lunes, 23 de agosto de 2010

XXI Triatlón de Allariz y XI Travesía a nado da Ría de Vigo

Otro fin de semana completo. El camino de preparación de preparación cara a Sanabria y Penedos me está deparando unas experiencias muy interesantes y unos fines de semana muy intensos, aquí una extensa crónica de las 2 pruebas en las que participé:

Sábado 21, XXI Triatlón Popular de Allariz.

Uno de los triatlones más antiguos de Galicia y el único que se disputa este año en nuestra provincia, motivos más que suficientes para no perdérselo. Creo que muchos o la mayoría de los triatletas ourensanos tenemos un sentimiento especial por Allariz, no fuimos pocos los que debutamos aquí. Es un triatlón que por formato y recorrido recuerda a los de antes, abierto a todo el mundo pero no por ello carente de cierta dificultad.
Existe la tendencia de hacer pruebas populares o de promoción con distancias muy cortas, lo cual por una parte está bien pero por otra, cuando el debutante es ya un deportista habitual (como sucede la mayoría de las veces), deja algo frío y le quita esa aureola de reto personal con la que nació el triatlón. Allariz en cambio creo que no defrauda a nadie, ni a triatletas internacionales como Uxío, ni a los debutantes con bici de montaña.
Por eso no es de extrañar que, a pesar de no tener premios económicos ni entrar en el circuito gallego, sea un éxito de participación y cada año más.
El que sea un éxito de participación tiene un pequeño inconveniente, y es que a la hora de nadar el río se empieza a quedar pequeño. Este año incluso se barajó la posibilidad de salir en 2 tandas pero al final se optó por no hacerlo.

Natación.
El día estaba de lo más caluroso. Con la provincia en alerta naranja esa tarde el termómetro del coche marcaba 39º a mi llegada a Allariz. ¡A ver ahora quien es capaz de correr en estas condiciones!
El agua del río estaba caliente (para los estándares de aquí, esto es sobre 19º), cosa nada habitual. Teniendo en cuenta que al día siguiente me esperaba la travesía de la Ría decidí no mojar el neopreno y competir sin él. Para los que somos malos nadadores la diferencia entre llevarlo o no se traduce en unos cuantos segundos (entre 2 y 6" cada 100 m según tengo entendido) pero considerando lo torpe que soy para quitármelo al final seguro que iba ser lo mismo. Además así quedaría algo más fresco para la bici :-)
La salida fue un poco desastre y se resume en: todos para atrás... ahora un poco para alante... venga va ¡salid!
280 brazos y piernas dando golpes a diestro y siniestro.


No hay mucho que comentar, de la ida la mayor parte no pude nadar a mi ritmo y tuve que limitarme a ir detrás de la gente porque no había hueco por donde pasar.
Tras el giro del puente ya se despeja un poco más . La vuelta la hice cómodo aunque sin ver gran cosa ya que el agua estaba bastante turbia, más de una vez tuve que quitar hojas que se me quedaban pegadas a las gafas.
Salgo del agua en 16'07", parcial 84º. No es un buen puesto ni un buen parcial. Pese a todo esos 23" más que el año pasado, donde nadé con neopreno, entra dentro de lo asumible.


Transición.
Salgo como un rayo a coger la bici, confiado además en que como no tenía que quitarme el neopreno iba adelantar muchos puestos (la mayoría de la gente nadó con él) Craso error, hice una transición lamentable con la cinta del casco enganchada a una de las almohadillas del acople. En fin... ni con esas.


Mientras tanto Floro ya se iba, el Neno ya se iba... y ¡el Xocas! que salió unos segundos antes que yo en la natación. Como se notan las vacaciones, como le den tiempo para entrenar la lía.
Al fin me calzo las zapas y salgo corriendo de la alameda (cloc, cloc, cloc...) entre los ánimos de la aficción naranja (los Ramos, Marcial, etc...)


Bici
24 km, perfil divertido y recorrido precioso. Para el espectador no es el ideal porque no puede ver a los participantes salvo en la salida y llegada pero para el triatleta es precioso, carretera tranquila, pasando por los pueblos, disfrutando del paisaje y viendo a los primeros venir de vuelta (o a los últimos subir dependiendo del caso) ¡Un lujo!

Perfil. Sobre 300 m de desnivel positivo.

Para mí hoy era un test a ver como me respondían a las piernas y el sector de bici la verdad no me dejó descontento. Es cierto que hacía mucho calor, sobre todo se notaba subiendo. Llegaba un momento que hasta resultaba desagradable la sensación de inhalar aire más caliente que tu propio cuerpo.
Durante todo el camino iba pensando "a ver quien es capaz luego de correr" ¡miedo me daba llegar a la transición!
De todas formas la bici bien, prácticamente todo el recorrido en solitario, a mi ritmo y reservando un poco. Sólo recuerdo que me adelantaran 2 triatletas, una zebra de Santiago y Javi Anta. En cambio gané muchas posiciones, adelantaría en torno a 20 personas.
El único incidente destacable fue la pérdida de mi bidón en torno al km 14. Torpe y patoso que soy se me escurrió de las manos mientras intentaba refrescarme. Es certo que el agua estaba ya caliente pero ahora iba tener que aguantar los últimos 10 km sin agua y rezar para que la dieran en la transición.
Por suerte ese final del recorrido era prácticamente cuesta abajo. Una gozada, como iba solo disfruté de lo lindo trazando las curvas.
Final del trayecto: 47'28" sobre la bici, 30,13 Km/h de media y 59 de máxima. No está nada mal. Parcial oficial 49'01" (60º)

Transición.
Justo antes de desmontar alcanzo a Jesús y entramos prácticamente juntos en la transición.
Anécdota: mis zapatillas de bici tienen 2 velcros, al intentar desabrocharlas en marcha en la de la izquierda desabroché el que no era con lo que luego no podía sacar el pie. Al final pude rectificar a tiempo.
Dejo la bici en el box, pillo la gorra, las zapas y a intentar correr.
-¡Dorsal hacia delante! - Modesto de juez hoy es inflexible hasta con los miembros de su equipo :-)

Carrera
Empiezo a correr con la amenaza de Lalo pisándome los talones. Cuando yo salía él entraba.
-¡Ya estoy aquí!
La única duda ahora sería saber si me alcanzaría antes del primer km.
Está en una forma impresionante, da gusto verle correr. Me metió casi 3' en 5 Km, el 9º parcial y corriendo muy relajado.
Bueno yo a lo mío, que bastante tenía con intentar sobrevivir. El recorrido era nuevo, decían que más suave pero yo no lo vi así. Quizás tuviese menos desnivel acumulado pero había tramos que casi podían calificarse de cross, bajada de escaleras, etc.


Lo único bueno es que tenía bastante sombra lo que unido a los abundantes avituallamientos hacían que fuese llevadero para el calor que hacía.


Me gustó mucho el paso por las instalaciones de la piscina, estaba muy entretenido con tanto público. Me cansé de chocar manos de niños pero se agradece muchísimo, es un subidón.
Al final acabé dando cuenta del recorrido, las sensaciones no fueron buenas y no lo considero un buen parcial pero salvo por Lalo continué con la remontada de puestos. 21'27" de carrera y parcial 43º.


En total 1h26'35" de triatlón y puesto 60º. En términos globales casi medio minuto mejor que el pasado año gracias a la mejora en bici porque en los otros 2 sectores empeoré.

Uff ha sido duro... (Fotaza de Benjamin Area)

Puestos a sacar conclusiones:
-Positivo:
-No perdí mucho en la natación pese a ir sin traje
-Buen parcial de bici
-Supe superar los malos momentos de la carera a pie.
-Disfruté
-Negativo:
-Se me cayó el bidón (como me pase eso en Sanabria lo llevo claro)
-Carrera a pie con malas sensaciones.
-La Tª me resultó muy molesta
-La carrera se me hizo demasiado larga para ser sólo 5 Km.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Uxío Abuín Muralla Lugo 1:05:19
2º Manu Piñeiro Fluvial Lugo 1:07:41
3º Pedro Antonio Esmoría Muralla Lugo 1:09:29

Femenina
1ª Marta Barbeito A.D. Fogar 1:25:51
2ª Lorena García Universidade Vigo 1:29:42
3ª Silvia Veira A.D. Fogar 1:32:38

Galerías de fotos: albertinho, colomo, bagrap I, bagrap II
Muchas gracias a Benjamín Area por el resto de las fotos que acompañan a esta crónica.


Domingo 22, XI Travesía a nado da Ría de Vigo

Acabamos el triatlón y 12 horas más tarde en pie, que hay que salir para Vigo. El objetivo: atravesar la Ría a nado desde Moaña, sobre 3,7 km o más dependiendo lo recto que nades jejeje
Ya había participado 2 veces, la épica edición de 2007, con rayos y centellas, y 2008, pero esta era la primera vez que iba ir tras haber competido la tarde anterior. No os penséis que fui el único, hay mucho vicios@ por ahí suelto, algunos hasta traíamos las marcas de los dorsales de ayer en la pierna (era un buen rotulador, tardaba en salir) :-D
Así, el domingo por la mañana en el naútico nos encontramos este que escribe, Jesús, el Xocas, André, Lorena, unos cuantos del Fogar entre los que estaba la ganadora de ayer, y alguna que otra cara conocida. Si es que hay gente pa tó, hay quien empalma una fiesta con otra y hay quien empalma competición con competición.
A pesar de que siempre me deja mal sabor de boca (en sentido literal) me gusta esta travesía, atravesar la Ría es un reto y siempre supone una aventura. Si hace 3 años era la tormenta la que le puso el toque de emoción, este año había de ser la densa niebla la que nos sumiera a todos en la incertidumbre. Cuando llegué a Vigo no se veía nada, pero nada de nada. La visibilidad no llegaría ni a los 100 m.
Era de suponer que a lo largo de la mañana abriera pero la pregunta era si lo haría a tiempo. El permiso para atravesar la ría expiraba a las 14:00, luego habría que reanudar el tráfico marítimo. ¡La organización tenía algo de margen para jugar con los horarios pero no demasiado!
Pese a todo, como estaba previsto, a las 10:15 nos suben a los autobuses rumbo a la playa de O Con en Moaña. ¡Cruzando el puente de Rande ni siquiera se veía el mar!
Por el camino Jesús y yo nos acordamos del Pesca,¡quien lo vería!
Cuando llegamos a Moaña, la bruma ya se empezaba a levantar, seguía sin verse Vigo pero si algunas boyas.
Nos ponemos los neoprenos y a esperar...

Jesús y yo, junto a José Luis la representación del club hoy.

A los autobuses les dicen que no se vayan por si tenían que traernos otra vez de vuelta.
Al final llega la noticia de que los jueces y capitanía marítima dan el visto bueno y que la travesía se podría celebrar.
Voy probar el agua, en la playa está más fresca que mar adentro, a ojo calculo 16º en la playa y 17º en la ría. Buena temperatura para el neopreno. Hubo gente que nadó a pelo, los nadadores que querían puntuar para el circuito de larga distancia estaba obligados. Hay que ser valiente.

Con un poco de retraso nos colocamos en la zona de salida.
Un minuto de silencio en memoria de Alejandro Febrero y en medio de una gran atención entre espectadores humanos y no humanos...

Delfines mulares o arroaces que estos días están por la ría se acercaron a curiosear. Foto de José Manuel.

... se da la salida. ¡Allá vamos!
Al principio la cosa fue bien, nado continuo, en grupo y sin problemas. ¡Nado relajado y disfrutando!
El primer incidente para mí sucedió en el minuto 16 de la travesía y 34" ¿como lo sé? porque del encontronazo con un "nadador" se me paró el crono. El hombre este iba por mi derecha, se me cruza por delante, me freno para no atropellarle pero no contento con eso vuelve a su izquierda y se para en seco delante mía. No sé la explicación a tal comportamiento ya que la orientación no era problema (íbamos en medio de un grupo de unas 10 o más personas)
Me enfadó y le solté un - ¡joder, ya te vale! que dudo que me oyera. Por su culpa perdí el grupo aunque luego volvería conectar con ellos.
De toda la longitud de la travesía hasta el 2500 lo disfruté mucho, el día empezaba a abrir, el mar estaba en calma, la natación era limpia pero al mismo tiempo llevaba gente cerca con lo que no te entraba la paranoia de verte sólo en toda esa masa de agua.
Como nadador no valgo un duro pero por unos momentos me sentí pez y comprendí porque las travesía y las aguas abiertas enganchan tanto, sensación de libertad a tope, no hay líneas ni corcheras, ni paredes, eres tú y el medio.
Luego por desgracia otro impacto me hizo despertar de mi ensoñación. Se repite la jugada, un tío (que no sé si era el mismo) se me cruza hacia la izquierda, me paro, lo dejo pasar (iba hacer más metros pero allá él), continúo mi camino con la referencia de otros nadadores y al poco tiempo vuelta a lo mismo, se me pone justo delante y se para...
No, si a este paso van tener que hacer un examen para sacar el carnet de nadador porque no es normal...
Reconozco que parte de la culpa es mía por ser un flojo, porque a estos los pillan en un triatlón y les pasan por encima pero uno no está acostumbrado a esas artes de marrullería e intenta evitar los contactos.
En fin sigo nadando, esta vez más a mi aire, con referencia visual de otros nadadores pero trazando yo el camino según las boyas y otras referencias. Mi grado de misantropía ha aumentado a lo largo de la travesía por culpa de estos incidentes y ahora prefiero ir solo.
La costa se veía cerca y pensé en apretar un poco, claro que no contaba con pillar todos los bancos de algas que encontraba a mi paso. Supongo que alguien más también le pasaría ¿o era yo el único pringado? si casi me quedo enredado jejeje
Así serían los últimos 500 m hasta la entrada del puerto deportivo. Este año la entrada en el naútico cambiaba un poco por la construcción de una ampliación en el puerto que obligaba a hacer una especie de rodeo. Unos metrillos de más pero ya puestos...
La travesía ya estaba el bolsillo, quedaba lo peor y lo más feo pero sin dificultad. El laberinto del naútico es una guarrada, ya metros antes el agua huele a aceite y gasolina y una vez allí la sensación de nadar es asquerosa. El agua parece que pesa, o es más densa o no deslizas nada, resulta agobiante, menos mal que dura poco y la alegría de completar la travesía lo compensa. De todas formas hay que tener cuidado con tragar agua de allí que sabe Dios lo que puedes pillar.
Bueno pues nada, al igual que el resto de la travesía la llegada fue también en grupo. Tuve la poca inteligencia de salir por un lado de la rampa donde costaba ponerse de pie por lo que a pesar de que toqué tierra al mismo tiempo que la nadadora que me precedió en las clasis me pusieron 5" más.
Tenía puestos los tapones en los oídos así que no escuché bien el tiempo que me dijeron pero al oir una hora veinti... en un primer momento me decepcionó ¡por mis entrenos en piscina estaba seguro de que bajaría de 1h20'!
De todas formas acto seguido me di cuenta de lo estúpido de mi pensamiento. Nadé, llegué y disfruté ¿que más necesito?
Por si me quedara alguna duda el vale del helado las eliminó todas ¡que bueno estaba! ¡vaya si mereció la pena venir!

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Hugo Alberto Alves (POR) 43:38
2º Pedro Nuno Araujo (POR) 46:58
3º Fco. Javier García 47:06
Femenina
1ª Soraia Vanessa Alves (POR) 49:21 (hermana del ganador, todo queda en casa)
2ª Ana Filipa Araujo (POR) 49:29 (hermana del 2º clasificado)
3ª Xenia Vilariño 50:10

Galerías de fotos: Diego Viruel,

10 comentarios:

Jaime N@v dijo...

Que bonito y que pasada, si es que no paras!!!.
Genial!!!

Angel dijo...

En esto solo puedo decirte que eres un mostruo, despues de este fin de semana. Un crack por acabarlos y disfrutar.

Enhorabuena, campeon.

Un abrazo.

Ishtar dijo...

Ostris, qué horror con la turra el tri... lo malo es que en Galicia en estas fechas lo mismo te achicharras como que te caen chuzos de punta...

Y, la travesía, genial también, a mi me gusta nadar con gente aunque de vez en cuando te pegues algún porrazo :-)).

Besicos!

runner48 dijo...

Estás hecho un verdadero crack amigo, sigue así disfrutando...

Mildolores dijo...

Enhorabuena, buena carrera. Aunque debes vigilar esos pequeños detalles ( la cinta del casco, los velcros del calzado...) en las transiciones, es una pena ver como se marchan gente que salen por detrás de ti en el agua ¡con lo que cuesta sacarles cinco metros en el nado!
Pero lo dicho, en horabuena.

De la Travesía no digo nada, reconozco que no me la he leido, lo dejo para luego, que me tengo que marchar ;)

Atalanta dijo...

Enhorabuna, buenas competiciones y buen entrenamiento para Sanabria. Me siento muy identificado con tus problemas con la natación :). Si es que no nos entienden. Cuidadín con el Xocas que anda desaparecido, medio concentrado en sus vacaciones.

Carlosgbg dijo...

Hola he descubierto tu blog a través del sitio Bloggers Running Team, ya que mi blog es parecido al tuyo, te escribia para ver si me podias agregar a tu lista de blogs, yo haría lo mismo con el tuyo en mi lista. La dirección de mi blog es http://ultimosmetros.blogspot.com
Así vamos formando una buena comunidad bloguero runnera jeje

Un saludo y muchas gracias!

Furacán dijo...

Jaime, de eso se trata, de no parar jejeje

Angel, jeje no es para tanto, fuimos unos cuantos los que doblamos el finde.

Ishtar, ya te digo, pues casi me alegro de no ir a Pulpi porque ahí son 10 km y puede ser mortal!

Runner, gracias amigo!

Mildo, ya, lo raro es que no te pase nada, no sé como hacen los de la WC ¡es que cuando no es una cosa es otra!

Atalanta, el Xocas está hecho un monstruo, dobló las 2 competiciones como un campeón y acabó todo fresco. Lo que yo digo, el día que pueda entrenar la lía!

Carlos, ya está hecho, gracias por la visita!

Xocas dijo...

¡Ya estoy en Vigo! (Mal que me pese, prefería seguir danzando por ahí fuera, je, je.) A ti sí que te veo bien, estas semanas sólo le he pegado a la carrera y a la natación. Allariz me encantó, el pueblo y sus alrededores dan mucho de sí y el formato del tri está muy bien. Es una lástima que no sea olímpico. En cuanto a la travesía, creo que fue común que todo el mundo hizo más tiempo de lo que esperaba.

Carlosgbg dijo...

Gracias por enlazarnos makina, hago lo mismo y te sigo!

Un saludo!