hice una marcha cicloturista que acabé pero no disfruté y unas cuantas travesías a nado. Salvo en la de la Ría de Vigo en las otras 2 me encontré muy a gusto aunque quedaran en evidencia mis limitaciones en el medio acuático. También hice unos cuantos triatlones sprint. Sin embargo, seguía faltándome algo.


Pensé en el half-Astromad pero luego lo descarté por motivos extradeportivos. Con otros aspectos de mi vida sumidos en un caos y una mala situación económica no me lo podía permitir. Entonces surgió la llamada de la maratón.
Así, por las buenas. Una prueba a la que siempre había tenido mucho respeto y que no me atraía demasiado. Sin embargo sentí que llegaba el momento de dar un paso más.
Siempre fui mucho de impulsos, no puedo hacer nada en lo que no crea ¡es mi forma de ser!. Un mes no es tiempo suficiente para preparar na maratón en condiciones pero si para hacer algunos retoques y librar la batalla con ciertas garantías. 2 tiradas de 25 Km y un trail de 28, asimilados bien y sin cansancio,  me indicaban que físicamente estaba listo pero...
El resultado ya lo sabéis, me doy cuenta de que hacía falta algo más. Coincidió también con un período de escasa confianza en mí mismo y así es muy difícil.
De todas formas en absoluto me arrepiento, fue un experiencia de la que aprendí muchísimo y cada vez valoro más el haberla terminado aunque fuera caminando.


Y así llegamos al final de la temporada, con la sensación de haber subido un peldaño más deportivamente aunque éste sea más bien pequeño. Las lesiones por suerte me han respetado y, en general he disfrutado mucho. Como persona creo haber también crecido, de la experiencia con la escuela de tri he aprendido lecciones valiosas para mi vida. Aunque esté lejos de lo que me gustaría que llegara a ser se van dando pequeños pasos en la buena dirección pese a todos los obstáculos.

 Y momentos para el recuerdo como un baño en el mes de Abril.

De igual manera el deporte me sigue proporcionando la oportunidad de conocer a gente maravillosa que suponen a la vez modelo y fuente de inspiración. Y no sólo gente que está ahí arriba (disfruto y he disfrutado este año de los éxitos de Clemente, Richard, Javi, Antón, Saleta y demás) sino también de aquellos 'héroes de lo cotidiano' que se esfuerzan por ejemplo por acabar una maratón con mil esfuerzos o a aquellos que se proponen sus propios retos. Todos te enseñan y para mí todos son admirables.

 Like a rolling stone!


De la 2ª parte del título, el 1000 en pista, poco hay que comentar. Se me hace raro ponerme los clavos a estas alturas pero bueno jeje, si se presenta la oportunidad hay que aprovecharla porque la pista me encanta.
Esta vez se trataba de la 12ª jornada de la Copa Deputación, que en su mayoría estaba dedicada a pruebas de menores, pero que tenía un par de ellas absolutas. La participación fue muy escasa siendo nuestra carrera con 5 participantes una de las más numerosas.
El 1000 es una distancia que me gusta, no sé si será porque fue en la que conseguí  mi 'gran victoria' allá por Julio :-D pero 'me cae bien'. Aunque ahora, la verdad, no sabía como iría a responder al estar ya totalmente desacostumbrado de estos ritmos.
En la pista los juveniles del ADAS Javier Rivero y Ayoub Nagihi (a un nivel superior), los veteranos del Burgas Domingo y Javier, y yo, que de momento aún soy senior. Mi nivel es inferior al de los otros 4 aunque en el caso de Javier y Domingo la diferencia no es tan grande como para no pensar en seguir su estela, al menos parte de la carrera.
Así que, en cuanto suena el disparo, sucede lo esperado. Los chicos de ADAS enseguida toman ventaja y hacen su carrera, y nosotros hacemos la nuestra. Domingo es el que tira y nos lleva enfilados, detrás va Javier y  luego yo cierro el grupo.
El ritmo para mí es bastante alto pero aprieto los dientes para intentar ir con ellos el máximo tiempo posible. No tengo el tiempo del primer 200 pero el 600 lo paso en 1'48" que sería un ritmo de 3'00"/Km (y se corren maratones más rápido ¿cómo es posible?)
Al poco del toque de campana, en la curva, Javier se para y se retira. Es diésel y aquí sufre demasiado. Me quedo pues solo, a unos metros de Domingo, intentando aguantar lo que pueda.
Los últimos 300 se hacen muy duros, ¡no me acuerdo de como se corre! pero al final pronto llega la recta de meta y se acaba el sufrimiento.
4ª posición y 3'07,65", bajo un segundito (bueno, 0,40" en realidad) la marca que hice en Julio así que contento. En condiciones ideales (leáse descansado y algo más acostumbrado a estos ritmos) creo que incluso podría llegar a bajar de los 3' -aunque eso no vale decirlo ¡hay que demostrarlo en las pistas!-

Clasificaciones (completas aquí)
1000 m.l. masculina
1º Javier Rivero  ADAS Barco  2'39.58"
2º Ayoub Nagihi ADAS Barco  2'43.47"
3º Domingo Álvarez  Burgas  2'58.93"

lunes, 10 de octubre de 2011

Inicio de temporada y lecciones de Hawaii

Pues si amigos, tras un 'laaargo' período de descanso tocaba ya iniciar la nueva temporada. La acabamos compitiendo y la iniciamos compitiendo, como tiene que ser :-). Por el medio 4 días de descanso total, lo suficiente para desconectar un poco y un día de remojo para no perder las buenas costumbres.
La escogida para iniciar la temporada 2011-2012 fue la carrera del barrio de O Couto en Ourense capital, que formaba parte del circuito de carreras 'Correndo por Ourense'. Corriendo esta carrera ya me aseguraba puntuar para el circuito ya que había que participar en al menos 4 de las 5 pruebas.
Al igual que el resto de carreras de este circuito se trataba de una prueba de distancia corta (5,7 Km, quizás un poco menos) y por tanto muy explosiva. Lo ideal tras una maratón vamos jeje
La verdad es que tras estar toda la semana sin correr llegaba con muchas ganas, como un potro en un establo .
Por culpa de la policia local, que cerró una calle sin objeto, tuve que aparcar bastante lejos aunque por suerte como el día estaba muy bueno ya me cambié y no tuve problemas para esperar vestido de batalla. 
Saludos por aquí y por allá, calentamiento con Luismi sin mayor novedad y para la línea de salida.


Se da la salida y me pongo a correr sin saber cuantas vueltas había que dar (je ¡vaya cabeciña!) pero contando con que sería un esfuerzo de veintipocos minutos. Una vez más fue una salida muy rápida y eso que los primeros metros eran cuesta arriba.
Las ganas de correr y la hipermotivación tras haber seguido el IM de Hawaii la noche anterior me jugaron una mala pasada y me contagié del ritmo jeje

 

¡Uff! 6'50", demasiado rápido la 1ª vuelta. Había que levantar un poco el pie...


En la segunda vuelta Cachaldora se me ofrece como liebre y me dice que me pegue a él. 


Me lleva toda la segunda vuelta pero al final esto  resultó ser más malo que bueno. No estoy para esos ritmos, ahora no toca sufrir.


Iniciada la 3ª vuelta, en la tercera vez que subimos la cuesta dejo de seguirle. Aflojo  definitivamente el ritmo y ya llego como puedo.

 
 Cuando se mira para abajo, malo malo...

En esta última vuelta me acaba adelantando bastante gente  pero ya digo que no estaba para sufrir. Eso lo dejo para más adelante, ahora sólo disfrutar de las carreras y acabar con un poquito de 'hambre' y la sensación de ir a más.

Cruzo la línea de meta: 21'25" puesto 48º, no me acabo de creer los 3'46 de ritmo que me ponen en la página, probablemente sea algo superior pero bueno, tampoco estaría tan mal, aunque muy mal corrido por mi parte. Me quedo sobre todo con las ganas y los ánimos renovados. En otra entrada ya haré un análisis de la temporada recién terminada pero de momento ahora lo que importa es que tengo ganas de más.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Pepe Márquez ADAS Barco 17:45
2º Víctor Fernández Ourense Atl.  18:29
3º Jose Antonio Veloso  CAIO 18:33

Femenina
1ª Iria Fernández  Ourense Atl. 21:32
2ª Isabel López  23:09
3ª Silvia Teijeiro  Ourense Atl. 23:36

Galerías de fotos: Tito, Patricia, Pipe

Y por supuesto no podían faltar los amigos.

 Nada escapa al ojo que todo lo ve.

Ya con respecto al otro acontecimiento del fin de semana (nada comparable a que haya comenzado mi temporada, por supuesto :-)) pues decir que nunca decepciona. Pedazo de carrera tuvimos este año. 
Lo siento por Eneko que me parece un deportista ejemplar pero  seguro que esto sólo le hace volver con más ganas. Al mismo tiempo nos da idea de lo complicado que son las pruebas de este tipo, puedes llevarlo todo muy bien preparado y cualquier mínimo detalle echar por tierra todo el trabajo. 1ª lección.
Por su parte Virginia para mi cumplió, a mi también me hubiera gustado verla en puestos de podio pero hay que valorar lo que hay y quienes estaban allí, 10ª no deja de ser un puestazo.

De los demás

 Eso tiene que doler.

Me asombra, me maravilla esta mujer. Que coco. Físicamente es un portento pero su mentalidad es increíble. Con todas las miradas puestas en ella, perdiendo tiempo desde el principio, como supo manejar la situación.


La clase, la elegancia, pero aún así es humano. No lo parecía pero hacia el final de la maratón se paró, tuvo sus dudas... pero tiempazo, que grande.


Valiente o suicida, jugó sus cartas, salió mal.


Brutal, en la página de srm se le veía mover wattios con unas cifras cercanas a las de los chicos (top), impresionante. Me pregunto que sucedería si fuera buena nadadora.


La señora, ni más ni menos. Todo lo que se diga es quedarse corto.


Da gusto verla correr. Superclase.

Hay más cosas pero esto sólo son algunas. Por cierto 1º ourensano que logra terminar en Hawaii ( y 2º gallego) Pablo Israel Rodríguez, del Barco de Valdeorras, muy conocido en el mundillo 9h49'37", a ver quien supera eso.

sábado, 8 de octubre de 2011

¡No os lo perdáis!

Hoy es el Ironman de Hawaii, para seguir la retransmisión a partir de las 19 h (hora española, -1 Canarias) no tienes más que pinchar en la imagen (donde quieras :-))

 También el chat de dorsalcero.net aquí
Otros años me daba tiempo a hacer un breve análisis de la carrera y favoritos, este año no tuve tiempo pero de entre todos los competidores, además de a Eneko y a Vir, voy seguir especialmente a un amigo (me permito llamarle amigo a pesar de que aún no he tenido el placer de conocerlo en persona) 
Es uno de aquellos deportistas que tiene una influencia en mi, que me inspira y me sirve de referencia. Su filosofía y su forma de ser; 'Death is the only sure thing, enjoy your life', una de las máximas del cendonismo, es toda una declaración de principios.

 
"El Cendonismo es una forma de vida que persigue la felicidad, aunque yo pienso que la felicidad es como el horizonte, inalcanzable, pero si persistes en perseguirlo, cuando miras atrás te das cuenta de que cada vez esta más cerca."

Toni Cendón es todo lo opuesto al arquetipo del triatleta flipado, sólo preocupado por sus marcas, el material y por sali guapo en las fotos. De hecho ni siquiera se denomina a sí mismo triatleta: 'sólo soy un coleccionista de buenos momentos'- afirma. 
Tiene alma de marino y se nota.  A veces me recuerda a aquellos pioneros que cruzaban océanos en cascarones de madera, armados de cartas marinas y sextantes, ajenos a inventos modernos del gps y radiobalizas. La misma actitud pero volcada ahora al deporte.
'Corre como sea, con quien sea, como se pueda, siempre que puedas... Y cuando no puedas también'
Hace algún tiempo le hicimos una entrevista para el blog del Beariz Triatlón, merece la pena volverla a leer.


Toni, ya no te dará tiempo a leer esto antes de la carrera. Sólo te deseo toda la buena suerte del mundo porque en la adaptación al medio sé que no hay quien te supere. Espero que ésta sea una de las grandes experiencias de tu colección.

jueves, 6 de octubre de 2011

V Maratón do Miño

Acababa la temporada y me apetecía despedirla con algo especial. No fue algo muy premeditado, en un principio no pensaba en correr maratón, allá por Agosto dudaba si apuntarme al mundial de du en Gijón o al half-Astromad o incluso, aprovechando que iban 2 compañeros, al du de Laviana. Al final como el presupuesto no da para mucho renuncié a todas esas pruebas y decidí apostar por un reto 'low-cost', 15 euros al lado de casa.
El único problema era que en Julio y Agosto había corrido muy poco (233 Km entre los 2 meses, unas 20 horas) y apenas tenía un mes para intentar hacer algo. No quería aumentar el kilometraje de forma muy brusca por miedo a lesionarme así que tocaba hilar fino (y creo que me salió bastante bien)
Con lo que no contaba era que este mes iba estar flojito de coco. Estas fechas no me gustaron nunca mucho pero aún encima se juntaron varios factores y, aunque mi estado anímico no fuera especialmente malo, no me sentía con la confianza de otras ocasiones.
Bueno, pues con ese panorama me plantaba en la línea de salida, rodeado de amigos y con 42 km por delante. No era debutante en la distancia (ya había hecho 3 maratones de montaña) pero si en la modalidad ya que un maratón de ruta no tiene nada que ver.



9 de la mañana. Plaza Mayor de Ourense.


Suena el disparo.
A mi compañero Jose Manuel y a mi nos pilla en medio de una conversación. De repente nos damos cuenta de que la carrera ya había empezado.


No le encuentro demasiadas cosas criticables a esta carrera pero una de ellas, quizás porque tiene muy fácil solución, es que no se separe al menos las salidas de la modalidad andaina de la de carrera. A mi personalmente no es que me importe demasiado hacer 1 minuto más o menos pero si se me hace incómodo (y peligroso) tener que andar sorteando andarines -y creo que a ellos tampoco les debe resultar muy cómodo que les pasen por encima una horda de corredores-. Ya, ya sé que si imperara el sentido común la gente que fuera a participar andando se situaría al final de todo (igual que la mayoría de los que participamos en la maratón lo haríamos tras los participantes de relevos) pero supongo que entre el desconocimiento, las ganas de salir en la foto o que simplemente no todo el mundo tuvo la oportunidad de ver Barrio Sésamo, hace que se den situaciones como esta.
40 segundillos en alcanzar la alfombrilla de salida y un poco más en salir del atasco de las estrechas calles del casco viejo. Por suerte la mañana iba ser larga y no había mucha prisa.


Ya a partir del primer km hicimos una buena grupeta Óscar, Jose Manuel y yo. Hasta el km 9 fuimos juntos entre risas y conversación a un cómodo ritmo de 5'/km, fue de lo mejor de la carrera.
44'06" fue el tiempo de nuestro primer paso por Outariz. Contando el tiempo perdido en la salida, más o menos era el tiempo previsto. Mi idea era hacer la primera media no más rápido de 1h45' y luego intentar bajar ese tiempo en la 2ª mitad. Aunque según las tablitas y mis tiempos en otras distancias debería aspirar a una marca mejor, el hecho de ser debut y asistir con una preparación poco convencional me hacía ser cauto. Acabar en torno a las 3h30' ya me parecería todo un éxito.
No habría abandonado la compañía de mis compañeros si no hubiera tenido la necesidad de hacer una 'parada técnica'. La verdad es que no podía demorarla más ¡que estaba reventando! jeje Es cierto que es muy importante estar bien hidratado pero no sé yo si me pasaría, porque ese rato de cara al árbol se hizo eterno.
Cuando acabé quise de nuevo enlazar con mi grupo pero, a pesar de recuperar el contacto visual e ir tras ellos la mayor parte la primera vuelta, se me hacía muy difícil recortarles distancia. Al final acabé razonando que quedaba mucha carrera y los dejé ir. All paso por la Chavasqueira los perdí de vista y no los volví a ver.
Fue una pena porque acompañado se iba mejor pero bueno, nada grave porque todo marchaba conforme lo previsto.
Primera vuelta completada en 1h12', un par de minutos por encima de lo deseable pero las sensaciones eran muy buenas en cuanto no haber gastado energías.



