viernes, 6 de abril de 2018

VII Trofeo C.D. Aurum

Tenía ganas de volver a competir en pista y que mejor manera de volver a ella que en el torneo que organizaba mi club. A falta de 10.000 este año se había programado un 5.000,  la mitad de las vueltas pero una distancia más complicada de lo que parece a simple vista. De hecho hasta la fecha tenía una marca bastante pobre, peor que la de 5 km en ruta y no mucho mejor que la del parcial de cuando hice mi mejor tiempo en las 25 vueltas a la pista.
A pesar de que mi actuación de la semana anterior en Porriño no invitaba mucho al optimismo, estaba ante una buena oportunidad de darle un buen bocado a mi registro. Debido a la participación se hicieron 2 series, a mi me correspondía la más lenta claro está, pero aún así la mayoría de participantes que iban en ella eran bastante más rápidos que yo. 
No iba ser fácil encontrar compañía así que la estrategia a seguir iba ser simple, si el ritmo no era suicida de inicio, aguantar lo máximo posible con el grupo hasta reventar.
Aunque la tarde estaba de lluvia, y al final acabó lloviendo, durante la carrera nos pudimos librar. Si que estaba un día frío y desapacible, pero eso afecta más a las pruebas de velocidad y saltos que al fondo. Para nosotros no estaba tan mal, al menos no hacía viento. Lo peor era la pista mojada, porque además tenía la intención de no llevar clavos. La pista de la universidad es durísima, la distancia es bastante larga y ahora no estoy muy acostumbrado a llevarlos.
En línea de salida 10 participantes. Suena el disparo y desde los primeros metros se destacan un chico del Lucus y otro del Narón.
Por detrás la guerra era otra. Grupo más o menos compacto con mi compañero Miguel Anxo y Albino en las primeras posiciones. Me quedo en la parte trasera junto a mi otro compañero Tito.


En la pista mojada resbalo muchísimo, me da un poco de inseguridad y creo que hasta me haría perder algunos segundos en la cuenta final.


Aguantar y sufrir, no queda otra. Primer kilómetro rápido, en torno a 3'30"/Km. Mejor no pensar en lo que resta. 
Nos turnamos Tito y yo en tirar para aguantar cerca del grupo.


Al final llega un momento que no puedo seguir a Pepe Mira y compañía. Me pasa Tito y me anima a intentar engancharme al grupo pero no soy capaz. Restan sobre 6 vueltas y me quedo solo.


Se hace bastante duro pero las sensaciones, pese a todo, no son malas. Veo que paso el 3000 por debajo de 11', buena cosa. Mi objetivo es bajar de 18'30" y está al alcance de la mano.


Recibo ánimos desde la grada, las vueltas se van descontando. No me doblan ni parece que me vayan doblar, lo cual siempre es otra buena cosa. 
Así hasta que suena la campana.


Últimos 400 m para echar el resto. Se acaba la agonía con 18'19", 7º de la serie. 
Bien, el objetivo cumplido, podría haber sido mejor, no fue la carrera ideal pero dadas las circunstancias estuvo bien, muy satisfecho. Veo al alcance de la mano bajar de 18' o al menos hacer 18' pelados si todas las circunstancias fuesen favorables y tuviese más compañía hasta el final. Me alegro de llevar 20 años corriendo y sentir que todavía me estoy haciendo como corredor, sigo mejorando sin prisas y disfrutando del camino.


Por otro lado grandísimo Tito: 17'17", brutal. Primer 5000 en pista y tremendo bocado que le ha metido a su marca de ruta. Me gusta estar en este club.

Clasificaciones (completas aquí)
5000 m masculino serie A
1º Carlos Porto Gimnástica Pontevedra 14:43
2º Esteban Iglesias Lucus 14:50
3º Vicente Suárez Comesaña S.C 15:25

Serie B
1º Kevin Darriba Lucus  17:00
2º Albino Fernández Atl. Arenteiro 17:04
3º Miguel Anxo Rodríguez C.D. Aurum 17:09

Fotos: Óscar del Campo y Ramsés.

No hay comentarios: