viernes, 14 de abril de 2017

III BTTrail Península do Grove

Una de mis carreras preferidas. Llevo participando desde la primera edición y siempre me deja buen sabor de boca. Recorrido precioso y gran organización, lo tengo que decir con la boca pequeña y bajito, porque miedo me da que se masifique o que tengamos que estar pendientes de la apertura de inscripciones. Un año más acompañó el tiempo, mañana estupenda para disfrutar de la costa y sus rincones.
No por ya conocido se hace menos espectacular. Es un recorrido que se disfruta y mucho, aún no estando carente de dureza. Que la tiene, aunque el perfil engañe.


Salida desde Porto Meloxo, un ríncón con mucho encanto, puerto de pescadores, sin grandes construcciones turísticas ni nada de eso que mata los pueblos. Mañana tranquila con las gaviotas dedicadas a sus tareas. Somos algo más de 150 participantes en línea de salida, a los que luego se le añadirían los de la andaina que saldrían unos minutos más tarde.
Buen ambiente y ganas de empezar a correr.
A pesar de que no somos muchos participantes y el terreno no es muy complicado al poco de comenzar ya se produce una caída en una bajada por piedras a la playa. Hay nervios y es un poco peligroso porque vamos muy juntos.
Me dio la impresión de que la gente salía muy rápida. Por delante aún quedan 21 Km y hay tiempo de sobra.
No fue hasta que comenzamos con los tramos de arena blanda cuando la cosa se empezó a tranquilizar. Se hace muy duro correr sobre esta superficie, te vas hacia todos los lados y apenas avanzas. Pero esto es un trail, sin montañas, pero un trail, y es lo que toca.
De todas formas las vistas hacían muy ameno el esfuerzo. Pasamos junto a las playas de la Pipas, Mexilloeira, Area Grande... a esas horas vacías de gente. Un paraíso.


Llego al primer avituallamiento, más o menos Km 7. Se me ha pasado muy rápido. Me paro y bebo con calma. 35' de carrera, de momento vamos bien pero quedan 2/3 de la prueba y lo más difícil.


Seguimos costeando por pistas a pie de playa y senderos de pesacadores. Pasamos por la zona de Con Negro, muy chula, y a continuación tomamos la senda que bordea la zona militar.
A pesar de que los cañones de la base ya están en desuso este año parece que  quisieron darnos ambientación y un todoterreno patrullaba por el interior de la instalación al lado nuestra.
De la senda pasamos luego a una pasarela de madera que ya nos llevaría hasta San Vicente.


Allí estaban varios grupos de remeros con sus traineras. Estuve por hacerles una propuesta de cambio de deporte.
Llegamos al 2º avituallamiento, no sé, sería el Km 13 o así. 1h07' de carrera. En este había comida sólida y me paré un poco más. Me comí media barrita y un trozo de membrillo, además de beber claro. El sol ya empezaba a apretar y la temperatura había subido. 
Quedaba la parte más complicada con la subida al monte da Siradella, me parece que se llama. De momento iba bien pero la ascensión, aunque corta, es dura.
Nos internamos ya en terreno de monte. Al principio los ascensos eran suaves y se hacía todo corriendo. Subimos a un pequeño pico y luego volvemos bajar. Esto era sólo el entrante. Luego vendría la subida dura.
Las piernas ya no estaban muy frescas y el ascenso caminando me costó. Se me hizo largo y sudaba mucho. Por suerte arriba estaba el último avituallamiento. Km 17'5. 1h37' de carrera. Desde ahí todo bajada o casi.
Antes, deleitarse unos instantes con las vistas. Tiene delito no hacerlo.
Podría pensarse que está todo hecho. Error. Al poco de salir amagos de calambre, y calambre al fin, se me sube el gemelo. "Modo pánico on".
Pues una pena porque estaba yendo bastante bien. Para un poquito y vuelvo seguir corriendo. Sin forzar demasiado.



La bajada no es difícil pero había algún tramo en el que había que tener cuidado y en modo avería no tenía mucha confianza. Por suerte el que llevaba delante bajaba mal y casi lo agradecí.



No tuve mucho problema salvo por un tropezón con un tocón, que más que el tropezón fue luego el calambre que me dio. No estaba para hacer movimientos demasiado bruscos.
Por fin llegamos a zona conocida, en el camino por el que ya pasamos a la ida. Ya se podía escuchar la megafonía de meta.
Un último esfuerzo tan sólo. Una pena porque de no haber sido por estos problemas de última hora hubiera bajado con solvencia de las 2 horas. Así repito más o menos el tiempo del año pasado, apenas unos segunditos mejor.
De todas formas bien. Es una prueba para disfrutarla, independientemente de que tardes más o menos. Te deja unas sensaciones y un recuerdo de los lugares por donde pasaste muy bonito.
Cruzo la línea de meta una vez más. 2h01'01", puesto 42º.



Me pregunta uno de la organización que tal y le digo que bien, no se puede decir otra cosa.
Tras la línea de meta un avituallamiento completísimo. ¡Dios, hasta me comí un Pantera Rosa! La de años que hacía que no comía una porquería de esas, igual 30 jajaja por un instante me olvidé de mis escrúpulos, todo sea por recordar mi infancia y porque el cuerpo me pedía azúcar, mejor no pensar. El resto pues genial, cervecita, rosco, empanada...
Y a la tarde, relax en las playas y de paso recoger algo de basura de la costa. Un pequeño gesto, pero bueno, es cuestión de equilibrio, dar y recibir, de alguna manera se trata de agradecer a la naturaleza todo lo que te da, lo que acaba en la bolsa al menos ya no acaba en el estómago de algún animal.


Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Maikel Rodríguez  Budiño Raid 1:34:35
2º Rubén Rodríguez C.D. Ría de Arousa 1:38:08
3º Sergio Requeijo Azervañán 1:39:17

Femenina
1ª Laura Núñez  2:07:17
2ª Esther Castro 2:09:01
3ª Lucía Requeijo Azervañán 2:12:25


No hay comentarios: