lunes, 21 de mayo de 2007

Historias de Lanzarote


Como muchos ya sabéis este sábado se ha disputado el Ironman de Lanzarote, prueba mítica donde las haya y uno de los grandes sueños de mi vida deportiva.
Esta edición fue especial, primero porque al parecer no hubo casi viento y luego por la victoria de Eneko Llanos.
Eneko parece que poco a poco se va adaptando cada vez mejor a la distancia y es ya un claro aspirante a la victoria en Hawaii.
Por otro lado por allá estuvieron algunos tri-blogueros que visito habitualmente, Talín & Zuri, Bulderban, Josef.... Os recomiendo leer sus blogs y empaparos de los sentimientos que pueden surgir tras nadar 3,8 km, pedalear 180 y correr 42,2 en la isla de fuego. Algunos no han colgado sus crónicas, espero que lo hagan en los próximos días.
Todos los que de alguna manera u otra se atrevieron a ponerse en la línea de salida merecen un premio. También aquellos que por lesiones u otros motivos no pudieron estar. Mi admiración para ellos.
Entre las más de 1000 historias que guarda esta prueba leo en la página Ironmanlive algunas muy especiales como la de Martin Jacobsen que a los 11 años perdió un brazo en un accidente de tractor y hoy terminó en el puesto 602, la de Moisés Herrezuelo que corrió para cumplir una promesa a su hijo aquejado de distrofia muscular congénita, la de Klaus Ursin ciego desde los 20 años, la de Diego Velázquez que recogía recientemente Bernat en su blog o la de la propia Tara Norton, la 2º clasificada a la que al parecer se le dislocó el hombro en el segmento de natación pero logró colocarlo y acabar la prueba.

(Foto del blog de Josef)

Algún día espero estar en la línea de salida, algún día espero cruzar ese arco de meta (aunque sea en 5 , 6 o 7 horas más jejeje).

1 comentario:

Talín dijo...

En Lanzarote, el tiempo NO es oro!!!

Un IronAbrazo