En la segunda vuelta las cosas siguieron bien, mantuve el ritmo sin ninguna dificultad e incluso lo aumenté ligeramente. Pasé por el km 20 en 1h43' con la sensación de que podría aumentar aún más el ritmo en la segunda mitad, y sin ninguna muestra de cansancio. Sin embargo, en esta vuelta, pienso que cimenté parte de mi fracaso ¿Por qué? Pues porque cometí un error muy grave, no tomarme el gel previsto a la hora y media de carrera. Como me sentía tan bien de fuerzas y el gel anterior (45' ) me hizo como un amago de sentarle mal a mi estómago decidí pasar de él y tomármelo a las 2 horas.


Es difícil adjudicarle la responsabilidad de lo que sucedió despues y seguro que no fue solo una causa pero quizás esto contribuyera. O no.


Pero bueno, por el momento seguía viviendo en mi mundo feliz: 2ª vuelta completada en 1h11' (más rápido que la primera pese a ser más larga) y parcial del km 28 en 2h23'.



Comodísimo, os juro que esos momentos pensé que podría empezar a correr de verdad y hacer una última vuelta espectacular. Y si, espectacular si que fue, pero por la parte negativa :-)
El primer síntoma de que las cosas no iban tan bien lo tuve subiendo a Velle. Ya no notaba tanta fuerza en las piernas como antes.
- Bueno, no hay por qué alarmarse, llevo casi 30 km en las piernas.
Pero aún así continuaba corriendo y no pensaba que fuera a tener demasiados problemas.
- Vale, a lo mejor no puedo al final correr a 4'30/Km pero seguro que puedo mantener el ritmo. ¡Bah! esto del maratón no es tanto como dicen.


Me paro en el penúltimo avituallamiento para tomarme un gel, prefiero ir un ratito andando para que me entre bien y acompañarlo con un trago de agua.
- Seguro que en unos momentos me encontraré mejor.
¡Y una mierda, me debí tomar un gel de kriptonita!
- Uff que flojera, esto debe ser el muro ese del que hablan.
Continúo corriendo pero empieza a ser 'no-divertido'.
Sobre el km 32 me encuentro a Eloy y Pelu que estaban de espectadores.
- Ánimo que te quedan...
- ¡No me digáis cuanto me queda!
Y ahora aún encima empieza a hacer bastante calor...
-Bueno todo pasa. Es cuestión de mantenerse. Nadie dijo que fuera ser fácil. Siento haberla menospreciado señorita maratona, al final si te vas cobrar tu dosis de sufrimiento.

Pero 4 km más tarde claudicaba.Ya dije que no tenía coco para sufrir. La recompensa no me resultaba motivante, no me valía acabar de cualquier manera. Quizás fuera lo inesperado de pinchar en tan corto espacio de tiempo o quizás fue un cúmulo de circunstancias.
Aún hoy pienso que si no me hubiera parado la crisis hubiese pasado. No me encontraba tan mal, en el Aviaman me arrastré en la última vuelta, el año pasado en la maratón de Penedos los últimos km iba zombie y sin embargo los 2 últimos km corrí... pero la cabeza era otra.
Me quedé un rato andando, despacio, pensativo... En realidad tampoco lo veía como un fracaso, había venido a aprender, aunque si que me preguntaba la razón de apuntarme a este tipo de pruebas cuando ni siquiera soy capaz de hacer una decente.
En la pasarela de Outariz volví a trotar otro rato, lo suficiente para llegar al avituallamiento. 3h13' y estoy en el km 37. ¡El final está tan cerca y sin embargo tan lejos!
Me paro un buen rato, bebo isotónica, me tomo un plátano... y me planteo que hacer.
- ¡Necesito que vuelva Furi! Ahora no necesito ser Alfredo, el chico educado, callado, tranquilo, ligeramente tímido, con esas dudas existenciales que a veces le asaltan. Necesito volver a mi parte animal, a Furi; el bruto, la energía sin límites, el rebelde, el cabezón.
Y bueno, al final, intentar lo intenté, pero fue como un motor que no acaba de arrancar. Intenté correr, a veces por breves espacios de tiempo pero ni la cabeza -ni ahora los calambres- me permitieron hacer gran cosa. Acabar había que acabar, era ya una cuestión de respeto, a una prueba, a una distancia y a los demás competidores. Siempre acostumbro a dar la cara, para bien o para mal, no hay excusas.
5 km de penitencia, de reflexión, bajo un sol inclemente que me hicieron pensar que la andaina era todavía más dura que la maratón.
Por fin llego al último Km, quiero correr pero... ¡estoy derrotado! no puedo.
Me encuentro con Juanjo, él también caminaba, hasta se había arrancado el dorsal. Las penas compartidas son menos penas, hacemos esta última parte charlando hasta que...
-¡ Mierda! !es Tito con la cámara! Espera Tito, ¡¡no me hagas fotos andando!!


