sábado, 14 de mayo de 2016

I Castro Trail

Para completar la trilogía del trail cierro esta minitemporada con una nueva prueba cerquita de casa. No tenía pensado correrla pero como se estrenaba en el calendario y estaba a 30' de coche pues aproveché para hacer un entreno de tirada larga y de paso apoyar a las organizaciones locales. Al ser así en un pueblo pequeño merece la pena. Además me gusta volver a ver a la gente de por aquí, que somos casi como una familia, y con mucha ya hacía bastante tiempo que no coincidía.


Al contrario que las últimas semanas, esta vez el tiempo no acompañó demasiado. Mañana muy gris y algo lluviosa, temperatura tirando a fresca. El perfil por lo anunciado no presentaba un desnivel muy grande, creo que sobre 600 metros de desnivel positivo repartidos en 22 Km, menor que la semana pasada en Tui por ejemplo. A primera vista parecía una prueba rápida y corrible.
Sobre 120 corredores en línea de salida. Media hora antes algunos más participantes en la andaina que se organizaba conjuntamente. Luego los iríamos encontrando por el camino. Es quizás el mayor pero que el pongo a este trail, nos estorbamos y hasta resultó peligroso para ambos, para siguientes ediciones o recorrido alternativo sin coincidir tanto trayecto o salir nosotros antes.
La verdad es que antes de empezar no tenía muchas ganas, me notaba cansado y me dolían las piernas, tenía agujetas de 2 días antes y unos problemas musculares que notaba en las subidas fuertes. Confiaba que conforme avanzara la prueba me encontraría mejor. De todas formas mi intención era ir tranquilo, intentando asimilar el entreno, sumar y no restar.




Al principio fui detrás de María Ferreiro pero cuando llegaron la cuestas de verdad no la di seguido. Que bien sube esta chica, da gusto verla. Me estaba sacando de punto y dije, quieto que quedan más de 15 Km y no merece la pena.
En general las cuestas no eran muy largas ni muy duras pero era el típico terreno rompepiernas, subes, bajas... muscularmente a mí me destroza, de hecho acabé bastante más cansado que en Tui o en el BTTrail.
Después de unos inicios por senderos tuvimos que transitar también por algún que otro tramo de monte a través. Aquí coincidí con Antonio Folgoso que baja tan mal como yo e hicimos unos cuantos kilómetros juntos. No es que fuera muy complicado pero tampoco lo sería tropezar en alguna rama y caer. No me voy jugar la temporada aquí, eso está claro.  Luego tampoco me sentía con muchas fuerzas para subir y me descolgué.
Al final de un tramo de bajada, aproximadamente a media carrera, se formó un grupito grande con Xabi, Losada, David Carnero y otros. En medio de un ambiente distendido subimos uno de los cortafuegos recordando tiempos pasados.




Tras pasar el segundo avituallamiento lo que restaba de carrera era ya más favorable. Bajadas rápidas en las que el mayor problema era sortear los senderistas.
El tramo final nos reservaba una sorpresa en forma de pared. En realidad no debería serlo porque ya habíamos pasado al principio pero bajando no parecía tan empinado.
Superado este último obstáculo ya sólo queda prácticamente entrar en meta. Puesto 28º y 2h07'21", bastante fundido para ser una carrera que me había tomado con calma



Pero bueno, bien, tampoco hay queja. A veces se está mejor y otras peor. No es mi terreno pero ya se sabe, cuando sales de la zona de comodidad es cuando creces. Ahora toca ya cambiar de escenario. 

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Saturnino González Veteranos Pabellón  1:40:42
2º Cástor Salgado  A.D. Limiactiva  1:49:07
3º Iago Abeledo  1:49:43

Femenina
1ª María Ferreiro Ourenrunning  2:02:28
2ª Elena Pérez Ourenrunning  2:14:20
3ª Belén Rodríguez  2:15:42

No hay comentarios: