lunes, 9 de agosto de 2010

XIV Carreira popular de Cartelle y I Travesía a nado Costa Serena

Estos 2 eventos han sido los que han puesto la guinda a una intensa semana de entrenamientos. El sábado se disputaba la 14ª edición de esta carrera popular, un circuito de perfil sinuoso que cubría unos 10 km entre las 2 principales poblaciones del ayuntamiento de Cartelle.

Perfil

En una tarde de mucho calor a las 20:15, hora de la salida, los termómetros todavía marcaban 34º. Esto iba endurecer todavía más la prueba y al mismo condicionaba por mi parte la estrategia a seguir: primer tercio de la carrera muy suave, segundo tercio a ritmo objetivo y último tercio a intentar mantener el tipo.
Por la mañana ya me había metido 2 horitas de bici, así que muy fresco no llegaba, y tenía también algunas molestias musculares debido al kayak sin apoyapies que usé el viernes, pero bueno, es lo que toca.

En esta carrera la salida y la meta distan 7 km por lo que nos trasladan en autobús (salvo algunos valientes que fueron corriendo) Este año pude ir en el primer viaje así que llegué a la zona de salida con mucho tiempo de antelación. No calenté mucho porque con el calor que hacía tampoco merecía la pena, alguna movilización articular y 10-15' de trote con Xabi, J.J, Milo y algún colega más por ahí.

Sobre las 20:25 se da la salida -con llegada in-extremis de Toño y Pesca (que raro... los animalitos venían de hacer el sector de bici del tri por relevos de Allariz)- y nos ponemos a correr.


El primer km es cuesta abajo y una vez más hay gente que sale rapidísima. No hace falta ser el pulpo Paul para saber que, con el día que está, luego va haber muchos "cadáveres" por el camino.
No entro en el juego de salir rápido, el 1º km hago lo previsto: trote y dejarse llevar. De todas formas supongo que el cartel del 1 estaría mal colocado: 3'23" no se correspondía en absoluto con mis sensaciones, calculo que le faltaban unos 100 m. Del resto de indicadores hasta el 7 ya me fijé cuando venía en coche que si que coincidían con lo que marcaba el cuentakm.
A partir del puente sobre el río Gato comenzarían a sucederse una serie de subidas (y también bajadas pero la tendencia era ascendente) sin grandes porcentajes pero también sin un metro llano. La carretera no tenía muchas sombras y el asfalto estaba caliente, casi era mejor seguir la línea blanca como hacen los del Badwater jeje. Por suerte aquí los avitullamientos fueron muy abundantes, cada 2-3 km, lo que facilitó muchísimo las cosas. Además los vecinos también se portaron ya que, además de animar, en el km 3 o así un paisano sacó la manguera de su jardín para refrescarnos.


Con respecto a mí todo iba según el plan, hasta el km 4 no comencé a correr de verdad: parciales de 3'57", 4'12" y 3'54" para plantarme en Outomuro y comenzar la vuelta de 3 km antes de entrar en meta. Como era previsible remonté mucho puestos.


Me encontré muy bien de fuerzas en toda la carrera aunque técnicamente me dio la impresión de correr bastante mal, supongo que llevaba bastante carga encima. Pese a mis temores el calor no supuso un gran contratiempo gracias a la cantidad de avituallamientos, aunque acabé como si participara en un concurso de camisetas mojadas :-))
Tocaba afrontar la última parte de la carrera que es la que menos me gusta por los tramos de pista con piedras y grava (y eso que estaban en mejores condiciones que el año pasado)
Pasé por el cartel de km 9 en menos de 36' suponiendo que sería posible bajar de 40 a pesar de saber lo duro que es este último km. Iba en un grupo con Roy de Xinzo, el juvenil David Casas del Academia y Rama de Ponteareas. En la cuesta alcanzamos también a Amador del Porriño, aunque luego Rama y Roy se irían por fuerza y yo me quedaría con David.
Coronamos y una vez en el llano dimos alcance a mi compañero de equipo Samuel. Tras un intento fallido de dejarlos atrás acabo sucumbiendo en la recta de meta ante mi falta de final.


Entro prácticamente andando: 41'09" y puesto 21º. El último km me ha salido en 5'16" seguro que estaba mal medido aunque quizás valga para compensar el 1º más corto.
Doy por bueno el tiempo y el resultado, es 1' más de lo que hice el año pasado pero las condiciones no son las mismas, hasta el ganador (que repetía título) hizo 1'50" más. Por lo demás, la carrera yo creo que merece la pena. Me gustaba más el recorrido que se hacía años atrás pero bueno, el sitio no es feo y la gente anima mucho.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Francisco José Serra Alejandro Gómez -NB 36:13
2º Manuel Martínez Ourense Atl. 37:20
3º Nemesio López 37:22

Femenina
1ª Guadalupe Lodeiro Gimnástica de Pontevedra 44:27
2ª Mª Rosario Figueroa Corredoiras Bueu 47:25
3ª Teresa Varela 48:11

Galería de fotos: o mundil, marcos,

Esto fue el sábado, 12 horas después ya estábamos rumbo a la siguiente cita del fin de semana: I Travesía a nado Costa Serena, 3400 m entre la playa de Santa Marta en Baiona y Playa América en Nigrán.