Demasiado tarde X-D
Si hubiera un Tito cada 500 m no me hubiera parado ni nada de esto hubiese sucedido jaja
Vuelvo a correr.

 

Y  ahora sí, hago un tramo del puente romano que ni en la San Martiño.



Cruzo la línea de meta 3h54'36" (3h53' largos en el tiempo neto), puesto 114º y sensación muy agridulce. No quiero que se me entienda mal y mucho menos que se entienda como un menosprecio al esfuerzo de otros competidores pero para mi esto no es acabar una maratón, esto es correr 35 Km y andar 7 ¡no me satisface!


Pero por supuesto esto no quiere decir que no haya merecido la pena ¡si lo ha hecho! Hace 12 años que corro, durante mucho tiempo lo vi como algo que estaba muy por encima de mis posibilidades. Nunca me había planteado competir en uno hasta que el cuerpo me lo pidió. Primero fue de montaña, un esfuerzo que poco tiene que ver con esto (no voy decir si es más duro o menos es ¡distinto!) y ahora de ruta. Seguí el camino que me ha dictado mi instinto (mi corazón para los poéticos) y aunque haya salido no-bien estoy orgulloso de todo el trayecto deportivo-vital que he recorrido, estoy orgulloso de haber terminado mi temporada de esta manera y por supuesto de haberlo hecho antes de afrontar otra tipo de retos. A veces hay gente que se pregunta si se debe hacer una maratón antes de debutar en Ironman, yo digo que sí, no por lo que pueda suponer de cara a tu preparación física sino por la emoción de plantearte este reto que de otra forma se perdería. Es mucho más bonito ir subiendo peldaños que conseguir las cosas de golpe.

Clasificaciones (completas aquí)
Maratón
Masculina
1º Hassan Lekhili  OAAP  2h28'57"
2º Jose A. Requejo  C.A. Murcia 2h33'48"
3º Serafín García Atl. Salamanca  2h47'24"

Femenina
1ª Pilar Mahamud  Puerto de Alicante  3h26'14"
2ª Tereza Ctvrtnickova  Ria Ferrol 3h32'48"
3ª Belén Lemat  3h34'19"

Relevos
Masculina
1º Platas/Villamor/Hurtado 2h20'28"
2º Fernández/Paz/Márquez 2h24'35"
3º Vidal/Gómez /Bargiela 2h28'23"

Femenina
1ª Castro/Hurtado/Fernández 2h55'52"
2ª González/Velázquez/Doniz 3h14'40"
3ª Rodríguez/Porto/García 3h16'13"

Vídeo Matogrosso: 1, 2, 3

Ya para terminar quisiera dar las gracias a todos los que me apoyan por los ánimos recibidos y a todos aquellos que os acercáis durante las carreras a decirme que os gusta este blog. 
Aquí acaba mi temporada. Aunque este domingo tengo una carrera luego probablementé esté bastante tiempo sin competir dedicado a otros proyectos. La próxima temporada se presenta dura pero con luz al final del túnel, o esperemos que sea así.