martes, 6 de mayo de 2014

I Duatlón popular de Tomiño

Tras una buena temporada más centrado en el atletismo tocaba volver al mundo del multideporte. Ahora con muchas ganas y nuevos retos por delante. Este año apenas había tocado la bici hasta prácticamente el mes de Abril pero poquito a poco fui recuperando sensaciones. No digo nivel, porque nivel en bici nunca he tenido ni la he entrenado nunca en serio, pero sí para poder disfrutar de estas modalidades deportivas.
La competición elegida para el retorno fue el I duatón de Tomiño, una prueba popular en distancia sprint pero con una bici corta (17 Km) A priori mejor para mí.
Pese a todo estuve a punto de no poder acudir. Entrenando en bici de carretera el día 1 festivo tuve un encontronazo con un perro que me llevo a probar el asfalto. Lo que pueden cambiar las cosas en un instante. Gracias al dueño irresponsable que lo dejó suelto raspones en manos, codo, rodilla, un guante roto y lo peor un golpe en la cadera. Afortunadamente a la bici no le pasó nada (fue lo primero que miré... si, creo que estamos algo mal :-)) y continué entrenando durante 2 horas más aunque con los dolores no lo disfruté demasiado.
Ya por la tarde la cadera me hinchó bastante y la bursitis resultaba un poco incapacitante pero, gracias al hielo, a la mañana siguiente ya estaba bastante mejor y puede hacer algo de piscina.
No las tenía todas conmigo cuando me desplacé hasta Tomiño. La verdad es que aunque estaba bastante mejor aún me dolía si hacía el gesto de correr. Hasta tenía un sobre-muestra de un gel frío que nos dieron en la Vig-Bay y se lo eché.
De todas formas iba mirar a probar y que pasara lo que fuera. Si no podía correr me dedicaría a animar a los compañeros y a saludar a la gente del tri que algunos ya hacía bastante tiempo que no veía.

Un grupo de ourensanos :-)

Tarde prácticamente veraniega en Tomiño, sol radiante y mucho calor. Me recordaba al duatlón de Porriño del año pasado. Estas condiciones no me van nada a priori pero bueno, este deporte es también adaptación.
Con este día no era necesario un calentamiento muy largo pero algo había que trotar. Molestias tenía pero trotar me permitía, veríamos luego si correr ya en serio.


Se da la salida, pronto el camino se estrecha y me quedo algo atascado pero hay tiempo de sobra. Hace demasiado calor y procuro reservar un poco. Las sensaciones son bastante buenas y el dolor llevadero salvo en el par de pequeños descensos que ofrece el circuito, ahí si que duele más al apoyar. de todas formas creo que el dolor me está haciendo correr más rápido, los apoyos son más vivos jaja



Este primer sector de 5 Km constaba de 2 vueltas de 2,5. Había salido bien hidratado y en la primera no tuve problema pero la segunda ya llevaba la boca seca. Suerte que había alguna sombra y luego en la bici podría beber.



Llegada a la transición junto a mi compañero de club Alberto, 18'19" parcial 48º. No sé si daba la distancia o no, Gustavo algo más de 15', supongo que si. De todas formas creo que está bien, además llegué con la sensación de haber guardado fuerzas.
La transición mala, lento y torpe. Nada nuevo aunque la de Carballiño fue peor. Habría que entrenarla y... comprarme unas zapatillas de triatlón.


Comienzo a pedalear, a mi ritmo. No me mato mucho a pillar grupo, primero intento hidratarme y luego recuperar sensaciones sobre las 2 ruedas. El recorrido constaba de 4 vueltas a un circuito demasiado corto (he leído que lo tuvieron que acortar por indicativo de tráfico aunque acertaron al dejar 4 vueltas y no meter una más) pero bastante entretenido.


Como ya había probado el asfalto esta semana me sentía algo inseguro. El punto de retorno era bastante peligroso porque estaba en un descenso que acababa bruscamente. En la primera vuelta casi nos lo comemos si no llega ser alguien que gritó a un compañero "quita el plato que ya viene el giro".


La cuesta la había visto antes al pasar con el coche, tenía cierta pendiente, no sabría decir pero también era corta. En mi caso lo de quitar el plato nada de nada. En bici no ando nada pero brutito también soy, el plato se queda. Subo unas cuantas coronas y lo asciendo de pie las 4 veces. 
Así van transcurriendo las vueltas. Me daban un poco de miedo los doblados (y los que me doblaban a mí) y las bicis de montaña, que ocupaban mucho y tampoco es que los carriles fueran muy anchos pero bueno bien. Conforme transcurría la prueba me iba encontrando mejor.


35'35" parcial 81º, 33'58" por el cuentakilómetros y media de 29,5 Km/h, no me voy a quejar, para lo entrenado aún le saco un buen rendimiento.
La segunda transición si que fue bastante buena. Además como ya había pasado lo peor me sentía más animado.




Sin embargo cuando empecé a correr si que tuve bastantes molestias en la cadera, debió de ser de la postura de la bici. Menos mal que sólo eran 2,5 Km.
Como ocurrió antes creo que el dolor me hizo correr más rápido. Me sentí con muchas fuerzas, iba adelantando gente fácilmente. 


Al último que llegué a cazar fue a mi buen amigo Miguel.


Momento cabrón





Así entre risas le robé la cartera al entrar a meta.
Muy contento con este último parcial 9'23" (29º) 
Al final 1h03'17" puesto 60º que no está mal.
Creo que todavía puedo mejorar un poco de cara al mundial de Pontevedra, al menos para no desentonar demasiado, porque visto el panorama está claro que voy tener que pelear por los últimos puestos pero con eso ya cuento y el mundial me motiva. La vida es demasiado corta para no hacer lo que hace feliz.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Gustavo Rodríguez  Cidade de Lugo Fluvial  51'45"
2º Nico Domínguez 53'16"
3º Brais Misa Atl. Porriño 53'21"

Femenina
1ª Aida Valiño Cidade de Lugo Fluvial  57'14"
2ª Marina González A.D Tri-Penta 1h02'27"
3ª María Martínez Atl. Porriño 1h04'42"

Fotos: organización, Ana María, Julia,

1 comentario:

Celina dijo...

Me encanta la frase con la que acabas la entrada! espero que la cadera ya esté perfecta y sigas robando carteras con ese estilazo, jeje. Un besote!