La verdad es que lo de "Costa Serena" siempre tranquiliza un poco :-) pero me habían dicho que durante toda la semana el viento había estado soplando bastante fuerte de norte y que las condiciones del mar estaban un poco complicadas aún en una zona resguardada como esta.

Al final por suerte coincidió un día precioso, sin viento y con un mar en calma como podéis ver en la foto:

Panorámica Playa América

El ambiente estupendo, más de 100 participantes (juego de palabras que alguien inventó: cen-tolos :-)), algunas caras conocidas y otras no tanto, y bastantes triatletas; de nuestro club nos atrevimos 5.

Jesús, Cuco, servidor, Javia Anta y José Luis.

Nos trasladan en autobús hasta Baiona, nos ponemos los neoprenos, vaselina para el cuello (ya soy un experto, en la playa unté a 3 personas jajaja) y vamos a probar un poco como está el agua antes de esperar en la arena la salida.


Ahora la discusión era que usar como referencia para orientarse en el agua. ¿El tejado del pabellón, los barcos, la iglesia...? Decían que iba haber 3 balizas pero yo la verdad no vi ninguna.
Quizás el único pero que se le podría poner a la travesía, eso y las pocas embarcaciones acompañantes, 4 para más de 100 participantes me parecen pocas.
Del resto cumplieron de sobra, el trato, el ambiente y el interés en que todo saliera bien.

Tras pasar lista como en el colegio nos ponemos en marcha.


Hasta llegar a la altura de monte Lourido no hubo problema, veía nadadores, chapoteos, pies y brazos... pero una vez pasado el 1º Km o km y medio ya me quedé solo. Pero con lo de solo me refiero a no ver a nadie, ni nadadores ni barcos ni ninguna referencia.
- Bueno, digo yo que es todo recto, malo será...
Mosquea un poco, sobre todo porque tengo muy poca experiencia nadando en el mar. Me daba miedo pillar alguna corriente o así y que me fuera desviando de la ruta por lo que de vez en cuando sacaba la cabeza para saber si iba en la dirección correcta (sin aclararme demasiado por otra parte) Aunque la costa estaba relativamente cerca el mar te hace sentir pequeño. Es una sensación contradictoria, te ves ahí solo pero al mismo tiempo también sientes una especie de paz difícil de explicar.
Disfruté de esas brazadas, del paisaje y de la sensaciones...
Sobre 10' más tarde volví encontrar presencia humana ¡otro nadador!
Yo no tenía muy claro hacia donde estaba nadando así que en principio me dispuse a seguirlo pero luego lo vi cambiar a espalda, a braza, a espalda...
-Estamos buenos, mejor sigo mi camino.
En pocos instantes lo perdí de vista, seguro que hasta llegó antes que yo. Tenía una sensación horrible de ir haciendo eses, hasta creía que seguramente los nadadores que venían detrás me habrían adelantado y yo iría el último desviado de la ruta original.
Si no estaba preocupado es porque ya empezaba a ver Playa América a la derecha y las condiciones del mar estaban estupendas, hasta el agua no estaba fría (para mí y para ir con preno)
En una de esas brazadas solitarias empecé a ver puntitos brillantes debajo mía. Creo que fue mi regalo de travesía, ¡un banco de peces (sardinas?) nadando debajo! Me encantó aunque claro, uno ha visto tantos documentales que no pueden dejar de venírsele a la cabeza las imágenes de cualquier depredador emergiendo a superficie con la boca abierta :-)
Todavía con la emoción de los pececillos me vuelvo encontrar con otro nadador. Este iba a crol y parecía saber a donde se dirigía. Lo sigo y al poco tiempo se para (!).
Yo también hago lo mismo y empezamos un diálogo en el medio de la ría.
- Estoy más perdido...- me dice el veterano
- Creo que tenemos que ir hacia donde están esos barcos (puntitos blancos a lo lejos).
...
Pues eso, seguimos nadando.
Llevabamos ya un buen tramo de playa América y ahora lo que quería averiguar era la zona en la que había que poner pie a tierra. Se supone que estaba señalizada con banderines de esos de Coca-cola y Powerade pero localizarlos en una playa cada vez más llena de gente y de sombrillas se antojaba difícil.
Mi compi de travesía se fue hacia la playa en una zona donde estaban unas velas en la arena, quizás confundido en un principio. Me hizo dudar pero luego al ver que seguía en paralelo junto a las boyas amarillas que delimitan la zona de baño ya supe que allí no era.
- Voy seguir hacia donde están los barcos y espero no pasarme.
Me fastidiaba tener que levantar la cabeza tantas veces, ya me dolía el cuello pero por lo demás la natación era una gozada y el paisaje precioso.
En una de esas vi una zona de la playa con muchísima gente (muchos puntos negros en realidad lo que vi) y me supuse ahí debe ser, no sin pararme 3 o 4 veces a mirar.
-Anda que como no sea y esa gente esté ahí por otra cosa...
Lo que me acabó de convencer fue ver al compañero (que lo había perdido de vista hacía un tiempo) ir hacia allí.
-Mira que bien hizo ir más pegado a la costa, se ahorró unos metros.
Bueno pues al final si que era el lugar correcto...
Aplausos de la gente, me pongo en pie, quito los tapones de los oidos



1h11'27" y pese a todo se me ha hecho corto. Creo que he nadado fatal pero bueno, lo he disfrutado muchísimo.
A pie de playa estaba mi compi el Neno que había venido a mirar y que al final ya se arrepentía de no haberse apuntado jejeje

Comentando las incidencias de la travesía

Despues de mi llegada aún llegaron unos cuantos nadadores más así que pese a mis pensamientos durante el nado no era el último ( aunque poco le faltó jejeje).
En resumen: experiencia magnífica, tramo de costa precioso para nadar, excelente ambiente entre los participantes y una organización muy voluntariosa y con ganas de sacar este proyecto adelante. Esperemos que se consolide porque el marco es ideal.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º David Rodríguez 40:01
2º Diego Sotelo 40:16
3º Alberto González 42:44

Femenina
1ª Sandra Presas 42:35 (3ª clasificada absoluta)
2ª Mónica Incera 42:44
3ª Bogna Mazur 50:02

Estos fueron los premiados

Galería de fotos: 1, 2,3,

8 comentarios:

Angel dijo...

Vaya pedazo fin de semana que te has metido. Muy buen tiempo en la carrera y mejor tiempo en la travesia. Enhorabuena y ahora a seguir entrenando, aunque quizas notes el cansancio.

Un saludo

Participante dijo...

Hubo un pequeño error en la entrega de premios y la chica que aparece como tercera clasificada, realmente quedó cuarta. La "verdadera" tercera fue la nadadora Bogna Mazur, tal y como aclara el organizador en el foro de i-natacion:
http://www.i-natacion.com/foro/index.php/topic,3364.75.html

Jesús Carlos dijo...

Buenas. Enhorabuena por disfrutar de la travesia. Para orientarte bien y aunque acabes hasta las narices, tienes que levantar la cabeza cada 7 u 8 brazadas, siempre buscando un punto de orientacion.
En este caso el tejado del polideportivo era lo mas acertado. Ya que la barca que guio a los primeros mas que orientarnos iva de paseo maritimo.
Ahora toca seguir entrenando para tu gran objetivo. Alli sera mas facil de orientarse. Saludos y a seguir entrenando

Xocas dijo...

Buen fin de semana. Enhorabuena por ambas participaciones. Me da la impresión de que también le estás cogiendo el truco a las travesías.

Atalanta dijo...

Menuda tralla llevas también. Buena carrera después de buen entreno matutino. Es una pena no tener el mar cerca para hacer alguna de esas travesías. Aunque tendría los mismos problemas que tú, para mi, hacer esas distancias, me parece una gozada. Hace relativamente poco tiempo lo consideraba utopía.

Emilio dijo...

Enhorabuena por las dos carreras. 3400m? solo te faltan 400 mas.....Ah si hay fiesta de camisetas mojadas me avisas pero de chicas¡¡¡¡

Celina dijo...

Uf, correr con ese calor debería estar prohibido, me alegro de los abundantes avituallamientos y me ha gustado mucho tu comentario del pulpo Paul, je. Por cierto, qué bonita es Baiona y cuántos baños me he dado en Playa América! aunque creo que no me animo a una animalada así. Felicidades, besiños

Furacán dijo...

Ángel, buen tiempo en la travesía no pero también sufrí menos que en la carrera jejeje

Participante, gracias por el comentario.

Jesús, me cuesta mucho eso de levantar la cabeza, me freno muchísimo, no sé como lo dan hecho los waterpolistas. Será cuestión de seguir prcticando. Gracias.

Xocas, pues el truco no sé, de moemnto las que he hecho las he disfrutado, claro que en esta el mar estaba muy tranquilo, si hubiera oleaje sería otra cosa.

Atalanta, yo también, quien me lo diría no hace muchos años!

Emilio, pues los 400 no pero unos cuantos m de más si que debía hacer, que mal jejejej

Celina, todo es ponerse! y tú eres capaz de todo!