lunes, 13 de septiembre de 2010

Triatlón doble olímpico Santibañez de Vidriales

Estaba dudando si hacer esta crónica ahora o dejarla para dentro de unos días, cuando los sentimientos se asienten un poco. Supongo que lo mejor sería la segunda opción pero con todas las muestras de apoyo que he recibido estos días creo que también os merecéis saber el resultado sin tener que esperar demasiado. Ya aviso que muchas de las valoraciones que hago ahora quizás las vea diferentes en unos días pero bueno, ahora mismo es como lo veo...
Agarraros que va para largo, lo voy dividir en capítulos para que se pueda leer a los pocos.


Capítulo 1 - La previa o como pasar de tener mariposas en el estómago a un plato de espaguetis

Los días anteriores a la prueba los pasé con la sensación de llevar los deberes hechos. Sí, claro que en algunos aspectos el entreno era insuficiente, me hubiera gustado meter mucha más bici por ejemplo, pero era lo que había y si no equivocaba los ritmos estaba seguro de que me daría para acabar y bien, y cuando digo bien me refiero a bien de sensaciones ya que los tiempos en este tipo de pruebas me la traen floja. 
Ahora tan sólo se trataba de cuidar esos pequeños detalles que pueden echar al traste todo el trabajo. El día anterior empece a hacer el equipaje  y a anotar todo lo que me hacía falta, la comida y la estrategia de carrera. Repasé una y otra vez la lista y todo parecía ok. 
El sábado a las 16 horas, despues de presenciar la fantástica victoria de Javi en el campeonato del mundo de triatlón partimos hacia tierras castellanas. De los 5 del equipo que participamos 3 fuimos en la bearizgoneta y los otros 2 con sus familias. En la furgalla Javi Anta, Jose Manuel Vázquez y yo.

 Javi

Tras un viaje entretenido llegamos a Santibañez, pueblo pequeñito, de esos que hay por Castilla, con algunas casas de adobe e incluso una de lata (!) que me hizo mucha gracia.


Dimos una vuelta y luego fuimos al albergue a recoger los dorsales. Mucho movimiento y ambiente triatlético. Gente finísima, cabras espectaculares en las bacas de los coche y primeras sensaciones q.c.p.y.a (qué coño pinto yo aquí) para nosotros.
Aunque la anécdota del día se la llevan unos paisanos del pueblo que al ver nuestra furgo comentaron: estos deben ser vascos, de Bearritz :-D
Recogemos todo en el albergue y nos llevamos la bolsa para meter el material de la T2.
Primer contratiempo para mí, voy meter las zapatillas y veo que una está sin plantilla. ¡Sock total! nunca me había pasado tal cosa. Desde hace tiempo uso plantillas ortopédicas para correr y las voy cambiando por las diferentes zapatillas que uso. No sé como ocurrió pero ocurrió, sólo le metí la plantilla a la zapa del pie derecho y la izquierda la traje así a pelo.
Mazazo total, ¿y ahora como corro yo mañana 20 km? Me quedé hundido, en ese momento sólo se me ocurrió sacar la plantilla de la zapatilla que llevaba puesta y metérsela a las asics noosa pero la solución no era demasiado buena porque le quedaba muy justa y presumía que me haría daño al correr.
En fín... mis compañeros trataban de animarme pero yo ya me quedé medio chafado.

Luego asistimos a la reunión técnica donde nos acojonaron un poquito con el tramo de los 9 km bacheados (que sí que era una pasada los boquetes que había pero yo ya pensaba que había que ir en plan ciclocross o bajarse de la bici)
Después de todo esto tan sólo nos quedaba resolver un último asunto, resulta que gestionamos fatal el tema del alojamiento y ya no encontramos sitio en Santibañez sino que nos quedamos en Sanabria. Eso estaba muy bien para ir por la mañana a la salida sin madrugar tanto pero... ¿cómo íbamos hacer luego en la meta? Había que encontrar a alguien que fuera ver al lago la salida y se ofreciera a traernos la furgo de vuelta a Santibañez.
Como del Fluvial de Lugo iban muchos y preferíamos meter la furgo en manos de alguien más o menos conocido le había preguntado a Saleta si ellos iban traer acompañantes que no corrieran. De Saleta ya es conocida su calidad como atleta pero cómo persona no se queda atrás, al final de su club no había acompañantes libres salvo un chico que no tenía carnet, pero se molestó en buscar quien nos pudiese resolver el problema.
No voy a contar aquí todo el rollo de conversaciones con distinta gente que tuvimos pero al final resolvimos el problema y a la mañana siguiente un oficial de triatlón nos trajo la furgo hasta meta. ¡Muchas gracias!
Con todo más o menos resuelto nos fuimos al hotel para cenar y descansar para mañana.
No tengo costumbre de cenar pasta y soy escéptico con respecto a su influencia en el rendimiento pero como mis compañeros la pidieron y el resto de platos tampoco me llamaba la atención accedí.
Luego subimos a las habitaciones, yo la compartía con Jose Manuel. Pasamos un rato navegando por internet desde nuestros pc's y luego a dormir...
O a intentar dormir porque yo me sentía hinchado como un burro. La próxima vez cenaré otra cosa o me traeré la cena de casa, ¡no más pasta!¡Paleodieta si hace falta!


Capítulo 2 - Domingo 12: desayuno, risas y viaje al lago

A las 7 y pico ya estábamos en pie. Bajamos a desayunar a la cafetería. A esas horas había poca gente, una pareja de la guardia civil y otro participante en el tri con su familia, En la televisión, que por cierto tenían a un volumen altísimo, estaban echando Epi y Blas.
Entre cafés y tostadas aún echamos unas risas con lo trallado que está Epi, aunque no sé si tanto como nosotros.
Tras el desayuno montamos todo en la furgo y para el lago: 14 km de carretera. Por el camino vimos muchos triatletas a bordo de sus monturas, algunos iban a la transición con sus mochilas y otros ya estaban calentando. Nos preguntamos si realmente será útil o necesario hacer esto pero bueno allá cada uno.
En un primer momento nos pasamos del desvío de la transición y sino llega ser porque veíamos a otros triatletas en sentido contrario y porque al final encontramos a Nacho y Pablo hubiésemos dado la vuelta al lago. ¡Menos mal!
Una vez allí el tiempo nunca sobra: montar las bicis, probarlas, coger todo el equipo, echarse protector solar y vaselina... al final siempre el tiempo justo.
Pasamos el control de material (es la primera vez que me miran el casco de forma tan analítica, ¿será por los baches? :-)) dejamos la bolsa en el guardarropa y nos enfundamos el neopreno.
A pesar de que no somos muchos participantes (158) se hacen salidas separadas. La nuestra, la última a las 10:15.

Capítulo 3-  Comienza la fiesta: la natación

2 vueltas a un triángulo de 1500 m en el lago. 


Preciosa, la natación más bonita que he hecho nunca en un tri, una maravilla de entorno, agua tranquila como una gran piscina y caliente (20,5 º)
Suena la bocina y se da la salida, ya no hay vuelta atrás. ¡Vamos allá!

Empiezo muy tranquilo, concentrándome en la técnica y en deslizar. Muy muy relajado, la primera vuelta la hago en grupo aunque sin muchos golpes.
La orientación no es problema salvo de la 2ª a la boya de la salida que pegaba el sol de frente y no se veía nada, pero bueno que tampoco tenía mucha pérdida.

La segunda vuelta la hice más en solitario y de nuevo sin problemas, relajado y disfrutando mucho. Me dio pena acabar, hubiese seguido jaja

Pongo pie a tierra y empiezo a subir por la rampa, 58'06", posición 18º de mi grupo de edad y 60º de todos los grupos. Para mí está muy bien y estoy muy satisfecho.

Capítulo 4 - La T1


Con mucha calma para hacer las cosas bien, lo primero quitar el neopreno y las gafas y dejarlas bien guardaditas en la bolsa, no vaya ser que me pierdan las cosas. Luego ponerme calcetines y ajustarlos muy bien. Usé un modelo de una casa inglesa 1000 mile y me fueron estupendamente. Por último ponerme el casco, las gafas, zapatillas y salir pitando...
o eso pensaba yo porque por el pasillo se engachó una bolsa de otro participante con el pedal de mi bici y tuve que parar, recogerle el neopreno y dejárselo en su sitio.

Capítulo 5 - Ciclismo


Recorrido en línea. supuestamente 82 km con bastates repechos, buen asfalto salvo 9 km muy malos y poco tráfico. Este era el perfil.


A mi personalmente me gustó bastante, recorrido entretenido, por perfil no me pareció demasiado duro, salvo un puertito de 3 km se hacía todo en plato.

Salgo de la transición y las piernas parece que responden. Meto plato y a rodar. el objetivo encontrar mi ritmo, ir cómodo y no cebarme demasiado que luego supuestamente había que correr.
Había dividido mentalmente el recorrido en 4 partes de 20 km como si fueran 4 triatlones sprint.
Los primeros 20 km hasta Palacios de Sanabria aproximadamente se me hicieron muy divertidos, era un terreno de repechos con sus respectivos descensos. se podía ir bastante rápido. Sin forzar nada, acordándome de comer y beber, pasé por el km 20 en menos de 40' a una media superior a los 30 km/h
De vez en cuando iba algún que otro ratillo acoplado, no tanto como quisiera porque todavía no estoy acostumbrado a la postura pero bueno para saborear un poco lo que es el triathlon (el original, con h) me llegó.
Del 20 al 40 también fui bastante rápido. Hombre, para mi y mi nivel, está claro que me pasó gente, entre ellos muchas cabras espectaculares pero vamos que alguna también adelanté yo y mi bici de 500 euros sacó su orgullo frente a tanto pepino.
Mi previsión inicial era hacer sobre 3 horas en la bici y en el km 40 iba por debajo del tiempo previsto. Decían que la segunda mitad es más fácil así que la cosa invitaba al optimismo. De piernas iba muy bien, muestras de cansancio ninguna y de momento iba bebiendo y comiendo bien. El único pero es que ya empezaba hacer bastante calor.

Del 40 al 60 cambió el cuento, cada vez se levantaba más viento en contra y era bastante constante, el paisaje castellano es bastante abierto y no había mucho resguardo. La media de velocidad comenzó a caer. en las subidas el cuentakm empezó a marcar dígitos que no había mostrado en toda la prueba y las bajadas ya ni parecían bajadas.
No me quise cebar ni desanimar, todo lo contrario, seguir mi ritmo y las sensaciones para no llegar desfondado a la carrera. En este tramo me adelantó bastante gente. Alguna cabra que yo había pasado antes y mi compañero Javi Anta que en bici va como un tiro.
Llego al km 54 donde estaba situado el último avituallamiento de bici y era el preludio del tramo bacheado de 9 km que tanto miedo nos había metido.
En verdad la carretera está en muy malas condiciones y hay unos boquetes impresionantes pero bueno yo ya pensaba que sería algo peor. Hay unos 2 km en los que el asfalto está muy rugoso al estilo del tramo que hay en la marcha de Ponteareas, muy incómodo para rodar, de hecho lo único que hice fue levantar el culo del sillín y dejar de dar pedales. Es una pena que esté así porque con buen asfalto ayer que había viento a favor y el terreno era descendente se tenía que volar.
No voy echar la culpa a la organización porque no sé si hay otra alternativa, imagino que no, y bastante hicieron con señalizar los boquetes gordos con pintura pero esa carretera es una vergüenza. No sé que harán los habitantes de Villalverde, un pueblecito que queda en el medio de esa pseudocarretera pero o tienen todos 4x4 o ya se dejarán una pasta en amortiguadores.
Por suerte no todos los 9 km son igual de malos, en algunos se puede rodar un poco aunque siempre con mucha precaución por los boquetes y atento a la posibilidad de pinchar, que no fueron 1 ni 2 los que lo hicieron.
Acabada la tortura en el km 63 se pasa de nuevo a una carretera buena y a afrontar un pequeño puertecillo. el único del día que merece tal nombre aunque sólo tendría en torno a los 3 km de ascensión y unos 80 m de desnivel, pero bueno tenía unas rampas que llamaban a meter plato pequeño. ¡Yo incluso tuve que meter todo el desarrollo un momento que me dio un calambre!
Fue el primero del día y en bici no se volvieron repetir, hacía ya mucho mucho calor. Seguí bebiendo y comiendo aunque ya empezaba anotar que el estómago no iba fino y no me entraba mucho líquido. Aún así me tomé un gel para esta última parte de la bici.
Ahora se suponía que era todo cuesta abajo hasta Santibañez. ¡Pues no se notaba! Puñetero viento, no había forma de pillar velocidad. Llaneando ya me costaba pasar de los 30, que horror.
Sobre el km 70, antes de llegar a Ayoó de Vidriales alcanzo a mi compañero Jesús que había sido el primero en grupos de edad en salir del agua, luego no pudo acabar el tri pero ¡ahí queda eso!
- ¡Ánimo, que sólo quedan 12 km y se acaba la bici!
Sigo mi camino y mi pelea contra el viento hasta el desvío hacia Rosino de Vidriales, pestosísimo se me hace, no daban pasado los km.
Al llegar al devío cambia todo de nuevo, viento a favor y últimos 3 km para volar. Al menos acabar con buen sabor de boca, me acoplo y veo al cuentakm subir hasta los 40 y pico, je a buenas horas...
Entro en Santibañez, me desabrocho los velcros y llego a la transición. Bici completada. Son las 2 y media, el primero acaba de llegar y ahora entraba en meta David Castro. Que suerte ya haber acabado, a ver quien corre ahora 20 km con el calor que hace.
Total bici: 3h07'36" 83,31 km,  26,78 de velocidad media y 53,6 de máxima Pobre, pero creo que si no fuera el viento hubiera rondado los 29-30 por hora.
El parcial oficial 21º de mi grupo de edad, 75º de todos los grupos,  3h12'16" (si, me dejé un mundo en las transiciones)

Capítulo 6 - La T2

La transición fue larga porque tenía que hacer bastantes cosas, me quito el maillot del club, el casco, me pongo gorra, le quito la plantilla izquierda a la zapa de ciclismo y se la meto a la de correr, al principio no entraba muy bien pero luego, tras varios intentos consigo ajustarla. ¡A ver si funciona! que sea lo que Dios quiera. Salgo a correr.

 Capítulo 7 - La carrera

Empiezo a correr y las piernas están sorprendentemente frescas. El calor me preocupaba porque sé que no se me da bien. Incluso una media maratón normal en esas condiciones sería muy difícil para mí pero bueno hay que echarle lo que hay que echarle.
El circuito consta de 2 vueltas de 10 km, la primera parte por un camino de tierra con polvo y piedras sueltas, el resto por una carretera.


El perfil es sinuoso sin grandes rampas pero lo peor es que en los 20 km no hay una sola sombra.


Mi idea inicial es correr hasta cada avituallamiento, pararme, beber con calma y caminando y luego volver a trotar.
Empiezo bien, trotando por debajo de los 5' el km. Llego al avituallamiento del 2,5, camino,  bebo, me remojo y vuelvo trotar.
Acaba el caminito de tierra y se pasa al asfalto, sigo corriendo, paso el km 5 en torno a los 24'. Ya estaba un cuarto de la carrera hecha pero...
Primera complicación, un calambre en un isquio me obliga a caminar unos cuantos metros antes de llegar a Villaobispo. Me vengo abajo, iba tomarme un gel pero resulta que he perdido los 2 que llevaba. Un palo más.
Tras unos minutos caminando (y bastante despacio además) me recupero del calambre y puedo volver a trotar. No volvería tener más calambres. Del 5 al 6 hago 6'22"
Llego al siguiente avituallamiento, tengo mucha sed, bebo y me refresco pero no me calma la sed.
Poco despues la debacle. Siento el estómago muy mareado, parece una lavadora, lleno de líquidos...
Me paro, me dan naúseas pero no logro vomitar, sigo caminando bastante despacio. Parece que se me pasa...
Me vuelvo poner en movimiento. Nada, de nuevo lo mismo, al poco de trotar, ganas de vomitar, muy mareado, muy mal.
Me hundo, totalmente, no merece la pena este sufrimiento, lo dejo, lo dejo al acabar la primera vuelta, llevo sólo 7 km, me quedan 13, demasiados...
Del 7 al 9 tardo casi 14' (13'55") imaginaros. Tan sólo troto un rato porque estaba un fotógrafo y le dije si vas hacer foto que sea corriendo.


Capítulo 8 - Push hard and never stop.

"Just keep happy and you will enjoy the day!  Push hard and never stop.... cheering for you!" - Esto me lo escribió en un mail Bree Wee, una de las pros que más admiro y una persona absolutamente extarordinaria. Es sólo un ejemplo podía daros más, mucha gente me ha escrito, llamado y dejado comentarios en el FB. Cada uno ha contado, ha sumado, me ha dado una fuerza extra, Los recordé, me acordé de todos vosotros. Sin esa pequeña pesa a un lado de la balanza el resultado quizás habría sido distinto.
Me acordé también de mí, de todos mis entrenos, de toda mi carrera, de mi vida... que ya está bien de fracasos este año, que no, que simplemente me MEREZCO acabar. Y mi club el Beariz Triatlón, que me ha apoyado siempre, y su presi Floro que ha confiado en mí. ¡Tenía que acabar!
A partir del 9 volví a correr o a hacer que corría ( a 6' el km), completé la primera vuelta, me dieron la pulserita y a por los últimos 10 km
Al volver al caminito de tierra me volví marear y volví parar, menudo calvario. Me adelanta mi compañero Jose Manuel, se extraña de verme caminando y me pregunta que me pasa.
-El estómago, voy mal, ánimo y tira para adelante.
Llevaba un buen ritmo, su debut en la distancia en el primer año en el tri a nivel federado. Un crack.
Sigo muy tocado a nivel moral pero decidido a acabar aunque sea caminando.
Llega hasta mi altura un triatleta, de Valladolid creo, y me propone ir corriendo hasta el avituallamiento.
-Venga va, a ver si aguanto.
Llegamos allí, nos paramos a beber y a refrescarnos. Los voluntarios nos animan, siempre nos animan. Un 10 para ellos.
-¡Vamos campeón que ya queda menos!
A todos aunque seamos unos paquetes, siempre una sonrisa en la boca. Es cierto que los avituallamientos no eran muy variados, sólo agua e isotónico, pero sólo la calidez humana y las sonrisas valen mucho más. GRACIAS!!
Despues del avituallamiento me sentí un poco mejor y pude correr un buen rato. Por un momento incluso pensé que podría llegar hasta meta corriendo porque cansado la verdad no estaba mucho, pero fue una vana ilusión porque en un segundo la situación daba la vuelta y volvía sentir vómitos.
Estaba claro que mi estómago no daba asimilado la bebida pero por otro lado tampoco podía dejar de beber, hacía tanto calor y tenía tanta sed...
Como ya tenía todo perdido me tomé un powershot de cola que tenía en el top, no me sientan las cosas con cafeína pero a ver si me hace algo o sino que me haga vomitar de una vez que quedaría bien.
No sé si fue efecto psicológico pero del 14 al 15 al menos puede hacer 5'52"
5 kms, no parecen nada, pero a veces son casi un mundo.
En el 17 me vi que acababa pero lejos de alegrarme lo que sentí es que se me agotaba la capacidad de sufrimiento, era cuesta arriba y creo que hice hasta el 19 andando. No encontraba motivos para volver a correr.
-Que le den, estoy harto, esto no merece la pena. Paso de la larga distancia.
Llega el 19
-Bueno, pues por un km que queda habrá que hacerlo corriendo. 
Recibo los ánimos de unos Lagunak que venían de recoger sus cabras y llego ya a la zona de boxes. Las voluntarias de las pulseras me preguntan si tengo que dar otra vuelta.
-Niña nooo!!! ¡antes elijo muerte!
- Pues entra en meta
Pocas veces he cruzado una línea de meta y no he sentido alegría, esta fue una de ellas.
Sergio estaba de espectador en las vallas, me anima.
No puedo ni sonreir, demasiado sufrimiento y del malo, del no buscado, del que no se disfruta. Tengo llegado más exhausto pero con la sensación de haber dado lo que tenía, aquí me he quedado con la impresión de no haberlo podido dar.
2h03'00" de "carrera", parcial 21º de mi grupo de edad, 69º de todos los grupos.
6h13'22" de triatlón, 23º y penúltimo de mi grupo de 30-34M., 73º de todos los grupos. Clasificado para el campeonato de España de Ibiza (jajajajjaja) Estaba para hacerlo mucho mejor pero... ¡Bienvenido a la larga!
Tan pronto cruzo la meta me voy tumbar a la sombra, me dicen que estoy pálido, que tengo mala cara... ¡y como no la voy tener!


No pude comer nada, hasta unas cuantas horas después cuando me tomé una coca-cola en el camino de vuelta a casa no volví ser persona.

Conclusiones.
  • Iba para aprender y aprender he aprendido. En primer lugar que en este tipo de pruebas con cierta duración en el tiempo hay un factor muy importante que es la comida y la bebida. Ya lo sabía claro, muchas crónicas he leído de gente con problemas de estómago que se ha tenido que retirar o ha acabado a duras penas muy alejados de sus objetivos iniciales. Por supuesto que en un IM la probabilidad de que algo de esto falle es mucho mayor ya que son más horas y necesitas ingerir más calorías pero bueno ya he visto que en un doble también sucede. Creo que la única solución es la experiencia, ver que te funciona y que no y en qué circunstancias. A lo mejor lo que te va bien en una ruta larga de bici no te va bien a pie.
  • Lo de la cena de la pasta para mí ha sido un error aunque no voy decir que fuera la causa, no lo sé.
  • También tengo claro también que el circuito de carrera a pie como este no me va, nunca se me dio bien hacer largas tiradas con calor, pierdo mucha agua y no la doy repuesto. Aún sin problemas calculo que estaría sobre 1h40', no mucho menos. No sé hasta que punto podría entrenarlo o educar a mi organismo a que funcione en esas condiciones.
  • La natación bien, se notaron esas travesías y me noté cómodo en el agua, entrenando 1 día  a la semana no puedo pedir más.
  • La bici aceptable para el entrenamiento que llevaba encima, mejorable en muchos aspectos, habiéndome acostumbrado más al acople por ejemplo. Creo que podía haber apretado un poco más sin merma para la carera a pie pero eso es una incógnita porque no pude apenas correr. Fue un error llevar el maillot encima del top, al principio bien pero luego pasé demasiado calor. Cosas que cambiaré si vuelvo.
  • No puedo perder 5' en las transiciones. Vale que es un doble olimpico y tenía el tema de la plantilla ¡pero es demasiado!
  • Las perneras de compresión funcionaron excelentemente, las volveré usar en distancias largas.
  • Sobre la prueba en sí decir que en mi opinión la organización es muy básica, el precio es caro sobre todo teniendo en cuenta lo que ofrecen pero ME ENCANTÓ por la simple razón de que encontré lo que buscaba: una prueba sencilla no masificada en la que el resultado fuera la lucha de cada uno frente a las circunstancias. No vi drafting por ningún lado, el recorrido de bici salvo los km de baches me gustó mucho, paisaje incluido. La carrera a pie ya dije que no me va este circuito pero es el que hay y lo acepto, no me pareció tan feo como decían, eché en falta sombras pero me traigo el buen sabor de los ánimos y las sonrisas. Lo básico lo encontré, luego que no haya camiseta de finisher, ni avituallamientos muy surtidos, ni medallita ni cosas así son cosas accesorias que se agradecen si las hay pero tampoco me importan
  • Si se agradece mucho el ambiente familiar y el trato cercano aunque creo que deberían, y eso no va sólo por esta prueba porque es lo habitual en casi todas, vigilar más el material de boxes.
  • Como conclusión final: me quedaron ganas de volver el año que viene :-)

Clasificaciones
Élite masculina (completas aquí)
1º Pedro Gomes Olímpico de Oeiras 4:08:25
2º David Castro Fluvial Lugo 4:13:19
3º Raúl Amatriain Lagunal  4:19:47

Élite femenina (completas aquí)
1ª Saleta Castro  Fluvial Lugo 4:51:22
2ª Estefanía Gómez Lagunak 4:54:40
3ª Agnes Kay Eppers Fluvial Lugo 5:05:20

Grupos de edad
Conjunta masculina (completas aquí)
1º Alfonso González 4:39:48
2º Miguel Daporta Olímpico Vedra  4:40:05
3º Pedro Quintela  Compeed Tri Oeste 4:46:43

Conjunta femenina (completas aquí)
1ª Sonia Quintela Compeed Tri Oeste  5:25:26
2ª Merce Magem C.N. Manresa 5:27:35
3ª Vanessa Pereira Tri-Oeste 5:31:22


Galerías de fotos: Lopenta

17 comentarios:

Oscarunin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Oscarunin dijo...

sencillamente... impresionante
como tu bien dices, cuando asimiles todo pensaras de otro modo, o no ! pero para resumirlo en una frase coloquial...
que te quiten lo bailao
(y lo nadado y lo pedaleado y lo corrido)
noraboa , eres mas crack cada dia !!

por cierto.. lo de la hidratacion me pasa tambien a mi.. en esas largas distancias con calor.. no se si dare rehidratado al ritmo que me deshidrato (por desgracia el vaciamiento gastrico tiene su ritmo)

CiegoSabino dijo...

Bueno, pues si a pesar de todo te quedaron ganas de volver será buena señal ¿no?, jajaja.

Yo lo hice en el 2007, también en 6:16 y menos lo de los problemas de estómago es como si lo estuviese haciendo otra vez. La natación una auténtica gozada, cuando yo fui daba un poco de miedo meterse en el agua a esas horas pensando que estaría fría, pero se estaba mejor en el agua que fuera, jeje.

En fin, que me alargo, bienvenido a la LD y sus "problemillas".

Angel dijo...

Lo importante era acabarlo, y lo has acabado, enhorabuena. Ahora,como bien has hecho es sacar las conclusiones positivas y modificar las negativas y aprender de ello, que eso seguro lo vas a hacer. Hay que coger experiencia, y asi, con todo lo que te ha pasado, se coge con creces. No me ha parecido larga la cronica, muy bien relatada y entretenida.

Un saludo y ahora a recuperarse y quedarse con los buenos momentos.

david leon fernandez dijo...

gracias por tu comentario, enhorabuena a ti tambien, ahora mismo no me doy cuenta quien eres pero seguro que me acordare

davidiego dijo...

bueno, aprobado por los pelos pero aprendiendo y con ganas de volver el curso que viene.

Enhorabuena por sobreponerte a todo y terminar.

Emilio dijo...

Yo solo te puedo dar la enhorabuena, debes de sentirte muy orgulloso y pararte a pensar lo que has hecho y como lo has hecho, eso es para unos pocos solo. Como me alegro krak

Ishtar dijo...

Bueno, ya verás como según van pasando los días también ves todo con más perspectiva y guardas ese día en el cajón de los buenos recuerdos. Cuando estás allí, pasándolo tan mal, te preguntas una y mil veces qué necesidad tienes de estar sufriendo tanto, pero imagino que luego hay un resorte que hace que todo compense y volvamos a plantearnos volver a hacerlo o incluso ir a algo más largo o más duro.

Así que ahora, a recuperarse bien, a descansar mucho (que recuperarse de esa paliza no es sencillo) y a buscar una próxima para poner en práctica todo lo que has aprendido :-).

Besicos!

Celina dijo...

Preciosa crónica Alfredo. Conseguiste terminar, y es verdad que con el paso de los días darás otra lectura distinta a muchas de las cosas que has vivido allí. Enhroabuena, no tengo más palabras, estoy alucinada con tu capacidad de sufrimiento y tu coraje. Un beso enorme

Xocas dijo...

¡Qué paliza! Realmente tuvo que ser un día increíble (y durillo, ¿verdad?). Me alegra mucho que hayas sido capaz de acabar con tantos problemas. ¡Enhorabuena!

floro dijo...

Furi, reitero lo que siempre digo, andamos a todo y al final no hacemos nada. Céntrate en lo que más te guste y entrénalo, te auguro buenos resultados pronto porque la base la tienes. REcuerda que yo hasta centrarme me retiré en Guadalajara y Zarautz y ahora mira...de todos modos NORABOA.

Mildolores dijo...

Guauuu, me he quedado con los ojos secos de leer del tirón. Me ha encantado la crónica, tu forma de contarlo y como lo viviste.
Me encanta la lectura positiva que sacas de todo.
Y, por fin, espero que el año que viene nos veamos en esa salida.

dezarutas dijo...

Enorabuena campeón. Lo has logrado. No te comas mucho el tarro, tiene mucho mérito lo que haces y lo que has hecho. Puedes estar superorgulloso de tí.

Si te sirve de consuelo, yo hice ese triatlón el año pasado y también lo pasé fatal. Tardé 2 horas en hacer la carrera a pié y tuve que parar varias veces. Le dí caña en la bici, y cuando me puse a correr... madre mía, y es que no hay ni una sola sombra.

Comer y beber es fundamental. Para mí la última comida antes de la competición es vital, si la pasta no la encajas, prueba con el arroz. Es más debes hacer un vaciado de hidratos y los tres días antes de la prueba darle a la pasta y a los arroces para llegar con el depósito de glucógeno hasta los topes.

Felicidades, eres un finisher.

Nacho Cembellín dijo...

Que carrera no deja un sentimiento agridulce... tan sólo unas pocas son perfectas y la primera en una disciplina lo tiene complicadisimo... a no ser q ganes claro.

Enhorabuena y... apuntate al Ecotrimad... Antonio y dos amigos mios más son quienes la han parido y se que te gustará.... como será q hasta lo mismo corro yo ;-)

david leon fernandez dijo...

no, no me importa coge las fotos que quieras, ahora si creo que se quien eres nos debimos cruzar el al ultima vuelta a pie.

Furacán dijo...

Oscar, gracias!

Ciego, pues que honor hacer el mismo tiempo que tú, a ver si sigo tus pasos.

Ángel, gracias!

David, gracias a ti también, compañero de sufrimiento jeje

Davidiego, más que aprobado yo veo un necesita mejorar.

Emilio, gracias crack!

Ishtar, la verdad es que se me ha quedado una espinita clavada pero tengo muchas ganas de que llegue el siguiente.

Celina, gracias campeona!

Xocas, fui un día increíble pero la que le sobró el postre, lástima.

Floro, ya sabes mi problema, es que me gusta todo! y además tengo el ejemplo del Pescas que es una mala influencia pero algún día me centraré.

Mildo, gracias! yo también lo espero.

Mindo, gracias! habrá que prestar más atención a la parte de la alimentación.

Nacho, tiene una pinta buenísima pero va coincidir con la prueba que organizamos aquí el club, una pena! si lo ha diseñado Antonio tiene que ser una pasada.

David de nuevo, en la última vuelta sólo vi sombras jaja

Anguila del Tea dijo...

Enhorabuena Alfredito!!! No te rayes con lo de la pasta porque en ningún momento he leido que te sintieras pesado al levantarte o con el estómago revuelto..... sinó que estabas encharcado por el agua y es normal, el cuerpo te pide beber pero no da asimilado todo el líquido. A mi también me pasa. Me imagino que como todo es cuestión de entrenarlo. Lo del calor en la carrera es fatal, pero como tu dices son las condiciones de la prueba y hay que adaptarse.
Enhorabuena por haber terminado a pesar de todo, sigues siendo una maquinota para mi.
Un besote.