viernes, 6 de enero de 2017

XVIII San Silvestre Castrelo de Miño

Tocaba echar el cierre al año y como siempre, no hay mejor manera de hacerlo que corriendo una San Silvestre. De un tiempo a esta parte, correr el último día del año se ha convertido en algo casi tan tradicional como tomar las uvas. Cada vez se organizan más carreras, aunque Ourense sea quizás de las provincias que menos tiene con 3 (compárese con las ¡20! de Guipúzcoa). Castrelo fue la pionera en el 99 y he participado en todas sus ediciones salvo el año que no se disputó el día 31. Un poco por tradición, un poco porque me queda la lado de casa seguí apostando un año más por esta prueba. Por disfrutar de los parajes de esta parte del Ribeiro y, por que no decirlo, sufrir sus cuestas.
Este año bajó un poco la participación en la categoría absoluta si lo comparamos con el año pasado (241 llegados frente a 309) pero se mantuvo en niveles de 2014 (253 llegados) por lo que parece que las 3 San Silvestres pueden convivir sin problemas. Espero que así sea, no me gustaría que desapareciera.


Este año volvió a cambiar ligeramente el circuito, menos duro que en ediciones precedentes y un poco más largo de lo anunciado. Decían 7400 m y a la gente le dio en sus GPS en torno a 7800. De todas formas, esta es una carrera para disfrutar. pasarlo bien y vivir el ambiente.
A pesar de que los dorsales tardaron muchísimo en darlos, hasta 30' antes de la salida no comenzaron con la entrega, no se produjo el gran retraso temido. Al final casi salimos a su hora.


La idea era correr parte de la carrera con mi compañero de club Romero. Ya sabíamos que el perfil iba ser duro así que nos lo tomamos con calma, al menos los primeros kilómetros.
La tarde estaba soleada pero muy fría, en las zonas sombrías se notaba la rasca. Aunque lo llevo mucho mejor que la lluvia, el frío seco no es problema, me gusta competir así.
De todas formas noté que me costaba entrar en carrera y nunca me encontré del todo bien. Cierto que a medida que transcurría la prueba me sentía mejor pero nunca tuve las mejores sensaciones.
Por delante tenía a los chicos de la escuela de triatlón, compañeros de equipo, que me servían de referencia, pero andan muy fuertes y no les di alcanzado. Creo que como consuelo fui el primero. o uno de los primeros, con gorro de Papa Noel, me parece :-D



Al final me quedó la sensación de que podría haberlo hecho mejor. Cruzo la línea de meta en el puesto 23º con 30'55". No está mal pero tampoco está muy bien.
Después de la carrera la típica chocolatada para entrar en calor, la verdad es que se agradecía.
Despedimos así 2016, a la espera de lo que nos pueda ofrecer 2017. De momento no ha empezado muy bien, en estos momentos ya llevo casi 3 días "off" por la gripe, catarro o lo que sea. Pero bueno, un pequeño bache en le camino, a ver si no tardo mucho en quitármelo de encima y puedo llegar bien al gallego de cross, que vuelve ser en mi casa y me hace ilusión.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Iván Docampo Lamargha  26:26
2º Iván González 27:44
3º Albino Fernández Atl. Arenteiro 27:48

Femenina
1ª María Ferreiro Burgas  33:21
2ª Ana Soutullo Burgas 33:47
3ª Patricia Álvarez Beariz Triatlón 36:03

No hay comentarios: