sábado, 26 de mayo de 2007

El mundo es un pañuelo

Al menos el virtual :-D
Resulta que en el post anterior mencionaba entre una de las tantas historias que encierra en Ironman de Lanzarote la de Moisés Herrezuelo. Pues bien en una de esas "causalidades" de la vida que tanto me gustan, el protagonista se puso en contacto conmigo y me mandó un correo con fotos.
Ahí os dejo unas cuantas, van acompañadas de trozos de la letra de la canción de Macaco:

IRONMAN LANZAROTE


Aquí está Moisés junto a Luc Van Lierde, una leyenda viva y en activo del Ironman. En esta ocasión "sólo" pudo ser 2º por detrás de Eneko.

"...la raiz en mis pies yo sentí,
levante la mano y ví,
que todo va unido, que todo es un ciclo,
la tierra, el cielo y de nuevo aqui,
como el agua del mar a las nubes va,
llueve el agua y vuelta a empezar"

Tras cruzar la línea de meta, después de un día entero nadando, pedaleando y corriendo. Tiene que ser una sensación increíble.

"No se trata de romper ventanas,
ni farolas ni de cara,
mejor romper conciencias..equivocadas..oye..
nadie nos enseñó ni a ti ni a mi,
nadie nos explicó ni a ti ni a mí,
mejor aprender, que corra la voz y quizás conseguir.."


La medalla de finisher. No será de oro pero su valor no está en lo material. Es quizás la representación física de otra medalla, forjada a base de brazadas, pedaladas y zancadas, templada con sudor y lágrimas, a veces de alegría, a veces de dolor que no se puede ver pero se lleva en el interior.


Enhorabuena a todos los finisher y gracias por compartir vuestras historias!

No hay comentarios: