miércoles, 5 de septiembre de 2007

Por la puerta grande

Hoy no tenía pensado escribir nada en el blog pero he visto en el periódico la noticia de la muerte de Jane Tomlinson y me he decidido a escribir unas líneas a modo de homenaje y a dar a conocer su historia por si alguno no la conoce.
Supe por primera vez de la existencia de esta mujer allá por el año 2004 a través de una noticia marginal en las páginas de deportes de un periódico. El títular decía algo así como paciente terminal de cáncer logra finalizar un Ironman.
Me llamó la atención y tras leer el artículo quise averiguar un poco más sobre esta mujer así que buscando en la red logré dar con su historia:
Originaria de Rothwell, Leeds y radióloga de profesión. En 1990 siendo madre de 2 hijos le fue diagnosticado un cáncer de mama. En principio, los médicos detectaron a tiempo la enfermedad y tras una mastectomía pareció curarse.
Cuatro años más tarde la enfermedad reapareció y Jane empezó a recibir sesiones de quimioterapia y radioterapia. Tras el tratamiento todo parecía ir bien, así que ella y su marido decidieron, a pesar de los riesgos, tener un tecer hijo.
Pero en agosto de 2000, las células cancerosas se habían reproducido extendiéndose a huesos y pulmones y los médicos le vaticinaron menos de un año de vida.
Entonces Jane decidió dar un giro a su vida. A pesar de ser tratada con quimioterapia, comenzó a entrenarse casi a diario para afrontar diversos retos, todos relacionados con el deporte y la resistencia. Para asombro de casi todos, la inglesa, lejos de morir a los pocos meses, comenzó a completar aquellos retos en los que participaba.
Primero corrió carreras cortas pero conforme pasaba el tiempo fue subiendo de escalón. A principios de 2002 completó la maratón de Londres. Tres meses más tarde cruzaría meta del triatlón de Londres entre la primera mitad de participantes. Luego entre otras cosas, Jane decidió hacer con su hermano la ruta Roma-Leeds a bordo de un tándem cruzando los Alpes y subiendo puertos como el Mount Ventoux. Esta aventura fue vista en directo por toda Gran Bretaña a través de la cadena Sky.
En 2004 llegaría el turno del Ironman de Florida que acaba en 15:48:32. Este hito lo logró después de ingresar tan solo una semana antes de la prueba en el hospital para seguir con su tratamiento.
A continuación se propuso atravesar América en bici, una ruta de 6782 km que me parece que por muy poco no llegó a completar.
Esta fue su última gesta deportiva. Al poco tiempo tuvo que volver ingresar en el hospital con fuertes dolores que le impedían caminar. Entonces se volcó a escribir un libro, "The Luxury of Time" ("El lujo del tiempo") en el que ha tratado de contar sus experiencias, sus miedos y la influencia que la palabra cáncer tuvo en su relación con su marido y sus hijos tras conocer el diagnóstico.
El pasado día 3 fallecía en el hospital de Leeds con 43 años. DEP.
No se trata de hacer comparaciones con recientes fallecimientos de otros deportistas pero creo que esta mujer y su historia se merecía un hueco mayor en los medios.


"Era difícil disfrutar de mi familia porque me sentía fatal y no sabía cuánto tiempo iba a estar con ellos. Correr era una manera de mantener alejado ese sentimiento de inutilidad. Parte de lo que estoy haciendo es para decir que un diagnóstico de este tipo no significa que tengas que sentarte en casa a esperar la muerte"
C2O
Podeis acceder a su página haciendo clic aquí

4 comentarios:

Sylvie dijo...

Joder...qué sensaciones tan contradictorias me has hecho sentir...tristeza y ganas de llorar al leer el párrafo escrito por ella, alegría y admiración al conocer su historia...

un gran aplauso a esta gran mujer, para siempre.

besitos.

Talín dijo...

No conocía a esta mujer y su historia,... pero creo que en cualquier materia por la que se hubiese decidido habría conseguido lo que quisiese.

PD: Me recuerda la película de "Corazón de campeón". Te la recomiendo.

Superkarmen dijo...

La verdad es que no conocía la historia de esta mujer.. y me ha emocionado un montón.Gracias por dárnosla a conocer, es todo un ejemplo.
Y me uno a tu reflexión, creo que merecería una mención especial en las noticias, pero ya sabes cómo es esto, si no puede salir en el tomate no es carnaza.

Muchos besos y si no te "veo" antes, hasta la vuelta de vacaciones, el domingo 16.

la granota dijo...

Me quito el sombrero.