lunes, 26 de septiembre de 2011

XIII Carreira popular 'Festa do Marisco' - O Grove

Este fin de semana tocó una 'competición para descansar'. Si, ya sé que suena un poco extraño pero la sensación que me daba era esa. Este domingo estaba dudando entre ir correr al Grove o quedarme en casa y salir en bici. Al final estaba un poco 'cansado' y ganó la primera opción, quiero decir que estaba un poco saturado de entrenos largos y me apetecía más un esfuerzo corto pero más intenso. Y todo esto porque a 7 días vista está la maratón do Miño y he tenido la inconsciencia de inscribirme.
De la maratón no voy hablar demasiado, fue una de esas venadas que me dan de vez en cuando. No tengo demasiadas pretensiones, ni siquiera acabarlo, sólo quiero saber como es una maratona por si algún día se me da por correr de forma más seria.
De la carrera que ocupa esta entrada diré que la condiciones acompañaron y nos regalaron un bonito día de ¿otoño?, con calor y todo, aunque tampoco muy excesivo. 


El entorno por supuesto precioso, sobre todo ahora que se respira cierta tranquilidad una vez que se han acabado las visitas en masa de veraneantes.

 
 

El viaje la verdad es que me dio cierta pereza pero una vez allí mereció la pena. El único 'pero' es que la distancia es muy corta y mientras corres no te da tiempo a fijarte mucho en el paisaje, por lo demás, un auténtico lujo.
Para nuestra salida no había una hora fija y dependía de cuando acabaran las carreras anteriores del resto de categorías, así que el calentamiento fue un poco a ojo. Decían que más o menos saldríamos sobre las 11:15 así que a sobre las 10:40 me puse a trotar, más vale que sobre que que falte. La que luego sería ganadora también estaba calentando, hay que fijarse en lo que hacen los buenos (o buenas, que no estaba nada mal la chica :-)) para aprender. Entonces no había mucha diferencia en los ritmos, luego si. Inagotable la cantera portuguesa en cuanto a fondistas femeninas, 7ª absoluta la chavalita que ya porta apellido ilustre.
Un poco más tarde me encontré a Pablo Feijoo y ya seguí calentando con él. Al final la salida no se daría hasta las 11:30 pasadas.
Debajo del arco había piernas con mucha calidad (Hassan, Akka, Platas, Rafael Fuentes...) y en una cantidad nada despreciable, con cerca de 300 corredores. La salida incluso resultaba un poco estrecha y hasta la llegada al puente que cruza a la isla de La Toja (o A Toxa o Louxo, como gustéis) no se podía correr de forma desahogada.
Durante el calentamiento no me encontré muy bien de sensaciones -el día anterior me había dolido la cabeza, espero no estar pillando nada- así que intenté salir tranquilo para disfrutar del día y el recorrido. Más o menos la idea era cubrir la distancia a un ritmo ligeramente inferior a los 4 min/km pero sin exprimirme tampoco demasiado.
En general la gente en estas carreras sale muy rápido (eso y que cada vez hay más gente que corre más) así que, a pesar del 3:55 del primer km,  a esas alturas marchaba en posiciones bastante retrasadas. Con esto un poco ya contaba, y también sabía que con sólo mantener el ritmo la propia carrera me devolvería a puestos en los que me suelo mover. No había por qué ponerse nervioso ni pensar que iba peor que otras veces.
Mientras tanto disfrutaba del paseo por la isla y los recuerdos que venían a mi mente de los veranos de mi infancia. La verdad es que no ha cambiado mucho, o a lo mejor si, pero por lo menos la encuentro reconocible. Quizás el pinar no sea ya tan grande, no lo sé, pero por lo menos aún se conserva en buena parte. Otros lugares míticos de mi infancia están totalmente transformados y no para mejor precisamente.
Entretenido en el entorno y con el piloto automático puesto sigo clavando el mismo ritmo con el que comencé la carrera, km 2 y 3 a 3'55. La visita es rápida pero da tiempo a ver algunas cosillas como la ermita de la conchas que de pequeño siempre me llamaba la atención. Además, lo bueno de ir corriendo, es que no tienes que soportar  a las vendedoras de recuerdos, que no sé ahora, pero antes se pasaban un poco con el 'marketing directo'.
Hacia mitad de la carrera cambiaba la superficie del recorrido, dejamos el asfalto y nos adentramos en el pinar. El perfil se hace más ondulado pero también más entretenido. Si hago caso de los carteles que marcan los kilómetros este 4º, por el medio del pinar, me saldría a 4'31". Que me parece demasiado porque no noté una caída del ritmo y, por el contrario, remonté unas cuantas posiciones.
Ya la última parte del recorrido consistía en volver por donde habíamos venido. Sin problemas hago el último kilómetro y 200 m en 4'38", aflojando un poco al final porque no me apetecía entrar en el juego de esprintar -además de que tampoco tenía mucha chispa-
En resumen, 25'09" y puesto 85º, resultado más bien discreto y sensaciones regulares. Aunque por una parte me parece normal no sentirse cómodo sobre distancias cortas al haber estado haciendo últimamente montaña y rodajes largos, por otro tengo la sensación de que los últimos entrenamientos no acaban de traducirse en una mejora de mi estado físico.
Bueno, en todo caso me quedo con haber pasado una bonita mañana con posterior visita a la playa de la Lanzada incluida :-)


 

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Hassan Lekhili  OAAP 19:20
2º Akka Essaadaoui  19:26
3º Gustavo Platas  Y para correr Lugo 19:43

Femenina
1ª  Ercilia Machado S.C. Braga 20:54
2ª Filomena Costa  S.C. Braga  22:13
3ª Míriam García  Gimnástica Pontevedra 23:55

Por otro lado como sabéis este fin de semana han sido los campeonatos del mundo de duatlón en Gijón. A mi pesar no pude acudir porque ahora mismo me salía del presupuesto pero si participaron unos cuantos amigos míos y lo mejor es que ¡mi mono se ha proclamado subcampeón del mundo! jejeje
Portado por mi buena amiga Iria que le ha sabido sacar mejor partido que yo.  Gran atleta y gran persona. Como dice ella le hubiera gustado ganárselo con más competencia pero ahí queda eso, ¡enhorabuena!

 3ª por la izqda.

8 comentarios:

davidiego dijo...

alquilas el mono??

esa maratona es para acabarla!!

suerte y fuerza!

Furacán dijo...

No lo alquilo, se le he prestado por amistad pero visto el resultado a lo mejor no era mala idea, alquilo mono con superpoderes jaja

Celina dijo...

Qué fotos tan bonitas! enhorabuena a tu compi, eso del mono lo vas a tener que estudiar a fondo, jeje. Mucho ánimo, aunque las sensaciones sean reguleras estás que te sales, haces de todo y encima bien! un beso grande y suerte para la maratona

Celina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xocas dijo...

La última vez que fui por La Toja, la técnica del márketing directo e intrusivo seguía plenamente vigente :-D Bueno, después de buscar la chispa, ahora toca completar la maratón como un señor. ¡Fuerza y suerte!

Marieta dijo...

Tenemos que negociar a cuanto alquilas el mono ;-)

Por cierto, igual dejo de leerte, porque me estoy furacanizando y compito todas las semanas como tú...me va a salir por un pico el tema...y encima me voy a cansar mucho

Mildolores dijo...

A una Festa do Marisco iba a ir yo a correr!! Sí, sí.

Furacán dijo...

Celina, muchas gracias! a ver que pasa.

Xocas, no sé, es una jaramugada pero bueno, a ver que sucede.

Marieta, jaja no te saldrá tan caro, es todo buscar pruebas low cost :-)

Mildo, jejeje pues no lo probé!