martes, 8 de abril de 2014

XV Medio Maratón Vig-Bay

No sabría si escribir una crónica de este año o hacer directamente un copy&paste y poner la del año pasado. Pocas diferencias hubo, quizás lo único que el año pasado lució el sol y este no. Por lo demás sensaciones muy parecidas, tiempo similar, cosas buenas y no tan buenas...
Al igual que el año pasado me fui a Vigo con la duda de si daría corrido o no, al igual que el año pasado estuve toda la semana con molestias, al igual que el año pasado me planté en Samil con muchas dudas y pocas ganas...  Que tengo algo cruzada esta carrera es algo evidente. Salvo una edición, creo que 2007 que fue todo bastante apacible, en el resto de las que he ido me ha pasado de todo, incluídas 3 o 4 veces me he quedado sin ir habiendo pagado la inscripción. Creo que le he cogido manía.
No le voy negar sus virtudes, que las tiene. Ni la organización es mala ni el recorrido es para nada feo, todo lo contrario. Y bueno, aunque no soy de multitudes, una competición que reuna más de 5000 personas en Galicia es una pasada. Las imágenes que nos dejó en la salida son espectaculares.


Sin embargo, si os soy sincero, yo disfruto más corriendo en una pista. Esto está bien y voy, y me apetece tomármelo como un entrenamiento acompañado, como una fiesta, pero empezando que ni ya la distancia es la mía, no soy capaz de ser competitivo en este tipo de eventos. Y ya no es que no me apetezca, o no me cuadre bien prepararlo, es que no me sale, no me motiva.
De todas formas elegí la Vig-Bay en vez de los 10 Km de Padrón el día anterior porque llevaba 2 semanas seguidas compitiendo y prefería tomarme este fin de semana de relax. Aunque pueda parecer extraño a alguien ajeno al mundillo, a mí me deja mucho más cansado un 10.000 en pista al límite de mi capacidad, a 3'45" el Km que correr 21 Km a un ritmo fácil de 4'15".

Y con estos condicionantes me planté en la línea de salida. Muchos conocidos y gente a la que saludar y muchísimo portugués también. Donde yo aparqué estaba rodeado. Me hizo gracia porque allí desplegaron sus banderas y parecía que tomaban posesión de la tierra. En fin... no digo más, que con esto de las banderas, nacionalidades, tópicos y demás a lo mejor hay gente susceptible y se me enfada.
Prefiero retomar el relato en la línea de salida. Bien situado, con la compañía de Pesca y Pirri, cerca de mis compañeros de equipo Fon y Anxo. Estaba cerca de la cabeza y hasta pude saludar a Yolanda, que me confesó que tenía mucho sueño porque sólo había dormido una hora (venía de la boda de su hermana) Y aún así no tuvo problemas para ganar.

Suena el himno gallego. Los últimos rezagados corren hacia la línea de salida (y eran unos cuantos) y poco después se escucha el bocinazo que nos hace ponernos en marcha.
Salida fluída. La más fluída de todas las Vig-Bay que corrí. Ni me estorban ni estorbo. Todo bien. En los primeros kilómetros voy cogiendo el ritmo, más pendiente de mis sensaciones y de si sentía molestias o no en el psoas, que en otra cosa. La verdad es que conduciendo hasta Vigo me molestaba pero corriendo ahora no. Iba cómodo de ritmo pero no disfrutaba demasiado. Me sentía raro.
El ritmo objetivo era en torno a 4'15" y lo iba cumpliendo. Un poco más porque pronto la carretera se empinaría y no me quería cebar. El globo de la liebre de 1h30' estaba a la vista.




Pronto me encontré con mi compañero de triatlón Jose Manuel y me dio algo de conversación. Por lo demás me distraía mirando el paisaje...
Pasamos el parcial del Km 10 en 42'41". Bastante lento pero la primera parte también es la menos favorable. Las sensaciones no eran muy buenas pero corría sin dolor y el tiempo que pudiera hacer me traía sin cuidado. Además las marcas no iban ser oficiales :-) (me río pero, sin entrar a juzgar a ninguna de las partes, es penosa la desavenencia entre la organización de la Vig-Bay y la federación de atletismo)
Acelero un poquito la marcha y alcanzo al globo de 1h30'. Me quedo un ratito detrás pero se iba muy incómodo, ya el globo resultaba molesto porque con el viento se movía y golpeaba a la gente pero luego es que además se formó a su alrededor un pelotón e íbamos demasiado apretados. En uno de los avituallamientos uno de los corredores se cruza y casi tira conmigo. Lo que faltaba ya, a ver si al final voy acabar lesionado de verdad.
Así que nada, pequeño acelerón y adiós al globo, mejor solo que mal acompañado.


En esas iba cuando bajando la cuesta que da a playa América me doy cuenta de que llevaba una zapatilla desatada ¡Tremendo desastre! ¿como es posible si yo siempre le hago 2 lazadas? Pues no me quedaba otra que parar.
¿Cuanto tiempo se tarda en atar una zapatilla? Nunca lo he cronometrado pero esta vez se me hizo eterno, veía pasar gente y gente y yo intentando apurar y cuanto más apuraba peor.
Le hago la lazada, hago el amago de levantarme pero dudo y pienso. No, mejor le hago otra por si acaso ... y luego otra. Al final le hice un triple nudo.
En fin... para matarme , si.
Total, que hasta al globo de la 1h30' le dio tiempo a pasarme de nuevo.
Empiezo a correr con rabia pero al mismo tiempo me digo Furi no te calientes que queda mucha carrera y aquí hemos venido a entrenar.
Me noto corriendo rápido y sin embargo no recorto la distancia con la liebre. ¿Pero esto que es?
Llegamos al punto de giro cuando se vuelve tomar camino de Baiona y en ese momento me pasa mi compañero Anxo. Cometo el error de no ir con él pero iba bastante rallado y además me empezaba a doler un pie, supongo que no estaba apoyando bien.


Aún encima me quedo solo y en esta parte sopla viento en contra. El peor momento de la carrera para mí.
Pasamos un control que no estaba en el km 15 como sale en las clasificaciones sino en el el 14 y pico, 1h02'14".


Entramos ahora a rodear Monte Lourido y la cosa va a mejor. Adelanto alguna gente y poquito a poco vuelvo a coger ritmo.
Salimos a la Ramallosa, 5 km por delante y la cosa se acaba. Baiona ya se divisaba grandota en el horizonte.
Seguía adelantando gente y encontrando a algunos amigos entre el público.
A falta de unos 4 Km alcanzo a la liebre del globo que al final se ha medio parado. Ya me parecía a mí que llevaba un ritmo más fuerte que el que indicaba.
Con la meta cerca y yendo bastante fresco apreté un poquito el ritmo. El parcial de los últimos 4 Km fue bastante bueno 4'09", 4'09", 4'10" y un último Km y 100 metros en 4'20".


Pues nada, bien, un tiempo que no es nada del otro mundo, pero bien: 1h29'22" (479º), 3" mejor que en Carballiño aunque un poquito peor que el año pasado en esta carrera, claro que si tenemos en cuenta el tiempo que estuve atando la zapatilla seguramente hubiera bajado de 1h29'
No me quejo, para ir así en plan rodaje está bien. Si fuera a competir sería otra historia pero como de lo que se trataba era de pasar la mañana lo doy por bueno. Es cierto que no disfruté demasiado pero al menos llegué a meta entero y bien.
Luego de recoger mis cosas, hablar un poco con Pesca, saludar a Sara que hizo MMP y a María que debutaba, cumplí con la tradición y fui a remojar mis patas al mar. Eso si que me prestó.
Poco más que contar, de momento no hay objetivos de competición a la vista así que toca entrenar y prepararnos bien para más adelante.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Alejandro Fernández  New Balance 1:06:45
2º Daniel Bargiela  Bikila 1:08:34
3º HAssan Lekhili  Ourenrunning  1:09:12

Femenina
1ª Yolanda Gutiérrez  New Balance 1:23:43
2ª Sara Pérez  Comesaña S.C. 1:25:46
3ª Águeda Blanco  Comesaña S.C.  1:27:59

No hay comentarios: